Sindicales //// 07.08.2019
Masiva movilización de las organizaciones sociales: "Los miles de comedores que sostenemos no dan abasto"

Las organizaciones nucleadas en la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) marcharon desde el Santuario de San Cayetano hasta el Congreso para denunciar las políticas económicas del Gobierno. "Denunciamos el escándalo del hambre y la pobreza", subrayaron. 

Las organizaciones integrantes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Somos Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Frente Popular Darío Santillán (FPDS) se movilizaron masivamente durante la jornada de hoy, en el marco del día de San Cayetano desde Liniers (Santuario de San Cayetano) hasta el Congreso, en el Centro porteño. De esta manera, las organizaciones sociales denunciaron “la política de hambre y exclusión que lleva adelante el gobierno nacional” y pidieron por Paz, Pan y Trabajo. Asimismo, reivindicaron “el programa de las 3 T (tierra, techo y trabajo) que une al Papa Francisco con los Movimientos Populares de todo el mundo”. 

La marcha contó con el acompañamiento del Frente Sindical por el Modelo Nacional y multiples organizaciones sindicales de la CGT y las CTA. En este marco desde la CTEP emitieron un documento haciendo alusión al difícil momento que atraviesan los sectores populares en la Argentina. “Porque como ciudadanos todos merecemos vivir en paz, denunciamos la persecución sistemática, planificada y deliberada del gobierno de Mauricio Macri contra nuestros dirigentes y organizaciones. El hostigamiento que sufrimos en grandes medios de comunicación adictos al gobierno empalma con el discurso de los principales ministros que pretenden mostrarnos ante la sociedad como criminales y parásitos, negando nuestro rol positivo en la lucha contra la pobreza, la defensa de los derechos sociales y la integración de los sectores excluidos", sostuvieron. 

Además, añadieron: “Esta situación se suma a la presión creciente de las bandas narcocriminales en los barrios populares que, además de imponer un régimen de miedo a los vecinos y un futuro de muerte a los pibes y las pibas, han vuelto a enlutar nuestras organizaciones con atentados y asesinatos. Se sienten protegidas por las fuerzas de seguridad y envalentonadas por el discurso oficial que nos demoniza, habilitadas para atacarnos. Los movimientos populares somos enemigos del narcotráfico y la última barrera para enfrentarlo”.

En esta misma dirección, desde la Confederación se refirieron a la situación alimentaria y subrayaron: “Porque como seres humanos merecemos pan, denunciamos el escándalo del hambre y la pobreza, escándalo agravado por la incorporación de cuatro millones de hermanos a las filas de los hambreados desde que asumió este gobierno. Un tercio de nuestro pueblo es pobre, uno de cada dos niños tiene problemas de alimentación, la inflación de este año supera el 40% y afecta principalmente los alimentos, las políticas alimentarias son claramente insuficientes y los miles de comedores que sostenemos en todo el país para intentar atender esta emergencia no dan abasto".

Asimiismo, la organización señaló que "el aumento de la pobreza y el hambre no es una catástrofe natural" sino "el resultado a una política deliberada de ajuste, destrucción del mercado interno, protección de los monopolios y complicidad con los especuladores financieros".

En misma sintonía, se expresaron sobre la situación de aumento de desempleo de los últimos años: “Porque como trabajadores merecemos trabajao formal, digno y con derechos, denunciamos que sólo en el último año se han perdido más de 200 mil puestos de trabajo asalariado registrado del sector privado, que desde la asunción de Macri hemos sufrido una constante pérdida de puestos laborales y el salario real de trabajadores activos y pasivos, en particular el salario mínimo vital y móvil y las jubilaciones mínimas, ha perdido gran parte de su poder adquisitivo. También denunciamos la silenciosa precarización del trabajo que disfraza de autoempleo el fraude laboral a través de las grandes plataformas informáticas”.

“Exigimos el fin de los recortes en programas sociolaborales, bajas del salario social complementario y persecución a los trabajadores de la Economía Popular. Exigimos salario social complementario y seguridad social para los cinco millones de trabajadores de la Economía Popular. También exigimos el fin de los despidos, suspensiones, cierre de empresas, reducción de salarios y jubilaciones. Reivindicamos los convenios colectivos y los derechos laborales para el sector público y privado. Rechazamos cualquier reforma laboral que reduzca sus derechos. Exigimos la inclusión de la Economía Popular en el Consejo del Salario Mínimo, Vital y móvil”, concluyeron.

Por su parte, el precandiato a presidente de Frente de Todos, Alberto Fernández, se expresó en Twitter sobre la siutación que sufren los sectores populares en materia laboral. "Hoy y cada día: paz, pan y trabajo. En lo importante es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. #SanCayetano", subrayó. Tambíen lo hizo el precandidato de Consenso Federal, Roberto Lavagna,  quien señaló: "Comparto el sentimiento de los millones de argentinos que hoy invocan a #sancayetano rogando por conseguir un trabajo o mejorar las condiciones del que tienen. Trabajo y Producción están en la base de un sistema que de a sus ciudadanos condiciones de vida dignas.