Sociedad //// 20.06.2018
Según un informe de la UNDAV, desde que asumió Macri se destruyeron 2.250 empleos industriales por mes

Desde fines de 2015 se destruyeron 63.000 empleos en el sector, lo cual redujo en un 5% la masa de trabajo industrial. Los datos surgen de un informe de la Universidad de Avellaneda.

La industria es uno de los sectores más afectadas por las políticas macristas. De acuerdo con un informe del observatorio de políticas públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), desde fines de 2015 se destruyeron en promedio 2.250 puestos de trabajo por mes en este sector. La reciente crisis cambiaria podría complicar aún más la evolución de la economía real.

“Tres son los factores que afectan el desempeño de la industria nacional en términos de producción y rentabilidad: la avalancha de importaciones, la caída en las ventas internas y la acuciante inflación de costos”, señala el documento publicado tras la salida de Francisco Cabrera del Ministerio de Producción.

El observatorio de políticas públicas apunta que, producto de la brusca caída del 2016 y la insuficiente recuperación posterior, la industria, a nivel agregado, sigue 0,5% por debajo de los niveles de producción de 2015. En ese marco, la cantidad de empleos del sector industrial refleja esa retracción general. Según la UNDAV, en los últimos dos años y medio se destruyeron 63.000 puestos de trabajo en el sector, lo cual redujo en un 5% la masa de trabajo industrial.

Las cifras surgen del análisis de la situación de tres de las industrias más representativas: la automotriz, la textil y la industrial del cuero. En la industria automotriz se verificó un descenso superior al 25% en la fabricación local de unidades terminadas. En el caso de la marroquinería y el cuero, la producción de calzados se redujo en más del 19%  en el acumulado de dos años.

Por su parte, en la industria textil, producto del aumento del 40% de las importaciones en promedio en los últimos dos años, se registró una reducción del 18% en el valor agregado del sector.

“Es preocupante, y habla del impacto en la economía real de algunas medidas tomadas por el Gobierno”, indicó el titular del UNDAV, Jorge Calzoni.

El titular de la institución universitaria precisó que los números son “contundentes” y remarcó que son los textiles y el sector alimenticio donde se siente más el impacto negativo de la caída económica.

“Hay sectores que bajaron más, y otros que bajaron menos o tuvieron algún rebote como el caso del sector automotor”, indicó.

“Se va aproximando a un desempleo cercano a los 10 puntos, con la perspectiva de recesión, o estanflación como llaman los economistas, donde claramente si se continúa a este ritmo, se puede llegar a esos números rápidamente”, cerró.