fbpx Protesta por el matrimonio igualitario en Capital: oligarquía vs nuevas formas militantes, por Noemí Arzamendia
Sociedad //// 11.07.2010
Protesta por el matrimonio igualitario en Capital: oligarquía vs nuevas formas militantes, por Noemí Arzamendia

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Un día antes del aniversario de la Independencia Argentina en 2010, miles se reunieron para pedir ¡Libertad! en Buenos Aires. Esta vez no se trató de un reclamo contra un imperio holgazán y chabacano, aunque este régimen contra el que se protesta en el siglo XXI, guarda esas mismas cualidades. Casi 200 años después de que el Pueblo argentino lograra liberarse del yugo monárquico, los reclamos de libertad e igualdad continúan. El Jefe de Gobierno de la Buenos Aires del 2010, continúa con la trayectoria de un pasado en común, con una línea ideológica que se avizoraba allá por los años del nacimiento de la Patria: los Rivadavia, los Roca, los Mitre, los Falcón, los Pinedo y tantos más, pensaron que la única forma de progreso es a partir de la eliminación del “otro”. El casillero “otro” se llenó, según la época, con indios, gauchos, inmigrantes, comunistas, montoneros, pibes chorros, motochorros y así sucesivamente.
En la vereda del progreso positivista, el enemigo se dibuja puertas adentro, generando desconfianza e inseguridad de la población hacia ese “otro” muy próximo. En la vereda del frente, la oposición contrarresta con sus argumentos, muchas veces débiles y otras más contundentes, hacia estos señores que se autodesignaron la continuidad de una patria europea y llena de “gente bien”. Pero bajando esa acera -en la calle-, cortando el tránsito, con bombos, papelitos, cantos y banderas está el Pueblo. El protagonista del regreso de la democracia. Ese colectivo tan diverso y voluble que sin embargo lucha contra todo el bombardeo de información, al mismo tiempo que busca la forma de mantener su identidad, de reinventarla, de sostenerla. De definirla.
En la Argentina del 2010 el devenir tecnológico hizo propicia la aparición de redes sociales virtuales. Un programa de televisión provoca la adhesión de miles de seguidores que reconocen en sus enunciaciones problemáticas que otros medios no mencionaban o tergiversaban según sus conveniencias. Estos seguidores no se conforman con solo ser “televidentes” y toman las calles. Tienen opinión. La inscriben en los foros de debate de las redes sociales, discuten, se reúnen, buscan formas de movilización. Se llaman “678 Facebook”. En el transcurso de un año, quienes se reunieron a apoyar la sanción de una ley de medios de la democracia, quienes se aunaron a pedir juicio y castigo a los genocidas, claman hoy por la igualdad de los sexos y el derecho al matrimonio igualitario. El fenómeno es entonces de personas que no sienten que un partido político los represente, que protestan ante un gobernante que tampoco tiene trayectoria política y que usó esa característica para diferenciarse del resto, para así lograr el triunfo y la posterior gobernación de la ciudad, tres años atrás de este 8 de julio de 2010.
Macri demostró en 3 años de mandato, que en realidad sí tenía ideología y que es exactamente la misma de la oligarquía nacional. Sus políticas represivas en contra, primero de los cartoneros, luego de la gente en situación de calle, de la represión a los “trapitos” y últimamente la violenta golpiza y desalojo a comerciantes del proletario Liniers, recuerdan a las viejas leyes de conchabo o también a la persecución y posterior sanción de la ley del inmigrante. Estos hechos pusieron en evidencia sus rasgos más autoritarios. La forma y los métodos macristas de lograr el orden y el progreso en la capital rioplatense es la violencia. Para ello, a una organización ilícita, la UCEP, le siguió una que se pretende lícita; la creación de una policía metropolitana. Estas acciones son adornadas con obras de refacción dudosa a algunas calles de la ciudad. Mucho orden y limpieza -durante el día- a los barrios de clase media alta, y simultáneamente, mucha represión a los barrios de clase media baja -durante la noche-.
Los Autoconvocados 678 Facebook, nuevamente decidieron ir a protestar frente a la legislatura porteña. Cortar calles y pedir por el fin de la violencia y la represión. En esta ocasión contaron con el acompañamiento de otras organizaciones como Motoqueros, JP Evita Capital, JP Descamisados, Negros de Mierda, y artesanos de la calle Florida que están sufriendo desde hace un mes, amenazas y atropellos a sus puestos de trabajo por quienes se presentan como funcionarios del gobierno de la ciudad.
La protesta convocó a unos cuantos miles. Si bien no contó con la masividad de manifestaciones anteriores, es un comienzo diferente a otras protestas. Los Autoconvocados iban reuniéndose esa fría tarde del 8 de julio, a medida que salían de sus trabajos o facultades. Una pareja autoconvocada, había retirado antes del jardín materno infantil a su bebé de un año y medio para luego ir a manifestarse. 678 Facebook es una novedad para la militancia tradicional, pero se hacen oír. Se expresan pacífica pero firmemente, hacia la igualdad para todos. Uno de sus cantos es: “No queremos mano dura, no queremos represión. Queremos para los pibes trabajo y educación”. (Agencia Paco Urondo)