Sociedad //// 02.07.2019
Macri lo hizo: familias confirmaron reducción de porciones de comida

Por la situación económica que atraviesa la Argentina, el CEM encuestó a varias familias de la Ciudad de Buenos Aires y PBA sobre su percepción económica actual. Mientras que el 51% y el 73% confirma respectivamente que tiene miedo de perder su trabajo, el 68% del conurbano bonaerense reconoció que come menos cantidad que hace un año atrás.

En junio de 2019 el malestar social continúa muy elevado. Cerca de dos tercios de la población considera que está peor que un año atrás. Los jóvenes aparecen como uno de los sectores más perjudicados, con índices de descontento que superan el 80% en ciertos casos.

Alrededor de un 60% de la población tiene fuertes inseguridades económicas: ingresos insuficientes, situación personal mala, miedo a perder el trabajo, pesimismo general. Si se lo compara con la medición del 2017, entre un 15% y un 20% se encuentra peor.

El Centro de Estudios Metropolitanos realizó el 10mo Monitor del Clima Social en la zona de CABA y GBA. Según los vecinos encuestados de la Ciudad de Buenos Aires, el 30% tuvo que reducir su porción de comida, mientras que el 68% del conurbano oeste asegura que en el último año creció de manera exponencial esta modalidad.

Este dato está íntimamente relacionado con el poder adquisitivo de los sueldos: mientras que el 52% de los encuestados de la CABA confirmó que no le alcanza el sueldo, en la provincia de Buenos Aires asciende a 64%. Pero los jóvenes entre 16 y 29 años, uno de los sectores más perjudicados socialmente por la política del gobierno, llega al 77%.

Estos datos justifican además que al 56% de los encuestados confirmó que su situación económica actual es peor que hace un año, así como el 70% considera que la situación del país es mala o muy mala. Pero dentro del rango etario juvenil de la Ciudad y de PBA es del 52% y del 83% respectivamente: el 74% de los jóvenes tienen miedo de perder su trabajo. 

Para concluir, del total de los consultados el 53% confirma que su situación laboral es peor o mucho peor que hace doce meses. El miedo al desempleo es del 51% y 73% respecto a CABA y PBA.