Sociedad //// 13.09.2017
Tonani: el terrateniente acusado de robar tierras que donó un lote para un comedor de Margarita Barrientos

En medio de las internas provinciales de Cambiemos, Mauricio Macri viajó a Santiago del Estero acompañado por Barrientos. Se mostraron en un comedor comunitario construido en un terreno cedido por el empresario Domingo Tonani. ¿Quién es Tonani?

Por Nicolás Adet Larcher

Mauricio Macri arribó a Santiago del Estero durante la mañana del miércoles con la intención de inaugurar un comedor de la mano de Margarita Barrientos, visitar a una vecina y supervisar algunas obras que se llevan adelante en la provincia. 

Macri llega a Santiago en medio de un clima de internas y conflictos dentro del propio espacio de Cambiemos a nivel provincial, que estuvo en la agenda mediática local y nacional por el robo de documentación por parte de un candidato y por la falta de definiciones concretas en relación a las listas. 

La visita y la inauguración del comedor, en este sentido, se enmarca dentro de un clima de campaña electoral a nivel local. El comedor había comenzado a construirse desde hace algunos meses y fue supervisado en gran medida por el esposo de Margarita, Isidro Antúnez, quién falleció en abril de este año. Afuera del comedor hay un cartel que dice “Obra: comedor comunitario y hogar de abuelas”, aparece el nombre de Margarita bajo el cargo de directora general del lugar y el sello del Ministerio de Desarrollo Social en la obra. Según este cartel y la propia Margarita, el lote utilizado para construir el comedor fue donado por el empresario Domingo Tonani.

Tonani es un terrateniente vinculado al macrismo, dueño de una empresa algodonera, un supermercado y una radio en Añatuya. Además, Tonani es presidente de la Fundación Añatuya para la Sanidad Animal y Desarrollo Integral Ganadero (Fasadiga), entidad que le otorga una referencia concreta para pensar su futuro político. Sobre esa base y la donación del lote a Margarita, Tonani busca lavar su imagen dentro de la provincia.

En 2015, el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE) había denunciado públicamente a Tonani por intentar apropiarse de tierras pertenecientes a comunidades campesinas y por hostigar “sistemáticamente” a los pobladores “para acorralarlos y quitarles el monte donde se alimentan sus animales para terminar en un desalojo silencioso”. Un hecho en particular, tuvo lugar en octubre de 2015 cuando ocho personas desconocidas llegaron al lugar “a la orden de Tonani para alambrar”, amenazando a los pobladores del lugar, a niños y “dando disparos al aire”.

Actualmente están en proceso dos causas civiles (de Tonani a dos comunidades) y algunas causas penales por los hechos que tuvieron lugar en los años anteriores. En Añatuya, un grupo de habitantes también mantiene reclamos por lotes en la periferia que el propio Tonani sostiene como propios. 

Según el testimonio de algunos vecinos, la imagen negativa de Tonani se debe, en parte, a los conflictos territoriales con las comunidades campesinas y, por otro lado, a la masa de agua que desborda por algunas construcciones realizadas por Tonani – según las denuncias – en Añatuya y Colonia Dora. “Hizo desbordar canales para inundar el campo y cobrar el seguro y subsidios algodoneros. Se le fue la mano e inundó Colonia Dora y parte de Añatuya” explica uno de los testimonios a APU. Este dato también lo mencionaba el periodista Tomás Eliaschev en una de sus columnas de la revista Veintitrés cuando detallaba que “sus vecinos señalan que Tonani construyó un muro de dos metros en sus tierras, generando que el agua perjudique a todos menos a él”.

Tonani sostiene sus demandas hacia las comunidades campesinas argumentando que su posesión del lote Símbolo Bajo fue usurpada. Las familias denuncian que Tonani “extorsionó” a la familia Ponce para firmar una cesión refrendada por la policía. Dicen que la firma se dio en la parte trasera del anfiteatro de Añatuya y fue una obligación de cesión de derechos que es completamente nula por no haberse realizado en una escribanía.

Los conflictos por la tierra continúan en la provincia, sin embargo el rol de los empresarios quedan al margen cuando hay que sonreír para los actos y las inauguraciones. A las denuncias contra Tonani, también se suman las que se sostienen contra otros empresarios como Orlando Canido, dueño de la gaseosa Manaos. Canido fue denunciado en varias oportunidades por las comunidades campesinas de Santiago por ingresar a territorios de familias a través de patotas armadas. En agosto del año pasado Canido posaba para la foto junto al presidente Macri en medio de la inauguración de una planta ubicada en La Matanza.