fbpx Unidad del campo popular: la CTA aprobó el proceso de reunificación con la CGT | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sindicales //// 04.10.2019
Unidad del campo popular: la CTA aprobó el proceso de reunificación con la CGT

Tras casi tres decadas la CTA de los Trabajadores y Trabajadoras volverá a formar parte de la CGT.  Así lo expresó el mandato del Plenario Nacional del Congreso anual de la central obrera liderada por Hugo Yasky.

Tras 28 años la CTA de los Trabajadores y Trabajadoras volverá a formar parte de la CGT.  Así lo expresó el mandato del Plenario Nacional del Congreso anual de la central obrera liderada por Hugo Yasky. Fueron parte del encuentro gremial el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, la jefa comunal de La Matanza Veronica Magario, el diputado nacional Máximo Kirchner, el candidato a intendente de Lanus, Edgardo Depetri. Además, participaron los dirigentes gremiales Hugo Yasky, Daniel Catalano, Edgardo Llano, Pablo y Hugo Moyano, entre otros. Durante la jornada se aprobó la unificación de la CTA con la CGT y se expresó el respaldo a la fórmula del Frente de Todos Alberto Fernández - Cristina Fernández de Kirchner. 

En este marco, Yasky sostuvo: “Gracias compañeras, compañeros, es un momento para nosotros histórico. Hace casi 30 años varias de las organizaciones que formábamos parte entonces de la CGT, decidimos dejar esa participación en un paréntesis que fue un paréntesis de tres décadas”.

En este mismo sentido, continuó: “Hoy, el pueblo argentino tiene una nueva oportunidad. Hoy el pueblo argentino se ganó el derecho a tener en la Casa Rosada a un Presidente y a una Vicepresidenta que surgen de la entraña de nuestro Pueblo”. 

“Por último, compañeras y compañeros, independencia de clase, autonomía de clase no es neutralidad y mucho menos cuando hay dos proyectos en pugna: uno antipopular que nos decía que hay que borrar de raíz lo que se hizo en los últimos 70 años, hablando del peronismo, del movimiento popular, de las conquistas populares, encarnadas en el otro proyecto en pugna. Cuando el otro es el proyecto de una especie de casta financiera que endeudó y fugó capitales, cuando los proyectos en pugna son ésos no hay neutralidad posible, desde la independencia de clase pero con el compromiso político de ser parte de la construcción de un tiempo nuevo, de esperanza, de trabajo, someto a votación el apoyo a la fórmula Alberto Fernández – Cristina Fernández”, sintetizó Yasky.

Por su parte, Máximo Kirchner afirmó: “Cuando nos quisieron quebrar más nos unimos, cuando nos quisieron voltear, más resistimos. Y lo hicimos siempre teniendo en claro que había que construir una opción electoral. Que no solo se trataba de resistir. En esa estigmatización sería bueno que algunos sectores mediatizados de la sociedad comprendan que estos planes económicos nunca funcionaron. Muchas veces escuché al señor Presidente y a sus cortesanos expresar que los inconvenientes de esta economía no podía completarse por la resistencia de los compañeros y las compañeras que militan en las organizaciones sociales. Este plan económico fue el mismo que quiso aplicar la dictadura militar y que aplicó el 24 de marzo de 1976. El problema es el plan económico que un sistema financiero quiere imponer con un privilegio para unos pocos. Esto tiene que quedar claro”. 

Desde otra perspectiva, el candidato a presidente del Frente de Todos afirmó: “Macri me convoca a un déjà vu . Para mí este presente me convoca a muchos recuerdos. Cuando miro el presente, y miro lo que vamos a encontrar, definitivamente lo que veo es casi un país como el que resolvimos en 2003. El daño de la convertibilidad es semejante al daño que hizo Macri gobernando cuatro años”.

Además, añadió: "Cuatro años de Macri nos costó una devaluación del 500%. Yo me acuerdo que llegamos al gobierno y estábamos obsesionados con una deuda que teníamos con el FMI que se había acumulado. En el 2005 eran USD 9.800 millones, por generosidad del pueblo argentino, con ese pago, pasamos a la historia. En un año y medio Macri contrajo una deuda seis veces mayor. No le prestamos atención a estos datos. Hace dos años no pensábamos en el FMI".