fbpx Alberto: "Si hay alguien que cuestionó las detenciones arbitrarias fui yo" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 10.02.2020
Alberto: "Si hay alguien que cuestionó las detenciones arbitrarias fui yo"

El presidente se refirió a la polémica en torno a la existencia o no de presos políticos en Argentina. Los caso escandalosos de Milagro Sala y Amado Boudou. 

El presidente Alberto Fernández se refirió a la controversia que cruza a su propio gabinete nacional, sobre la existencia o no de presos políticos en la Argentina, después de 4 años macristas muy particulares en esa materia. "Si hay alguien que cuestionó los procedimientos y detenciones arbitrarias fui yo, desde el 2018 cuando muchos de los que hoy se alarman se callaban", aseguró. Entre los casos señalados por muchos militantes y dirigentes kirchneristas como persecuciones políticas, están las situaciones de Milagro Sala y Amado Boudou. 

"Es una discusión innecesaria, es semántica. El preso político es el que está a disposición del Poder Ejecutivo. Yo no tengo a nadie detenido. Me molesta que digan que tengo presos políticos porque no los tengo", insistió el mandatario en diálogo con Continental. 

"Hay que ser prudentes", agregó. "Si en el mundo escuchan que hay presos políticos piensan que Alberto Fernández tiene presos por condición política", describió. 

En los casos de Sala y Boudou aparece con claridad una lógica que combinó a sectores de la justicia con el poder político de turno, para perseguir a dirigentes opositores. Estos días, se conoció el audio de un juez de la Corte de Justicia de Jujuy, en la que reconoció que Milagro está presa porque "molesta" a Gerardo Morales, gobernador provincial. El caso de Boudou no es menos escandaloso. El ex vicepresidente está detenido sin condena firme. Además, se supo que el ministerio de Justicia durante el macrismo le pagó una fortuna a uno de los principales testigos que permitió su detención.  

Sobre la detención de la dirgente de la Tupac Amaru, Alberto recordó: "La fui a ver a Milagro Sala y le dije que soportaba una detención por su condición política. Le he puesto nombre y apellido a los jueces que han institucionalizado una doctrina muy penosa que permite el encarcelamiento  preventivo desmedido sin sentencia firme. Me he cansado de decirlo, a veces en soledad", aclaró. 

Por último, se refirió al debate en las propias filas del peronismo: "Le pido a nuestros compañeros que no caigamos en discusiones que nos quieren instalar desde afuera. Todos pensamos lo mismo sobre el tema, yo fui el primero en decirlo hace mucho tiempo. Pero pido que seamos prudentes sobre hablar de 'presos políticos', porque alguien puede pensar que están a disposición del Poder Ejecutivo, y no es así. Está claro que no es así", afirmó. Sin embargo, aclaró que acepta las posiciones divergentes: "No me molesta que un ministro tenga una posición diferente a la mía. Si hay algo que critiqué de Cristina en algún momento es justamente eso. No me interesa el discurso único, está bien que opinemos diferentes".