Sindicales //// 12.10.2012
"Hay organizaciones que siempre fueron oficialistas"

El diputado nacional e integrante del FAP, Victor De Gennaro, militó esde el gremio ATE contra las politicas neoliberales de los noventa. En esta oportunidad, reflexiona sobre el devenir de las organizaciones sindicales que se enfrentaron al menemismo.

 
{youtube}KFGuMIDMy9o{/youtube}
Agencia Paco Urondo: En los años noventa ustedes combatían en las calles junto al MTA de Moyano por ejemplo ¿Qué balance hace del recorrido y el devenir de los distintos gremios que integraban aquel Movimiento de Trabajadores Argentinos y los de la CTA?
Víctor De Genaro: La CTA hoy es tres veces más grande, ha crecido mucho. Se están organizando sindicatos de trabajadores privados, se acaba de realizar un Congreso en el Microestadio de Ferro con más de 2500 delegados de los trabajadores privados. 
Me parece que la historia es importante, pero a mí más me preocupa más el futuro, ese futuro que está movilizando a pibes de menos de treinta años. Por ejemplo, el sindicato del Calzado, que se acaba de fundar este fin de semana en Catamarca, está fundado por pibes de menos de treinta años. Son los hijos del 2001 que aparecieron y están en la conducción de esta etapa. A ellos les corresponde empezar a construir ese futuro, lo más importante de hoy es que todos estos pedacitos hay que amalgamarlos en un proyecto colectivo. Cuánto tardemos en hacer ese proyecto es responsabilidad de los dirigentes y del campo popular.
APU: ¿Cómo ves que algunos gremios quedaron del lado del gobierno y otros enfrentados? 
VDG: Depende, hay organizaciones sindicales que siempre están en el mismo lado, esos son siempre oficialistas, no importa que cambien los gobiernos, fueron oficialistas con Menem, con la Alianza de De La Rúa ya que eran los que se sentaban con él para aplicar la flexibilización laboral, después fueron de Duhalde e hicieron el acuerdo productivo y después fueron de Kirchner. Ellos son siempre oficialistas, no tienen la culpa de que cambien los gobiernos. 
En otros hay otras actitudes y hoy estamos en la calle con los trabajadores. Me parece que más que nunca hoy se ha crecido en organización, somos más grandes que antes y lo que hay que hacer es abrir la puerta para que entre esa avasallante juventud que van a hacer los que dirijan el país.