fbpx Reforma laboral: las dos CTA la rechazaron y advirtieron que “fue escrita por empresarios” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sindicales //// 03.11.2017
Reforma laboral: las dos CTA la rechazaron y advirtieron que “fue escrita por empresarios”

Los dirigentes sindicales, Hugo Yasky y Pablo Micheli, dieron una conferencia de prensa en la que lanzaron duras críticas a la iniciativa del Gobierno. Llamaron a los legisladores a votar en contra del proyecto y argumentaron que "viola en prácticamente en todos sus artículos el principio de la no regresividad del derecho laboral".

Hugo Yasky y Pablo Micheli, dirigentes de las dos CTA, dieron una conferencia de prensa en la que rechazaron fuertemente la iniciativa del Gobierno sobre la reforma laboral y llamaron a los legisladores a votar en contra. Además, organizarán plenarios intersindicales en todo el país para “discutir y difundir el rechazo, las razones del rechazo y generar acciones en contra de esta iniciativa del Gobierno”.

“Este borrador de reforma laboral no fue hecho por asesores jurídicos ni laborales; fue escrito por empresarios. Está hecho directamente en la jefatura de alguna de las empresas que se habrán encargado de aportarle al gobierno el articulado del proyecto de ley. Los diputados y senadores deben saber que si la piensan votar, va a ser una ley con los pies de arena, que caería hecha pedazos ante una presentación en la justicia. Es un proyecto que viola en prácticamente en todos sus artículos el principio de la no regresividad del derecho laboral, violatorio de la Ley de Contrato de Trabajo, del artículo 14 bis de la Constitución Nacional y de los Convenios Internacionales con su mismo rango”, explicó Hugo Yasky, titular de la CTA de los Trabajadores.

En esa línea, Micheli criticó que “la propuesta de una pensión universal, que terminará siendo del 75 por ciento de la jubilación mínima, cuando la mínima hoy no alcanza para comprar ni la mitad de la canasta del jubilado”; recordó que las PyMEs, principales creadoras de empleo, deberán afrontar “aún mayores dificultades con la reforma impositiva” y advirtió que "los empresarios van a despedir a los trabajadores con antigüedad y a reemplazarlos por trabajadores jóvenes y precarizados por un cuarto de lo que les pagaban”, debido al abaratamiento de las indemnizaciones.

Por su parte, Yasky sostuvo: “En la Argentina, la reforma de Mauricio Macri pretende ir hacia una especie de ordenamiento legal laboral pre peronista. Esto no tiene posibilidad de ser aprobado en el Congreso, como sí la tuvo la reforma en Brasil. Tenemos una Constitución que desde el ‘94 incorporó a los tratados internacionales y que mientras no sea derogada, garantiza la progresividad del derecho social. Vamos a ir a ver a los jefes de bloque porque estamos casi convencidos de que no es fácil tirar por la borda todo lo que este país avanzó en terminos sociales del ‘45 en adelante".