Sindicales //// 21.02.2018
El moyanismo, gremios de la CGT y la CTA y movimientos sociales movilizarán contra el Gobierno

La convocatoria será desde las 13 horas en 9 de Julio y avenida Belgrano. Se esperan más de 200 mil personas. El desafío de Hugo y Pablo Moyano. 

Por Enrique de la Calle

Se espera una convocatoria multitudinaria frente al edificio del Ministerio de Desarrollo Social, en la esquina de las avenidas Belgrano y 9 de Julio. "Contra el ajuste" marcharán el moyanismo, gremios de la Corriente Federal de Trabajadores (CGT) y sindicatos de las dos CTA. Además, se sumarán los movimientos sociales, como la CTEP y Barrios de Pie. 

En un escenario ubicado sobre la 9 de Julio, hablarán desde las 15 horas Hugo Yasky, Pablo Micheli, Sergio Palazzo, un representante de los movimientos sociales y el cierre quedará a cargo de Hugo Moyano. Se espera discursos muy críticos contra la gestión de Cambiemos. 

La convocatoria pondrá en escena una articulación gremial y social inédita hasta hace un par de años. Esto es: la confluencia entre espacios sindicales más cercanos al kirchnerismo con otros más distantes, cuando no muy críticos de los últimos años de Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (el moyanismo). Habrá que ver si hoy es el puntapié inicial para el nacimiento de un nuevo bloque sindical que además incluya a las organizaciones que nuclean a los trabajadores de la economía popular. 

Otro elemento a considerar a partir de mañana tendrá que ver con el futuro inmediato de la CGT, la principal central obrera en el país. ¿Seguirá el actual esquema de triunvirato fallido? O bien: ¿Se confirmará el quiebre y volverán a reaparecer las "CGT Azopardo", "CGT Alsina" y "CGT Azul y blanco"?

La estrategia comunicacional del Gobierno nacional y de sus medios aliados fue la de circunscribir la marcha al moyanismo. En algo tienen razón: Hugo y Pablo Moyano son los nombres centrales de la jornada de hoy; son ellos los que más pueden ganar o perder. El oficialismo logró quitarles el apoyo de gremios fuertes de la CGT, lo que da cuenta de la debilidad de la familia Moyano para representar a los diferentes sectores cegetistas. Con mucha cintura política, los Moyano articularon con los sectores gremiales que mantienen desde 2016 una postura más combativa con el gobierno de Cambiemos. 

Por último, habrá que ver cuánto ciudadano de a pie se suma a la convocatoria. Para ser exitoso, el moyanismo necesita trascender el esquema "camioneros". Según una reciente encuesta de Analogías, realizada en el Gran Buenos Aires, el 57% está de acuerdo con la manifestación de Moyano y aliados. Esos números son coincidentes con otros sondeos que dan cuenta de una suba en la imagen negativa de Cambiemos, muy pronunciada desde diciembre del año pasado.