fbpx Sociedad | Page 244 | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sociedad
04.03.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, video C5N) Detrás de oscuros lentes negros, el dirigente de Proyecto Sur Pino Solanas participó de un nuevo encuentro de Expoagro, el evento organizado por la Sociedad Rural, Clarín y La Nación. Declaró a C5N que "busco una alianza con los chacareros".

 
Ver entrevista
{youtubejw}YcaMFoCniuU{/youtubejw}
 
 
(Agencia Paco Urondo)
 

03.03.2011

 
Córdoba (Agencia Paco Urondo) Por Encuentro por la Democracia y la Equidad Córdoba
Desde el Encuentro por la Democracia y la Equidad Córdoba, ante el ingreso a tratamiento en comisión del Proyecto de Ley sobre Promoción y Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes de la Provincia de Córdoba (Expediente 6484-E-2010), presentado por el Poder Ejecutivo, consideramos que dicho proyecto no es acorde a los principios y garantías establecidos en la Constitución Nacional y en la Ley Nacional 26061.

Principalmente, cuestionamos la inclusión del procedimiento penal juvenil en el proyecto (arts. 76 a 103) puesto que no se adecua a la ley nacional citada ni a la Convención de los Derechos del Niño, sino que sigue dando vigencia al paradigma de la situación irregular de la Ley de Patronato. Por ejemplo, sostiene el encierro de niños, niñas y adolescentes por causas ajenas a la comisión e investigación de un delito. El art. 76, autoriza a tomar medidas de restricción de derechos con motivo de las características personales del niño, niña u adolescente. Otro aspecto preocupante es que mantiene un fuero especial para tratar problemáticas derivadas de conflictos sociales.
Además de inconstitucional es improcedente puesto que, según los propios fundamentos de elevación, este proyecto pretende adecuar la legislación local a la Ley Nacional 26.061 y esta no legisla sobre cuestiones ligadas a la responsabilidad juvenil. En el ámbito nacional se está discutiendo un régimen penal juvenil, materia que afectaría sustancialmente lo que se pretende legislar.
Es de destacar que este proyecto se enmarca en otras tantas medidas legislativas y ejecutivas del gobierno provincial, que plantean políticas represivas como soluciones- probadamente ineficaces- de conflictos sociales y como consecuencia de la falta de inversión pública del gobierno provincial para hacer efectivos los derechos de niños, niñas y jóvenes.
En este sentido, y cuestionando otro puntos del proyecto, varias organizaciones de la sociedad civil y del ámbito académico se han pronunciado, solicitando mayor profundización y tiempo en el debate. Apoyamos y felicitamos tales iniciativas.
Desde el Encuentro, sostenemos la defensa de la vigencia del Paradigma Integral de defensa de los derechos humanos de toda la niñez, y en particular de quienes tienen conflictos con la ley penal. Se trata de una problemática compleja, que no tiene solución únicamente a través de los instrumentos legales, pero estos son imprescindibles para iniciar un camino de reconstrucción de derechos y de abordaje integral de la problemática.

(Agencia Paco Urondo)

02.03.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Leandro Fernández) La presidenta Cristina Fernández firmó el decreto que aprueba la reglamentación del régimen de presupuestos mínimos para la preservación de glaciares y de ambientes periglaciares, más conocida con el nombre de Ley de glaciares Filmus-Bonasso. Lo hizo mientras diferentes sectores opositores y Greenpeace afirman que el Gobierno está frenando dicha implentación...

Para instrumentar los correspondientes artículos de la Ley y su decreto reglamentario, la Secretaría de Ambiente y el Conicet sellaron un acuerdo destinado a la realización de tareas de investigación, desarrollo, promoción, educación y fomento del correcto uso del ambiente al cual se destinarán $ 3,4 millones y se firmó un acta complementaria para que el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales, con sede en Mendoza, sea el encargado de realizar el inventario, tal cual lo establece la mencionada ley. 
Con estos instrumentos se avanza de forma definitiva y plena en la implementación de la ley de glaciares desde el estado nacional. Estos avances dan por tierra las críticas realizadas por ONGs ambientalistas en el último mes. El jefe de Gabinete Aníbal Fernández afirmó  que “aún no estaban vencidos los plazos legales para reglamentar la ley”, que transcurrieron desde que se promulgó la normativa en octubre pasado, por lo cual se están cumpliendo los objetivos y plazos establecidos.
Con el inventario de glaciares se logrará mapear, monitorear y evaluar impactos en todos los glaciares del territorio Argentino. En 12 meses se esperan los primeros resultados, y en 5 años se terminará el inventario completo, para volver a recomenzarse un ciclo de monitoreo y evaluación continua.
Esta iniciativa permitirá a nuestro país ubicarse a la vanguardia en referencia a la protección de glaciares y en la evaluación y monitoreo del impacto ambiental de la actividad humana y del cambio climático, sobre estos recursos hídricos de importancia global. (Agencia Paco Urondo)

28.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo)  
A partir de la discusión dada en el seno de la provincia de Buenos Aires por la utilización de las listas colectoras, el diputado Nacional Ariel Basteiro (Nuevo Encuentro), manifestó en declaraciones radiales que “tenemos derecho a representar a un sector del electorado que quiere acompañar a Cristina y entiende que hay una propuesta más sana, más progresista, encabezada por Martín Sabbatella, y por un montón de compañeros candidatos a intendente de Nuevo Encuentro, que nada tienen que ver con la historia de intendentes que están ligados al menemismo, al duhaldismo, y que se los conoce como los barones del conurbano”.
Por otro lado, el diputado explicó que “Nuevo Encuentro es una estructura diferente a lo que es el Frente para la Victoria y lo que se propone es una lista de adhesión que nos permita mostrar una alternativa de acompañamiento al gobierno desde un perfil más autónomo”.
Basteiro se despegó del gobierno de Daniel Scioli al expresar que “no tenemos nada que ver desde el punto de vista ideológico ni en el tipo de prácticas en muchas iniciativas y hay que entender que  los grandes avances de política social que hubo en la Provincia de Buenos Aires, casi en todos los casos, están promovidos por el Gobierno Nacional”.
La seguridad es uno de los temas centrales en los que Basteiro centra las críticas al plantear que “es poco lo que hizo Scioli como política provincial y hay diferencias notables con el gobierno nacional en todo lo que hace a la política de seguridad, a la política de derechos humanos, a quiénes son los funcionarios en los cuales él delega responsabilidades en estas áreas”. (Agencia Paco Urondo)

24.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) La Paco entrevistó al diputado porteño por Encuentro por la Democracia y la Equidad, Gonzalo Ruanova, quien se refirió a los temas principales a tratarse a partir de este jueves y de cara al año electoral que transitamos.
Ruanova es, junto con Gabriela Cerruti, el gladiador del frente sabatellista en el Municipio porteño. Ambos recibieron una mención por el mejor trabajo durante el 2010, y en esta oportunidad hablamos sobre el tratamiento del presupuesto 2011, debate que se dará el próximo jueves 24 de febrero (primer debate del año, cuarto sobre el tema), como también de la situación general de la gestión de Mauricio Macri, sus políticas excluyentes, la campaña electoral y el proyecto nacional y popular en la Ciudad.
 
 
Agencia de noticias Paco Urondo: El jueves va a ser la sesión extraordinaria por el presupuesto, contanos ¿qué ejes se van a tratar ahí?
Gonzalo Ruanova: Desde diciembre que venimos discutiendo el presupuesto. En diciembre el macrismo, tal como entregó el presupuesto no logró aprobarlo, porque viene repitiendo una misma propuesta desde el año 2007 en los diferentes momentos que ingresa el presupuesto en la Legislatura, donde se repite un esquema de ganadores y perdedores que nosotros consideramos que no es el correcto. Durante el año 2010 la partida que está destinada para mantenimiento de escuelas, hospitales o para vivienda, en ninguno de los casos fue ejecutada más allá del 50% de lo que tenía previsto. Como diferencia a eso, uno lo puede comparar con la partida para publicidad que se sobre-ejecutó; sobre 120 millones que tenía aprobados se gastaron casi 180 millones. El presupuesto que el macrismo eleva a la Legislatura y después, con más gravedad, el que ejecuta, no toma las reales prioridades que tiene que tener la ciudad de Buenos Aires. Venimos de un año donde tuvimos un conflicto muy grande con el tema de la vivienda respecto al Parque Indoamericano y venimos de un conflicto muy grande en educación donde tuvimos casi 28 días con los colegios tomados. La ineficiencia, el no gastar los recursos aprobados, genera conflicto. Y ese conflicto, como fue el Parque del Indoamericano, genera muerte.
APU: Entonces, la propuesta que hizo el año pasado el ministro de acondicionar y refaccionar…
GR: Yo creo que en algunos colegios se pueden haber hecho obras, ahora, no hay ninguna justificación para no gastar la plata que está aprobada.
APU: ¿Y qué se hace con ese dinero?
GR: Claramente, el jefe de gabinete de la ciudad tiene una facultad legal que es la de redeterminar partidas adentro mismo del Presupuesto de la Ciudad de Buenos Aires. Lo que no se gasta en escuelas, como ha sucedido, el 17 de diciembre el Jefe de Gabinete sacó una Resolución Administrativa, 10 millones de pesos que estaban destinados a comedores escolares, fueron a la partida de publicidad y propaganda. Claramente, el Gobierno de Macri definió una prioridad, que es: arreglar veredas, arreglar calles, aumentar el contrato de la basura, sobre la prioridad de mantenimiento edilicio tanto en hospitales como en escuelas, y con la política de vivienda. Tenemos 500 mil viviendas en déficit habitacional en la ciudad, 500 mil personas que necesitan vivienda, de diferentes sectores sociales. Vimos muy latente el conflicto que fue el Parque Indoamericano, pero también tenemos un problema muy importante de acceso al crédito hipotecario. A la clase media de la Ciudad de Buenos Aires le es imposible acceder al crédito hipotecario, en la banca pública y en la banca privada, por ingresos o por requisitos.
APU: Claro, eso te iba a preguntar. Porque en general siempre se enfoca sólo a los sectores más bajos de la sociedad, pero también hay un gran porcentaje de votantes que alquilan toda la vida un departamento y no pueden acceder a un crédito, no pueden acceder a un plan de viviendas
GR: Eso requiere sí o sí la presencia muy agresiva del Estado. El sector bancario, este año, el año 2010, si ves las utilidades, los bancos ganaron 11 mil millones de dólares. ¿En qué ganaron? En tarjeta de débito y de crédito. Si esa ganancia, si esa utilidad que tienen los bancos, no se vuelve al crédito hipotecario para el acceso a la primera vivienda, y para el acceso a la primera vivienda de familias de entre 18 y 35 años que no pueden salir de la casa de sus padres, y si no se vuelca al crédito industrial para sostener la reactivación económica y para sostener el nivel de productividad de las industrias, la verdad es que estamos financiando a un sector que gana mucho y que arriesga muy poco, que son los bancos. Entonces, en eso hay que ser absolutamente agresivos desde las herramientas que tiene el Estado, no puede ser que el Banco Ciudad te pida los mismos requisitos que lo que te pide cualquier banco privado. Eso requiere que haya un Estado pensando en eso, y no pensando en un contrato de la basura que arrancó en el 2007 en 700 millones y hoy está en 1500. Si ves que la transferencia de recursos públicos hacia los sectores privados cada vez es más grande, y cada vez sentís que quien tiene que defender los derechos del Estado son los funcionarios públicos lo hacen de manera insuficiente y se sientan en una mesa y no defienden los intereses del Estado vos sentís que está construyendo y acentuando esta idea que en Buenos Aires conviven dos ciudades. Si mirás los índices que hay de Buenos Aires para el sur y de Buenos Aires para el norte, entendés por qué se da el conflicto en el Indoamericano.
APU: Vos habías presentado un informe muy acabado sobre las diferencias entre el norte y el sur
GR: Porque además, lo que más indignó de ese conflicto, en el momento de mayor tensión, en el momento donde había enfrentamiento entre vecinos, después de la actitud irresponsable y criminal de la policía metropolitana y federal en la actuación del desalojo, mirabas los índices del lugar, y entendías por qué estabas en esa situación. En esa Comuna, la Comuna 8, Villa Riachuelo, Villa Lugano y Villa Soldati, viven 186 mil personas. De cada mil pibes que nacen  ahí, 13 se mueren por desnutrición infantil, el 27% de los hogares está en situación de hacinamiento en esa comuna

.
APU: Filmus, el otro día, decía que ahí está el índice más alto de mortalidad infantil del país
GR: Además, lo grave es, sumado a la situación social y al índice de desnutrición infantil, el 25 % de la población tiene problemas de empleo: un 10% está desocupado y un 15 % sub-ocupado. Si a eso el Estado responde con las declaraciones xenófobas y racistas de Macri diciendo que el problema era la inmigración o que el problema era que era una inmigración de baja calidad, es una respuesta irresponsable, xenófoba y racista. Porque además los números no indican eso. La inmigración de los países limítrofes en la ciudad de Buenos Aires no sólo no aumentó sino que disminuyó. Y además, históricamente Buenos Aires ha sido un lugar de inmigración interna. Porque mucha gente de la provincia viene a trabajar y es la fuerza productiva de esta ciudad; a nivel turismo, a nivel industrial, a nivel servicios. Buenos Aires siempre se caracterizó por tener un servicio de salud que sostenía eso, un nivel educativo que le permitía a cualquier persona que vive en la Argentina, o que es integrante del MERCOSUR, poder estudiar en nuestros colegios, y tener, además, un sistema de vivienda que permitiera que con el esfuerzo de quien trabaja día a día, pudiera acceder a una vivienda digna. Bueno, hoy eso no existe. El nivel de desigualdad se acentúa, la brecha se hace más amplia porque el Estado no está. Cuando el Estado se retira de ahí, no urbaniza, no abre esuelas, no abre centros sanitarios, clubes, después tiene que entrar como entró. A los tiros y a los gases lacrimógenos pegándole a la gente. Y cuando el estado no está aparecen quienes lucran con la pobreza. Ahora, los que más sufren esas cosas son los vecinos de esos barrios, que en su mayoría trabajan, quieren mandar a sus pibes al colegio, quieren intentar no tomar agua contaminada, quieren intentar tener la misma vida que tenemos los demás vecinos de la ciudad de Bs As. Y eso es presencia del Estado. Yo estoy seguro que con los 400 millones que tenía Macri para la vivienda eso no se solucionaba. Ahora, vos lo tenés que gastar todo, y demostrar que necesitás pedir ayuda a la Nación, hacer un plan con la Provincia en conjunto para intentar urbanizar esa zona. Ahora, para que tu discurso tenga legitimidad y legalidad, tenés que demostrar que la plata que tenías la gastaste. Y Macri no gastó el 50%. Entonces después, si la respuesta ante la ineficiencia del Estado es palo, gases y declaraciones xenófobas y racistas, es irresponsable y además pone en crisis una situación en la que se necesita mucha cabeza, mucha presencia del Estado y responsabilidad.
Me parece que es bueno, en esta etapa electoral que se viene, donde la gente va a poder hacer un análisis de los 4 años de gestión de Macri, hacer una comparación entre lo mucho que Macri prometió, porque en el 2007 fue una propaganda muy larga, con mucho marketing político, y cuál es el nivel de cumplimiento. Porque la verdad es que la gestión de Macri no sólo es ineficiente, además es cara, y genera muerte. Las dos personas que murieron en el Indoamericano, no tienen ni nombre ni apellido, son dos personas que están innominadas, nadie se acuerda de esos nombres. Y fueron dos ciudadanos que vivían en esta ciudad y se murieron en una represión. Entonces, eso es grave. Y el Estado ahí tiene que estar presente. No puede hacerse el desentendido. Tiene que poner las herramientas que tiene para resolver esos conflictos. Después, sí, utilizá todas las herramientas que nos da el Estado, las fuerzas policiales para combatir a quienes hagan actividades que estén fuera de la ley. Ahora, el Estado tiene que llegar a tiempo, en forma, y con los recursos necesarios.
APU: Y con respecto al presupuesto que se va a tratar el jueves, ustedes cómo piensan manejarse?
GR: A nosotros nos interesa que la ciudad tenga presupuesto. Nos pareció muy mal antecedente la actitud que tomó parte de la oposición en el Congreso Nacional en la Cámara de Diputados. La verdad es que no dar quórum para tratar un presupuesto es lesionar una de las herramientas básicas que tiene cualquier funcionamiento democrático, que es el presupuesto que envía un gobierno. Ahora, estamos seguros que no queremos este presupuesto. El presupuesto que nos envía Macri donde un nuevo endeudamiento para la Ciudad de Bs As, la ciudad ya tiene una deuda de 5 mil millones de pesos, Macri recibió el gobierno sin deuda, y ya se endeudó en 5 mil millones de pesos que después lo terminamos pagando todos. El año pasado, Macri tomó deuda del 12 %, que es el porcentaje más alto de cualquier provincia de la Argentina. Eso lo terminamos pagando con los impuestos de los vecinos. Y lo más grave, es que no se hagan. Porque, la verdad, no está mal endeudarse si con esa plata que recibís hacés una obra que permita utilizarse en generaciones: autopistas, líneas de subte, escuelas. Hoy no hay nada de eso. Si preguntás cuál es la gran obra de infraestructura que nos deja Macri después de 4 años, no la encontrás. El Colón venía de gestiones anteriores y el Arroyo Maldonado viene de gobiernos anteriores. De los 40 km de subte que habían prometido, que eran 10 km por año, la verdad es que la única respuesta son 100 bicicletas. De las 10 mil viviendas que habían prometido por año, el año pasado hicieron 181. Y después, lo más grave, que ante esa falta de respuesta, de incumplimiento de la agenda electoral, siempre es un gobierno que vive de excusa en excusa. No construye el subte, le echa la culpa al Club de París porque no pudo conseguir el endeudamiento. No construye la autopista, le echa la culpa al Gobierno Nacional con los carteles. Se inunda la ciudad, le echa la culpa al Servicio Meteorológico. Cuando uno es responsable, y cuando asume que va a intentar presentarse para que lo vote un ciudadano se tiene que hacer cargo de su responsabilidad. No puede ser que un gobierno viva de excusa en excusa. La Ciudad de Bs As históricamente construyó sus subtes, sus autopistas, construyó su red de escuelas y su red de hospitale

s con fondos propios. Ninguna de la línea de subterráneos que construyeron, ni De la Rúa, ni Anibal Ibarra, ni Télerman fueron con fondos nacionales: fueron con fondos propios. Ni con préstamos internacionales. Macri no construyó un solo metro de subte, con el problema gravísimo de tránsito que tenemos en la ciudad de Bs As. Eso habla de un gobierno con profunda ineficiencia y un gobierno además que prometió. En la campaña Macri decía: tengo equipos, estoy preparado, no venimos a hacer política porque nosotros no hacemos política, y vamos a solucionar los problemas de la gente. Los equipo

s que trajeron fueron El Fino Palacios y Abel Posse, que le tenías que sacar con un plumero tela de arañas porque estaban en una catatumba del terror, eran impresentables. Decían que estaban preparados para resolver los problemas de la gente, y vos mirás, con los números del presupuesto, no gastan la plata que tienen aprobada, para áreas que necesitan esa inversión.
Y después, dicen, no vienen a hacer política; la planta de funcionarios era de 398 funcionarios de la ciudad, hoy ya pasaron los 1200. O sea, el gasto político va en aumento y con lo peor de la política, porqu

e está bárbaro hacer política y está muy bien que cualquier gobierno esté definido por una matriz clara, ideológica y política.
A mi lo que me parece que es interesante, porque la ciudad tiene una historia respecto a ser una ciudad que permite ser un espejo para la Argentina respecto de políticas públicas de avanzada, estándares democráticos, logramos avanzar con la unión civil cuando era muy difícil pensar una Ley como la del Matrimonio Igualitario. La ciudad siempre mantuvo estándares democráticos que nos permitía a los porteños recibir muchos de los compatriotas que venían de nuestras provincias, pero además, por el nivel de producción, de vida que tiene, sostener un gobierno con una dignidad suficiente para poder hacer de Bs As una ciudad donde podamos convivir todos los sectores sociales. Bueno, eso se quebró. Y eso va a ser un esfuerzo muy grande reconstruirlo. Yo creo que hay que pensar un plan que tenga que ver con la actuación en conjunto de la Nación y de la Provincia de Bs As porque el área metropolitana empieza a ser un problema donde las soluciones si o si requieren una mirada integral. Es imposible pensar la solución de los problemas de la Ciudad de Bs As, de la seguridad, del transporte, del medio ambiente, si no se interactúa el Gobierno de la Ciudad, el de la Provincia y el Gobierno Nacional. Por eso, para mi hay una posibilidad bárbara en el 2011 en estas elecciones en poner en sintonía lo que pasa en la Argentina con lo que pasa con la Ciudad de Bs As. Mientras el Gobierno Nacional hacía política de desendeudamiento, lograba tener un acuerdo digno con el FMI para cancelar la deuda y poder después salir a discutir de igual a igual en foros internacionales, el Gobierno de la Ciudad elige otro camino, un camino que ya fracasó que es el de endeudarte, con mecanismos que están denunciados penalmente. Quienes colocaban los bonos de la Ciudad de Bs As están denunciados penalmente porque tenían comisión del 2%. Endeudaban a la ciudad en 400 millones de dólares para hacer subte y tuvieron que reasignar esa partida porque no hicieron un solo metro de subte.
APU: O sea que los fondos para el subte los recibieron…
GR: Si, pero lo más grave es que el año pasado los fondos estuvieron previstos, llegaron, y la ineficiencia, la falta de gestión, la falta de tener un equipo de políticas públicas que pueda ejecutar esa plata tuvo que venir una ley a la Legislatura para reasignar esos fondos y mandar a las otras áreas. Los 400 millones de dólares que estaban asignados para subte, tuvieron que reasignar de AUSA y tuvieron que reasignarse en Educación para refaccionar escuelas. Porque en el subte la plata no se gastó.
Es lo que se ve hoy también con esta elevación del Presupuesto 2011, es lo que nosotros discutimos. No queremos más votar en la Legislatura una partida que nos encontremos después, a fin de año, que esa partida que fue votada con un destino aparece en las esquinas ampliadas de Palermo Hollywood, en las bocacalles de Las Cañitas o en el contrato de la basura. Cuando votamos partidas para salud, para educación y para viviendas.
APU: ¿Y hay organismos de control, comisiones de control del presupuesto?
GR: Si, la Comisión del Presupuesto de la Legislatura funciona como una suerte de controlador y después existen los organismo que tiene el Estado de la ciudad de Bs As. Pero para mi acá hay un instrumento que tiene el vecino que es el voto. Porque, claramente, cuando el Jefe de Gobierno decide transferir una partida de 10 millones de pesos de los comedores a la partida de publicidad y propaganda está tomando una decisión política. La facultad legal la tiene, nosotros no impugnamos que lo pueda hacer o no desde la legalidad. Hay que analizar qué prometió Macri, qué hizo y qué es lo que propone para adelante. Y me parece que ahí nosotros tenemos que ser lo suficientemente inteligentes para armar un frente político en la ciudad que discuta esas cuestiones de la gestión que tenga la suficiente inteligencia para armar una propuesta plural, amplia, generosa, y además con mucha densidad de gestión. Hay que transmitirle a los porteños que la ciudad se puede gobernar mucho mejor que lo que se está gobernando. Se puede gobernar con un sistema de educación de salud y de vivienda que reserve las prioridades que necesitamos pero que además se puede discutir un modelo de seguridad democrático que nos permita vivir más seguros porque sin duda la ciudad más segura es la ciudad más justa. Si nosotros seguimos consolidando esta diferencia entre el norte y el sur no hay sistema de alarma, no hay rejas, no hay nada que alcance.
APU: El otro punto que quería hablar son los vetos a las 76 leyes votadas, y que Macri anuló vía decreto.
GR: Me parece que habla del doble discurso y el doble standard que tiene Macri, para decir una cosa y hacer absolutamente lo contrario. Vos lo escuchás a Macri cuando habla de lo que pasa a nivel nacional y él habla de “la falta de consenso”, “la falta de institucionalidad”, de que “no funcionan los poderes”, de que “estamos en una vetocracia”, todo ese discurso de institucionalidad, el discurso de las formas, el discurso de que “no te permiten cambiar nada”, es un discurso vacío de contenido, si vos en Buenos Aires vetaste 76 leyes, la mayoría con contenido social, con contenido participativo, y con un agravante más: de esas 76 leyes, 69 fueron votadas por su propio bloque. No es que se le ocurrió a una legislatura poner palos en la rueda, ni no trabajar una ley de Macri, o no trabajar con consenso. Cuando sale un proyecto en esta Legislatura hay que ponerle mucho trabajo porque ni las mayorías, ni las minorías tienen los suficientes votos para aprobar nada solos. Lo otro grave es que esas 76 leyes empoderaban de derechos civiles a los ciudadanos de Buenos Aires. Las leyes de participación lo que hacían era controlar la publicidad oficial. La verdad que la de Macri es de las peores prácticas políticas. Para el 2007 en su campaña, el candidato a Jefe en ese entonces, utilizó un color para la campaña, que es el amarillo. Cuando asume en diciembre, oh casualidad, quien se autodesigna como institucionalista o que le gusta cuidar la forma ¿qué hace? El color de su partido político y su campaña, lo convierte en el color oficial de la Ciudad de Buenos Aires. La verdad que si lo hubiera hecho cualquier otro intendente de cualquier municipio, hubiera sido u

n escándalo.
APU: Claro, siempre fue un color verde agua o naranja y negro…
GR: Tiene que ser un color institucional que se define institucionalmente y no cambia de acuerdo al color del partido de turno. Y más cuando hay un jefe político como Macri, que hace alarde constante en los medios de “la forma”, “la institucionalidad”, del “consenso” y de que “no se pueden alterar las reglas de juego”. La peor práctica política: ponerle el color de tu fuerza política, al color del Estado. Bueno, cuando quisimos regular eso, Macri lo vetó. Cuando quisimos regular cómo se distribuye la pauta oficial, Macri la vetó. Cuando quisimos regular que la gente que está en situación de calle, tenga un sistema especial para censarlos y para atenderlos, Macri la vetó. También vetó algo tan básico como es impedir que el Boletín Oficial se siguiera imprimiendo. Hoy, cuando vos querés acceder a un boletín en la Ciudad de Buenos Aires, es una aventura imposible, porque están todos los mecanismos generados para que lo sea. El Boletín es el medio por el que se publican los actos y hechos de gestión. Macri vetó esa ley.
APU: Más dictadura imposible
GR: Vos recién mencionabas lo de Morón. Bueno, era algo que la ciudad de Buenos Aires sólo tenía que permitir que los terrenos que hoy están en Morón, donde se encuentra ubicada la Mansión Seré, que fue un centro clandestino de detención, y que la gestión de Sabatella la recuperó para hacer una casa de la Memoria, logró que un equipo antropológico trabajara para permitir seguir peleando por la identidad. En ese parque de 26 hectáreas, las tierras son propiedad de la ciudad de Buenos Aires. La legislatura las otorgó con cargo a Morón para que tuviera actividades recreativas, culturales, y nosotros agregamos a eso la posibilidad que se construyera un colegio secundario de gestión estatal, que era un reclamo histórico del municipio de Morón, que la escuela media que hoy alquila tuviera la posibilidad de tener un edifico propio. La ciudad de Buenos Aires no gastaba un solo peso de su capital ni de su presupuesto para eso. La escuela iba a ser construida por el Gobierno Nacional y la administraba el municipio de Morón. Macri vetó esa ley. Digo, es grave cuando vos cuando hacés un discurso decís una cosa, y cuando te toca gobernar hacés otra.
Me parece que esto por supuesto tiene poco rebote mediático, vos sentís que si se hubiera hecho en otro lado, hubiese salido la palabra “escándalo”, 500 veces repetidas. Lo grave de la gestión es el doble discurso. A mi generación nos costó mucho pelear por determinadas cosas y para mí la verdad que es un avance inmenso lo que pasó del 2003 para acá. Uno de los avances que más quiero resaltar es que ganó esta idea de que en tensión se crece. En que cuando hay conflicto de intereses, cuando hay discusiones, cuando hay gente en la calle, cuando uno se permite discutir en democracia, no solo encerrado en legislaturas, en cámaras o en gobiernos, sino cuando los argentinos están en la calle, es cuando se crece. Este país estaba con el 53% de su población debajo de la línea de la pobreza, la población desocupada era más importante que la económicamente activa y donde los índices sociales demostraban que la indigencia crecía cada vez más. El modelo de tensión y discusión nos permite poder estar debatiendo cómo se distribuye la riqueza. ¿Falta mucho? Por supuesto, falta un montón. Pero es un paso enorme que hoy en la Cámara de Diputados de la Nación haya un proyecto que intente discutir cómo se distribuye la riqueza de las cien grandes empresas que tiene nuestro país. Este proceso solamente se logra si se produce en tensión, si la discusión se da no solo en lugares cerrados, sino donde lo ve la mayor cantidad de gente. Macri a eso le rehúsa. Es parte de ese statu-quo que no quiere que nada cambie. Que todo se arregle entre los que tienen poder. Y los que tienen poder no quieren que todo siga igual y no quiere que haya tensión de intereses. Porque cuando estos temas se ponen en tensión lo que queda demostrado es que acá hubieron tipos que ganaron mucha plata durante mucho tiempo. Y eso es interesante de ser puesto en discusión. Y cuando hay “paz” y “consenso” lo que se hace, es permitir que sigan ganando mucho los que siempre ganaron mucho en Argentina
APU: “Paz y Orden”
GR: Exactamente.
APU: ¿Vos cómo ves al electorado porteño hoy? Porque si bien un sector de la sociedad cambió mucho su forma de pensar y de ver, hay aún muchas personas en la ciudad de Buenos Aires de las que se escucha este discurso similar al de los medios monopólicos y opositores al gobierno de turno nacional y que concuerdan con muchas políticas de Macri, ¿Vos por qué creés que es eso?
GR: Uno no debe dejar de reconocer, y yo personalmente fui en 2007 en oposición a Macri y tengo una opinión formada que es pública sobre las condiciones de Macri como jefe de gobierno y como jefe político de un partido que se expandió a nivel nacional. Sí creo que Macri generó mucha expectativa en la Ciudad. Macri ganó en primera vuelta con un 32% y en la segunda con casi un 60. Entonces vemos que a una importante cantidad de porteños este discurso del que recién hablábamos, penetró a los porteños, pero eso hay que analizarlo con mucha inteligencia. Lo que es cierto es que yo creo que a hoy, el porteño va a analizar lo que Macri prometió y lo que les devolvió. Me parece que hay una oportunidad. Con respecto a si el porteño le cree al Intendente las excusas con las que se justificó por no haber cumplido con la agenda que prometió: por qué no hizo 10 km de subte por año, o las 10 mil viviendas por año, no haber ordenado el tránsito, no haber hecho una policía acorde a las necesidades de la Ciudad. Me parece que ese es un debate que los que estamos de este lado, del campo nacional y popular, del frente progresista, de este proyecto del que nos sentimos parte desde el 2003 en Argentina, este rumbo que abrió Néstor y que continuó Cristina, es un debate que está muy bien darlo. En ese debate uno tiene que intentar esclarecer con las mejores herramientas que tiene. Porque, como vos decís, a lo mejor es difícil que en un medio se plantee en una tapa los 76 vetos de Macri, pero hoy tenemos muchos mecanismos y tenemos que utilizar todas las herramientas que tenemos para por lo menos con los números objetivos con: lo que se gasta en educación, lo que no se gasta, lo que se gasta en basura y cómo se gasta. Saber por qué lo que está destinado a hospitales no se gasta. Por qué la designación de funcionarios políticos se cuadruplicó en la gestión de Macri. Eso hay que ponerlo sobre la mesa, porque eso, cuando la gente vaya a votar, lo va a mirar. Es una responsabilidad que quienes tenemos la posibilidad de ocupar un espacio en la legislatura o en el gobierno nacional, y de muchos de nosotros que también somos militantes. Tenemos que intentar esto y también de transmitirle al porteño la idea de que se puede gobernar mejor. Y en esa idea, circular otra, que se puede dar cuenta de muchas de las demandas que tiene el porteño, con mejor equipo, con mejor gestión y poner a funcionar mucho de lo que se reclama hoy en la agenda.
APU: Para ir cerrando. Con respecto a las elecciones: ustedes estarían haciendo un bloque con el Frente para la Victoria, ¿cómo se estarían posicionando?
GR: nosotros estamos muy convencidos, a partir de este diagnóstico que tenemos de la gestión de Macri, que la responsabilidad de cualquier fuerza que en esta ciudad decida acompañar este rumbo, que desde el 2003 se considere progresista o del campo nacional y popular, la responsabilidad de ese frente es conformar una fuerza política para enfrentar a Macri o al candidato que Macri elija. Me parece que más allá de los perfiles del candidato o el nombre, la responsabilidad es armar un frente único, que permita contener en él a muchas fuerzas políticas, no solo las que tradicionalmente acompañan al gobierno, sino de muchas otras identidades sociales, grupos cooperativos, que nos permitan demostrar al porteño que hay otra forma de gobernar y que esa forma de gobernar está relacionada con las necesidades que el pueblo porteño tiene. Me parece que esa posibilidad existe, que hay que poner a los mejores candidatos que expresen mejor conocimiento de la gestión, y después tomar experiencias. Un ejemplo: si vos comparás lo que pasó en el Parque Indoamericano con lo que pasó en la Villa Carlos Gardel de Morón, te das cuenta que hay formas de resolver los confictos que no es solo meter palos y tirar gases lacrimógenos. Hoy, lo que era una villa en la Carlos Gardel, es un barrio urbanizado: con calles abiertas, colegios, iluminación, desagüe cloacal. O sea, se puede resolver las demandas de la ciudad de Buenos Aires, con la presencia del Estado, con participación y con una política pública clara. Me parece que un frente político tiene que expresar eso. Creo que esa es la posibilidad mayor que tenemos quienes nos reconocemos como nacionales y populares, progresistas. Defender este rumbo. Armar un frente político para defender a la ciudad de Buenos Aires, enfrentar a Macri y para gobernarla bien.
APU: Para finalizar, ¿Piensan presentar candidato como fuerza porteña del frente Sabbatellista?
GR: Tenemos en mente darle la oportunidad a compañeras que estuvieron muy al frente dando la batalla el año pasado, como Vilma Ibarra o Gabriela Cerruti. También pensamos en Carlos Heller que está impulsando también una de las leyes más importantes en el estado nacional que es la ley de Entidades de Servicios Financieros. Nosotros vamos a impulsar una importante cantidad de nombres, pero nuestra idea y lo que nos interesaría, es que en primera vuelta se arme un frente único donde muchos de estos nombres estén presentes y podamos discutir de igual a igual. Creo que la responsabilidad es armar una propuesta única y hacia ese camino estamos intentando llevar a las demás fuerzas políticas.

 
 
 

 
 
 
{youtubejw}Fp2gEN4UOIQ{/youtubejw}
(Agencia Paco Urondo)
 
 
 
 

23.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Silvina Elías para Prensa De Frente- El prostíbulo “La Posada” de Mar del Plata funcionaba desde 1988 y había sido allanado en varias oportunidades, encontrando en cada operativo una veintena de mujeres esclavizadas. El lugar también había estado involucrado en los crímenes de prostitutas que se atribuían al mítico asesino serial “loco de la ruta”, por los cuales nueve policías fueron imputados. No obstante, La Posada seguía funcionando con total impunidad, hasta que un escrache con clausura popular el martes pasado precipitó que, esa misma noche, el local fuera clausurado por la Municipalidad y comenzara a practicarse la asistencia local a las víctimas de trata de personas. Si bien los responsables del lugar están siendo investigados por la justicia, todavía no hay ningún detenido.
Medio centenar de personas marcharon desde la Plaza España hasta La Posada la mañana del martes. La movilización estuvo convocada por la Mesa permanente contra la Trata de personas, conformada por organizaciones feministas y de derechos humanos como la Multisectorial de la Mujer, La Alameda Mar del Plata, el grupo de apoyo a Madres de plaza de Mayo, filial Mar del Plata, entre otras. El escrache estaba dirigido a los jueces federales Rodolfo Pradas y Alejandro Castellanos, quienes habían rechazado realizar los allanamientos pertinentes en el lugar. Simultáneamente, La Alameda difundía en los medios de comunicación las pruebas en video que daban cuenta del delito de trata de personas y de la complicidad policial con el prostíbulo. El nombre del dueño, Juan Carlos Mottillo, un testaferro cercano a la mafia de la Liga de Rematadores se hacía público y junto a él resonaba el del Intendente Gustavo Pulti, que algunos meses atrás, por un presunto “error” había intentado habilitar el uso de suelo de La Posada. El escrache de las organizaciones anti trata tuvo una fuerte repercusión mediática y movilizó la voluntad política de los funcionarios locales, que esa misma noche se dispusieron a clausurar el local. Es la primera acción municipal en la que se aplican dos ordenanzas cuyo objetivo es la lucha contra la trata, una imposibilita la habilitación de locales donde se explotase la prostitución ajena y la otra posibilita la asistencia integral a las víctimas de trata. Ambas ordenanzas fueron sancionadas por la presión de las organizaciones al Concejo Deliberante a instancias de la Mesa de Trabajo contra la Trata del Concejo Deliberante. Policías en la mira Sin embargo, no todo funcionó en regla. El jueves pasado, la municipalidad convoca a una nueva Mesa de Trabajo contra la Trata. Patrulleros estacionados en la entrada del municipio y una cantidad exagerada e inédita de funcionario policiales en el recinto fue leído por La Alameda como una “intimidación”. Una vez comenzada la reunión, el subsecretario de Control Adrián Alveolite, reconoció para la sorpresa de las concurrentes que habían sido efectivos policiales los primeros en tomar declaraciones a las víctimas, todas de nacionalidad paraguaya. Aún más grave, es lo que un testigo afirma haber visto horas antes de la inspección municipal en La Posada. Según éste, efectivos policiales dialogaron con gente de La posada, en la misma entrada del Prostíbulo. Antecedentes El prostíbulo La Posada había sido allanado en el marco de la causa por la desaparición de Ana María Nores (julio de 1997), Silvana Carballo (octubre de 1997) y Verónica Chávez (enero de 1998). Ellas eran tres de una veintena de prostitutas que formaban la lista de asesinadas y desaparecidas por el mítico “loco de la ruta”. En la causa que inició en 2001, nueve policías fueron imputados por extorción, privación de la libertad y asociación ilícita, puesto que todavía no regía en el país una legislación en materia de trata. En 2002, La Posada fue allanada, y una veintena de mujeres fueron encontradas en situación de esclavitud sexual.
 
Más tarde, en 2009 fue allanado, y aunque la Ley de trata existía, pasó lo que pasaba en la mayor parte de los allanamientos en prostíbulos, utilizando el Código Contravencional de la Provincia, multaban a las mujeres en situación de prostitución.(Agencia Paco Urondo)

 

19.02.2011

 
Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Fernando Sierra) Reportaje a Oscar González, secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete. En esta entrevista para la Agencia Paco Urondo el socialista habla sobre el escenario electoral 2011. Su opinión sobre las colectoras y  la figura de Hermes Binner y Néstor Kirchner.
 
Agencia Paco Urondo: ¿Cómo va a jugar su espacio en las próximas elecciones?
Oscár González: En todos los distritos del país, los socialistas que coincidimos en respaldar las medidas progresistas del gobierno desde el 2007 cuando nos incorporamos a este proyecto, vamos a apoyar las listas que  representen con mayor fidelidad  el proyecto de Cristina Fernández de Kirchner. Esto tiene distintas y múltiples traducciones. En el caso de la provincia de Buenos Aires, obviamente vamos a dar el debate al interior del partido, pero hoy por hoy el acuerdo que mantenemos es inalterable. En el último congreso del partido que se hizo en el 2007 en Junín se decidió que el socialismo bonaerense es parte constitutiva del Frente para la Victoria y en ese sentido por coherencia política vamos a integrar sus listas. Estamos anoticiados que el partido de Martín Sabbatella tiene una táctica particular que nos parece respetable. Nosotros no somos parte del dispositivo de su partido, es otra  agrupación política con otra visión y tradiciones, otros liderazgos aunque tengamos muchos puntos en común e incluso integramos el mismo bloque legislativo en Congreso Nacional constituido por  Jorge Rivas, Ariel Basteiro, Carlos Heller y Vilma Ibarra. En el caso de la provincia de Buenos Aires, si bien tenemos diferencias con su gobernador en temas como la discusión por la baja en la Ley de Imputabilidad de los menores nosotros damos ese debate dentro del FPV.
APU: ¿Está de acuerdo con las listas colectoras?
O.G: Yo no tengo un prejuicio con las listas colectoras. Mientras se sumen para fortalecer el proyecto nacional que encarna Cristina no creo que sean impugnables. Todo lo que sirva para consolidar el liderazgo es bienvenido. Es simplemente metodológico no implica una cuestión de principios.
APU: ¿Por qué decidieron integrarse al proyecto nacional?
O. G: La decisión de incorporarnos, no para acompañar sino para ser partes del proyecto de reformas que comenzó Néstor Kirchner en el 2003 y continua hoy Cristina Fernández de Kirchner , fue una decisión que se tomó en un momento en que Jorge Rivas era nuestro secretario general del partido en la provincia de Buenos Aires de tal manera que el proceso de integración  a lo que  se denomina el proyecto nacional, popular y latinoamericanista se tomó en un momento en que Jorge tenía un papel central en las determinaciones políticas del socialismo bonaerense. Nosotros en ese momento decidimos que no había margen para estar distante de ese enfrentamiento del gobierno con los sectores concentrados del campo y el ataque de los medios. Ellos siempre fueron nuestros enemigos históricos. No sumamos en el peor momento del kirchnerismo. Creemos que el kirchnerismo no es para nada avergonzante. Nos incorporamos en las peores circunstancias. Como socialistas mantenemos libertad de pensamiento. Hay cuestiones en las que podemos estar más o menos de acuerdo con medidas puntuales pero en términos históricos de la evolución y de la situación en el país y en la región, lo cual para nosotros es muy importante, pero apoyamos a este proyecto.
APU: ¿Qué se pone en juego en las elecciones de octubre?
O.G: A mi entender no se pone en juego nada porque vamos a ganar y Cristina va a seguir siendo la presidenta. Define con mucha contundencia González. Luego continúa y sigue con una hipótesis. En caso de perder las elecciones, cosa que no creo, implicaría la vuelta de la reinstauración conservadora que echaría por tierra los avances de este proyecto en materia de derechos ciudadanos, mayor igualdad y el rol del estado de bienestar, pero insisto que es una hipótesis descabellada. El pueblo argentino conquistó muchos derechos y no quiere retroceder y por lo tanto es muy difícil que no salgamos victoriosos en estas elecciones.
APU: Hace dos años estuvo Nicolás casullo en el teatro municipal de Morón. Allí disertó junto con Horacio González y Verbitsky sobre la coyuntura que describías cuando se sumaron a este proyecto. Casullo manifestó que a la izquierda de Kirchner estaba la pared y que Hermes Binner era una alfombra roja para el neoliberalismo. ¿Qué opinión tenés sobre  el gobernador de Santa Fe?
O.G: Tengo una buena opinión de Nicolás Casullo. Fuimos amigos y compañeros de exilio en México y lamento mucho lo que le pasó y que se haya perdido esa cabeza tan importante. Con respecto a Binner creo que es un hombre que juega con las indefiniciones. Creo que es un político vacilante, que si bien no dudo de sus buenas intenciones ni pongo en juego su honestidad individual desde el punto de vista del socialismo es alguien ajeno a nuestras concepciones de fondo de nuestra ideología y que hoy es parte de un sello de goma que se llama Partido Socialista que es ajeno a la tradición socialista y que está siendo manipulado para poner al servicio un nombre histórico de una tradición que con sus más y sus menos, con sus errores y aciertos es una tradición prestigiosa que la está poniendo al servicio de las expectativas y los intereses de la derecha. Acompañaron la peor sublevación de la derecha que tuvo que sufrir este gobierno,  a la Sociedad Rural y a los sectores rentistas y parasitarios del campo. Olvidaron la tradición del partido de defender a la peonada rural y a los arrendatarios pobres y se abrazaron a la oligarquía. Mi opinión es que expresan con una fachada de centro – izquierda con un perfil aparentemente progresista se dejan utilizar por los sectores de la derecha.
APU: ¿Qué le aportó el paso de Néstor Kirchner a la vida política de los argentinos?
O.G: Cambió el clima político en esta etapa de la historia argentina, reivindico los menesteres del pueblo cuando el neoliberalismo hacia meya en la política que estaba subordinada al interés de las corporaciones y estaba mal vista por el pueblo. Él es un héroe civil de la republica y así tiene que ser recordado y merece ser reverenciado por todas las generaciones por el aporte que ha hecho.
El recuerdo de Alfredo Palacios.
Durante la entrevista González se acordó del máximo referente del socialismo del siglo XX. Es que estamos a un día de cumplirse el 60 aniversario de la elección, con el voto de la izquierda y del peronismo, en que resultara electo senador nacional por la ciudad de Buenos Aires el líder de los socialistas. “Es ese viejo de bigote que tengo colgado ahí en ese cuadro” aclara Oscar González.
Cronista: Emilio Pérsico dice que ustedes eran testimoniales, que a pesar de las leyes que impulsaba Palacios fue el peronismo el que las pudo llevar a la práctica.
O.G: Pérsico es un amigo, en parte es verdad pero la presidenta cuando se lanzó en el Luna Park dijo que hay que los peronistas tienen que terminar con eso de que los socialistas impulsaron las leyes y nosotros la cumplimos.
También se acordó del ex diputado nacional Alfredo Bravo. Recordó parte de su militancia, su personalidad y del debate televisivo que este tuvo con el represor Ramón Camps. “Ese día estaba furioso. Lo pusieron con su torturador en livings separados para debatir en el programa de Mauro Viale” recuerda. (Agencia Paco Urondo)

19.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, gentileza Mónica Oporto) La incorporación de la figura del femicidio en el Código Penal es sumamente positiva. Es sabido que una cultura histórica de discriminación, maltrato, abuso y homicidios como la que han vivido las mujeres desde siempre, no se revierte por ley. De hecho, la ley no “prohíbe matar”, lo que dice el Código Penal es lo que le va a pasar al que mata –de 8 a 25 años de prisión–. Cuando en la práctica, quienes deciden matar a una mujer no son castigados, o cuando luego de matar a cuatro mujeres –caso Barreda–, pocos años después se van a su casa, la cultura de impunidad de los femicidios se irradia y muchas veces genera nuevos crímenes. Esa cultura histórica de violencia e impunidad es la característica más importante del femicidio, que la diferencia del resto de los homicidios.

Eso, a su vez, condiciona a los operadores, que influenciados por aquellos mitos, estereotipos y prejuicios de género que atraviesan el fenómeno realizan intervenciones que con frecuencia favorecen a los asesinos y contribuyen a la impunidad. Una de las maneras más tradicionales en que se evidencia esa tendencia es tratar los casos e investigaciones como si fueran delitos comunes y sin características tan específicas. Así, cuando un hombre sostiene circunstancias absurdas para explicar cómo su compañera se quemó hasta morir, y esas explicaciones alcanzan para desincriminarlo o incluso para investigar a la víctima, esa cultura se transforma en acto. Un siniestro acto que va a dejar una vez más un crimen atroz sin sanción.
Cada vez que se comprueba que la mayoría de los femicidios tienen atrás una historia previa de denuncias y pedidos desesperados de ayuda nunca respondidos por quienes tienen la obligación de hacerlo, el acto se repite. Es por todo eso que una ley que tipifique específicamente ese delito, a mi entender, se impone. Eso permitiría no sólo obligar a los operadores de la Justicia a actuar de una manera concreta ante las denuncias, sino que, además, abriría el camino para la sanción de quienes incumplan sus deberes. En ese sentido, el sólo hecho de tomar las medidas adecuadas frente a las primeras denuncias disminuiría a mi entender la cantidad de femicidios que se producen en el país. Dicho sea de paso, no creo que sean más que antes, sino que los espacios generados en Argentina para difundir la temática los hacen más visibles y por lo tanto permiten adoptar con más conocimiento y rapidez medidas de prevención tanto en los casos concretos como en general para modificar el imaginario tradicional de discriminación.El autor es Juez del Tribunal Oral Federal 1. (Agencia Paco Urondo)

18.02.2011

Al igual que Pino Solanas, que tiene un campo de soja de 80 hectáreas en provincia de Buenos Aires (denunciado en 2008 por la Agencia Paco Urondo), la referente más conocida del troskista Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) Vilma Ripoll, tiene un campo de soja cerca de Firmat, provincia de Santa Fe.

17.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Artistas, intelectuales, militantes de DDHH, dirigentes sindicales y deportistas, entre otros, firman una solicitada que se publicará en los próximos días. Más de 300 personalidades avalaron las candidaturas de Cristina Kirchner y Martín Sabbatella.

Nuevo Encuentro prepara la publicación de una solicitada en apoyo a la candidatura de Cristina Kirchner a presidenta de la Nación y de Martín Sabbatella a gobernador de la provincia de Buenos Aires. Ya firmaron más de 300 personalidades del ámbito de las artes, músicos, escritores, intelectuales, académicos, investigadores, politólogos, economistas, deportistas, dirigentes sindicales, militantes de derechos humanos, periodistas, especialistas en salud y psicoanalistas.

"Porque apoyamos este presente que vive el país con políticas transformadoras a favor de quienes más necesitan • Porque deseamos que este rumbo continúe y se profundice • Porque no queremos retroceder al país de los privilegios, del desempleo, del ajuste, de la frivolidad, de las relaciones carnales y del mercado como generador de pobreza y exclusión • Porque la sociedad que soñamos y sueñan millones y millones se construye con compromiso, con militancia, entre muchos y muchas, desde convicciones e ideales profundos y no desde la especulación o el oportunismo • Porque valoramos la política como herramienta de cambio y revindicamos a quienes, cuando tienen la posibilidad de gobernar, lo hacen a favor de la Justicia, de la Verdad, de la Solidaridad, de la Democracia y en contra de la impunidad, de la mentira, del individualismo y de un país para pocos. Por la defensa de lo conseguido y la posibilidad de avanzar en lo que falta. Por eso y mucho más, apoyamos a Cristina Fernández de Kirchner como candidata a presidenta de la Nación y a Martín Sabbatella como candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires".

Entre las firmas más destacadas: Víctor Heredia (músico), Roberto “Tito” Cossa (director teatral), Teresa Parodi (música), Arturo Bonín (actor), Federico Luppi (actor), Fortunato Mallimaci (sociólogo), Hugo Yasky (maestro y dirigente gremial), Mario Rapoport (economista), Patricio Contreras (actor), José Pablo Feinmann (filósofo), Liliana Herrero (música), León Ferrari (artista plástico), Cecilia Roth (actriz), Benjamín Hopenhayn (economista), Miguel Rep (dibujante), Rodolfo Livingston (arquitecto), Mariano Otero (músico), Florencia Peña (actriz), Mauricio Kartún (director teatral), Alicia Stolkiner (psicóloga y docente), Vicente Battista (escritor), Luis Alberto Quevedo (sociólogo), Juano Villafañe (escritor), Juan “Tata” Cedrón (músico), Daniel Tognetti (periodista), Hugo Cañón (abogado), Marcelo Saín, Pepa De Noia (Madre de Plaza de Mayo - Línea Fundadora), Juan Carlos Volnovich (psicoanalista), Ernesto Laclau (politólogo), Luis Luque (actor), Sandra Russo (periodista), Mona Moncalvillo (periodista), Ricardo Forster (filósofo), Alejandro Grimson (antropólogo), Carlos Díaz (director editorial), Florencia Abbate (escritora), Federico Schuster (filósofo y docente), Mercedes Morán (acrtiz), Chango Farías Gómez (músico), Mariano Ciafardini (criminólogo), Chicha Mariani (Abuela de Plaza de Mayo), Raúl Rizzo (actor), Jorge Kors (abogado), Oski Guzmán (actor), Esteban Prol (actor), Lito Vitale (músico), Manuel Conçalves Granada (nieto recuperado), Pedro Kesselman (abogado laboralista), Rodolfo Mattarollo (abogado, militante de DDHH), Roberto Baradel (docente, secretario general CTA Pcia. Bs. As.), Palo Pandolfo (músico), Elsa Oesterheld (Abuela de Plaza de Mayo), Graciela y Daniel Buira (La Chilinga), Luis Luque (actor), Gustavo Lesbegueris (ex defensor del pueblo CABA), Juan Palomino (actor), Emilio Cartoy Díaz (cineasta, documentalista), Cristina Banegas (actriz), Ricardo Aronskind (investigador y docente), Juan Gelman (escritor), Lila Pastoriza (periodista y escritora), Roberto Baschetti (historiador y escritor), Elsa Osorio (escritora), Horacio Fontova (músico), Carlos Gats (ex atleta olímpico), Mercedes Morán (actriz), Pato Galván (periodista y conductor), Fena Della Maggiora (músico), Cecilia Roth (actríz), Oscar Cortínez (atleta olímpico), Ana Inés López Accotto (socióloga), Luisa Valenzuela (escritora y periodista), Alberto Szpunberg (poeta), Alicia Dujovne Ortíz (escritora y periodista), Jorge Velarde Ferrari (artista plástico), Washington Cucurto (escritor y periodista), Luis Farinello (sacerdote), Horacio Embón (periodista), Alicia Azubel, , Miguel Croceri (periodista), José Ricardo Aragón (militante de DDHH), Ignacio Sagasti (arquitecto), Verónica Torrás, Eduardo Narváez (arquitecto), Silvia Battle Planas (arquitecta), Daniel Zaballa (actor), Gustavo Tieffenberg (director de cine), Pablo de Marinis (sociólogo, investigador), Juanjo Buscaglia (periodista), Edgardo Mocca (politólogo), Sebastián Etchemendy (politólogo), Manuela Fingueret (escritora), Daniel Freidemberg (escritor), Beatriz Gurevich (investigadora), Diana Bellessi (poeta), Carolina Jaroslavsky (arquitecta), Raul Colombo (manager), María Zago (manager), Alejandro Mazzei (manager), Alejandro Niemand (antropólogo y sociólogo), Susana Cella (escritora), Jorge Boccanera (escritor), Jorge Dubatti (escritor), Antoaneta Madjarova (titiritera).
Las adhesiones se reciben en solicitada@hotmail.com
 

Federico Luis Schuster, ex Decano de la Facultad de Sociales. (Agencia Paco Urondo)
 

 
 
 

17.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Fernando Sierra) Los socialistas porteños ratificaron hoy su confluencia con radicales, humanistas y otros sectores que acompañan al gobierno nacional y llamaron a "respaldar desde un frente lo más amplio posible al candidato que mejor exprese en la ciudad la gestión transformadora de Cristina Fernández de Kirchner", señaló Oscar González, que fue diputado nacional y secretario general del Partido Socialista.
Al participar de un plenario esta tarde en la sede de la Unidad Socialista (US), González señaló que "respetamos a todos los candidatos del espacio kirchnerista" y "somos libres para cooordinar nuestros esfuerzos con cada uno de ellos". Así, informó, "estuvimos reunidos con Amado Boudou con quien coincidimos en un diagnóstico sobre el estado de abandono en que se encuentra la ciudad de Buenos Aires y convenimos en la necesidad de fortalecer la trama política y social que deberá sustentar una futura gestión en el distrito para que su desarrollo sea compatible con el proceso de cambios que vive el conjunto de la república". "Mientras respaldemos el liderazgo de la Presidenta, que cada uno de nosotros venga de tradiciones políticas distintas no sólo no preocupa sino que, al contrario, es un dato enriquecedor", dijo el secretario de Relaciones Parlamentarias del gobierno nacional.
Cabe aclarar también que el sector del socialismo porteño que conduce Roy Cortina se ha manifestado crítico de la presidenta de la Nación. (Agencia Paco Urondo)

 

16.02.2011

 
Capital Federal (Agencia Paco Urondo en Sección Política) El martes que viene, los legisladores porteños tienen la primera sesión extraordinaria del año, en la que deberán tratar la ley de Presupuesto 2011 que a fines de 2010 no contó con votos para aprobarse.

El PRO no logra reunir a los diputados de la oposición para intercambiar posturas. Por cierto, solo se deben tratar los proyectos que quedaron reservados en secretaría, dos de minoría y uno del PRO, y eso no requiere reuniones en la Comisión de Hacienda que conduce el peronista PRO Alvaro González, pero puede haber cambios en el recinto.
Los principales puntos que rechazan los rivales al macrismo son el endeudamiento por $ 2.000 millones que se conforma de una nueva emisión de bonos y la refinanciación de los vencimientos que comienzan en abril, como también el uso de utilidades del Banco Ciudad de Buenos Aires sin una modificación previa a la carta orgánica de la entidad. Como sea, si la sanción del Presupuesto se vuelve a trabar, se arriesga el uso de $90 millones calculados para la realización de los comicios de este año, que no están contemplados en el Presupuesto 2010, vigente en la actualidad ante la falta de una nueva ley.
 
Redistribución
Es cierto que el Gobierno porteño apelaría a una redistribución de las partidas por decreto para asegurarse el dinero para los comicios, ya que tiene la facultad de disponer del 5% de las asignaciones para cambiar el destino. Pero simultáneamente debe atender a las demandas salariales -no contempladas siquiera en la ley de Presupuesto 2011- que ya comenzaron desde el sector docente, por ejemplo, que amenaza con no iniciar el ciclo lectivo si no se resuelve un aumento de sueldos. Según el Gobierno porteño, atender todos esos cambios para saldar pago de sueldos, partida para elecciones y aumento a proveedores, de acuerdo con el índice de inflación, "excedería las posibilidades del 5% que le asigna la ley".
Para lograr los votos, el macrismo busca que la oposición le apruebe de todos modos el endeudamiento, teniendo en cuenta que la emisión de nuevos bonos debe contar luego con una ley propia. Ya aceptó, en ese sentido, que es necesario modificar el estatuto del Banco Ciudad de Buenos Aires para poder usar cerca de $ 400 millones de las utilidades de la Ciudad.
 
 
 
(Agencia Paco Urondo)
 
 

07.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Enrique de la Calle*) Durante diciembre la noticia ganó las tapas de todos los medios. Las cámaras se posaron preferentemente sobre las tomas de terrenos en el Parque Indoamericano y en el Club Albariño, ambos ubicados en la zona Sur de Capital Federal. También hubo otras ocupaciones en diferentes puntos de la metrópolis Buenos Aires, las más importantes en predios abandonados de Quilmes. Ya superadas varias semanas, vale repensar el fondo de la problemática.
Para comenzar, un poco de estadísticas. Según datos provisorios del reciente Censo Nacional, viven en Capital Federal y Gran Buenos Aires (24 municipios) 12,8 millones de personas, repartidas en casi 6 millones de viviendas. El aumento desde 2001 es del 12%, dividido de este modo: Ciudad de Buenos Aires, 4,5%, Conurbano, 14%. La densidad en la región es de 3300 personas por kilómetro cuadrado. Sin embargo, algunos especialistas señalan que de considerarse como área metropolitana a Capital y a los 40 municipios que la rodean en su área conurbana, el incremento cada diez años es de 1,5 millones de personas. Como sea, el aumento en la metrópolis Buenos Aires es ligeramente superior a la de la media nacional: Argentina pasó de 36 millones en 2001 a los 40 actuales, un 10% más. El crecimiento poblacional argentino es similar al de los países desarrollados y un tanto menor al de los latinoamericanos. Si bien el Censo no arrojó aún estadísticas específicas sobre la situación habitacional, otros estudios muestran que el incremento de las personas en villas y asentamientos creció a un ritmo superior al demográfico. En 1981, vivían allí 300 mil personas, en 1991, 410 mil, actualmente supera el millón de habitantes, con una suba del 300% en dos décadas. En una nota reciente con la Paco Urondo, el urbanista Raúl Fernández Wagner señalaba que “la gente que vive informalmente en la región metropolitana conforman la segunda ciudad más importante de la Argentina”. Un estudio de Infohábitat, espacio multisectorial que reúne a universidades, expertos y ONG, en base a datos de la Dirección Provincial de Ordenamiento Urbano y del Censo de 2001, señala que el acceso a la Ciudad se produce a través de la informalidad: de cada 10 nuevos habitantes metropolitanos, 6 lo hacen de modo irregular por ocupaciones, tomas de edificios abandonados o modalidades similares. La actual lógica contradice a la que caracterizó a la Argentina entre 1940 y 1970, cuando la industrialización, un mercado laboral pujante y la movilidad ascendente iban de la mano con una urbanización que en el caso de la metrópolis Buenos Aires incorporó a cinco millones de personas mediante el loteo de acceso popular. En el caso de Capital Federal, donde la problemática se volvió visible por las ocupaciones de un parque y de un club abandonado, según un relevamiento de la propia Ciudad, son precarias el 10,9% de las viviendas. En los barrios del sur, el porcentaje asciende al 17,3%. Los datos provienen de la “Encuesta de Hogares 2009: condiciones de vida, vivienda y hacinamiento” (disponible en www.buenosaires.gob.ar). Según ese estudio, en la comuna 8, integrada por Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo, viven 187 mil personas, de las cuales el 23,3% (¡!) tiene problemas de hacinamiento. El 5,9 sufre “hacinamiento crítico”, es decir, más de 3 personas por cuarto, número que triplica a la media porteña. De allí provinieron las familias que ocuparon el parque Indoamericano. Según el censo realizado en el lugar por el Ministerio del Desarrollo nacional, la casi totalidad de las 2000 familias era de la zona sur. En coincidencia con el deterioro de los barrios sureños, tiene lugar un auge del negocio inmobiliario. Un trabajo de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad alerta sobre su perfil: “Si computamos los metros cuadrados construidos advertimos que, en el año 2005, la superficie construida se duplicó en relación al 2001”, sin embargo “la zona centro sur y sudoeste (…) no fue alcanzada por esta fuerza que impulsó la construcción en los últimos años”. De acuerdo con el estudio, el 25% de los proyectos inmobiliarios se levantaron, por ejemplo, en Palermo y en Puerto Madero. “Este mayor dinamismo del sector se encontró con una actividad regulada exclusivamente por las leyes de la oferta y la demanda y un mercado en el que el Estado mantiene una amplia prescindencia”, sentencia. En simultáneo, se da en la periferia otro boom, el de los barrios cerrados destinados para los sectores de mayores ingresos. Según el estudio citado de InfoHábitat, desde mediados de los 90 se ha extendido ese tipo de urbanización que en la actualidad ocupa entre 200 y 360 kilómetros cuadrados, entre una y dos veces el tamaño de Capital Federal. Según el trabajo, en esas parcelas vive sólo el 2% de la población metropolitana. Así las cosas, los countries se vuelven polos de atracción de las inversiones, en un círculo vicioso que repercute en el alza del precio de la tierra y en la expulsión de mayorías. Igualmente, el urbanista y vicepresidente de Fundación Metropolitana (institución que hace tiempo aborda la temática), Alfredo Garay, analizó la situación de manera diferenciada entre Capital y Gran Buenos Aires: “En muchos municipios se aprovecharon muy bien los diferentes planes de vivienda. Así se construyeron o mejoraron 60 mil casas en los últimos años. Porque muchas veces la gente no necesita una nueva, necesita mejorar o ampliar la que tiene. En Capital, sólo se hicieron 2000. Además, en la Ciudad faltan los mecanismos institucionales para canalizar la demanda social. En la provincia sabés dónde anotarte, cuáles son las reglas para poder adjudicar. En Capital no, el resultado es lo que ocurrió el Soldati”, describió Garay . Luego de idas y venidas, el Gobierno de Mauricio Macri prometió un programa de $ 800 millones que incluirá nuevas vivienda y el mejoramiento de otras existentes. Se haría en conjunto con la administración de Cristina Fernández y alcanzará las 8000 soluciones habitacionales. Desde 2003, el Gobierno nacional tuvo una fuerte política habitacional que construyó 300 mil casas, arregló otras 251 mil y hará lo propio con otras 200 mil durante este año. Según datos oficiales del Ministerio de Planificación, se construyeron en el Conurbano alrededor de 30 mil viviendas nuevas. Si bien se trata de la inversión más importante en décadas, en los últimos años decreció el ritmo de la construcción. “Hay que continuar con ese nivel de inversión. Entre 2005 y 2007 se avanzó mucho, después entramos en una meseta", continuó Garay, quien aclaró que ese ritmo podría revertir el actual déficit habitacional en el Conurbano en un plazo de diez años. En simultáneo con la construcción de viviendas, queda pendiente la inclusión de herramientas de gestión que colaboren en el diseño de ciudades más equitativas. En un encuentro organizado por la Fundación Metropolitana, diferentes especialistas discutieron sobre la problemática. Entre ellos, Eduardo Reese, de la Universidad Gral. Sarmiento, afirmó: “Desde 1952 en la provincia de Buenos Aires no hay una ley que regule el derecho a la vivienda. Así tenemos cada vez más una situación inequitativa en términos urbanístico y de acceso a los sectores populares al suelo”. En el evento referido, el experto discutió junto a Graciela Oporto, subsecretaria nacional de Planificación Territorial, y a Nadia Finck, de Habitar Argentina, diferentes proyectos de ley que apuntan a regular el desarrollo urbano. Entre las herramientas necesarias citó: “Se debe avanzar en la producción social de hábitat, la única manera de construir ciudad no es la producción mercantil, es mucho más grande y complejo. Hay que urbanizar las villas, hay que fomentar el crédito a los sectores populares para mejoras de hábitat, hay que regular las urbanizaciones de lujo, hay que permitir que las municipalidades tenga posibilidades de recuperar plusvalía urbana”, sostuvo Reese.
Uno de esos proyectos se discutirá durante 2011 en foros abiertos en distintos puntos del país. Se trata de una propuesta de ley de ordenamiento territorial que fue elaborada con la participación de funcionarios nacionales y de diferentes provincias. Esa discusión se suma a otras que se están dando en diferentes jurisdicciones en torno a la misma problemática. En una charla con La Paco Urondo, el experto Fernández Wagner se mostró optimista con la ley.
Recién empieza un año que estará marcado por las elecciones. No parece el mejor panorama para avanzar en un proyecto legislativo que cuestionará un statu quo urbano inequitativo. Como sea, no sería la primera vez que el kirchnerismo propone un salto cualitativo al ponerse al frente de demandas de amplios colectivos sociales.
* Parte de la nota fue publicada en el Informe Digital de Fundación Metropolitana de enero.
(Agencia Paco Urondo)
 
 

06.02.2011

Bahía Blanca, Buenos Aires  (Agencia Paco Urondo, publicado en Solo Local) “Si se educa a los niños no será preciso castigar a los hombres” (Pitágoras de Samos, 500 años antes de Cristo). Encontrándose la inseguridad delictiva al tope de las preocupaciones de la sociedad (en otra época lo fue la inflación y la desocupación), resulta comprensible que en un año electoral se discutan temas que tienen que ver con aquella, efectuándose en ocasiones análisis simplistas y reduccionistas para conseguir votos. En la última década, el debate sobre la llamada edad de imputabilidad de los menores se reedita cada dos o tres años ante un hecho detonante, generalmente un homicidio en ocasión de robo presuntamente perpetrado por un joven de 14 ó 15 años de edad. Los partidarios de bajar dicho tope de edad, que actualmente es de 16 años, entienden que se trata de una herramienta importante para luchar contra la inseguridad y ello parece ser compartido por gran parte de la población, a estar a encuestas que realizan distintos diarios en sus sitios de internet. En realidad lo que se pide se inscribe en lo que hemos dado en llamar el “reclamo social de prisión inmediata y generalizada”; es decir meter preso a todo el mundo por cualquier delito y aún antes de que se lleve a cabo un juicio que determine su culpabilidad. Desde luego que ello colisiona con el diseño constitucional y resulta impracticable. Se suele tener a la privación de la libertad como una poción mágica que nos dará la paz y la tranquilidad de que gozábamos en un pasado añorado e idílico. Y en realidad más prisión no significa menos delito, como quedara evidenciado con las reformas de Ruckauf del 2000 y de Blumberg de 2004.

Respecto al  reclamo de que chicos de 14 y 15 años vayan a prisión, ello sería en cuanto se les impute delitos graves. Y aquí hay dos cuestiones que hacen que una medida de esta naturaleza resulte inocua. En primer lugar los jóvenes de esas edades no suelen cometer delitos graves sino leves. Según datos oficiales sólo uno de cada diez homicidios dolosos son cometidos por menores de 18 años, y cabe inferir que la mayoría de ellos los perpetran adolescentes de 16 ó 17, por lo que los cometidos por chicos de 14 ó 15 son harto infrecuentes y por ello generan tanta conmoción.
En segundo lugar, dada la pervivencia de la impronta tutelar que confunde los casos sociales con los penales y permite que el Estado obre con discrecionalidad, en los supuestos de menores a quienes por su edad no se los puede perseguir y juzgar penalmente, de todas formas en los casos de delitos graves se los priva de libertad; aunque no se hable de prisión preventiva y se mencionen otras etiquetas como “medida cautelar”, “medida de seguridad”, “internación provisoria”, lo cierto es que el jovencito permanece privado de su libertad sin juicio y en consecuencia sin que se acredite que haya cometido el hecho que se le atribuye.
Por eso es que muchos estarían de acuerdo en la rebaja de la edad para que el chico tenga las mismas garantías que los menores que son atrapados por el sistema de justicia penal (de 16 a 18 años). Sin embargo, en términos del mencionado reclamo de privación de libertad creemos que nada cambiaría sustancialmente.
De todos modos, corresponde aclarar que cuando se legisla en materia de justicia penal juvenil, los legisladores nacionales y provinciales no pueden decidir lo que se les ocurra sino que deben guiarse por la Convención de los Derechos del Niño (suscripta por todos los países excepto Estados Unidos y Somalia), que posee jerarquía constitucional. De lo contrario, una norma que contravenga los principios allí contenidos deberá ser declarada inconstitucional y podrá acarrear responsabilidad internacional al Estado Argentino.
Los Estados tienen libertad para fijar la edad a partir de la cual se podrá perseguir penalmente a un niño, considerándose niño a todo aquel que no haya alcanzado los 18 años, que ahora se corresponde en nuestro país con la mayoría de edad. Sin embargo, las Naciones Unidas han recomendado que no se establezca en una edad demasiado temprana, teniendo en cuenta las circunstancias de inmadurez emocional, mental e intelectual.
La mayoría de los países de América Latina han fijado la edad a partir de la cual se puede perseguir penalmente a un niño en 12 años. Y si notamos que muchos de esos países tienen índices delictivos superiores a los nuestros y mucha más violencia (ej. Brasil, El Salvador, Guatemala, Venezuela), cabría preguntarse: ¿de qué sirve?, ¿no será que la cosa pasa por otro lado?; no por juzgar y castigar sino por prevenir, contener  y evitar que los jóvenes a temprana edad ingresen a la senda de las adicciones y el delito; controlar los mercados ilegales, que suelen tener protección oficial (ej. desarmaderos, tráfico de drogas y de armas) y se valen de chicos, como elementos fungibles y descartables de una cadena delictiva macabra.
Según las directrices de la Convención debe existir un régimen especial para menores diferenciado de los adultos  a cargo de funcionarios especializados. El menor debe tener las mismas garantías penales y procesales que asisten a los adultos más otras propias de su condición de inmadurez. Nuevos avances en las investigaciones neuro-científicas dan cuenta que el cerebro de los adolescentes no se encuentra completamente maduro hasta por lo menos los 18 años. Por eso suelen ser impulsivos e inestables, al no tener suficientemente desarrolladas las regiones que regulan las emociones y el razonamiento moral. A ello debemos adunar los problemas que trae la subalimentación en el desarrollo mental en los primeros años de vida y -desde luego- las carencias afectivas y educativas que marcan a fuego al ser humano.
La Corte Nacional, en el caso “Maldonado” de 2005, destacó la personalidad inmadura de los menores en la esfera emocional, lo que hace  que el reproche y su pena deban ser inferiores. Por eso, carece de todo andamiento lógico y científico la peregrina posición que postula como eslogan “delito de adulto, pena de adulto”. Hasta la Corte Suprema de Estados Unidos señaló que los menores de 16 años presentan menor capacidad para controlar conductas y pensar a largo plazo, por lo que la culpabilidad del joven es diferente a la del adulto (caso “Thompson vs. Oklahoma”, de 1988).
La Convención consagra la protección integral y el “interés superior del niño”, por eso la pena se concibe como una herramienta eminentemente educativa; la detención constituye el último recurso y debe proceder durante el período más breve, debiendo utilizarse medidas alternativas. También prohíbe la aplicación de la prisión perpetua sin posibilidad de excarcelación; como Argentina aplicó varias desde los años 90, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha emplazado al Estado Argentino -considerando que ha violado normativa interamericana- a que revise  esas condenas, que se apliquen los estándares internacionales en la materia, y que se dispongan medidas legislativas para que el sistema de justicia penal juvenil sea compatible con las obligaciones internacionales en materia de protección especial de los niños y de la finalidad de la pena.
Ahora bien, no hay establecimientos adecuados y suficientes, por tanto si se piensa en aumentar  el número de privados de libertad, ¿dónde se alojaría a los menores en conflicto con la ley penal para brindarles el tratamiento necesario?. Otra vez se pretende poner el carro delante de los caballos. Debe recordarse que la Corte Nacional ha prohibido el alojamiento de menores en comisarías.
Por otro lado resulta ingenuo sostener que la rebaja en la edad de perseguibilidad llevará a que los menores que delinquen para adultos brinden esa información a la justicia. Ello también se predicaba respecto a la persecución penal de los consumidores de droga que no solo no permitió detectar a los narcotraficantes sino que hizo que los tribunales se abarrotaran de causas menores y no impidió que el tráfico y el consumo crecieran significativamente.
En ese contexto de utilización de menores por parte del crimen organizado y siguiendo esa lógica, ¿les importa a los jefes que puedan caer presos sus “soldaditos”?, ¿no les resulta fácil reemplazarlos?; a todo evento ¿sería descabellado sostener que las mafias recluten a chicos de 13 años?. Recordemos que el ex ministro de seguridad,  Carlos Stornelli denunció que policías retirados y en actividad contrataban menores  para robar automóviles y matar a sus propietarios con el objeto de desestabilizarlo.
En definitiva creemos que alguna vez los argentinos deberíamos aprender que no hay soluciones simples para problemas complejos; que estos asuntos deben tratarse con racionalidad y prudencia, sin caer en simplificaciones ni propugnar soluciones mágicas e inmediatas, enmarcadas en el neopunitivismo demagógico. Claro está, resulta más sencillo y rápido modificar leyes, aunque sobrevenga frustración tras frustración, que llevar adelante, con recursos suficientes, planes sociales a largo plazo (no menos de una década) como se instrumentaron en Bogotá, por caso, y cuyos resultados puedan quizá apreciarse en otra administración.
Sería todo un detalle que se observara que los países desarrollados, con menos delitos y violencia no son los que más reprimen sino los menos desiguales, los más justos y educados. Para hacer retroceder el delito se requiere hacer avanzar los derechos sociales, laborales, económicos y culturales, para que nuestros jóvenes puedan tener en sus manos un libro, una herramienta  o una pelota, en lugar de un “porro”, una botella de alcohol o un arma.
El autor es Juez en lo Correccional y Profesor Adjunto -por concurso- de Derecho Procesal Penal (UNS). Profesor de postgrado. Bahía Blanca. (Agencia Paco Urondo)

 
 

 

05.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Nahuel Placanica) Las autoridades del teatro Colón, con su director García Caffi a la cabeza, presentaron una demanda ante la justicia exigiendo 55 millones de pesos a los trabajadores por “presunto daño económico”, como consecuencia de las medidas de protesta que obligaron al teatro a levantar algunas de sus funciones.
El gobierno porteño solicitó, en plena feria judicial, una cautelar para embargar el patrimonio de los trabajadores y de esta manera “asegurar” el pago de la eventual “indemnización”. La petición fue rechazada por el juez Guillermo Scheibler, a cargo del juzgado  Contencioso Administrativo y Tributario Nº 13 y el expediente paso a manos de Osvaldo Otheguy, magistrado del juzgado Nº 8.
Desde septiembre del 2010 los trabajadores del Colón vienen reclamando una recomposición salarial del 40 % y mejoras en las condiciones laborales tanto en el teatro en sí como en las locaciones extramuros. Las autoridades del teatro respondieron suspendiendo trabajadores y realizando sumarios a quienes se sumaran a la protesta. Estas medidas fueron avaladas por el Gobierno de la Ciudad a través de su Ministro de Cultura Hernán Lombardi. ¿Lo recuerda? Aquel integrante del grupo Sushi, un hombre de Antonito De la Rúa.
ATE Capital expresó: “La respuesta de las autoridades fue penalizar la protesta, criminalizar a los representantes y perseguir ideológica, política y gremialmente a los trabajadores y delegados de nuestro sindicato”. Desde la Dirección de Trabajo porteña la persecución alcanzó niveles absurdos. La entidad declaró inconstitucional la huelga no solo desconociendo el artículo 14 bis de la Constitución  sino atribuyéndose una facultad que no posee, ya que no puede erigirse como juez y parte.
Frente a esta situación, ATE presentó una denuncia ante el Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ya que se estarían incumpliendo convenios internacionales en caso de que se acredita la violación del derecho a huelga. Los trabajadores están a la expectativa de una respuesta por parte de la justicia en lo que a la demanda millonaria se refiere y prevén convocar a una nueva asamblea en los próximos días para evaluar la situación actual del reclamo. (Agencia Paco Urondo)

El suchi boy y actual ministro de Cultura, Hernán Lombardi.