fbpx Causa armada: detuvieron al director de la murga de la 1-11-14 que fue reprimida por la Gendarmería de Patricia Bullrich | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 06.09.2019
Causa armada: detuvieron al director de la murga de la 1-11-14 que fue reprimida por la Gendarmería de Patricia Bullrich

Gustavo "Marola" González, que fue víctima de la represión y el hostigamiento de la Gendarmería en enero del 2016, volvió a sufrir junto a su familia el abuso de una fuerza de seguridad. 

El miércoles 4 de septiembre, el director de la murga de la 1-11-14 del Bajo Flores, Gustavo “Marola” González, que fue víctima de la represión y el hostigamiento de la Gendarmería en enero del 2016, volvió a sufrir el abuso de una fuerza de seguridad. Según detallaron allegados a la familia “González y toda su familia sufrieron una detención ilegal. Fueron allanados sin orden. Además, el abogado del director de la murga, Adrián Albor, denunció que “les metieron droga y la secuestraron sin testigos”.

Cabe recordar que por aquella represión de Gendarmería hay varios gendarmes separados de su cargo y esperando fecha de juicio oral.  En relación a los nuevos hechos vecinos informaron que en los allanamientos fraguados se colocó estupefacientes para armar una causa. 

Fueron detenidos junto a su hijo a disposición del fiscal Pagano Mata y de la jueza Zangaro del fuero Penal de la Ciudad de Buenos Aires. Sobre los sucedido el abogado de González denunció: “Cual si se tratara de una casualidad, el cabo Lucas Lunghi de la GNA asegura que horas después vio al hijo del director de la murga (Damián González) en actitud sospechosa, por lo que lo corrió y le encontró estupefacientes. Damián niega el hecho, del que se enteró en la fiscalía. Lo curioso es que supuestamente los detenidos abrieron sus hogares espontáneamente a los gendarmes, pero las puertas están rotas por haber sido abiertas a los golpes”.

Cabe recordar que en 2016, luego de que ocurrieran los hechos represivos, González diálogo con Agencia Paco Urondo y sostuvo que en aquel momento le pidieron por favor a la Gendarmería “que no avance, que retroceda. Les hablamos tranquilos pero a los policías no les importó, siguieron avanzando y atropellaron a dos chicas de la murga”.

El director relató también como lo empujaron y le dispararon con una bala de plomo y después de goma. También dispararon contra su hijo Jonathan de 14 años.