Sociedad //// 05.04.2019
"Cuando Ramos Padilla termine de desentrañar el ovillo, en el otro extremo va a aparecer la figura de Macri"

El ex juez Luis Arias analizó el escándalo judicial que involucra a espías, operadores judiciales, fiscales, jueces y periodistas. Arias fue destituido por diferentes decisiones que molestaron a los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. 

Por Enrique de la Calle

APU: ¿Le sorprende todo lo que se va conociendo del escándalo que desató la detención de Marcelo D'Alessio, y que tiene que ver con un entramado mafioso que vincula a servicios, funcionarios judiciales y sectores de la prensa?

Luis Arias: Me provoca cierta gratificación que la opinión pública empiece a conocer estas cosas. No sólo las conocía sino que las padecí. Fui víctima de esos poderes que operan en las sombras. Hablamos de medios de comunicación poderosos, servicios, sectores de la policía Bonaerense (hay dos ex comisarios implicados). Me costaba poder explicar la existencia de esos poderes corporativos. Este gobierno ha hecho de esta lógica una política de Estado. No hay que olvidar el vínculo del propio Mauricio Macri con el espionaje ilegal. Tuvo una causa judicial en su contra por espionaje. El presidente debe estar preocupado. Por eso, pide el juicio político del juez Alejo Ramos Padilla. Estoy seguro que cuando Ramos Padilla termine de desentrañar el ovillo, en el otro extremo va a aparecer la figura de Macri. 

APU: Ayer, las máximas autoridades de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, se presentaron ante el Congreso. Según trascendió, reconocieron que dos agentes de la AFI visitaron al juez que seguía una causa contra Pablo Moyano. ¿Es normal ese procedimiento, que agentes de la AFI visiten a un juez?

LA: Es un delito eso. No se puede querer influir sobre un magistrado. Es muy grave. Impacta sobre la división de poderes, al querer incidir sobre la decisión de la Justicia. 

APU: ¿Existe algún contexto legal por el cual dos agentes de la AFI podrían visitar a un juez?

LA: En ningún contexto, un agente de la AFI puede visitar a un juez, excepto que vaya como testigo. Es decir, puede ir en el contexto de un acto procesal (declarar como testigo o como imputado). No puede ir a su despacho a charlar con él. Un ciudadano le puede pedir una audiencia a un juez por algún tema. Pero no un servicio de inteligencia. Seguramente buscaron condicionarlo. 

APU: Antes de que sea público su nombre: ¿Había escuchado hablar en los pasillos de Marcelo D'Alessio?

LA: No conocía a los actores, pero sí la metodología. Claramente. No me resulta ajena. Sabía que era así. Siempre tuve la impresión de que la Justicia Federal es extorsiva. Lo viene arrastrando desde hace muchos años. Con este Gobierno, esta metodología se volvió una práctica política. Al respecto, te agrego algo que sufrí yo mismo cuando me echaron como juez. En diciembre de 2015, saqué una resolución frenando un decreto de Macri sobre la ley de Medios. Una medida que incluso fue ratificada por la Cámara. Después de eso, Clarín publicó una nota que decía algo así como "los jueces y fiscales que más molestan al Gobierno". En primer lugar, estaba mi foto. Lo que me sorprendió porque soy un juez provincial. Después lo entendí con mi destitución. Fue un mensaje mafioso del Grupo Clarín. Lo cuento para entender cómo operan estos poderes corporativos, como una mafia.