Sociedad //// 18.07.2018
La gestión de Lombardi ratificó los despidos en Télam y sigue la negociación

Los trabajadores se reunieron con representantes de la administración PRO en el Ministerio de Trabajo, encuentro en que los funcionarios sostuvieron la validez de las desvinculaciones y "repitieron el discurso mendaz de su patrón". Habrá audiencias por separado con los tres gremios con representación, que reclaman la reincorporación de los 357 empleados.

Tras 22 días del anuncio del fuerte ajuste de más del 40% de la planta de trabajadores de Télam, representantes de los tres gremios con actividad en la empresa participaron de la primera "mesa de diálogo" desarrollada en el Ministerio de Trabajo con la autoridades de la agencia estatal y tuvieron que oír a los funcionarios de la gestión PRO ratificar los despidos y repetir "el discurso mendaz de su patrón" Hernán Lombardi, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos. 

Así lo difundió Sitrapren, uno de los sindicatos con representación en la agencia, a través de un comunicado en el que sostuvo que el Gobierno convocó para mañana a cada gremio "por separado", por lo que sugirieron que la "intención" está vinculada al "viejo axioma ´divide y reinaras´”.

La cartera de Trabajo que encabeza Jorge Triaca pondrá al director nacional de Relaciones Laborales del Ministerio, Adolfo Zamudio, a la cabeza de tres audiencias separadas: a las 10 con Sitrapren, a las 11 con Sipreba y a las 12 con Apba.

Desde Sipreba, por su parte, destacaron a Política Argentina el valor de que "se tuvo que presentar la empresa", tras la presión por el rechazo de la opinión pública impulsada por los propios trabajadores y la convocatoria de Trabajo, con lo cual se dio inicio a una mesa de diálogo. "No hubo avance en ningún tipo de negociación", señalaron, y evaluaron que la convocatoria para mañana en que cada gremio tendrá un encuentro por separado con las autoridades respondió a una propuesta de ordenar los temas de discusión, tras una primera audiencia.

En el encuentro, el directorio que conduce Rodolfo Pousá estuvo representado por los funcionarios Carlos Canievsky y Carlos Rosendo Villoldo -el encargado del método de despidos elegido-, y por el abogado Juan José Etala -un letrado que no es parte del plantel de asuntos legales de la empresa y fue contratado específicamente para estos fines-, que reinvindicaron el ajuste a partir de una supuesta “reestructuración”. En esa línea, la administración oficialista esgrimió como argumento que "el 50% de la dotación de personal era prescindible". Tanto Sitrapren como Sipreba y Apba coincidieron en reclamar la reincorporación de la totalidad de los 354 trabajadores despedidos el 26 de junio, más una desvinculación producida a principios de año sin ningún tipo de justificación y otras dos que tuvieron lugar hace unos meses bajo la excusa de un supuesto cable con información errónea.