fbpx ATE Capital repudió el decreto de Macri para extender por cinco años los cargos políticos en el Estado | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sindicales //// 29.11.2019
ATE Capital repudió el decreto de Macri para extender por cinco años los cargos políticos en el Estado

"Tan mal intencionada es esta decisión, motorizada con el fin de seguir lucrando desde el Estado, y estableciendo incrementos salariales discrecionales que van desde ochenta a cien mil pesos e incorporando indemnizaciones siderales, que implican que ante una reestructuración con cambio de autoridades se deban pagar la totalidad de los salarios hasta el fin del periodo de cinco años; decisión que se le impone al próximo gobierno", señalaron desde el espacio gremial. 

Por Consejo Directivo de ATE Capital

Desde ATE Capital, repudiamos enérgicamente el decreto 788/2019 producto de la última mesa paritaria (junio 2019) y homologado por el propio el Presidente de la Nación, Mauricio Macri a catorce (14) días de abandonar el cargo. A través de este, se crea un nuevo régimen para los funcionarios jerárquicos del Estado Nacional, otorgándoles estabilidad laboral por un mínimo de cinco (5) años, condicionando de ese modo el mandato completo del nuevo gobierno.

La decisión tomada por el macrismo, con la complicidad del otro sindicato, no sólo tiene una profunda gravedad institucional porque perpetúa funcionarios nombrados sin concurso por el gobierno actual, sino que lesiona seriamente el SINEP, que es el convenio que rige mayoritariamente la Administración Pública Nacional. Con este nuevo régimen, el personal jerárquico adquiere beneficios que lo diferencian del resto de la planta, flexibilizando las condiciones para acceder a la estabilidad, y generando una carrera paralela con salarios exponencialmente superiores a los del resto de las y los trabajadores del Estado.

Tan mal intencionada es esta decisión, motorizada con el fin de seguir lucrando desde el Estado, y estableciendo incrementos salariales discrecionales que van desde ochenta a cien mil pesos e incorporando indemnizaciones siderales, que implican que ante una reestructuración con cambio de autoridades se deban pagar la totalidad de los salarios hasta el fin del periodo de cinco años; decisión que se le impone al próximo gobierno.

Todo esto adquiere una mayor gravedad si se contempla que es ejecutado por el Gobierno que ha despedido masivamente a las y los estatales, precarizando sus condiciones laborales sistemáticamente, cerrando paritarias a la baja año tras año hasta colocar los salarios por debajo de la línea de pobreza.

Repudiamos esta maniobra que atenta contra la carrera administrativa y que busca condicionar al gobierno entrante. Por nuestra parte, realizaremos todas las medidas políticas y jurídicas que estén a nuestro alcance para impedir concursos de alta dirección y la continuidad de esta maniobra del macrismo.

Por último, apelamos a que el gobierno entrante revise este decreto y cada designación de cargos jerárquicos designada por el macrismo. La estabilidad debe ser para las trabajadoras y trabajadores y no para los funcionarios y funcionarias.