Sociedad //// 22.11.2018
Chivilcoy: Paquetá confirmó que cierra y despide a sus 650 empleados

La fábrica de calzados confirmó que dejará de producir desde enero de 2019. La decisión provocará la pérdida de 650 fuentes de trabajo en la localidad bonaerese. Será un golpe letal para la economía de la región.

La fábrica de calzados Paquetá, que trabaja para el gigante Adidas, confirmó su cierre desde enero del año que viene, medida que deja sin trabajo a los 650 trabajadores de su planta ubicada en el partido bonaerense de Chivilcoy.

La empresa de capitales brasileños cerrará sus puertas y justificó el recorte en la caída en la compra de zapatillas por parte de la multinacional alemana, debido a la merma del consumo interno que provoca la recesión económica que atraviesa el país y al ingreso de importaciones.

Así lo señaló la propia empresa en medios de Brasil, y quedaron truncas las intenciones del gobierno de la provincia de Buenos Aires para contener los despidos en la fábrica que más puestos de trabajo genera en Chivilcoy.

La empresa brasileña había adelantado en agosto la medida de avanzar en un proceso de suspensiones con salario y vacaciones adelantadas por la acumulación de stocks, y finalmente la concretó.

Paquetá se instaló en el parque industrial de Chivilcoy en 2006 y llegó a tener 1.200 empleados y a producir mensualmente 55 mil pares de zapatillas a principios de 2017. Diciembre de este año sería su último mes de producción.

Una semana atrás, el ministerio de Trabajo de la provincia había dictado la conciliación obligatoria hasta el 27 de noviembre, período en el que la empresa no podrá concretar despidos y los trabajadores no podrán hacer medidas de fuerza.

El martes, en tanto, en una reunión realizada en la delegación del Ministerio de Trabajo en Chivilcoy donde participaron representantes de la empresa, del gremio UTICRA y delegados de la fábrica, se confirmó que la empresa cerrará sus puertas desde enero. Según medios locales, 178 trabajadores aceptaron retiros voluntarios mientras que 412 deberán esperar a que se levante la conciliación obligatoria.