Sindicales //// 10.11.2015
"Matassa (conducción saliente de ATE) tendría que rendir cuenta de lo que se llevó"

Las nuevas autoridades de ATE Capital asumen este martes 10 la conducción del sindicato en el Teatro Cervantes a las 17. Agencia Paco Urondo dialogó con el nuevo secretario general Daniel Catalano acerca de la relación con las autoridades salientes, el panorama electoral de cara al balotaje del 22 y las prioridades que definen la agenda de los trabajadores.

Por Estefanía Cendón
AGENCIA PACO URONDO: ¿Cómo es el vínculo con la conducción electa de ATE a nivel nacional de Hugo Cachorro Godoy y Julio Fuentes?
Daniel Catalano: El vínculo no existe, lo estamos tratando de construir ahora. Ellos representan a la facción que ganó a nivel nacional, que es a quienes nosotros les venimos cuestionando cómo están manejando desde los recursos económicos hasta la mirada sesgada que tienen de la política. También cómo ellos utilizaron los recursos de nuestro sindicato en función de una estrategia electoral como apostar a la Unidad Popular, un proyecto político de una minoría absoluta que no representa a los estatales. Hoy en la Capital Federal eso se sintió en la votación de los empleados públicos que no los acompañaron y la conducción nuestra tampoco lo hizo.
APU: ¿Considera que la fractura entre la candidatura de José Luis Matassa (michelista) y la de Mosquera (vinculado a De Gennaro) en las elecciones de ATE Capital generó la afluencia de votos hacia su sector?
DC: La fractura permitió blanquear el marco ideológico desde donde cada uno se paraba. Los trabajadores se encontraron con cinco alternativas electorales: dos de izquierda partidarias estructurales; luego, por un lado, una estructura que tenía una dependencia absoluta con la CTA de Pablo Micheli, el Momo Venegas, el campo, la UCR y las relaciones que sostienen con Barrio Nuevo; por otro lado, está lo que representa Mosquera que es el vínculo con la Unidad Popular y el sindicalismo de 30 años enquistado en ATE. Frente a este panorama nosotros veníamos a irrumpir en la vida institucional de ATE, a plantear que la política que se estaba llevando adelante no contenía a los trabajadores. Necesitábamos tener un ámbito de debate en el Ministerio de trabajo, teníamos que poder incidir en las paritarias, demostrar que se puede tener una estrategia sindical clara hacia nuestros afiliados. Los recursos de ATE deben volver a los trabajadores que son los que aportan mensualmente una cuota, nosotros veíamos que se despilfarraba todo el dinero que entraba al sindicato, específicamente en la experiencia electoral. Además hacemos una caracterización del Estado a partir de 2003 hasta la fecha como un estado que genera inclusión, que creció y esto nos diferencia de las otras listas.
APU: ¿Cómo se está dando la transición con la gestión de Matassa?
DC: No hubo transición porque no quisieron hacer un inventario. Al no hacer un inventario de lo que hay en el sindicato, así sean mesas, sillas, computadoras o televisores, vos no podés recibir porque no sabés qué recibís. Es cierto que salieron alrededor de siete u ocho camionetas con cosas de ATE Capital y después de esto quisieron que firmemos un acta de entrega del edificio. Nosotros nos negamos a firmarlo porque no podíamos dar cuenta de lo que estábamos recibiendo, lo que recibíamos era lo que había. Es vergonzoso pero acá se llevaron hasta vasos, platos, cubiertos, parrillas, se llevaron de todo. Nosotros no podemos firmar ninguna entrega del sindicato porque no nos podemos hacer responsables, todo lo que hay acá es de nuestros afiliados, se compró con plata de los afiliados y Matassa tendría que rendir cuenta de lo que se llevó y para qué se lo llevó.
APU: Estarían asumiendo entonces sin una transición transparente. ¿Cómo es la situación de los fondos del sindicato?
DC: Nosotros asumimos con cero pesos en las cuentas del sindicato y vamos a asumir en el Teatro Cervantes a las 17 con un colectivo de compañeros que fue el que disputó y ganó la seccional y busca la mirada hacia adelante de cara a lo que viene.
APU: ¿De qué forma analizan la etapa previa al ballotage del 22 de noviembre?
DC: Para nosotros es central lo que suceda, lo que elija el pueblo el 22, porque va a afectar directamente la realidad de nuestros afiliados. Como lista Verde y Blanca ganadora vamos a llamar a votar por Daniel Scioli porque entedemos que la tercerización, el desguase del Estado como consecuencia del neoliberalismo es lo peor que nos pasó como país. Nosotros estamos en condiciones de dar una pelea abierta pero entendemos que se van a perder muchos derechos, que van a quedar muchos compañeros en el camino y que debe haber una madurez política de la sociedad para pensar bien qué es lo que va a elegir. Nosotros como lista no votamos a Macri.
APU: La Verde y Blanca durante el período de campaña hizo un fuerte hincapié en lo comunicacional. ¿Qué opina de la "campaña del miedo", modo en que denomina la oposición a la campaña oficialista?
D.C: Hay que ver cuál es la campaña del miedo porque si vos escuchás a Lilita Carrió diciendo que fabricaciones militares estaban armando a La Cámpora, lo dice en la televisión sin ningún tipo de cuidados, y afirma que lo van a utilizar para derrocar a Macri si gana. ¿Quién hace la campaña del miedo entonces? Para nosotros la campaña del miedo no es sostener que si viene el neoliberalismo va a haber un desguace del Estado, va a correr riesgo la Asignación Universal, corren riesgo las fuentes de trabajo, se van a abrir los mercados, se van a cerrar las pymes, van a empezar a entrar los productos de afuera, se va a dejar de sostener la industria, eso es lo que realmente va a pasar. Nosotros no tenemos miedo, tenemos preocupación y lo que queremos es alertar al pueblo porque se va a votar justamente sobre lo que la oposición te dice que van a hacer. Nosotros ya venimos de ese lugar, no es que no lo conocemos.
APU: ¿Cómo piensan avanzar en el proceso de regularización del empleo público que plantearon durante la campaña? Hay 40.000 trabajadores a regularizar.
DC: Nosotros presentamos un proyecto de ley que se está analizando en comisiones en Diputados, lo presentamos también en el Ministerio de Trabajo, en Hacienda, lo presentamos en la Función Pública. Lo que queremos es que todos los trabajadores que ya demostraron que están en condiciones de estabilidad laboral se les reconozca por una ley que pasen a planta. La estabilidad laboral hace que vos puedas fortalecer las políticas públicas, hace que le otorgues más calidad de trabajo a la persona que viene a asistir. Lo que nosotros buscamos que se llegue a instrumentar es que los aumentos de sueldo no tenga tanto desfazaje entre el que menos cobra y el que más cobra. Cuando se aplica una suma porcentual hacés que el que más gana reciba mayor aumento del salario que el que menos gana. Nosotros nos centramos en dos cosas: la estabilidad del empleo público y tratar de que haya una suma fija para poder romper con los intereses que hay entre el que menos y el que más gana.
APU: Además de lo mencionado, ¿cuáles son las prioridades en la agenda de ATE Capital?
DC: Nuestra prioridad es ser quienes podamos empezar a discutir en el Ministerio de Trabajo la paritaria y la realidad de nuestros compañeros, que seamos un actor sindical serio. ATE no viene participando de ningún ámbito de discusión salarial, nosotros queremos constituirnos como un actor que pueda cambiar la realidad de trabajo de nuestros compañeros. El otro gran desafío es poner el sindicato patas para arriba y que todo lo que entre al sindicato esté en beneficio de nuestros afiliados, transformarnos en actores serios del mundo sindical. Entendemos que los estatales tenemos un rol central en la vida cotidiana de todos los argentinos.