Sindicales //// 29.11.2018
Denuncia contra UATRE: “En un gremio patriarcal no van a aceptar nunca que una mujer se les pare y les diga lo que piensa”

Dalinda Sánchez fue echada de su puesto como secretaria general de la seccional Alberdi de UATRE (Tucumán) tras denunciar a varios miembros de la comisión directiva. 

Por Estefanía Cendón

Dalinda Sánchez ocupaba el cargo de secretaria general de la seccional Alberdi de UATRE, en la provincia de Tucumán. Fue expulsada de su puesto tras denunciar ante el secretariado nacional que varios miembros de la comisión directiva que integraba renunciaron a sus puestos a cambio de salarios elevados. Una vez declarada la acefalía, intentaron intervenir la seccional Alberdi a los tiros y con amenazas de muerte. Sánchez continúa ejerciendo su cargo gracias al apoyo de los trabajadores rurales. En diálogo con AGENCIA PACO URONDO, Sánchez denuncia violencia de género en la conducción de UATRE y maniobras fraudulentas: “En un gremio patriarcal no van a aceptar nunca que una mujer se les pare y les diga en la cara lo que piensa”, sostiene.

AGENCIA PACO URONDO: ¿Dónde y cuándo se celebró el Congreso Nacional de UATRE durante el cual usted fue expulsada de su cargo?

Dalinda Sánchez: Se celebró el 15 de noviembre en la ciudad de Funes, cerca de Rosario, provincia de Santa Fé.

APU: ¿Tenía conocimiento previo acerca de esta expulsión?

D.S: Sabía con anticipación el orden de la convocatoria. El Congreso Nacional de UATRE constituye todo un armado ya que este año a los congresales se les entregó dinero, $20.000 a cada uno, para que levanten la mano y hagan mociones. Esto es organizado por Ramón Ayala, conducción nacional de UATRE, hace años se vienen manejando de esta forma. También me habían comunicado a través de una carta documento, a fines de septiembre, que estaba convocada al Congreso en donde se trataría mi expulsión.

APU: ¿Cuál es o son los motivos por los que fue expulsada?

D.S: Me acusan por disturbios en UATRE, en Buenos Aires en CABA, y usurpación de local de UATRE. Junto a 120 trabajadores rurales de la seccional Alberdi de Tucumán viajamos a la delegación nacional de UATRE para recibir respuestas. Nuestra seccional había quedado acéfala porque le habían ofrecido sueldos arriba de los $50.000 al secretario adjunto y otros compañeros integrantes de la comisión para que renuncien. Desde el secretariado nacional nos dijeron que eso no era cierto. Cuando regresamos a nuestra seccional Alberdi en Tucumán nos enteramos de que Juan Luna, quien había renunciado previamente a la comisión directiva, había sido nombrado colaborador gremial con un sueldo bastante elevado. Calculá que yo como secretaria general ganaba un sueldo de $10.500 y hoy Juan Luna cobra un sueldo arriba de $45.000 o $50.000 por el favor que les hizo. Las renuncias se compran con el ofrecimiento de sueldos muy elevados por cargos en UATRE, en este caso en la seccional Alberdi. Este fue el reclamo que hicimos ante el secretariado nacional y que nos negaron en la cara. Cuando se habla de usurpación de la seccional Alberdi de UATRE, lo real es que la seccional nunca tuvo un local propio y hasta el día de hoy no lo tiene. Hasta el mes de febrero pagaron el alquiler de un local, a partir de marzo no nos dieron más un centavo y empecé a alquilar el local. El alquiler estaba a mi nombre, no puedo estar usurpando algo que estoy alquilando.

APU: ¿Cómo está compuesta la comisión directiva de UATRE de su seccional y cómo se da esa situación de acefalía que denunciaron ante el secretariado nacional?

D.S: La comisión directiva tiene nueve integrantes: cinco integrantes de la comisión y cuatro vocales. La comisión está compuesta por el secretario general, secretario adjunto, tesorero, secretario de actas y secretario de acción social y cuatro vocales. Hicieron renunciar a cinco miembros para que quede acéfala la seccional. De los cinco que negociaron uno decidió retrotraerse y rectificar su renuncia, sostuvo que fue por presión del gremio y de parte de la empresa en la que él trabajaba. Mandó una carta al gremio a nivel nacional el 25 de enero de este año, en la cual rectificó su renuncia. El mismo 25 nosotros realizamos una asamblea con más de 300 trabajadores en donde se les informó lo sucedido. Al retrotraerse este compañero ya no quedaba acéfala la comisión directiva y fue aceptado nuevamente. Se hicieron los corrimientos de cargo, se envió toda la documentación correspondiente con copia de libro de actas a Buenos Aires el día 26 de enero. Inclusive, en esa asamblea estuvieron presente tres integrantes de la comisión directiva de la Delegación Provincial de UATRE, dando fe de que todo fue como lo contamos. UATRE recibió los documentos el día 30 de enero. El día 31 de enero recién salió una carta documento desde Buenos Aires informándonos que la seccional había quedado acéfala. También, por desgracia, uno de los cinco compañeros que integraba la comisión directiva murió en un accidente terrible en La Rioja. El gremio festejó la muerte de este compañero y no dio marcha atrás con la acefalía.

APU: ¿Cómo siguió el diálogo con las autoridades en Buenos Aires a partir de este episodio?

D.S: A raíz de esta situación viajamos a Buenos Aires para pedir explicaciones sobre lo sucedido: por qué se habían ofrecido sueldos elevados a los integrantes de la comisión a cambio de sus renuncias. Esto fue el 25 de febrero aproximadamente. Sin una respuesta favorable, regresamos a Tucumán. El día 6 de marzo se hizo presente Enrique Ledesma en la seccional de UATRE Alberdi, designado como normalizador, hecho que no nos habían comunicado formalmente. Nuestra seccional cuenta con consultorios médicos y boca de expendio, encargada de entregar las órdenes médicas para que los afiliados puedan atenderse. El día en que vinieron a hacerse cargo de la seccional había más de 200 trabajadores rurales porque se había anunciado por la radio que ese día iban a entregarse guardapolvos a los afiliados. En ese contexto llegaron lanzando tiros al aire y gritando: “Dalinda, hija de puta, te vamos a matar a vos y todos los que te acompañan”. Hay denuncias penales por todo esto, tengo pruebas como fotografías de personas armadas en las camionetas de UATRE. Llegaron dos camionetas entre los que se encontraban el normalizador, el delegado provincial de UATRE de Tucumán, Juan Luna y dos compañeros que habían renunciado a la comisión. Parecía una ficción lo que vivimos el día 5 y 6 de marzo.

APU: ¿Luego de estos acontecimientos el normalizador Enrique Ledesma intentó nuevamente hacerse cargo de la seccional Alberdi?

D.S: Desde ese momento el normalizador nunca pudo hacerse cargo de la seccional Alberdi. Nosotros seguimos en el mismo local, atendiendo a los trabajadores. La boca de expendio y los consultorios médicos continúan funcionando en el mismo lugar.

APU: ¿A pesar de su destitución y de todo lo acontecido sigue ejerciendo su cargo de secretaria general?

D.S: Sin la chapa de UATRE, pero sí con la convicción y con la representación de los trabajadores. Intentaron instalar en otro lugar la seccional y fueron los trabajadores los que los corren, no los dejan asentar en ningún lado porque no quieren la intervención. No aceptan al normalizador Enrique Ledesma: un hombre que se gasta el dinero de los trabajadores en el juego, vive alcoholizado, drogado. Jamás pudo hacer efectivo, hasta el día de la fecha, su cargo de normalizador.

APU: ¿Pudieron votar la totalidad de los congresales el día en que se debatió su destitución en el Congreso Nacional de UATRE?

D.S: Ha sido muy confusa la votación. Después de que hice mi discurso de defensa, el que no pude llevar adelante claramente porque hay una patota preparada por el secretario general Nacional Ramón Ayala, llamada “la patota de Pehuajó”, que me abucheaban. Ramón Ayala les hacía seña desde la mesa donde estaba, animaba esa patota. Después de que hice mi defensa, como está todo armado, han hablado personas hasta obligados.

APU: ¿Cómo es la composición de la seccional Alberdi y en qué estado se encuentra actualmente?

D.S: La seccional cuenta con 4.500 trabajadores afiliados. Acá trabaja gente temporalmente en la cosecha y empaque de limones. También hay cosecha de arándano, tabaco, granos, papas. Es una seccional grande en comparación a otras. Yo he estado encargada como secretaria general desde 2011, en 2015 fui reelecta y mi mandato llegaba hasta 2019. En 2018 quedó acéfala la seccional, la cual sigue funcionando en el mimo lugar donde funcionaba desde 2011. Los consultorios siguen funcionando, al igual que la boca de expendio, y puedo asegurar que es una de las mejores boca de expendio de la provincia de UATRE, sin hacerse cargo UATRE hoy. Está sostenida con fondos propios y con sacrificio de los trabajadores que no aceptan que la seccional la estén armando en otro lugar. En la casa de Juan Luna, ex secretario adjunto de la seccional que había renunciado a la comisión directiva a cambio de un sueldo superior a $50.000, escuché que están haciendo refacciones para que sea la nueva seccional de UATRE. Muchos trabajadores de Alberdi no aceptan esto. Se comenta que van a trasladar allí la boca de expendio a partir del 1 de diciembre.

APU: Usted afirmó que se sostienen con aportes propios en su seccional ¿A partir de cuándo no reciben fondos de UATRE?

D.S: A partir de marzo. Lo sostenemos actualmente nosotros: pagamos el alquiler del local así como todos los gastos.

APU: ¿El cese de fondos desde UATRE coincide con el intento fallido de tomar la seccional por parte del normalizador el 5 de marzo de este año?

D.S: Así es. Ya llevamos diez meses sin recibir aportes. No sé qué estará haciendo UATRE con la plata. Por mes depositaban $10.000 para gastos de la seccional. No sé del destino de ese dinero actualmente. Alberdi es una seccional rica en aportes, la UATRE tendría que devolver de esos aportes el 40% a la seccional y jamás los ha devuelto. UATRE hoy nos echa porque somos combativos, porque representamos a los trabajadores, porque hacemos denuncias ante la AFIP, ministerios, secretarías, gerencias de empleo y denunciamos el trabajo en negro. Vamos a defender siempre los intereses de los trabajadores, no nos hace falta la chapa para representarlos.

APU: ¿Existió algún hecho puntual que pudo haber desencadenado esta persecución?

D.S: La primera discusión que tuvimos con el secretariado nacional, con Ramón Ayala, fue en la paritaria del Citru, para los trabajadores del limón, en 2017 donde el gremio había acordado un 23% de aumento y yo sostuve que los trabajadores merecían un poco más. Al otro día repartimos volantes en toda la provincia, en el frente de empaques y cosechas, el gremio se vio sobrepasado por toda esta acción nuestra. Cortamos la ruta cinco días y conseguimos así el 31% de aumento para los trabajadores. Desde ese momento el gremio de UATRE jamás me perdonó por no firmar lo que ellos estaban arreglando. En un gremio patriarcal no van a aceptar nunca que una mujer se les pare y les diga en la cara lo que piensa. Se ve claramente lo que ellos hacen, en Tucumán hay 15 seccionales de UATRE y 4 estaban dirigidas por secretarias generales. Es una persecución constante.

APU: ¿Sus compañeras han vivido situaciones similares?

D.S: Las compañeras tienen miedo de ir al frente. Apoyan, se solidarizan conmigo y saben que todo lo que pasó es simplemente porque soy mujer y no les tengo miedo. Las amenazas de muerte que no ha hecho el gremio, hago responsable a la conducción nacional cuando envió a Enrique Ledesma a hacerse cargo de la seccional. Nos dicen que si continuamos peleando nos van a matar. En Alberdi estamos amenazados por personas que venden droga, que están en ese círculo de Juan Luna y Enrique Ledesma. Amenazan con la familia. Es terrible.

APU: Usted denunció que 10.000 trabajadores no van a poder acceder al Plan Intercosecha. ¿En qué consiste este plan y qué beneficios aporta al trabajador rural?

D.S: Desde el 2002 se consiguió el Plan Intercosecha. Fuimos parte de esa lucha los trabajadores. En el intervalo en el que no hay cosecha los trabajadores cobran un subsidio o ese plan por cuatro meses. Se pagó siempre cuatro meses, hoy el gremio nacional de UATRE ha dado por sentado que plan Intercosecha se va a pagar un solo mes y $2.300. Nosotros salimos a la lucha, cortamos la ruta, movilizamos a la gerencia de empleo y gracias a eso, sin que intervenga UATRE, conseguimos sostener los cuatro meses de pago entre otros beneficios.

APU: ¿Esta movilización de los trabajadores se está llevando adelante por fuera de UATRE?

D.S: Se armó este movimiento nacional que está formado por trabajadores rurales que no se sienten representados por el gremio de UATRE. En cada provincia se están agrupando, vemos como UATRE actúa en contra de los trabajadores, firma paritarias debajo de la inflación, del costo de vida, no sale a pelear, está de mano derecha del gobierno de Macri. UATRE no va a hacer nada en contra del gobierno nacional. ¿Quién representa a los trabajadores así?

APU: ¿Cuántas provincias integran este movimiento que está surgiendo?

D.S: Alrededor de once provincias: Tucumán, Salta, Jujuy, Misiones, Chaco, La Pampa, Mendoza, San Juan, Buenos Aires, Río Negro y Neuquén. Está creciendo donde todos los trabajadores rurales no se sienten representados por UATRE. Está avanzando, esperamos poder armar una conducción nacional.

APU: ¿Cómo definiría la gestión de Ramón Ayala desde que asumió la conducción nacional de UATRE tras el fallecimiento de Gerónimo “Momo” Venegas?

D.S: Ramón Ayala lo único que hizo desde que ingresó fue despedir mujeres, trabajadores, porque no acuerdan con su política, porque están en contra de la política que Ayala ejerce. Son muchos compañeros que fueron despedidos porque quiere que nadie se le cruce. Está muy ligado al gobierno nacional y no le interesan los trabajadores rurales. No discuten condiciones de trabajo: ellos viven como reyes mientras los trabajadores son los peor pagos de la Historia. Caratulo como pésima su conducción. Ojalá que en las próximas elecciones de UATRE esta dirigencia cambie y sea para mejor. Ayala no merece estar al frente de este gremio.

APU: ¿Cómo vive hoy un trabajador rural en Argentina en el contexto de crisis económica que atravesamos?

D.S: Están pasando miseria, mucha hambre y necesidad. Son los peores pagos del país. Es irónico porque tenés un gremio que está del lado derecho del gobierno nacional: no se entiende cómo no logran conseguir buenas paritarias, aumentos para los trabajadores rurales. Al contrario, se están entregando muchos derechos que se habían conseguido con la lucha de los trabajadores rurales. Por ejemplo: Venegas, antes de su muerte, había acordado con los arandaneros que se tenían que hacer 25 kilos para un jornal. Hoy Ramón Ayala firmó un convenio donde tenés que hacer más de 40 kilos de arándanos para hacer un jornal. Entregan día a día los derechos de los trabajadores. La única forma de sostenernos es armar una nueva organización donde los trabajadores se sientan sostenidos y representados.