Sindicales //// 25.09.2018
Hugo Moyano: "Es humillante ver al Presidente bailando sabiendo que el pueblo está protestado por el hambre"

El dirigente sindical analizó el contundente paro sindical. "El paro no es contra Macri, es contra el FMI", describió.

Los principales dirigentes de la CGT brindaron una conferencia de prensa en el que analizaron el cuarto paro general que la central realizó contra las políticas de ajuste del Gobierno de Mauricio Macri. "Fue el más contundente en muchos años", aseguraron. "El Gobierno tiene que cambiar el rumbo, aunque no creemos que lo haga", coincidieron los dirigentes.

Por su parte, Hugo Moyano ironizó sobre las imágenes que mostraron a Macri bailando en un evento en Nueva York: "Es humillante ver al Presidente bailando sabiendo que el pueblo está protestado por el hambre", dijo.

Por su parte, agregó: "Dijimos que el paro no es contra Macri, es contra el FMI y quedó claro quien manda en el país". Por último, cuestionó el programa económico de Cambiemos, basado en el endeudamiento y la fuga de divisas: "Lamentablemente esto lo van a pagar las generaciones presentes y futuras porque van a hipotecar al país".

Por su parte, el dirigente del triunvirato que conduce la CGT Juan Carlos Schmid señaló: "Al mismo tiempo que la cabeza del Poder Ejecutivo está en Estados Unidos, se conoce la renuncia del presidente del Banco Central (Luis Caputo), que demuestra las tensiones en el equipo económico y no hacen más que afirmar que no estamos ante el mejor equipo de los últimos 50 años, sino que estamos enfrentando una crisis monumental, que empezó en el plano económico y se agrava en el plano social", describió. 

"Dicen que no hay alternativas, pero desde acá decimos con humildad y respeto de la instituciones, que si no hay Plan B o solución, tampoco va haber tregua con el movimiento sindical argentino", agregó. "La CGT aspira a que haya un cambio en un plan económico que definitivamente ha fracaso, que no va a dar soluciones y está condenado a dar más pobreza, miseria y atraso", resumió.

Por último, cerró: "Las paritarias se tornan insuficientes a un programa económico que cada vez deteriora más el valor de nuestra moneda. No solo se devalúa la moneda, se ha devaluado la palabra del Poder Ejecutivo, y cualquier expectativa que tengamos de este gobierno, que no hizo otra cosa que construir macana tras macana en el plano económico. Lo que ganamos en la mesa paritaria lo perdemos al otro día en el supermercado".