fbpx Moyano hijo bloqueó las autopistas y la empresa cedió a una negociación
Sindicales //// 14.05.2010
Moyano hijo bloqueó las autopistas y la empresa cedió a una negociación

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Elizabet Peger, publicado en El Cronista Comercial)  Hugo Moyano puede dar fe de que sus hijos aprendieron muy bien sus mañas. Ayer, su hijo Facundo, titular del Sindicato de Trabajadores de peajes y Afines (SUTPA), puso en práctica la histórica estrategia del camionero de presionar a fondo para después negociar y, tras levantar durante doce horas los peajes de las autopistas porteñas, en una protesta que provocó largas demoras y caos en el tránsito metropolitano, logró el aval de la empresa AUSA y las autoridades laborales para avanzar en el reencuadramiento de unos 600 trabajadores actualmente afiliados al gremio de Comercio. Pero lo más llamativo fue que el acuerdo que habilita a Facundo Moyano a disputar la representación gremial de ese grupo de trabajadores se fundamento en el “principio de libertad sindical”, justamente el argumento que su padre cuestiona para rechazar la personería gremial de la CTA y en defensa del monopolio sindical de la CGT. “Nosotros queremos la libertad para persuadir a los empleados de que este es el sindicato que los tiene que representar y al final hubo acuerdo”, afirmó Moyano hijo al retirarse del encuentro realizado en el Ministerio de Trabajo.
 
 
Además de posibilitar al SUTNA disputar el reencuadramiento de alrededor 600 trabajadores de AUSA que en la actualidad reportan al sindicato de comercio que lidera Armando Cavalieri, un histórico adversario interno de Moyano, en el acuerdo la empresa se comprometió a no tomar medidas disciplinarias ni económicas contra el personal involucrado en el conflicto. En contrapartida, el gremio que comanda Facundo Moyano aceptó la suspensión de las medidas de fuerza que durante toda la jornada colapsaron el tránsito en las principales autopistas porteñas.
 
Las protestas lideradas por el hijo del camionero comenzaron a las 6 de la mañana con el levantamiento de las barreras de los puestos de peaje de la autopista Perito Moreno, a la altura del Parque Avellaneda, y la autovía La Plata–Buenos Aires, en el tramo Dock Sud y Hudson. Más tarde se sumaron a la medida el personal de la autopistas del Oeste, Richieri, Jorge Newbery y Ezeiza–Cañuelas. “Como cortó la gente del campo las rutas, nosotros cortamos la autopista por un reclamo legítimo que es que los trabajadores puedan realizar actividades gremiales sin ser despedidos ni perseguidos por optar por tal o cual sindicato”, dijo Moyano hijo para justificar la protesta.
 
En varios puestos de peajes se registraron manifestaciones que generaron demoras y embotellamientos, situación que se agravó por el efecto de los cortes que grupos de organizaciones piqueteras enfrentadas al kirchnerismo mantuvieron durante varias horas en la Autopista 25 de Mayo y los accesos al Puente Pueyrredón, que conecta la ciudad de Buenos Aires con la zona sur del conurbano bonaerense.
 
Los problemas en el tránsito se agravaron también en la zona norte, a raíz de otra protesta realizada por los trabajadores de las firmas alimenticias Kraft y PepsiCo que cortaron por la mañana las dos manos de la ruta Panamericana, a la altura de la localidad bonaerense de General Pacheco, en el marco de las medidas de fuerza que lleva adelante el gremio de la alimentación para exigir un sueldo básico de $ 3.000, conflicto que hoy derivará en un paro general de 24 horas en todas las fábricas del país.
 
Pese al acuerdo logrado ayer con el gremio que lidera el hijo del camionero, el conflicto en los peajes parece lejos de una solución. Desde el gremio mercantil advirtieron ayer con disponer protestas similares en las autopistas si no se frena el avance del moyanismo en el sector.