Sociedad //// 10.05.2018
“Estamos en presencia de un gobierno que no va a terminar”

Lo afirmó el abogado de Cristina Fernández de Kirchner, Gregorio Dalbón, en relación a la crisis cambiaria del gobierno de Mauricio Macri.

Por Martín Massad

El Banco Central salió a vender dólar futuro para intentar frenar el aumento de la divisa norteamericana a pesar la resistencia del titular de la entidad ya que por el mismo instrumento financiero están procesados miembros del gobierno anterior. Sin embargo al no tener otra salida el Central optó por la opción. Al respecto, Gregorio Dalbón, abogado de Cristina Fernández, afirmó que “el dólar futuro es una cuestión de política económica y no es judiciable”.

Por otra parte, el letrado opinó acerca de la realidad social y dijo que “estábamos todos de fiesta y ahora estamos todos en un sepelio”, en alusión a las promesas de alegría del macrismo que “ahora se han transformado en una pesadilla”. Además, Dalbón auguró un fin anticipado para el gobierno de cambiemos y fue tajante: “Estamos en presencia de un gobierno que no va a terminar”, según su visión “objetiva de la realidad”.

“Un gobierno que apunta a cumplir cuestiones que son incumplibles no puede continuar”, afirmó el abogado. Asimismo, apuntó contra las figuras más relevantes del ejecutivo opinó que “con la soberbia de Marcos peña, de Dujovne y del mismo Macri, estamos en una situación muy difícil” y añadió estos “deberían pedir ayuda a personas con más ejercicio en manejar la crisis”.

En cuanto a la situación procesal de la ex presidenta por la causa “dólar futuro” afirmó que “fue un invento de Bonadio para perseguir a miembros del gobierno anterior” y aclaró que “estoy redactando un juicio político por abuso de autoridad” contra el magistrado. Además agregó que “le quisieron poner un freno a Cristina porque es una piedra en el zapato en el congreso”.

Para finalizar, Dalbón opinó sobre el inminente veto de Macri a la ley que retrotrae los aumentos de los servicios y destacó que “Macri puede vetar la ley porque es constitucionalmente posible que lo haga. Sin embargo no se privó de opinar que “un gobierno por esta vía neoliberal de derecha es demasiado porque está fuera del juego”.