Sociedad //// 10.01.2019
CABA: Contra el ajuste y la privatización de la salud pública

El exdirector del Hospital Garrahan, Oscar Trotta, denunció un plan de GCBA para privatizar el sistema público de salud. "Detrás de la cortina de eficiencia administrativa se esconde un brutal ajuste presupuestario al sistema y un redireccionamiento de los recursos del Estado hacia el sector privado de la Salud".

Por Oscar Trotta*

La intervención de los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires a través de la designación de Directores Administrativos, dispuesta recientemente por el Decreto 409/2018 que lleva la firma del Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, consolida el proyecto de achique y privatización del sistema público de Salud de la CABA.  Detrás de la cortina de eficiencia administrativa se esconde un brutal ajuste presupuestario al sistema y un redireccionamiento de los recursos del Estado hacia el sector privado de la Salud. 

La “colocación” de CEOs al frente de los hospitales públicos de la Ciudad lejos de optimizar la gestión determinará recortes en las prestaciones y profundizará el deterioro existente en la maltrecha calidad de atención. 

Es de esperar el ajuste en la planta profesional y técnica y el rechazo a brindar atención a la población demandante, mas allá de prestaciones básicas. 

La historia del sistema público de salud de la Ciudad de Buenos Aires, demuestra contundentes fracasos en este tipo de intervenciones.  

El argumento del gobierno de la Ciudad en relación a que la intervención se justifica en la ineficiente gestión llevada a cabo por los Directores Medicos de los hospitales no explica porque no son removidos de sus cargos, ya que todos esos funcionarios fueron designados por decreto del jefe de gobierno. En su lugar se duplican los cargos de dirección en esos hospitales con las nuevas designaciones que vienen a superponer funciones y aumentar el gasto en sueldos de alto rango.  

Un modelo de gestión eficiente requiere no solo un rediseño físico de los hospitales, sino principalmente de herramientas que le permitan a esas instituciones públicas de salud un manejo AUTÁRQUICO,  a través de la conformación de cuerpos colegiados de conducción y administración de los mismos (Consejos de Administración, tipo Garrahan, El Cruce, etc. ), de los cuales participen representantes del poder ejecutivo, la UBA, el CONICET, representantes de los trabajadores y de la comunidad, con el fin de garantizar la transparencia y la rendición de cuentas ante la sociedad en su conjunto.

Es necesario además proveerlos de un marco legal que les permita una gestión ágil y por sobre todas las cosas la asignación de un presupuesto que garantice el perfecto funcionamiento del centro asistencial.

La medida dispuesta busca crear las condiciones que le permitan al actual gobierno de la Ciudad consolidar los ajustes en el área sanitaria, con cierre de hospitales y reducción de camas,  tal como viene llevando a cabo en el sistema educativo. 

Es de esperar una firme resistencia de los trabajadores de la salud en consonancia con la lucha de los maestros.

*Exdirector del Hospital Garrahan,