Sindicales //// 06.07.2018
Miles contra los despidos en Télam

Los trabajadores de prensa se pronunciaron contra los despidos y denunciaron el intento del gobierno por silenciar voces en los medios de comunicación.

Por Lucía Ferreri Ochoa
Foto: Maximiliano Zurita

Los trabajadores de prensa se pronunciaron contra los despidos y denunciaron el intento del gobierno por silenciar voces en los medios de comunicación.

Una masiva movilización federal de periodistas copó ayer las calles del centro porteño con el acompañamiento de numerosos sindicatos y adherentes.

La movilización partió del Obelisco y se dirigió hacia el Centro Cultural Kirchner, donde el director del Sistema Nacional de Medios Públicos, Hernán Lombardi, instaló sus oficinas. Los manifestantes exigieron una respuesta del funcionario y de los directivos de Télam, quienes hasta el momento evitaron tomar contacto con los trabajadores, mientras intentaron demonizar sus reclamos a través de medios afines a su gestión.

La semana pasada, 357 trabajadores de la agencia nacional de noticias fueron despedidos en el marco de una fuerte persecución política encarada por las autoridades del medio, quienes acusaron a los comunicadores de utilizar a Télam de “botín político”, a partir de su supuesta militancia.

Cabe señalar que entre los trabajadores que recibieron el telegrama se encuentran matrimonios con hijos, cabezas de familia, trabajadores a meses de la jubilación o con más de 20 años de antigüedad y numerosos profesionales reconocidos nacional e internacionalmente.

En ese sentido, Carla Gaudensi, secretaria de acción social del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), y delegada en Télam, se refirió a la persecución de la cual los periodistas son víctimas desde diciembre de 2015. “Las trabajadoras y los trabajadores de prensa venimos muy golpeados desde que comenzó el gobierno de Cambiemos. Denunciamos en la marcha del 6J del día del periodista más de 3000 despidos en el rubro, sin contar los de la agencia Telam y en Radio del Plata. Es un golpe a nuestra organización porque el SiPreBA dentro de Télam es el sindicato que más afiliados tiene y donde hay una fuerte organización gremial que sostiene todas las luchas”, denunció la dirigente sindical.

El Ejecutivo justifica los despidos basándose en el incremento de la plantilla de trabajadores y alegando que el número ascendió de 479 a 870 entre 2003 y 2015. Sin embargo, el oficialismo evita aclarar que ese ingreso de comunicadores se debió a la incorporación de numerosos servicios como podcasts, videos, archivo fotográfico y multimedia, portal web y especiales multimedia.

En ese sentido, Rodrigo Balbuena, uno de los despedidos, destacó el valor de preservación del área de archivo: “Télam tiene el archivo fotográfico más grande del país y durante la gestión anterior se trabajó con el Museo Nacional de la Memoria en la digitalización y preservación del mismo. Tenemos imágenes de la Guerra de Malvinas, la Guerra del Golfo, de la dictadura, AMIA, de todos los conflictos sociales en Argentina, Paraguay, Bolivia, Perú y Ecuador, de todos los mundiales de fútbol desde el ´98, etc”.

Por otra parte, la gestión de Lombardi apuntó directamente a desguazar el área Télam publicitaria, la cual audita y controla el dinero utilizado por el Estado nacional en pauta publicitaria. Esto se da en el marco de un proceso iniciado a fines del 2015, con el arribo del macrismo a Jefatura de Gabinete de Ministros, desde donde buscaron simplificar el circuito de autorización y distribución de la pauta oficial, evitando así controles sobre los criterios de asignación de la misma.

Asimismo, fueron echados 48 corresponsales, quedando vaciadas las corresponsalías de Formosa, Misiones, Chaco,Catamarca y Chubut.