fbpx Moyano: “Es la hora de los trabajadores”
Sindicales //// 02.09.2010
Moyano: “Es la hora de los trabajadores”

Capital Federal (Agencia Paco Urondo)  La Central General de Trabajadores hizo un acto para dar inicio a los festejos por el 80º aniversario de la creación de la CGT. Fue este jueves 2 de setiembre, desde las 16.30, en su el Salón Felipe Vallese, de su tradicional sede de calle Azopardo.
Mientras se esperaba a los expositores, el acto comenzó con tangos en vivo. Canción con todos, de Tejada Gómez e Isella dio pie a la llegada de los oradores y al comienzo formal del encuentro. Julio Piumato, secretario general de Judiciales (UEJN) y responsable de Derechos Humanos de la CGT hizo las veces de presentador. Recordó a quien diera nombre al salón, primer desaparecido y explicó que el encuentro sería el lanzamiento inicial de una serie de eventos culturales y charlas a dictarse todos los jueves de setiembre. En ellas se abordará pasado y futuro del movimiento obrero organizado de Argentina.
Antes de cederle la palabra al escritor Castiñeira de Dios, arribó Hugo Moyano, titular de la CGT. Las gradas superiores, ocupadas por la Juventud Sindical, irrumpieron en cánticos de apoyo. Luego de abrazarse con el historiador Norberto Galasso, pudo el siguiente orador comenzar. Le tocó a Castiñeira explicar que la razón específica de la reunión tenía que ver con la presentación del libro de otro miembro del Consejo Directivo de la CGT, Juan Carlos Schmidt (Sindicato de Dragado y Balizamiento).
Schmidt narró que el manuscrito, Las marejadas populares, estuvo inspirado en las movilizaciones festivas del reciente Bicentenario nacional, y en “otras marejadas latinoamericanas de resistencia al imperialismo”. El autor y gremialista agregó que “toca redescubrir las palabras, para poder criticar al neoliberalismo. En el momento del golpe, un argentino manejaba 8.000 palabras, luego de su final, 800”. Sentenció a modo de conclusión: “ahora que recuperamos la esperanza, la salida ya no es el aeropuerto de Ezeiza. No estamos dispuestos a volver atrás, la hora de los trabajadores ha llegado”.
Tocó el turno a Galasso. “Argentina y América Latina están pasando por un momento excepcional… por eso están nerviosos Magnetto y Biolcatti”, descerrajó el historiador – militante, arrancando la primera carcajada de la jornada. “En la escuela nos enseñan la historia mitrista de los grandes hombres, no del Pueblo. Porque si nos contaran las epopeyas del Pueblo trabajador, los alumnos de 4º grado ya armarían su centro de estudiantes y los de 7º arrojarían al director por la ventana”. Más risas. “Y después, esa historia falsa la difunden una pandilla de periodistas al servicio de la oligarquía y la embajada yanqui. Nunca me voy a olvidar de un vecino peronista, de la época de la resistencia, que le decía a un gorila, Usted miente como un diario”. Las observaciones de Galasso sobre “la dra. Carrió” continuaron amenizando la jornada. “En serio, dijo, la historia sirve si nos da las claves para entender el presente, para desnudar a los poderosos y sus intereses, para mostrarnos la correlación de fuerzas existentes. En 2011 debe haber una marejada popular que avance definitivamente hacia la liberación latinoamericana”.

Paso seguido, se leyó una oda del poeta Carlino a Vallese, y Moyano y el titular de la UOM, Antonio Caló, entregaron una distinción al hermano de Felipe Vallese, Ítalo Vallese. Al borde de las lágrimas, el hermano del primer desaparecido hizo algunas reflexiones conmemorativas y aplaudió la incansable lucha obrera. Caló también hizo uso de la palabra, a quien recordó como un delegado metalúrgico de su misma edad por aquel entonces, 18 años. También notificó a los presentes que el 7 de setiembre es el día del metalúrgico, por ser el aniversario del fallecimiento de Fray Luis Beltrán. Este sacerdote fue quien fundió los cañones de las guerras de independencia convirtiéndose así en el primer metalúrgico nacional.
Fue el turno del secretario de Cultura, Jorge Coscia. “La lucha recién empieza, lleva 200 años. Y los trabajadores argentinos están dispuestos a aceptar un capitalismo serio, a condición que sea inclusivo”. Coscia aprovechó para narrar la historia de Natalio Botana, quien desde su diario Crítica apoyara primero y luego atacara a Hipólito Irigoyen. Según el secretario de Cultura, Botana fue uno de los principales promotores del primer golpe nacional, el de Uriburu. A la postre, Crítica fue cerrada por el mismo gobierno que él alentó.
Cerró el encuentro Hugo Moyano. En el mismo tono hilarante de Galasso, señaló que “voy a dar un discurso prudente, muy prudente, porque no quiero que la Bolsa de Comercio se caiga”. Risas. Lo dijo en relación a la publicación Ámbito Financiero, que temía un discurso incendiario del líder obrero y adelantaba el pavor de la patronal a una ofensiva sindical generalizada. “Quiero destacar dos momentos de la historia de la CGT: la enorme tarea de Rucci por traer de regreso a Perón, y la pelea de Ubaldini contra la dictadura y los gobiernos de signo neoliberal por el retorno del peronismo. Aclaro que no sabíamos que se venía el peronismo del menemato, porque sino no hubiésemos ayudado en nada. Hoy no tenemos que pelear contra la dictadura ni contra el neoliberalismo, y además, gracias al gobierno de Néstor Kirchner recuperamos las paritarias. Tenemos que actuar con inteligencia para cuidar esto, y en 2011 hacer todo lo posible para profundizar el modelo nacional y popular, que encabezarán Kirchner o Cristina Fernández. ¡Claro que todavía hay cosas que no nos gustan, pero miremos lo que hay enfrente! Una diputada (en referencia a Patricia Bullrich) que recortó el 13% de los salarios y jubilaciones de los trabajadores quiere convencernos que pelea por el 82% móvil. ¡Hay que tener la cara de piedra! Compañeros, a los trabajadores no nos engañan. Y tenemos la capacidad para ocupar cualquier lugar en el Estado. ¡Ha llegado la hora de los trabajadores!" (Agencia Paco Urondo)