fbpx Boleto estudiantil: se suman las voces universitarias contra Vidal
Sociedad //// 23.07.2016
Boleto estudiantil: se suman las voces universitarias contra Vidal

Dos organizaciones de importantes ciudades bonaerenses, Avellaneda y Bahía Blanca, cuestionaron la aplicación del Boleto Estudiantil sólo para universitarios de La Plata. Con ello, enfatizaron, se incumple la ley sancionada en 2015 y se discrimina a buena parte de la población provincial.

La aplicación parcial de la llamada “Ley de Boleto Estudiantil” despertó durante la última semana críticas y cuestionamientos hacia la gobernadora María Eugenia Vidal, que resolvió beneficiar a estudiantes de los niveles inicial, primario y medio y limitarlo entre los universitarios sólo a los de la Universidad Nacional de La Plata, en una supuesta “prueba piloto” que excluye a los que cursan en el resto de las dos decenas de casas de estudios de la provincia.
Entre las expresiones de cuestionamiento a tal criterio, al video filmado y circulado por estudiantes autoconvocados sobre el que informó AGENCIA PACO URONDO se suman los comunicados emitidos por dos grupos de Avellaneda y Bahía Blanca, importantes ciudades bonaerenses que cuentan con la particularidad de configurar escenarios diferentes pero igualmente representativos de la acción académica: con presencia territorial en el Conurbano bonaerense y una apuesta fuerte por la educación a distancia o anclaje en el interior profundo de la Sección Electoral más extensa y sureña de la provincia.
Unidos x la UNDAV, una agrupación estudiantil de la Universidad Nacional de Avellaneda, expresó que percibieron la noticia “con tristeza y la sensación de haber sido ninguneados”, ya que “la ley sancionada el año pasado por el Frente para la Victoria incluía a todos los niveles sin discriminación y cedía una partida presupuestaria que resultó efectiva desde principios de año”.
“Es así que Unidos x la UNDAV no puede sino salir a manifestarse contra los dimes y diretes de una gobernadora que no nos tiene en cuenta, que miente descaradamente, y que no considera a la educación terciaria y universitaria de relevancia”, puntualizó la organización, que reiteró su demanda por la plena aplicación de la ley, impulsada por la diputada provincial del FpV Karina Nazabal.
“Si la gobernadora Vidal no se sentía preparada para asumir los compromisos que conllevaron su triunfo y es por eso que debe ensayar en vez de hacer, tal vez no debió postularse en primer lugar, porque estas políticas ponen en jaque las posibilidades de la gente que asiste a la universidad”, indica el documento de Unidos x la UNDAV.
“La inclusión educativa no es para nosotros motivo de debate, discusión o punto de vista, sino un derecho por el que vamos a seguir luchando día tras día. El boleto educativo gratuito es parte de esto”, concluye.
Por su parte, desde Bahía Blanca circuló el comunicado elaborado por el Espacio Universitario Nacional y Popular (EUNyP), una organización interclaustros que nuclea a trabajadores docentes y no docentes de la Universidad Nacional del Sur (UNS) de Bahía Blanca y a los estudiantes que deberán aguardar para ser incluidos en el beneficio del Boleto Estudiantil “por razones presupuestarias ‘a definir’, de acuerdo a las declaraciones del  asesor de Bahía Transporte Sapem, empresario Adrián Saschrgorodsky, aunque el Concejo Deliberante se haya pronunciado por la gratuidad”, recordó el Espacio.
“No se alcanza a comprender por qué se decide aplicar una ley en forma parcial  y por qué no hubo coordinación con los municipios donde el transporte urbano no es provincial, especialmente con aquellos del mismo signo político”, marca el texto. Bahía Blanca es gobernada por el PRO a través de Héctor Gay, que llegó al Palacio municipal bahiense promocionando un incumplido “shock de asfalto” que por estas horas varió a una “pista de kayak” en el arroyo Napostá, cuyo cauce compite con el tamaño de los baches locales.
Con la decisión de excluir a los estudiantes de la UNS del beneficio de transporte “se dibuja una solapada intención de quebrar la lucha estudiantil que  expresa en nuestra ciudad la Coordinadora por el Boleto Estudiantil Gratuito”, marcó el EUNyP, que se pronunció “a favor de una ley que no excluya” y solicitó a los órganos de gobierno universitario que se expresen por su inmediata aplicación universal.
La UNS está mudando actualmente buena parte de sus dependencias académicas a un campus ubicado en un extremo de la ciudad, lo que obliga a los estudiantes a costear el traslado desde los barrios alejados. Por otro lado, buena parte de sus alumnos provienen de la región y se verían beneficiados con la plena aplicación de la normativa, que contempla a los servicios interurbanos que los acercan desde sus hogares a la ciudad sede. Lo mismo ocurre con quienes deben movilizarse para aprovechar las carreras del Programa de Estudios Universitarios en la Zona, que lleva adelante junto a la Universidad Provincial del Sudoeste, cuyos alumnos también quedaron excluidos del beneficio. En la UNDAV, por su parte, cursan estudiantes de distintos barrios y localidades del Conurbano y también otros de distintos puntos del país, que aprovechan su oferta de carreras a distancia y deben llegarse hasta Avellaneda para rendir los exámenes finales. Todos deben hacer frente a un presupuesto en transporte.
Para completar el cuadro, esos universitarios –y millones de bonaerenses en conjunto- se quedaron hace algunas semanas sin el medio de transporte más económico de la provincia, los servicios de Ferrobaires que la gobernadora Vidal eliminó.