fbpx Multisectorial "Paren de Fumigarnos de Santa Fe": ideas para pensar "buenas prácticas agrícolas" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sociedad //// 13.01.2020
Multisectorial "Paren de Fumigarnos de Santa Fe": ideas para pensar "buenas prácticas agrícolas"

La Multisectorial "Paren de Fumigarnos de Santa Fe" reflexionó sobre diferentes propuestas del gobierno provincial. Sobre acuerdos con supermercados, programas para la agricultura familiar y la política de fumigaciones con tóxicos. 

Por la Multisectorial “Paren de Fumigarnos de Santa Fe"

Ante las declaraciones del nuevo ministro de la producción de la Provincia, Sr. Daniel Costamagna en un medio televisivo de la ciudad de Santa Fe, como Multisectorial Paren de Fumigarnos no queremos dejar pasar algunas cuestiones que nos parecen de vital importancia para la ciudadanía. En primer lugar el Ministro se explaya sobre su política a aplicar en cuanto a precios cuidados y a su política de precios en general. Todo parce indicar, de acuerdo a sus  palabras y ante la observación de uno de sus entrevistadores, (en el sentido de que el Estado no tiene la cantidad de inspectores suficientes para un  efectivo control)  que toda su estrategia se basa en los acuerdos con y en el autocontrol de los supermercadistas. Sinceramente no nos parece una política adecuada ni conducente al cuidado de los precios: sería algo así como poner “al zorro al cuidado de las gallinas”.

Por otro lado, el Ministro parece ignorar que existe una economía en red de consumo popular, por fuera de los circuitos supermercadistas y de producción industrial de alimentos. La misma pone en contacto directo a productores y consumidores en ferias y centros de intercambio, abaratando sensiblemente costos de intermediación y de transporte.  Y, lo que es más importante: este modelo de producción/ consumo  sin intermediarios pone a disposición de la población alimentos sanos, frescos, en su gran mayoría producidos agroecológicamente y libres de agrotóxicos. 

Es un modelo que surgió en base al esfuerzo e iniciativa  de pequeños productores y sus organizaciones y de muchas otras, dedicadas al cuidado del ambiente, la salud y a procurar el buen vivir de la población. Pero también contó con el valioso aporte de técnicos y asesores del Ministerio de la Producción que, pusieron  su esfuerzo y dedicación, lamentablemente –debemos decirlo-  en calidad de empleados precarizados, durante el gobierno anterior. Son los mismos que el ministro  ahora está declarando como “prescindibles”.

Entendemos en primer lugar que, gobierne quien gobierne, el Estado debe dar el ejemplo en lo que hace a garantizar condiciones dignas de empleo y dejar de lado de una vez y para siempre con estas políticas nefastas de empleos en base a contratos. Pero por otra parte, creemos también que en el Estado se debe dar una fuerte política de fomento y de apoyo a estas nuevas formas de producción, abastecimiento y consumo. 

Programas como “Programa de Producción Sustentable de Alimentos en Periurbanos” (actualmente asiste a 23 gobiernos locales adheridos y 98 Agricultores/as en la promoción y fortalecimiento en la reconversión productiva hacia sistemas de producción agroecológica); programa  “Crear, Comunidad Emprendedora” (de vinculación, intercambio y capacitación para la promoción y el apoyo a emprendimientos sostenibles, innovadores y en desarrollo de la Economía Social y la Agroindustria santafesina.); programa “De mi tierra Santa Fe” (una marca colectiva de promoción que otorga el Estado provincial a MiPymes agroalimentarias asentadas en el territorio provincial, cuyos productos son portadores de elementos de originalidad, tradición y excelencia), no sólo no deben dejar de existir sino que deben ser promovidos, manteniendo el personal actualmente a cargo en calidad de planta permanente y reforzando, si fuera necesario,  con nuevos técnicos en las mismas condiciones de empleo .

Por último no podemos  menos que manifestar nuestra preocupación por las manifestaciones del ministro en cuanto a las fumigaciones con agrotóxicos. Vemos que pretende seguir con la misma política que la del gobierno anterior, de confiar en las llamadas “Buenas Prácticas Agrícolas (BPA)”. Ya lo dijimos en reiteradas oportunidades: las únicas BPAs son las que no usan venenos. Está probado por numerosas investigaciones científicas que las derivas de las fumigaciones tanto terrestres como –y en mayor medida- las aéreas son incontrolables.  No hay forma de evitar que mas de 500 millones de litros de agrotóxicos arrojados al ambiente por año, lleguen al aire, a los ríos y reservorios de agua; sustancias tóxicas  que incorporamos a nuestro cuerpo al respirar, al organismo por el agua que bebemos, que pasan a nuestra sangre dando origen a enfermedades crónicas como cáncer, hipo e hipertiroidismo, malformaciones en nacimientos y partos prematuros, entre otras +consecuencias. Más  de un millar de publicaciones científicas nacionales e internacionales  avalan nuestras afirmaciones.

El Sr. Ministro dice en sus declaraciones que la (mal llamada) ley de Fitosanitarios  necesita ser cambiada. En eso acordamos, pero por razones contrarias. En efecto, la Cámara de Diputados de la Provincia dio media sanción a un proyecto de los diputados Mascheroni y Real modificando dicha ley que aumenta  la protección de la ciudadanía y no disminuyéndola a “5 metros” como dice el Ministro . Falta ahora la aprobación de Cámara de Senadores. Al respecto hemos presentado un pedido de audiencia al Sr Gobernador Omar Perotti  para que convocando a sesiones extraordinarias el senado discuta y apruebe  el citado proyecto de ley en el mismo sentido que se hizo en diputados.

Le  solicitamos también al Sr Ministro que haga valer su influencia para que dicha ley sea aprobada definitivamente. Los pueblos fumigados santafesinos  se lo agradeceremos.