Militancia
17.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, gentileza Encuentro Nacional) Alejandro Fantino: Tengo unos minutitos para Carlos Kunkel; ¿cómo te va Carlos?
Carlos Kunkel: Bien, gracias por llamar...
 
AF: ¿A Ricardo Fort lo conocés?
CK: Bueno, lo he visto, sí, un poco. (risas) Conozco sobre todo su trayectoria como Empresario, y la cantidad de gente que ha dejado en la calle siempre que vaciado alguna empresa, esas cosas.
 
AF: ...Para colmo se peleó Aníbal con Granata, se peleó con Mirtha Legrand; estaba a los tiros Mirtha, le llegó la AFIP, estaba caliente como una cigarra.
CK: ¿Pero qué problema tiene si es una Sra que siempre ha cumplido todos sus compromisos impositivos? Por mí que me llegue la AFIP todos los días ¿Qué problema hay?
 
AF: Bueno, pero genera cierto nerviosismo.
CK: No, si uno está en regla no hay problemas…El problema lo tienen los evasores, los que se quedan con la plata del Estado...
 
AF: Es como ir a buscar un análisis de HIV, por más que uno sepa que está bien… Es la verdad.
CK: Pero la enfermedad la puede haber contraído en un Hospital, porque le pusieron una inyección; ahora, la evasión impositiva y la estafa al Pueblo Argentino no, eso es voluntario, es decidido por quien lo hace, si lo descubren, que se la banque...
 
AF: Es rápido para contestar, mamita. Estuvo hasta hace un rato, te cuento… Llego a la radio y me encuentro acá charlando al Momo Venegas; piola.
CK: Sí, lindo… El busto de Evita que pintaron de negro sus Socios de la Sociedad Rural de Entre Ríos quedó bonito.
 
AF: Pero si me dijo acá que era Peronista de Perón y de Eva.
CK: Bueno, por eso, él asoció cabecitas negras con el busto de Evita en la Plaza central de Paraná el año pasado, que De Angeli hizo pintar de negro. Está bien, eran cabecitas negras, Evita pintada de negro.
 
AF: Pero De Angeli no es de él, es de la (UATRE), maneja a la gente que labura en el campo. Tiene 750 mil afiliados, y esos según él van todos para Duhalde.
CK: (risas) ¡Si Duhalde tuviera 750 mil votos sabés cómo se anota para cualquier elección! No.
 
AF: No es tan fácil participar de las elecciones ¿no?
CK: Ojalá que lo haga, y ojalá que logre que todos los Trabajadores Rurales estén en blanco, y no haya tantos trabajadores en negro. Vos sos del interior, parate cuando vas para la Provincia y vas a visitar tu Pueblo, en cuántos campos hay trabajadores en blanco, no los pueden encontrar, es difícil encontrar una estancia y ver que están 5 o 6 tipos en blanco ¿no?
 
AF: Sí, fue la pregunta que no le gustó al Momo, le conté acá, estábamos charlando, y le dije mirá, yo tengo 38 años y estuve 20 años viajando con mi viejo por todos lados en las Cosechadoras, mi viejo tenía máquinas cosechadoras, y tenía empleados, y no encontré 1 registrado en los campos… El porcentaje de gente laburando en blanco era mínimo. No sabía que le iba a caer tan mal la pregunta, me dijo acá Jonhattan que me frunció el ceño.
CK: Y bueno…No son cuestiones personales, ni siquiera económica, el salario practicamente no incide en el precio final de la soja...Es cuestión de concepción Ideológica, piensan que los morochos del campo tienen que trabajar sin el Estatuto del Peón…1 de las 1ª cosas que derogó la Dictadura de Aramburu cuando asumieron fue el Estatuto del Peón sancionado por el Gobierno de Perón, por ejemplo.
 
AF: Sí.
CK: Entonces en el campo toman al peón, o al puestero, llame, presta servicios la mujer, los hijos, no tienen horario; se resisten y se niegan a que haya horario de trabajo. Es muy difícil en esas condiciones, trabaja toda la familia por un sueldo en negro del hombre.
 
Jonhattan Viale: Carlos, un abrazo... ¿Cómo estás?
CK: Hola Jonhattan ¿Cómo estás vos?
 
JV: ¿Leés los chistes de Clarín?
CK: Hay 1 que leí hace poquito. (risas) Salió muy promocionado por todos lados.
 
JV: ¿Te parece que es mafioso en serio en chiste ese?
CK: Pero eso hay que preguntárselo al que lo dice, no es un tema que a mí me interese particularmente. Lo que es evidente es que tiene razón lo que le dijo a un amigo mío hace 2 meses de los muchachos del programa "A 2 Sobres", del "Canal Todo Negocios"…
 
JV: (risas) ¿Vos decís A 2 Voces?
CK: No, eso lo dijiste vos. Yo dije A 2 Sobres en el Canal Todo Negocios, para que nadie se sienta ofendido ni aludido.
 
JV: No sé cuál es.
CK: Claro, no sabés cuál es... Bueno, le dijo a mi amigo el periodista estrella, refiriéndose a su patrón Héctor Magneto: "Está loco, y ya destruyó el poder del Grupo Clarín, independientemente de cómo le vaya en su pelea con el loco de Olivos". Eso lo dijo, bueno, la estrella máxima del programa "A 2 sobres". A un amigo de él, de su juventud, lo dijo no para difundirlo; yo por eso reservo la fuente periodística, no me digan… (risas)
 
JV: ¿Te puedo hacer una pregunta en serio? ¿Hasta dónde creés que va a llegar esta guerra entre el Gobierno y Clarín?
CK: No, entre Héctor Magnetto y su intensión de querer tomar decisiones sobre la vida de los argentinos sin hacerse elegir. Acá hay una Ley de Medios que ha sido votada por 147 votos contra 3 en la Cámara de Diputados y por 46 sobre 60 Senadores presentes, que por algunas irregularidades que se están haciendo algunos Jueces está siendo bloqueada, impedida de aplicar. La Ley va a entrar en vigencia, y no hay ninguna guerra en la medida y en tanto y en cuanto se cumpla la Ley y se acate lo que está dispuesto por el Congreso y por el Poder Ejecutivo.
 
AF: Lo que yo quería preguntarte es… Lo venía escuchando a la mañana a D’Elía con su programa…En Cooperativa. Entonces lo escuchaba a Luis, que estaba haciendo un editorial sobre los ADN de los hijos de Herrera de Noble, y si se lo coteja como quiere Estela Carlotto, como quieren las Abuelas, que me parecería que debería hacerse así, como finalmente se va a hacer, que deberían cotejar con todas las muestras de ADN que están allí; ¿Y qué pasa si le da negativo?
CK: Y, pasa que queda como absolutamente injustificada la negativa de Héctor Magnetto de que los chicos permitieran el ADN…Si se hubieran hecho el ADN hace 10 años toda esta historia no hubiera existido. Son 2 personas que se niegan a identificarse ante el Estado Argentino. Cuando pase todo esto, cuando termine, y cada cual esté en el lugar que por el Poder Judicial se determine, voy a presentar un proyecto de Ley. Porque ¿Cómo es eso de que yo puedo ser clandestino ante mi País? Mi Estado me da un pasaporte que acredita que yo soy Carlos Miguel Kunkel, pero... ¿Yo puedo, por mi privacidad, negarme a ser identificado científicamente por el Estado? Antes de que Vucetich patentara y difundiera su método de la impresión digital, no existía, habría otras formas, testigos, qué sé yo... 1 persona fulano de tal, hijo de fulano de tal; cuando se puso la impresión digital nadie pudo decir "No, porque viola mi intimidad...". Ahora hay métodos científicos más avanzados para garantizar el conocimiento de la identidad de las personas. Y además económicos, hay formas económicas de hacerlo. Lo que vamos a tener que hacer, cuando termine todo este juicio, es que directamente todos los Argentinos, cuando nos vamos a identificar, así como nos identifican por la impresión digital, nos identifiquemos por el ADN ¿Cuál es el problema? ¿Cómo puede pedírsele a un Estado que acredite la identidad de una persona, y esa persona puede decir "No, yo en realidad me niego a que científicamente se determine mi verdadera identidad"?
 
JV: ¿Por qué los funcionarios Kirchneristas están tan empecinados con este tema?
CK: Yo no sé quién…Yo soy Peronista, y a partir de ahí no estoy empecinado con este tema.
 
JV: No lo digo en el mal sentido…A ver ¿Esto cómo se relaciona con la política…?
CK: Perdón, estamos tratando este tema por iniciativa tuya, porque si no dentro de un rato van a decir Kunkel está empecinado con este tema. Yo hablé porque vos me preguntaste.
 
JV: No lo digo por vos, lo digo por otros funcionarios…
CK: Preguntan, nosotros nunca buscamos meternos en este tema. Es más, la 1ª vez que la Sra Ernestina Herrera fue presa nosotros no estábamos en el Gobierno; toda la historia… Por eso lo echaron al Markevich. Toda la historia esta no viene por nuestro Gobierno, viene porque según le dijo Héctor Magnetto al que entonces era su socio en Papel Prensa, Pirillo, en el año 1988 creo que fue, y Pirilo lo declaró en la causa, Magnetto le dijo a Pirillo "No hay que hacer avanzar determinados temas del Proceso Militar, porque yo acordé con Videla que nos entregaran Papel Prensa y además que me entregaran los hijos para la Sra. Ernestina".
 
JV: ¿Sabés quién habla de este tema? Kirchner habla de este tema, y nadie le pregunta nada.
CK: ¿Y por qué no podemos hablar de este tema?
 
JV: Bueno, no importa. Vamos a ponerle Kirchner.
CK: Ahora ¿Sabés lo que pasa? Que a los Oligarcas los llaman mesa de enlace, a los que se fueron del Peronismo los llaman Peronistas disidentes; nosotros somos Oficialistas o Kirchneristas. Nosotros somos lo que fuimos siempre, Peronistas. No es un cargo a Uds, porque realmente hay 1 instalación mediática muy fuerte… A Uds me encanta escucharlos… Y vos decís muchas cosas a veces me dicen "Mirá lo que dijo". Está bien, que diga, si nosotros peleamos para que haya libertad de expresión y que todo el mundo pueda ser escuchado y ser oído. Cuando gobernaban los Liberales y Magdalena Ruiz Guiñazú acompañaba a Videla y Martinez de Hoz para hacerle preguntas preestablecidas en las giras internacionales, a mis Compañeros los tiraban vivos al mar, y desaparecieron 130 periodistas; yo no quiero que se le corte la libertad de expresión a nadie. Ahora, si dicen de nosotros determinados periodistas al servicio de los grupos económicos concentrados, las barbaridades que dicen, corruptos, ladrones, autoritarios, nazi-fascista, a mí no me molesta; ahora, si yo recuerdo que Magdalena Ruiz Guiñazú iba para hacerle preguntas a Videla y Martínez de Hoz y se pasa la grabación es porque la perseguimos. Yo no estoy diciendo nada, es una cosa que ella hizo, y si a ella le pareció que estaba bien que lo reivindique y si le pareció que se equivocó que lo diga.
 
JV: Pero el juicio ético para mí no corresponde, un juicio ético en plaza pública y eso no.
CK: ¿Yo lo hice?
 
JV: No, te estoy diciendo lo que existió; eso existió…
CK: Pero es la libertad de expresión que hay que tener para todos. A ver, si hay gente que quiere decir eso y gente que la quiere escuchar que lo hagan; y si hay agravios que les hagan la querella correspondiente.
 
JV: No me parece democrático, pero bueno, no importa.
CK: Bueno, si es por Democracia…
 
JV: Hay miles de cosas más, seguro.
CK: Pero es la libertad de expresión. Uds. dicen lo que les parece bien... Y es más, nosotros reformamos la legislación para que no pueda haber juicios de calumnias e injurias contra los periodistas por lo que digan de los funcionarios públicos.
 
JV: Está muy bien.
AF: ¿Qué edad tenés Carlos?
CK: Yo tengo 64.
 
AF: ¿Y qué vas a hacer de tu vida, cuántos años más vas a hacer política, hasta que seas viejito?
CK: A ver, según mis planes, como vamos a ganar según espero en el 2011, y mi mandato vence en el 2013, ahí de la función estatal me jubilo; si ganamos. Nadie puede abandonar la pelea politica...Seguiré integrando alguna estructura del Partido Justicialista y haciendo política toda mi vida, hasta que muera, pero no necesariamente en la función pública. Lo digo de verdad.
 
AF: Te mando un abrazo, como siempre, gracias por atendernos.
CK: Un gran abrazo. Y mirá, ninguna expresión mía tiene por objeto incomodar…Yo por ahí pongo énfasis…
 
JV: No, quedate tranquilo.
CK: Es el tono Prusiano que me sale, pero eso es genético. (risas)
 
AF: Chau querido.
CK: Chau, un abrazo. (Agencia Paco Urondo)

14.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Estimados: nos comunicamos desde el diario El local para invitarlos al Festival  musical que organiza la Mutual Manuel Ugarte el día sabado 15 de mayo a las 15:30 hs. en el parque, en conmemoración al Bicentenario. Les adjuntamos a continuación la invitación con los artistas invitados y las actividades planificadas. ¡Los esperamos a todos!
Cliquear sobre la imagen para ver la invitación correctamente.

11.05.2010

(En Página 12) Nuestra sociedad se polariza. Ríos de tinta se gastan, desde la academia o desde los oligopolios mediáticos, para explicarnos que eso es muy malo. Vagas referencias al bien común o abstractas convocatorias al diálogo son ensayadas. Reinventan palabras como “crispación”, que del cajón del olvido pasan a estar en boca de cualquier periodista serio o de cualquier político atildado.
Analistas improvisados, constitucionalistas rentados, sabihondos y suicidas se desgarran las vestiduras invocando el discurso crispado de Néstor o Cristina. El fetiche de un afiche de papel insta a que agiten el fantasma del miedo, la persecución, etiquetando graciosa e irresponsablemente a la actual democracia como si se tratara de una dictadura. En efecto, en nuestra Argentina las pasiones vuelven a estar, en lo que a política se refiere, a flor de piel. ¿Es eso tan malo como nos quieren contar?
Recurramos, para dar respuesta a este interrogante, primero a la historia. No existe proceso transformador que no polarice la sociedad. Siempre ha sido así, a lo largo de los 200 años de nuestra historia patria. Hagamos ejercicio de la memoria. Patriotas y realistas, unitarios y federales, radicales y conservadores, peronistas y gorilas... eso por mencionar a los tiempos de grandes disputas, grandes proyectos, aunque también podríamos mencionar a los tiempos en que sólo fuimos meramente resistencia. Las antinomias fueron siempre consustanciales a la política argentina. Esto es así porque la política es disputa de intereses. Los ciclos de avance político del pueblo fueron sistemáticamente embestidos por sectores de privilegio, que por tratarse de sectores dominantes arrastran en función de su posición hegemónica a amplios contingentes de personas. La división nunca es simétrica, pero el despliegue mediático y la capacidad de mimetizarse con la opinión publicada –a la que disfrazan de opinión publica– hace parecer que la sociedad se divide en dos. El campo popular tiene su fuerza en el número, aunque cuando es preciso negar su contundencia se lo proscribe, se lo encarcela, e incluso se llega a fusilarlo o desaparecerlo...
La segunda manera de responder al carácter positivo de la crispación es con un ejemplo. A fines de abril, un grupo de estudiantes secundarios de la JP Descamisados se planteó hacer un ejercicio de formación política. La convocatoria, tal como la forma que tienen de comunicarse y relacionarse, fue distinta de lo tradicional. Se hizo por Facebook. Desde cierta política más tradicional se puede pensar: ¿qué tiene que ver una red social tan impersonal y además creada según dicen por la CIA con la militancia? Otros curtidos en las lides de la acción política aprendimos, más por viejos que por diablos, que los caminos de la militancia son como el agua y se van abriendo paso por todos lados, aprovechando cada declive del terreno. Pero, sin embargo, por esa llaga que no nos permite “amar sin presentir” –como decía el gran Discepolín–, pensamos que iba a ser una actividad tan sólo con un puñado de jóvenes inquietos. Por eso, grande fue nuestra sorpresa cuando observamos que se vio desbordada la convocatoria. Incluso hubo algunos que viajaron los setenta kilómetros que separan a Campana de Congreso, tan sólo para asistir a ese primer encuentro de formación.
Esto es también el producto de la crispación. Jóvenes, muy jóvenes, más preocupados por cambiar el mundo que por cambiar el modelo del celular. Secundarios que se sienten más cerca del gordo Cooke que de Cumbio. Chicos a quienes les interesa más la disputa de proyectos de país entre San Martín y Rivadavia que la mediática controversia entre vedetongas de Bailando por un sueño. Adolescentes ávidos de saber qué es la guerrilla comunicacional que lanzó el comandante Chávez y no por la marca de los jeans que usan las estrellas de Hollywood.
La polarización genera bandos antagónicos. Esos bandos expresan los modelos de país que los subyacen. El compromiso político y la militancia se alimentan de esa disputa.
Los plumíferos a sueldo de los monopolios se horrorizan por una juventud que le pone alas a sus sueños. Son los mismos que añoran que todo se tiña de gris. Son las viudas del “diálogo” de los ’90. Tiempos en que no había crispación. Porque el pensamiento único no daba para polarizaciones. Se expandía como una mancha de combustible en el mar, anegando conciencias, matando toda la vida que encontraba a su paso. Ese es el consenso que predican: el consenso de la resignación.
Por eso, nosotros hacemos un elogio de estos tiempos de confrontaciones y disputas. Estos tiempos de divisoria de aguas en donde se vuelven a discutir proyectos que no son compatibles entre sí. Vuelve la política, no como sentido de unos pocos para llenarse los bolsillos, sino como una herramienta de liberación.
La política, como sentido ético y épico de la historia, vuelve a habitarnos, vuelve a enamorarnos. Y cuando un pueblo vuelve a enamorarse de la política se transforma en una vorágine difícil de detener, crispada frente a los que intentan poner palos en la rueda de la historia, decidida frente a los que defienden los privilegios.
* El autor es Profesor de Derecho en la UBA y la UPMPM; director de la revista Oveja Negra.