Sociedad //// 10.10.2018
Los radicales se despegan del tarifazo

El partido que integra la alianza Cambiemos propone que los usuarios no paguen la compensación a las empresas petroleras por la devaluación. "Si esto sigue así, yo me voy de la UCR", amenazó el hijo del expresidente, Ricardo Alfonsín.

La conducción de la Unión Cívica Radical (UCR) está intentando despegarse del nuevo aumento en las tarifas de gas que impulsa el gobierno nacional y reclamó que sea el Estado el que compense a las empresas de gas por la devaluación del peso.

Con la mirada puesta en las elecciones de 2019, tanto el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, presidente de la UCR, como su par de Jujuy, Gerardo Morales, impulsan un proyecto para que el gobierno dé marcha atrás con una medida que afecta a buena parte de su electorado en la clase media.

El proyecto busca que el Estado absorba esta diferencia por la pérdida de valor del peso, que significarían unos 100 millones  de dólares anuales y que la Secretaría de Energía cobrará a los usuarios de a 100 pesos por mes.

La cúpula de la UCR, que dijo enterarse de los aumentos por los medios, le reclama al gobierno que cubra la mitad de ese valor anual y que el 50 restante sea asumido por las empresas.

Morales ya hizo público su desacuerdo con este nuevo aumento. "Yo no comparto este aumento del gas porque ya las boletas vienen muy elevadas. Por eso planteé duplicar las retenciones", dijo el mandatario radical en declaraciones radiales en la 990 y se quejó de la decisión difundida por Javier Iguacel: “Habíamos hablado otra cosa, yo recién me entero de esto”.

Cornejo, por su parte, también hizo visible su disconformidad: “El Gobierno nacional intenta que paguen en partes iguales los productores y los usuarios. Yo creo que es una salida que en teoría suena bien pero en la práctica si se le carga el costo financiero, que hoy es altísimo, termina transformando al usuario y es una dificultad muy grande, que creo se debe corregir. El costo financiero de ese prorrateo de 24 cuotas no tiene que tener tasas imposibles de pagar para la mayoría de los usuarios".

Alfonsín amenazó con abandonar el radicalismo

La decisión de Javier Iguacel de que los usuarios compensen a las empresas gasíferas por la devaluación con por lo menos $100 por mes durante dos años hizo enojar al radicalismo macrista, con Cornejo, Morales y Costa a la cabeza, pero también volvió a encender la furia de los correligionarios más alejados. "Si esto sigue así, yo me voy de la UCR", amenazó el hijo del expresidente, Ricardo Alfonsín.

La declaración fue en el marco de una charla y entrevista en el Ciclo de Entrevistas de alumnos de periodismo de Perfil. Todo, a sólo horas de que el gobernador jujeño Morales y su par mendocino Cornejo, al igual que el senador radical ultra antikirchnerista Eduardo Costa, cuestionaran fuerte la polémica medida de Iguacel.

El excandidato a presidente aseguró que "algunos radicales le dicen sí a todas las directivas del PRO por creer que es lo mejor para su carrera política" y anunció que lanzó el Espacio de Pensamiento Alfonsinista (EPA) para "demostrarle a la sociedad que el radicalismo oficial no es el que mejor expresa la identidad de la UCR". No obstante, no dudó en amenazar con abandonar el histórico partido político.

Consultado respecto de si se arrepiente de integrar el espacio que encabeza Macri a partir de la frase de Cornejo acerca de que es necesario "más Cambiemos y menos radicalismo", Alfonsín fue concluyente: "No, no me arrepiento. Pero si esto va sigue así, yo me voy. Nunca vi un partido tan alejado de sus ideas. Entonces, si se convierte en una expresión política que defiende posiciones liberales o de centro derecha, perdería su esencia y yo tendría que dejar de ser radical porque sino sería un esquizofrénico".

"Había dos maneras de estar en Cambiemos. Una es la manera que eligió el partido después del 2015, apocado, acrítico, haciendo seguidismo, como si fuera un convidado de piedra. La otra, que es la que yo reclamo, fue la que decidimos en Gualeguaychú con el argumento de que la República estaba en peligro", explicó el exdiputado nacional.

Según Alfonsín, "supuestamente" la UCR iba "a tener el número de diputados, senadores e intendentes, suficiente como para influir en las decisiones trascendentes de la política". Pero eso no pasó: "Íbamos a colaborar para evitar errores, íbamos a discernir cuáles proyectos acompañábamos y cuáles no; pero no sé por qué, después de que Cambiemos ganó las elecciones, el partido cambió".