Sindicales //// 31.05.2019
Santa Fe: movilización, paro y ollas populares

En la jornada del 29 de mayo se cumplió el quinto paro general contra las políticas de hambre, despidos y entrega del gobierno Nacional que conduce el presidente Mauricio Macri.

Por Prensa CTA Santa Fe

En nuestra provincia, cientos de militantes de la CTA de Lxs Trabajadorxs, en el marco del Movimiento Obrero Santafesino, espacio de unidad que hemos venido construyendo junto la CGT Santa Fe y a los Movimientos Sociales, confluimos en las calles de diferentes localidades a lo largo y ancho del territorio santafesino, manifestándonos con ollas populares, marchas, cortes y concentraciones.

En la capital provincial con una importantísima presencia de compañeras y compañeros de barrios santafesinos postergados por este modelo de hambre y desocupación, se sostuvieron durante varias horas cortes en arterias claves de la ciudad: Iturraspe y Av. Presidente Perón, Gorriti y Av. Blas Parera, Gral. López y Dr. Zavalla. También se concentró a primera hora de la mañana en la intersección de las calles San Martín y Tucumán, desde donde se marchó en unidad hasta Rivadavia y Boulevar, donde otro nutrido grupo de organizaciones se encontraban realizando volanteadas y actividades artísticas.

En la ciudad de Rosario, nuestra CTA junto a todo el Movimiento Sindical Rosarino e importantes sectores sociales del sur provincial, se marchó en unidad desde la esquina de Paraguay y San Juan hacia la Plaza 25 de Mayo, donde se realizó el acto central en repudio a este presente oscuro que viven las familias trabajadoras de nuestra provincia y el país.

También en las ciudades de Gálvez, Reconquista, nuestras regionales de CTA junto a sectores sindicales, sociales y organismos de Derechos Humanos realizaron marchas, concentraciones, ollas populares y distintas actividades en consonancia con el grito de unidad contra el ajuste que se vio plasmado de forma contundente en el resto del país.

A pesar del dramático momento que vive el bolsillo de las familias trabajadoras de la Argentina, es esperanzador poder destacar la creciente unidad del campo sindical y popular, ya que necesariamente la confluencia de cada vez más espacios y organizaciones en lucha será la única herramienta que permita a la Clase Trabajadora de nuestro país retomar el camino del trabajo y la dignidad que este gobierno ha abandonado, poniéndose a las órdenes del FMI y librando a su suerte a millones de compatriotas.