Violencia Institucional //// 10.01.2019
Asesinato de Rafael Nahuel: "En más de un año, no encontraron una sola prueba que avale la existencia de un enfrentamiento"

Entrevista a Santiago Rey, periodista y autor del libro "Silenciar la muerte. Crónica e investigación sobre la vida y asesinato de Rafael Nahuel" (editorial Acercándonos). 

Por Enrique de la Calle

Agencia Paco Urondo: El juez Leónidas Moldes cerró la instrucción (elevó la causa a juicio) procesando a cinco prefectos y a dos mapuches. A los uniformados les imputó el posible delito de exceso de la legítima defensa, lo que significa que avaló la teoría de un enfrentamiento. ¿Es así?

Santiago Rey: El juez Moldes hace dos meses que está trabajando en la investigación, eso hay que recordarlo. Según las pericias, el Grupo Albatros disparó entre 114 y 129 veces. Sin embargo, el juez procesó a los uniformados bajo la figura de exceso en la legítima defensa. Es decir, creyó en la teoría del enfrentamiento que desde un primer momento alentó el ministerio de Seguridad, de Patricia Bullrich, a pesar de que no hay ninguna prueba en ese sentido. 

APU: Para avalar la teoría de un enfrentamiento entre los mapuches y el Grupo Albatros: ¿El juez toma como única prueba un intercambio de whatsapp de los prefectos?

SR: Lo dice el propio juez en la causa. Da por válidos esos audios, que considera verosímil. No toma en cuenta las pericias, por ejemplo. Al respecto, hay un debate sobre la pericia que busca determinar si hay restos de pólvora en el cuerpo de Rafael Nahuel. La primera pericia del Centro Atómico estableció que no. Después, hay otra pericia que contradijo ese estudio, pero fue objetada. Y vuelvo a la teoría del enfrentamiento: el juez no pudo determinar la existencia de otras armas (excepto la de los prefectos) o de otros proyectiles. 

APU: ¿El juez reconoce en su resolución que no se encontraron otras armas o proyectiles en el lugar que no fueran las usadas por los prefectos? 

SR: Claro, igualmente avala la teoría del enfrentamiento. Es más, lo que le imputa a los mapuches Fausto Jones Huala y Lautaro González es un atentado con uso de arma, a pesar de que no puede dar fe en la resolución de que existieron esas armas. Hay muchas contradicciones. Por eso, creo que esta resolución va a ser apelada por la querella que representa a la familia como por los abogados de Jones Huala y González. Según Moldes, los prefectos podrían ser condenados a una pena que puede quedar en suspenso. Y podría ocurrir que en la causa los únicos que vayan presos sean Jones Huala y González, que fueron las personas que bajaron el cuerpo de Nahuel, asesinado por la espalda por un disparo de la Prefectura. 

APU: Lo única prueba que el juez propone para aceptar la teoría de un enfrentamiento tiene que ver con esos audios de whatsapp. ¿En qué consisten?

SR: Yo escuché esos audios. Lo que hicieron fue pasar unos audios unos minutos antes de que les secuestren los teléfonos. En los audios relatan que fueron víctimas de una suerte de emboscada de la comunidad mapuche. Esos audios fueron utilizados por Bullrich para brindar una conferencia donde explicó que hubo un supuesto enfrentamiento. Durante más de un año, tanto el juez Villanueva como Moldes que lo reemplazó, no pudieron dar con pruebas que demuestren ese enfrentamiento. No hay un solo elemento de peso. A pesar de eso, procesan a los dos mapuches de acuerdo a ese relato. 

APU: Por último, está la controversia sobre la pericia que busca determinar si había restos de pólvora en los cuerpos de Nahuel, Jones Huala y González. ¿Qué pasó con eso?

SR: El Centro Atómico de Bariloche determinó con claridad que en las manos de Rafael Nahuel no había pólvora. Para que haya pólvora debe estar la presencia de tres elementos: plomo, bario y antimonio. Solamente es compatible con pólvora una partícula si tiene esos tres elementos. En el caso de Nahuel no había. En el caso de Jones Huala y González había una en las más de 4.000 mil partículas analizadas. Hay que tener en cuenta que la presencia de una partícula puede ser por transferencia. Los pibes bajaron el cuerpo herido de bala de Nahuel. En el camino, levantaron un proyectil para tener una prueba. Cuando llegaron, fueron detenidos por los cinco albatros que dispararon más de 100 veces. En ese contexto, es posible que esa partícula apareciera por transferencia. Distinto es el caso de los uniformados, donde se encontaron muchas más partículas de pólvora.