Sociedad //// 05.01.2017
Bergman sobre los incendios: "Son como una profecía apocalíptica"

Así lo afirmó el ministro de Medio Ambiente refiriéndose a los siniestros que afectan a las provincias de Río Negro, Buenos Aires y La Pampa.

Por Santiago Asorey
El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, ofreció declaraciones a la prensa tras ser fuertemente criticado por la falta de intervención en el apaciguamiento de los incendios que afectan a las provincias de Río Negro, Buenos Aires y La Pampa. “Esperemos que desde el Gobierno nacional no sigan en la indiferencia y comiencen a actuar y ser ejecutivos. Con los intendentes no se comunicó nadie del Gobierno nacional. Llevamos dos semanas de incendios y no nos han llamado", había cuestionado en la prensa el intendente de Telén, La Pampa, Raúl Echeveste.
Por su parte, el titular de la cartera de Ambiente afirmó a Radio Rivadavia: "Lo que parece una especie de profecía apocalíptica, los argentinos y el mundo empezamos a ver que acá tenemos incendios, en Santa Fe tenemos inundaciones, y esto se llama adaptación, que es cómo nos vamos a organizar para minimizar riesgos ante lo que le hicimos al planeta y que nos devuelve multiplicado con estas catástrofes".
Las declaraciones de Bergman llegan tras la denuncia realizada por la senadora nacional de la Coalición Cívica-ARI por Río Negro (integrante de Cambiemos), Magdalena Odarda, que denunció al gobierno de Mauricio Macri de cercenar los recursos del Sistema Federal de Manejo de Fuego, por lo cual se agravaron los incendios en la Patagonia, La Pampa y el sur de la provincia de Buenos Aires. “Actualmente, estamos sufriendo un incendio sin precedentes al norte de Río Negro, sur de La Pampa y de provincia de Buenos Aires que ya arrasó con cerca de 800.000 hectáreas de pastizales, animales ovinos, bovinos y cultivos en solo algunas semanas”, enfatizó Odarda.
Según datos oficiales, el Sistema Federal del Manejo del Fuego que depende del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable utilizó apenas la mitad de los recursos disponibles, ejecutando el presupuesto asignado en un 51,46%.