Sociedad //// 21.03.2018
El desempleo bajó a 7,2%, 2 puntos por encima del último dato kirchnerista (crece trabajo precario)

La desocupación mostró su número más bajo desde que Gobierna Cambiemos: pasó del 9,2% al 7,2%. Igualmente, está por encima de la última cifra kirchnerista. Con un agravante: los puestos nuevos se deben a trabajo precario. 

Por Enrique de la Calle

El kirchnerismo terminó su mandato con una desocupación del 5,9%, según el último dato oficial del INDEC, referido al tercer trimestre de 2015. Luego, el organismo fue intervenido por el economista macrista Jorge Todesca, quien decidió realizar un apagón informático que incluyó al último trimestre del 2015 y al primero del 2016. Nunca antes el instituto encargado de las estadísticas en el país había realizado un apagón similar.

Ahora, el INDEC publicó datos referidos a la Encuesta de Hogares de los últimos tres meses de 2017. En términos de desempleo, mostró el mejor resultado desde 2016, cuando la desocupación se disparó al 9,2%, el número más alto desde principios de los 2000. Ahora, la caída llegó al 7,2%. De cualquier modo, se está lejos del mejor número durante el kirchnerismo, a pesar del discurso oficial que habla de un modelo anterior encaminado hacia una crisis. 

El dato de la Encuesta de Hogares se puede complementar con estadísticas de otras instituciones públicas, como las que ofrece el ministerio de Trabajo. De ese modo, puede observarse que la creación de empleo durante el macrismo se dio principalmente en el sector informal y entre los monotributistas. Es decir, el modelo macrista crea, principalmente, trabajo precario. Sólo un tercio de los nuevos puestos se dieron en el sector privado. 

Si uno compara lo que pasa en el sector privado formal, la cantidad de empleados está por debajo que en diciembre de 2015. El sector que más perdió empleo en dos años es el industrial, con una caída de casi 8000 puestos en 24 meses. 

Según datos del Sistema Integral Previsional Argentino, desde enero de 2016 hasta octubre de 2017 el 67% de los puestos nuevos se dio entre los monotributistas y monotributistas sociales. Hay un dato a tener en cuenta: el SIPA considera "empleado" a los nuevos registrados en el monotributo, quienes podían estar ya trabajando pero sin ningún tipo de formalidad. Además, hay que tener en cuenta que el Gobierno amplió la Asignación Universal por Hijo a los monotributistas, con lo cual obligó a su inscripción para recibir el beneficio.