Sociedad //// 23.11.2018
Crisis sin fin: una familia con dos salarios mínimos no cubre la canasta básica alimentaria

El INDEC dio a conocer que la variación mensual de la canasta básica alimentaria en el Gran Buenos Aires con respecto a septiembre fue de 7,5%. Mientras tanto, el salario mínimo en la Argentina está alrededor de 10 mil pesos.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos aseguró que una familia de cuatro miembros en el Gran Buenos Aires necesitó durante octubre contar con un ingreso de 24.241,17 pesos para cubrir el costo de la Canasta Básica Total (CBT) y evitar así caer en la pobreza. En el caso de una familia compuesta por 5 integrantes, el límite para no ser pobre es de 25.496,38 pesos.

En tanto, un hogar de tres integrantes tuvo que percibir $19.298,80 para evitar ser pobre.

Así, la canasta básica sigue aumentando porque pese a la estabilidad del dólar, la presión inflacionaria sigue haciendo estragos. Cabe recordar que el mes pasado, los datos arrojados por el informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos señalaron que una familia de cuatro integrantes, necesitó durante contar con un ingreso de 22.558,17 pesos para cubrir el costo de la Canasta Básica Total (CBT).

Sin embargo, el salario mínimo se mantiene en los mismos valores. Para las últimas mediciones de pobreza, el salario mínimo en Argentina está en 10.700 pesos. Es que La última devaluación causó estragos en los salarios de los argentinos. El aumentó galopante del dólar, que tocó los 42 pesos y que hoy opera a 37, provocó un aumento en el índice de inflación, y además generó una abrupta caída del salario. En 2016 el salario mínimo equivalía a 437 dólares, mientras que hoy es de 263, según revela un estudio de la Universidad Nacional de Avellaneda, a 37 pesos: $9731.

Es decir que, a una familia con dos adultos empelados ($10700 x 2) le faltaron 2.841,17 pesos para cubrir la canasta de octubre y no ser pobre.

Por otro lado, la jubilación mínima hoy equivale a 213 dólares, es de 7881 pesos.

La devaluación se trasladó a precios y generó una espiral inflacionaria, que en el acumulado del 2018, llega al 32%. Esto ubica a la Argentina detrás de Venezuela y por encima Turquía, Sudáfrica y Brasil.