fbpx CTA: Los que luchan y los que lloran, por la Tendencia Nacional y Popular
Sindicales //// 23.09.2010
CTA: Los que luchan y los que lloran, por la Tendencia Nacional y Popular

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Existen dos concepciones sobre la construcción gremial dentro de la CTA: la que tiene alergia al crecimiento de la central en la puja por la redistribución de la riqueza y la verdadera, la que pugna por conquistar las reivindicaciones que inspiraron su fundación y pone el cuerpo en las calles para celebrar cuando las consigue.La primera unta la pobreza con mermelada y entona loas acongojadas contra la plusvalía, mientras se junta a matear con dirigentes de la Mesa de Enlace o azuza a las comisiones internas de las fábricas y las guía hacia el descabezamiento rápido que redunda en despidos de compañeros y un nulo saldo organizativo para la clase trabajadora. Es la CTA que reniega del kirchnerismo por darle fuerza de ley a las demandas que tanto ansiamos pero tolera que Pino Solanas y Claudio Lozano voten con los ruralistas que esclavizan peones por una tapa en Clarín. Es la CTA que no movió un dedo ni puso un bombo en la Ciudad para enfrentar a Mauricio Macri, la expresión más despiadada de la derecha vernácula, porque el desgaste del Pro fortalecería a la presidenta Cristina Fernández. Es la CTA que juzga insuficiente la Asignación Universal por Hijo (AUH) pero saluda que se le dé quórum en el Congreso a los radicales, cívicos y rancios propejotistas que quieren estrangular financieramente al Estado para voltear la primera experiencia nacional y popular desde el retorno de la democracia. Es la CTA que se regodea en la derrota contra el capital porque tiene pánico al triunfo de los laburantes antes de la concreción de las utopías. Es la CTA que acusa los codazos rivales en el área chica cuando quiere salir jugando desde abajo pero botonea al compañero maradoniano que hace un gol con la mano contra los patrones. Es la CTA de los purismos inconducentes, la que llora pero no mama y la que está dispuesta a morder la teta si le tocara en suerte porque teme más a las etiquetas estigmatizantes que a la desnutrición.Y existe la otra CTA, la que no deja que la pava se enfríe mientras discute interpretaciones sobre lo que dijo o no dijo Germán Abdala. Es la que pelea contra la disgregación de los sectores populares para abandonar el rol testimonial y pasar al frente de la escena política como protagonista del cambio social. Es la CTA que lucha contra los enemigos de los trabajadores, la que no pierde el tiempo en cálculos sobre la cotización de la central ante el eventual agotamiento del kirchnerismo ni especula con la aceptación del progresismo blanco y gorila que se compadece del movimiento obrero cuando no tiene incidencia. Es la CTA que se avoca a la construcción de bases de sustentación social frente a los apetitos neoliberales del macrismo, la Coalición Cívica y las corporaciones mediáticas que les dan aire en televisión. Es la CTA que banca la recuperación de los fondos de jubilaciones y pensiones, la estatización de Aerolíneas Argentinas, la AUH y la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Es la CTA que fue al frente con los docentes y los estudiantes ante el recorte de las becas escolares en la Ciudad de Buenos Aires, el rechazo al Fino Palacios, la contratación del espía Ciro James en el Ministerio de Educación porteño y la designación del fascista Abel Posse como titular de esa cartera local.En definitiva, hay una CTA que traiciona a su clase porque le pesa la camiseta. Y otra, dispuesta a pelear hasta las últimas consecuencias por la felicidad del pueblo.Desde La Tendencia Nacional y Popular, llamamos a todos los compañeros y compañeras a votar mañana por los que luchan. Porque estamos hartos de los que lloran.¡¡¡Reventemos las urnas con votos a favor de la lista 10!!! (Agencia Paco Urondo)