Sociedad //// 12.06.2018
Organismos de derechos humanos enviaron cartas a diputadas y diputados por el aborto seguro, legal y gratuito

Entre las firmas, se cuentan las de Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, H.I.J.O.S. Capital, Amnistía Internacional y la del Centro de Estudios Legales y Sociales -CELS. 

Ante la votación que se producirá el próximo miércoles en el Congreso de la Nación, organizaciones de la sociedad civil enviaron una carta dirigida a diputadas y diputados para expresar su posición frente al proyecto de ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo.

Entre las firmas, se cuentan las de Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, H.I.J.O.S. Capital, Amnistía Internacional y la del Centro de Estudios Legales y Sociales -CELS.

Para ver todas las firmas, ingresar acá.

Carta completa:

Buenos Aires, 11 de junio de 2018

Sres. /Sras.
Diputados/as de la Nación Argentina
S / D

De mi mayor consideración,

Las organizaciones derechos humanos y de mujeres abajo firmantes nos dirigimos a Ud. a efectos de reclamar el apoyo al proyecto que se debatirá el próximo 13 de junio en el Congreso de la Nación.

En primer lugar, no podemos más que celebrar a quienes están acompañando con su voto el proyecto de ley sobre interrupción voluntaria del embarazo puesto que implica reparar una deuda de la democracia con las mujeres y personas con capacidad de gestar y, a su vez, honra los compromisos que el país asumió en materia de derechos humanos y que son parte de nuestra Constitución.

El debate llevado a cabo por la Cámara de Diputados mediante un proceso de audiencias públicas participativas y plurales, ha dado como resultado un dictamen que será puesto a consideración en el recinto el próximo miércoles. Este dictamen ha sido el resultado del diálogo e intercambio de información para lograr una transformación sustancial en nuestro régimen legal que garantiza la vida, la salud, la dignidad, la intimidad y la vida sin violencia de todas las mujeres y personas con capacidad de gestar.

En estos dos meses, la sociedad ha manifestado su apoyo a la despenalización y legalización del aborto a lo largo todo el país a través de los distintos ámbitos: la academia, los medios de comunicación, sindicatos, organizaciones sociales, legislaturas provinciales y municipales, referentes de la cultura y el espectáculo. En especial, los y las adolescentes han sido actores relevantes en estos meses.

Las encuestas reflejan que más de la mitad de la población está a favor de la despenalización del aborto.

Argentina está siendo observada por toda la comunidad internacional a la espera de que adecúe su legislación a los estándares internacionales de derechos humanos. El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer(2016), el Comité de Derechos Humanos (2016) así como el Comité de los Derechos del Niño(2018), entre otros, han remarcado la necesidad de que Argentina garantice el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo.

Votar la despenalización del aborto es adecuar el marco jurídico argentino a los compromisos internacionales asumidos por el país tras la ratificación de los instrumentos de derechos humanos. Es garantizar en la ley lo que ya es un derecho de las mujeres.
No existe en el derecho internacional ni constitucional justificación alguna para amenazar con la cárcel a quien interrumpa un embarazo no deseado, ni para obligar a una mujer o niña a seguir adelante con dicho embarazo.

La criminalización no impedirá que las mujeres en su intimidad sigan eligiendo interrumpir sus embarazos no deseados. Despenalizar el aborto en la Argentina terminará con un círculo en el que las mujeres solo tienen como opción la cárcel, la clandestinidad o la muerte.

Este Congreso no está votando aborto sí o aborto no, está votando si las mujeres deben someterse a procesos inseguros y riesgosos para su vida y salud a la hora de hacerlo. Las organizaciones firmantes solicitamos no dar la espalda a las mujeres y a acompañar con su voto el aborto legal. Es momento de hacer historia.