fbpx Rosario: en el último cuatrimestre cerraron 46 pymes metalmecánicas y temen cinco mil despidos | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sociedad //// 14.02.2019
Rosario: en el último cuatrimestre cerraron 46 pymes metalmecánicas y temen cinco mil despidos

Un trabajo de la Unión Obrera Metalúrgica puso en evidencia la destrucción continua de puestos de trabajo y la inminencia de miles de cesantías. 

En los últimos cuatro meses cerraron 46 pymes metalmecánicas y se perdieron 850 puestos de trabajo, informó Antonio Donello, secretario general de la UOM. Además, hay 5.400 empleos en riesgo que pertenecen a empresas que se encuentran en procesos preventivos de crisis.

“Si esto no cambia, estos puestos de trabajo corren peligro”, dijo el dirigente gremial. Además adelantó que en marzo se realizará una marcha desde Rosario a Buenos Aires exigiendo el cambio del rumbo económico.

La novedad en este caso es que al gremio lo acompañarían los empresarios. “No se extrañen si en marzo ven marchar a los empresarios y a los trabajadores juntos en defensa de la industria y el trabajo. Estamos trabajando junto a los empresarios porque la situación no se sostiene más y nos están pidiendo que hagamos algo en conjunto”.

La diputada nacional Lucila de Ponti elaboró un proyecto para que el Congreso “declare la emergencia en la actividad metalúrgica y se suspendan los despidos y los aumentos de tarifa en las pymes”, explicó la legisladora.

Las nuevas tasas

El Ministerio de Hacienda de Nación comandado por Nicolás Dujovne publicó, el viernes pasado, una resolución en el Boletín Oficial donde se establece que la tasa de interés para las empresas morosas se incrementa en más de un punto. 

La medida, que se aplicará a partir de marzo, fue rechazada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que consideró a la decisión del gobierno como “equivocada y desafortunada”.

Hasta febrero, los intereses resarcitorios (atraso simple) y punitorios (cuando hay un reclamo judicial iniciado) que había que abonarle a la AFIP eran del 3% y 4% mensual, respectivamente. Con el cambio implementado por la cartera económica, desde marzo, esas tasas aumentarán al 4,5% y 5,6%. El cambio empezará a regir únicamente para los nuevos planes, es decir, para las empresas que todavía no refinanciaron su deuda con la entidad.

"Si bien es cierto que la AFIP no cobra las tasas de un banco, las empresas están haciendo un esfuerzo descomunal en el interior del país para poder cumplir”, señaló Gerardo Díaz Beltrán, presidente de CAME.

El empresario afirmó que “una tasa de este tipo termina de colapsar a las pymes” y consideró que la situación se agrava “por los altísimos intereses que aplican los bancos”.

Además, Díaz Beltrán explicó: “Las empresas no tienen caja debido a la crisis y la falta de crédito y no es que quieran atrasarse en el pago de impuestos, es por culpa de la situación que va a ser cada vez más frecuente, por la crisis”.

Por su parte, Ricardo Diab, secretario de la Asociación Empresaria de Rosario, manifestó: "Mientras nosotros estamos solicitando algunas medidas de alivio para el sector pyme, surgen otras medidas que complican más la existencia".

El comerciante comentó que el retraso en el pago de impuesto se debe a la falta de dinero y a las prioridades que establecen los empresarios a la hora de administrar el dinero que ingresa en una pyme. "Lo primero que se paga es el empleado, la mercadería y la energía para que no la corte; todos los impuestos que quedan se terminan pagando como se pueda", dijo.

"Además de este modelo económico, que para alguno resulta inviable, te castigan con un mayor impuesto", expresó Diab.

En cuanto a la relación de los empresarios del sector y los funcionarios de Cambiemos, el representante de los comerciantes rosarinos dijo: "Mantenemos reuniones con ellos (funcionarios) y parecen que nos entendemos, pero después salen con algunas medidas que son inconsistentes. El Estado debe tener más sensibilidad".