Militancia
10.08.2010

La Plata (Agencia Paco Urondo) Luego de una larga lucha, y de ya casi un año de organización, los trabajadores de las quintas de Arana logramos conquistar nuestro derecho a una vivienda digna. Con mucho esfuerzo adquirimos legalmente 5 hectáreas en la zona de Parque Sicardi. Nos organizamos con mucho esfuerzo, peleamos por nuestros derechos, hicimos muchos sacrificios, respetamos las leyes y las ordenanzas, y cuando estamos por cumplir nuestro sueño de la casa propia, de la construcción del Barrio María Claudia Falcone, nos encontramos con el racismo, el egoísmo y la discriminación de algunos habitantes de Parque Sicardi.
Desde el día martes 3 de agosto “Vecinos Autoconvocados de Parque Sicardi Arana y Villa Garibaldi” (SIC), día tras día, realizan piquetes con sus autos y sus 4x4 en la calle 7 y 640. Piden que en Sicardi “no haya villas y asentamientos”, “que no se llene de ladrones y drogadictos”, “que no quieren que se llene de negros villeros, ni de bolivianos ni de paraguayos”. Todas estas muestras de discriminación fueron recogidas y difundidas por los medios de comunicación de la región. Pero ni ellos son ciudadanos de primera, ni nosotros somos ciudadanos de segunda. Todos tenemos nuestros derechos, y nosotros los haremos respetar.
Para quienes tengan dudas, todos nosotros somos trabajadores. Incluso varios de nosotros trabajan para personas que viven en Parque Sicardi. Así vemos, indignados, con rabia y con impotencia, como nuestros patrones hacen piquetes para que nosotros no seamos sus vecinos. Y no están solos. En sus piquetes son acompañados por diputados y concejales, como Mor Roig, Atanasof, Arteaga, por lo visto enemigos de los trabajadores. Ellos acompañan los piquetes, y dicen con orgullo a quien quiera oír “no dejaremos que ninguna villa se asiente aquí”. Los piquetes de los ricos, de los autos caros y de las 4x4 están bien, hay que acompañarlos. Los piquetes de los trabajadores y de los pobres hay que eliminarlos, hay que reprimirlos, hay que esconderlos. Para algunos si, para otros no.
A pesar de la discriminación, del racismo, del odio y de las amenazas, tenemos nuestros derechos y los vamos a hacer cumplir. Seguimos organizados y luchando, porque nuestros sueños no nos lo van a quitar.
NUESTROS DERECHOS LOS VAMOS A DEFENDER. NO A LA DISCRIINACIÓN EN PARQUE SICARDI. SI AL BARRIO MARIA CLAUDIA FALCONE.
Contactos de prensa: 0221154592239 (Cesar Vilanueva), 0221154773459 (Lucas Navarro), 0221144355104 (Cintia Nucifora). AGRUPACIÓN MARIA CLAUDIA FALCONE (Agencia Paco Urondo)

09.08.2010

Rosario, Santa Fe (Agencia Paco Urondo) 1) Un nuevo fenómeno atraviesa la vida política nacional: la emergencia de una militancia juvenil nacional, popular y kirchnerista. En un ciclo corto que podemos trazar entre el conflicto con la Mesa de Enlace y las patronales rurales hasta la puja por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, hemos visto proliferar de manera creciente una participación cada vez más masiva de jóvenes en movilizaciones y convocatorias en apoyo a las iniciativas políticas gobierno nacional.
De origen social diverso, con importante presencia de sectores medios pero también con no menor protagonismo de sectores populares; nucleados a través de disímiles experiencias organizativas, en muchos casos nacidas desde la propia iniciativa de un puñado de militantes; con el predominio de una fuerte apuesta a la “construcción desde abajo”; una agenda de inquietudes que van desde los derechos humanos, la economía social, la cultura popular, hasta las nuevas formas de comunicación y la renovación política; y una identidad donde confluyen de manera diversa peronismo, izquierda, setentismo y latinoamericanismo; este nuevo activismo juvenil se ha constituido en uno de los sectores más dinámicos y novedosos del kirchnerismo.
Dinámico: en el sentido del carácter activo de la militancia, la rápida capacidad de movilización, la consistencia organizativa y el sesgo creativo de la intervención en el debate público, eso que ya varios analistas denominan como “minoría intensa”; novedoso: en relación a que el kirchnerismo es el único espacio de la política nacional que cuenta con este tipo de militancia.
Por supuesto que el mismo se inscribe dentro de un proceso más general que tiene que ver con la recomposición de la base de apoyo social al gobierno, el cual se empezó a hacer visible durante los primeros meses de este año, conformado principalmente por los sectores más humildes de nuestra sociedad, donde fue decisiva una medida como la Asignación Universal por Hijo y el rol persistente de los movimientos sociales afines al gobierno; los asalariados formales, donde es clave la política oficial de alianza con las centrales obreras y promoción del empleo y recuperación del poder adquisitivo del salario a través de las paritarias y el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil; y una franja en expansión de sectores medios progresistas, que dio encarnadura social al debate contra el discurso mediático hegemónico y hoy se moviliza por el matrimonio igualitario frente a la corporación eclesiástica.
Sin embargo, es posible establecer algunos rasgos particulares que presenta este nuevo activismo juvenil, a partir de un breve repaso por nuestra historia reciente, que permita pasar en limpio algunas marcas que tallan sobre este renovado vínculo entre juventud y participación política.
2)
En perspectiva de mediano plazo, los acontecimientos del 19 y 20 de diciembre del 2001 y la política de derechos humanos del gobierno nacional, significarán dos momentos más que importantes para la relación entre juventud y política. Los primeros, contienen un traspié decisivo al “no te metás” de los ‘80 y a la antipolítica de los ’90. Estos días y los posteriores van a encontrar a muchos jóvenes en las calles puteando no sólo contra un gobierno que una vez más había defraudado las expectativas de cambio y respondía con represión a las demandas populares, sino también desafiando a un sistema político que excluía la participación social.
Sin dudas, este acontecimiento dejará huellas que marcan hasta incluso hoy cierta dinámica de la política argentina, y sin el cual es difícil pensar la etapa de cambios que se abrió a partir del 2003. Para los jóvenes implicará un retorno al espacio público. De la mano del enfrentamiento con la policía y la desobediencia al estado de sitio, poníamos en cuestión el recurso del miedo para inmovilizar, que tan bien había funcionado desde la dictadura, haciendo propio el reclamo – no sin los grises y ambigüedades con que se planteaba éste - de una participación más directa y protagónica en las decisiones colectivas, y una exigencia de renovación política con un fuerte rechazo a la “clase política” neoliberal.
Y esto, creo, es una nota fuerte que dejó como saldo la puesta en crisis de la representación política neoliberal en nuestro país. La construcción de experiencias organizadas más sustantivas en términos democráticos, con estructuras flexibles y abiertas, capaces de contener la pluralidad y promover una vida interna que otorgue a la toma de decisiones un fuerte carácter colectivo, es un rasgo muy propio de las características que asumió la participación popular post diciembre del 2001. Esto, por supuesto, no niega en sí mismo la representación o la constitución de liderazgos, como muchos mal interpretaron. Lo que sí puso en debate fueron los términos y los procesos a través de los cuales se fueron constituyendo los mismos – desprendidos del sustrato popular, en proporción a la captura de la política por la corporaciones económicas y mediáticas -, exigiendo su reformulación desde el diálogo directo con las demandas sociales y en procesos permanentes de abajo hacia arriba y viceversa.
La reconstrucción de la autoridad política a manos de Kirchner a partir del 2003 es ejemplo de ello. La definición de un nuevo vínculo entre política y demandas populares; la interpelación desde el discurso oficial al sujeto popular; la convocatoria a la movilización y a la acción directa para respaldar medidas de gobierno; la toma de decisiones públicas con el oído puesto en el reclamo social; y la apertura del Estado a los movimientos sociales y a los organismos de derechos humanos; son muestras de los términos en que se relegitima el liderazgo político y la representación después del 2001. Ahora bien, en la juventud esta sensibilidad es más intensa. La distancia con que se fue fijando el vínculo con la política en los años de democracia, explican buena parte de esta primera desconfianza. Hubo que esperar un conflicto como el de la Mesa de Enlace, donde fue visible como nunca antes qué poderes y sectores sociales renegaban de este gobierno, para que se empiece a ver una creciente presencia juvenil en las manifestaciones de apoyo a este proceso político.
Y, por supuesto, la Ley de Medios. La batalla por la democratización de la información congregó a cientos de miles de jóvenes en la vigilia nocturna en que se aprobó la ley en el Senado, en un claro acto de toma de la palabra, tras años de estar sustraída por el discurso único y en donde el joven como tal, durante el ciclo de captura de la política por los medios hegemónicos, apareció estigmatizado según las épocas y las modas. El año que lleva de una situación a la otra es el de la mayor proliferación y crecimiento de adhesiones juveniles, a través de numerosas agrupaciones de todo tipo o de experiencias novedosas como la de los “blogueros” o los “autoconvocados 6-7-8”.
En segundo lugar, la política de derechos humanos llevada adelante desde el 2003 permitió empezar a suturar esa fractura generacional que produjo la última dictadura cívico militar y el terrorismo de estado, y continuaron los sucesivos gobiernos democráticos. Quienes nacimos en los años de la dictadura crecimos “huérfanos” de un relato político sobre los años ’60 y ’70. La política de derechos humanos del alfonsinismo mientras duró, lo fue a condición de clausurar el debate y la reflexión sobre lo sucedido en la década del setenta. La historia que se construía demonizaba lo hecho en el pasado, para arrancar con las estelas del horror de los últimos años de la dictadura y meterse enseguida en la agenda de temas que definían el camino sobre el que iba a surcar el retorno democrático al país.
Lo cierto es que sobre este manto de silencio, nuestra generación transitó casi instintivamente un trabajoso camino de reconstrucción de un punto de partida, constitutivo para cualquier identidad, que - por supuesto - nunca es un inicio en el vacío, sino que se inscribe en una historia colectiva; con la guía de la labor incansable, que en soledad y bajo la hegemonía social de la teoría de los dos demonios, llevaron adelante sobrevivientes y organismos de derechos humanos.
La nueva política de estado iniciada en el 2003 propició el encuentro entre memoria histórica, política y derechos humanos. A partir de un presidente que hacía visible su pertenencia a la generación de los setenta y se consideraba “hijo de las Madres de Plaza de Mayo”; la derogación de las leyes de Obediencia Debida, Punto Final y los Indultos; el retiro del cuadro de Videla en la ESMA; la recuperación de nuevos nietos y el avance de los juicios a los represores; nuestra generación, por primera vez, sintió de manera sustantiva que algo tenía que ver con la de los ’70 y cada vez más jóvenes se empezaron a reconocer como hijos de las Madres y su lucha.
Así, fue posible empezar a reponer la palabra política desde su dimensión colectiva, solidaria y transformadora, a través del reestablecimiento del puente histórico con la generación política de la que somos hijos. Por supuesto, que esta apropiación de los setenta carga con un fuerte desafío. Esto está en debate y en cómo lo resolvamos se encuentra una de las claves para las posibilidades de resituar en términos generacionales el vínculo entre juventud y política.  Una relación lineal y acrítica con los setenta, clausura más de lo que habilita a recrear una identidad política juvenil que si quiere ser masiva debe dar cuenta de los cortes históricos, de los cambios profundos y de las siempre renovadas demandas, intereses, prácticas y representaciones que cada generación porta.
Es necesario un vínculo dinámico, abierto y creativo que resignifique el legado de los 70, en función de la carga de historicidad que toda construcción política popular y transformadora - para ser tal - debe contener, pero que también permita proyectarlo hacia el contexto político actual, haciéndolo profundamente contemporáneo, a través de dar cuenta de las particularidades que caracterizan las prácticas políticas, sociales y culturales del presente.            
3)
Como parte del proceso de repolitización de la sociedad argentina que produjo el kirchnerismo, un sector creciente de jóvenes comenzó a establecer un renovado compromiso con la práctica política. Este nuevo activismo juvenil - en proporción significativa, organizado en las bisagras de las estructuras políticas oficiales del kirchnerismo - no deja de señalar un debate que hace a los claroscuros de las lógicas sobre las que se afirma la fuerza política propia del gobierno: la tensión entre lo que podemos llamar como la “lógica de gestión” y la “lógica militante”. Entendiendo por la primera la práctica circunscripta a la administración de las cosas, de manera acrítica, despolitizada, y, en consecuencia, inhibida del potencial transformador que todo lugar institucional tiene en el marco de un proyecto político popular; y por la segunda, la noción de que la política es una práctica colectiva que interviene de manera transformadora sobre la realidad.
Por supuesto, que la presencia de la primera es propia de las contradicciones de todo proceso de cambio y una marca profunda de la herencia neoliberal de los ’90. En cómo redefinamos esta ecuación también están cifradas las perspectivas mediatas y de largo alcance de reformular el sistema político y fortalecer los partidos, en clave de sustancializarlos, democratizarlos e ideologizarlos, sobre el fondo de un renovado compromiso ciudadano con la política y lo público; lo que siempre redunda en la posibilidad de un horizonte más pleno para la democracia y, en paralelo, en el debilitamiento de la capacidad de las corporaciones y los poderes económicos de someter a los partidos políticos a sus intereses, aún a costa de las propias historias de aquellos.
Ahora bien, el desafío para quienes afirmamos la militancia como concepto central de la política es construir una idea de ésta que no niegue la gestión, sino que la incorpore, imprimiéndole la politicidad, la dimensión colectiva, la subjetivación y la inscripción social propia de la lógica militante. Tal vez ahí sea cuando la política despliega de manera más plena su capacidad de transformación. Esto, claro, nos empuja a definir una nueva idea militante. Una noción de militancia integral que comprenda dualidades muchas veces planteadas en términos dicotómicos: gestión - transformación; deliberación - decisión; pluralidad - homogeneidad; crítica - convicción; pasión - responsabilidad; individualidad - totalidad; horizontalidad - verticalidad; participación - representación.
Lo que implica resignificar la noción de militancia desde una perspectiva profundamente democrática y popular: es decir, en tanto práctica encarnada en el proceso popular, y no como exterioridad al mismo; promotora del protagonismo colectivo en la construcción de toma de decisiones; y donde la juventud se inscriba como parte del mismo – y no como un todo, que conduzca a conocidos desacoples entre la práctica política y lo popular - desde una  concepción movimientista de la articulación del sujeto popular y los modos en que despliega su participación política.
La oportunidad es histórica. Por primera vez, desde el retorno a la democracia los  jóvenes estamos ante la posibilidad de trazar una nueva relación entre participación y política que nos permita forjar la primera generación militante del siglo XXI; decisivo para las posibilidades presentes y futuras de consolidar y profundizar un proyecto político de nación democrático y con justicia social.
El autor es miembro del Movimiento Martín Fierro. Juventud del Movimiento Santafesino por la Justicia Social (Agencia Paco Urondo)

09.08.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo publicado en Red Militante en el Proyecto Nacional)

En el marco del Plenario de Formación y Capacitación organizado por la Agrupación Padre Mugica de Lomas de Zamora, realizada en el aula D de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de esa misma ciudad, se hicieron presentes el Jefe de Gabinete Nacional, Dr. Aníbal Fernández, el Presidente de la AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual –ex Comfer-), Lic. Gabriel Mariotto, el intendente del distrito de Lomas de Zamora, Sr. Martín Insaurralde y el titular de la Subsecretaría de Seguridad de Espectáculos Futbolísticos, Pablo Paladino.
El jefe de Gabinete destacó la importancia de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual para la transformación de lo que llamó una legislación "inmunda" (en referencia a la ley de radiodifusión de la dictadura militar) en una legislación real de medios audiovisuales. Manifestó sentirse orgulloso de acompañar a Mariotto en esta transformación que es para el país pero que ya es un modelo para muchos otros países. Asimismo destacó “para mi es una bendición que me inviten a participar de este encuentro militante, porque es con la política y los jóvenes como vamos a poder seguir profundizando este Proyecto Nacional”.
 
Finalizó su alocución, instando a “defender esto que hemos logrado con mucho coraje. Somos pocos los que estamos y debemos sumar cada vez más voluntades porque en 2011 tenemos que defender este proyecto. Estamos convencidos que los que no comen vidrio van a apostar por lo nacional y popular, trabajemos para eso”.
 
Gabriel Mariotto, por su parte, se sintió honrado con la presencia del Jefe de Gabinete a quien denominó como "un apuntador en la niebla, un auxiliar en la batalla y un hombre que conduce pero que también acepta la conducción". Además expresó que "la transformación de una nación no se hace con el capricho ni la astucia de tal o cual funcionario, sino que se hace formando parte de un gobierno que conduce y que se construye, y que cada compañero se siente absolutamente contento por poder aportar lo que corresponde aportar en función del Proyecto nacional".
 
El funcionario hizo referencia a la cena en la que participaron los dirigentes opositores con el CEO del grupo monopólico Clarín, apuntando que “sacarse la foto que hubieran querido ocultar, porque para ellos, ocultarse, les permite la comodidad de la tapa del diario, pero nunca tener que poner la cara, ahí están todos juntos, esos son los mismos que hicieron la pesificación asimétrica, esos son los mismos que nos llevaron a la crisis de 2001 y 2002, ahí están todos juntos en la tapa" dijo además que "unos necesitan del otro, el grupo monopólico necesita de estos hombres de la política de concentración, la política de especulación, para que sus intereses económicos fueran defendidos por esos empleados del mes del grupo monopólico, y esos empleados del mes del grupo monopólico necesitan más centímetros de papel de diario y más sets televisivos para poder llevar adelante la política; en el medio, esta militancia que encuentra en esta transformación los sueños históricos de millones de argentinos”.
 
El Decano de la facultad de Ciencias Sociales, Lic. Santiago Aragón, instó a debatir por “mejorar nuestro querido distrito” y convocó a “todos aquellos que quieran participar a sumarse a la Universidad que es nuestra casa”. La jornada fue de reflexión, integración y debates enriquecedores. De la misma participaron distintas agrupaciones políticas y sociales del distrito, y cuyos integrantes aportaron propuestas para profundizar la construcción colectiva y sostenida del proyecto Nacional y Popular. La convocatoria fue masiva, y su común denominador fue el sólido apoyo a la gestión de gobierno iniciada en 2003 por Néstor Kirchner y complementada en la actualidad por la presidenta Cristina Fernández. (Agencia Paco Urondo)

09.08.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) La cuestión del estado y su gobierno se ha convertido en el centro de los debates de una sociedad que busca encontrar y afirmar su identidad y destino, no todos usando los mismos métodos y algunos rozando actitudes rayanas con el autoritarismo no deseado. Por cierto, esta no es una discusión simple y rústica, cargada de clichés y frases vacías de contenido, muy frecuente en las paupérrimas teorizaciones sobre problemas cruciales de nuestra sociedad.

Abordar las cuestiones del devenir de las relaciones entre el estado y la sociedad es, tal vez, la mejor manera de comprender y reconstruir el propio proceso identitario y sobre todo analizar nuestra libertad política, es decir, la propia. Para ello es bueno comenzar por repasar que el concepto de nación esta íntimamente vinculado a los sentimientos que genera una historia común, un presente común y un futuro que debe ser de igualdad de oportunidades para todos. Somos lo que somos como nación, con nuestros defectos y virtudes; la propia idiosincrasia que nos hace ser como somos y no de otra manera.
La nación se convierte en estado cuando se organiza jurídica y políticamente. Es decir se da un gobierno que se organiza y ejerce a través de leyes –lo de gobierno está vinculado a lo político, al ordenamiento de la sociedad, y lo jurídico a las normas que se dictan para la convivencia entre particulares y de estos con el estado-. En orden a ello podemos afirmar sin temor a equívocos que a la política, en si misma, como actividad esencial del hombre, no la podemos calificar de buena o mala, sino que es, ciertamente, necesaria. Tal es el reconocimiento que a ello otorga la Constitución de la Nación Argentina [1].-
Esto viene a cuento en virtud del desprestigio intencionado que sectores poderosamente económicos pretenden hacer de la actividad que representa el interés por la cosa pública, con frases como que la política solo sirve para “fabricar pobres”, cuando es claramente a la inversa ya que el fin, de esta actividad, es el bienestar general de todos los habitantes.- Para lograr la prosperidad colectiva es palmariamente necesaria una adecuada distribución de la riqueza. Lo que en otras palabras podemos definir como “justicia Social” que implica que quién más tiene más aporta a la sociedad y quién menos tiene más debe de recibir. Los derechos sociales constituyen el ingrediente fundamental en la construcción y desarrollo de la ciudadanía, en la medida que le asigna contenido. No cabe duda que la ciudadanía es uno de los dispositivos fundamentales para articular las demandas por un mundo más igualitario y más justo.-
Cuando un gobierno, como él que tenemos por elección popular, se decide a ello aparecen grandes sectores concentrados de la economía que ven, lógicamente, afectados sus intereses (pues no quieren perder nada de sus ganancias aunque fueran extraordinarias) y arremeten, sin miramientos, contra la Administración, aunque ésta persiga el loable y constitucional fin de una mejor vida para todos. Esto es lo que esta pasando, a mi modesto criterio, con el gobierno nacional. Cuando éste pretende una participación de todos los argentinos en el producto bruto, los grandes ganadores del progreso económico de la Argentina, no solo protestan, sino que, a través de diversos medios (vaya la paradoja muchos comunicacionales de gran maginitud) comienzan una campaña de desprestigio en contra de la autoridad del estado, aún con las descalificaciones más inciviles y groseras que vemos a diario; con el agravante de la inaceptable complicidad de muchos que se dicen “conductores políticos”.-
Lo lamentable es que estas maniobras de pérfido desprestigio, no solo tratan de carcomer la popularidad o aceptación de un gobierno, sino que hieren y dañan uno de los pilares básicos del Estado que es la política y uno de sus elementos esenciales “el gobierno”.- Desmerecen una actividad tan noble, como antigua, que es “la política”; impiden que los ciudadanos honestos y probos tengan la inclinación de ingresar a la misma, por miedo a tirar su honra a los perros, en definitiva despejan el camino para soluciones mesiánicas, que en el fondo desean con fervor casi indisimulado.- Atacan a personas y no a ideas, revuelven la basura para ver que pueden encontrar de cada funcionario o ciudadano interesado, para batallarlo como persona, sin tener la más mínima intención de procurar una dialéctica que lleve a una discusión sana y verdadera.-
Debemos reflexionar, no dejarnos apabullar por algunos medios o personeros de ideas trasnochadas que tanto daño nos han causado. Debemos analizar y reflexionar sobre lo que cada uno ha realizado cuando le ha tocado estar en función de gobierno. Mirar constantemente el pasado y siguiendo esa línea desembocar en el presente.- Entonces ver si desde aquella historia vivida, a nuestro presente hemos mejorado, entonces tendremos una visión más clara de lo que puede ser nuestro futuro, si este proyecto de nación sigue adelante.- Nos debe ganar la idea de tomar parte, de coparticipar, y de comunicar el conocimiento. Esa es una participación “transformadora”. Esta experiencia, puede resignificar nuestras opiniones, abrir nuevos puntos de vista, promover interrogantes inéditos. La esencia del saber se encuentra en el preguntar, tener experiencia no significa alcanzar una nueva verdad, sino aprender a plantearse nuevas preguntas .-
Aceptemos la diversidad, la pluralidad, discutamos ideas (no hombres), logremos la necesaria síntesis que nos permita ser cada vez mejores, para poder ayudar a nuestros semejantes, a que todos tengamos una vida mejor, donde la dignidad del derecho humano a vivir, sea casualmente eso, un derecho de que gocemos todos.- Es necesario buscar con paciencia de artesanos el mayor consenso posible en nuestro obrar público, pero no debemos, ni menos podemos, claudicar en la acción de buscar una verdadera y sentida justicia social.-
Dr. Carlos Rodolfo De Falco Presidente Bloque de Concejales Partido Justicialista (Agencia Paco Urondo)

06.08.2010

Avellaneda, Buenos Aires (Agencia Paco Urondo) Eduardo "Cholo" Ancona, fundador de la Cooperativa La Fabrica Emprendimiento Productivo y Cultural de Avellaneda, Referente nacional del Movimiento Evita, y apasionado militante que desde los años ¨80 milita y trabaja por construir la Patria que Sonaños, asume el Lunes 8 de Agosto a las 12 hs en la Gobernación de la Pcia de Buenos Aires, como SECRETARIO DE PARTICIPACION CIUDADANA, cargo que tiene rango de Ministerio de la Pcia De Buenos Aires. Desde la Secretaría el compañero tendrá la función de capacitar y supervisar el funcionamiento de las coopertivas de la pcia de Buenos Aires y controlar la ejecución del Programa Argentina Trabaja, creado para dignificar el trabajo de miles de compañeros que se encontraban excluidos del trabajo digno, producto de la aplicación de las politicas neoliberales de los noventa.
Con la creación de este Programas miles de mujeres y hombres de nuestro pais han recobrado la dignidad del trabajo y de sus vidas, fortaleciendo el Proyecto Nacional y Popular que encarnan los Cros Cristina y Nestor Kirchner. El acto se realizará en la Casa de Gobierno de la Pcia de Buenos Aires, junto al Gob. Daniel Scioli y miles de compañeros para desearle al "Cholo" fuerza y logros en su gestión, el dia Lunes 8 de Agosto a las 12hs.
Más info: Movimiento Evita Avellaneda, 154 439 2380 (Agencia Paco Urondo)

05.08.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en http://hernanmaresca.blogspot.com)
Hace unas semanas atrás presenciamos la reunión entre Cristina y Alan García presidente de Perú en la cual se hablaba de ¨Reparación histórica¨, tal vez para algún desprevenido esto tiene algo que ver con subsanar algun error cometido por este gobierno en relación a una mala política de este gobierno encaparichado con ¨aislarse del mundo¨ como le gusta editorializar a algunos matutinos de gran difusión masiva. Los mismo que en la confusión y escudándose en el descrédito habitual hacia la clase política plantean miserablemtente que la cancelación con el FMI, la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final o la modificación del Consejo de la Magistratura son deciciones que tomaría cualquier gobierno en esa posición dado que son verdades de perogrullo y que ¨la política¨ debía resarcisrse con respecto a esto. La realidad es que desde la restauración de la democracia ninguna fuerza política en el poder siquiera puso en su agenda dicho eminente resarcimiento, por ende quien luego termina percibiendo el crédito de hacerlo (lo cual después se critica, tildándolo de medidas populistas, demagogia o oportunismo)  tambien paga el costo de hacerlo cuestión que no muchos están dispuestos a afrontar.
El problema con nuestro país hermano radicaba desde la década del 90, con Menem en el poder, en dicha ocación se le vendieron armas a Ecuador que estaba en guerra con Perú desde el Estado y se trató de cubrir al entonces ministro de Defensa Oscar Camilión sindicado como el perpetrador del hecho con la connivencia del Presidente de la Nación  .  Nota de quien escribe: Pensar que ese ex presidente hoy es Senador Nacional, nunca fue juzgado por semajante traición a la región en su momento y en contraste hoy Nestor Kirchner al frente de UNASUR está intercediendo para evitar un enfrentamiento entre 2 países hermanos y a nuestra presidenta le iniciaron un juicio penal por querer pagarle al fondo con reservas y así todo hay sectores que siguen diciendo que este proceso es una continuidad del menemismo... pequeñas delicias de la vida conyugal.
Dicho lo cual acá encontré algo publicado por La Nación que daba cuenta de quien pone lo que hay que poner cuando se tiene en mente algo más que un cargo político y un sueldo abultado.
 
Diario La Nación 9 de mayo de 1996
Impidió el Gobierno la interpelación a Camilión
El ministro preservado por el presidente Menem deberá informar en las comisiones legislativas del área; un informe militar comprometería aún más a F.M.
El oficialismo legislativo por expresa indicación del presidente Carlos Menem logró postergar por segundo día consecutivo una interpelación al ministro de Defensa Oscar Camilión por la escandalosa venta de armamento al Ecuador.
No obstante el funcionario deberá informar el martes y el miércoles próximos en las comisiones del área del Senado y de Diputados respectivamente.
Mientras tanto se aguarda para hoy un informe del auditor general de las Fuerzas Armadas contralmirante José Agustín Reilly que comprometería aún más a la cúpula de Fabricaciones Militares cuyo ex interventor Luis Sarlenga se halla procesado.
La estrategia del Gobierno parece apuntar a descargar responsabilidades en el organismo que hasta que se desató el escándalo dependía del Ministerio de Defensa para pasar posteriormente a la órbita de Economía cuyo titular Domingo Cavallo también firmó el decreto que autorizó la venta de armas al igual que el canciller Guido Di Tella.
Ayer precisamente Camilión presentó su descargo en el juzgado de Jorge Urso en el que haría hincapié en la responsabilidad que le cupo al ente autárquico de Fabricaciones Militares.
El ministro de Defensa que no satisfizo con su informe a los senadores justicialistas insistió ayer que su continuidad o no en el cargo "pertenece a una esfera de decisión mucho más alta" que él con lo que le adjudicó al presidente Menem la responsabilidad de mantenerlo al frente de la cartera a pesar de los pedidos de renuncia de la oposición y también de algunos legisladores justicialistas.
Camilión concurrió ayer por la mañana ante el bloque de senadores del PJ. Al igual que con los diputados el ministro realizó un informe caracterizado por los legisladores como "inconsistente" confundió algunas fechas y ciertos episodios pero nadie quiso hostilizarlo. Excepto la senadora Cristina Fernández de Kirchner que no anduvo con rodeos: "Ministro usted debe renunciar". Camilión replicó: "Señora usted no tiene ni la edad ni la trayectoria como para realizar un pedido semejante". El clima se alteró. Hubo silencio y Camilión dirigiéndose al resto de los senadores del PJ añadió: "Mi renuncia depende del Presidente".
Ante el giro que tomaban los hechos Camilión cruzó por el segundo piso del palacio hasta la Cámara baja. Mientras tanto el PJ en la Cámara baja había resuelto hacer fracasar la reunión de la Comisión de Juicio Político.
"Si comenzamos el juicio a Camilión abrimos la puerta para que se tramite también el juicio a Di Tella Cavallo y quién sabe quién más..." opinó un diputado del PJ en la reunión de la mesa del bloque. Una sombra de catástrofe recorrió el despacho de Matzkin en el cual se realizó el encuentro.
Me quedo con un párrafo de la alocución de Cristina en oportunidad de la Interpelación en la Comisión de Defensa del Senado de la Nación el 14 de mayo de 1996 que muestra la diferencia entre oportunismo y visión política atada a un proyecto de país.
¨ Es una cuestión de Estado cuando se compromete la gestión y la imagen del país en tratados internacionales; cuando se deterioran las relaciones entre países, como ha ocurrido entre Perú y Argentina, una relación histórica desde San Martín a Malvinas; cuando, además, una institución como el Senado norteamericano comienza a investigar algo que ha sucedido en la Argentina y en lo que han tenido responsabilidad funcionarios del gobierno. ¿En esto van a investigar los senadores norteamericanos antes que los senadores argentinos?.
Señor ministro y señores senadores opositores y oficialistas: ésta es una cuestión de responsabilidad, de asumir cada uno los roles que tenemos. Por eso, señor ministro, reitero la necesidad de que evalúe la decición de presentar su renuncia. Pero no con la convicción de que ahí se termina la cosa, sino como la contribución que significa que alguien en este país asuma responsabilidades ¨.
 
(Agencia Paco Urondo)
 

05.08.2010

 Capital Federal (Agencia Paco Urondo)

 
(Agencia Paco Urondo)
 

04.08.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Este 7 de agosto de 12 a 16 se realizará la Tercera feria vecinal de alimentos, a precios del Mercado Central. El evento será en Sanabria 1548, Floresta.
 Precios estimativos por kilogramo:
Papa $ 1,00 Cebolla $ 2,00   Zanahoria $ 1,50Batata $ 1,00     Zapallo anco $ 2,00  Tomate $ 2,00Asado en tira $ 13,00        Huevos x 12  $ 4,40      Oliva x 500 cm3 $ 14,00
HACE TU PEDIDO EN www.feriavecinal.com.ar (Agencia Paco Urondo)

04.08.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) El diputado nacional Juan Carlos Dante Gullo expresó su orgullo porque “Hoy la Argentina es una referencia para la región” y destacó que el Gobierno “no solo redujo el desempleo, el trabajo en negro, la pobreza y la indigencia, sino que promueve un crecimiento de la economía que nos permite darle nuevo impulso a las asignaciones familiares, a la asignación universal por hijo y a los jubilados”.
“Nuestro gobierno sigue generando con mucha dinámica producción y trabajo –indicó Gullo-, también aumenta el presupuesto educativo y mejora la salud pública, porque queremos lograr inclusión social plena y pobreza cero, porque aspiramos a ser un país igualitario”. Por otra parte, Dante Gullo manifestó que “En el arco opositor están muy excitados, peleándose entre ellos y acosándose en forma poco seria, dicen que no quieren retenciones y van a la Sociedad Rural, en una foto bochornosa, trasladando parte del Congreso a un sitio que es emblemático del dominio oligárquico y de la elite, encima tiran medidas de corte social sin sentido, sin pensarlas”.
Finalmente, subrayó la relevancia de la Argentina en la política internacional: “Estamos desarrollando tanto en lo nacional como regional muchas prácticas políticas que responden a nuestro acervo cultural y a nuestra identidad. Yo estoy orgulloso de que la Argentina y Néstor Kirchner, como Secretario de la Unasur, sean una referencia en la tarea de determinar las mejores propuestas para la región”.
Declaraciones del diputado Juan Carlos Dante Gullo en el programa “El Locutorio” de radio Latina. Agosto de 2010. Diputado Nacional Juan Carlos Dante Gullo Riobamba 71 4º (0054-11) 6310-8138 privada.jgullo@diputados.gov.ar (Agencia Paco Urondo)

03.08.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en http://hernanmaresca.blogspot.com)
Tuve la idea de empezar a postear episodios breves de nuestra historia política que tal vez con el tiempo quedaron fuera de nuestra memoria pero que involucra a actores de nuestra vida actual y como se manejaron ante otro escenario de país y el rol que jugaban los medios en los diversos momentos.
Esto ocurría en 2002 en ocación de la derogación de la Ley de Subversión Económica exigida por el FMI con la complicidad de puertas para adentro del Presidente de turno Eduardo Duhalde mediante la bancada oficialista en el parlamento.
La Ley de Seguridad Nacional o Ley de Subversión Económica fue una ley dictada en 1974 y modificada en 1976 para que el poder militar gobernante en ese entonces pudiera decidir sobre las deciciones económicas de los empresarios (incluidos los bancos) y de esta manera aleccionar con la carcel o cosas peores a quienes no siguieran la linea bajada desde las altas esferas del poder acusandolos asi de subversivos en este caso económicos, tal fue el caso de lo que le ocurrió a Graiver con Papel Prensa tema que desarrollé en otra oportunidad.
Esta ley constaba de dos partes: subversión económica y subversión política. Con la vuelta a la democracia en 1983 solo se modificó de esta ley la parte que hacía alusión a la persecución política.
Es decir que el sistema bancario pese a las grandes catástrofes que produjo en nuestro país siendo complices del vaciamiento y la entrega nunca corrieron el menor riesgo de someterse a esta legislación porque era una mera figura decorativa para perseguir empresarios y hacer negocios desde el Estado con intereses foráneos, por ende cobijados por los poderes de turno pudieron salir ilesos de todos sus renombrados actos de Subversión Económica.
Cuando estalló la crisis en 2002 el escenario era otro, el repudio hacia el sistema bancario era conocido, generalizado y popular, el brazo armado ya no era más actor principal en la política por lo que estos quedaron expuestos a su propia ley, el verdugo que ellos mismo crearon venía ahora a cortarles la cabeza y se venían horas dificiles dado que llovian los juicios y las pruebas estaban más que a la vista. Lo que ocurrió entonces fue que el Fondo Monetario Internacional intercedió para que esto no ocurriera impulsando la derogación de la Ley de Subversión Económica para poder así seguir con la impunidad, para esto necesitó de actores dentro de nuestro país que dentro de esa coyuntara debían decidir si respaldar al pueblo o a los banqueros.
Este era el escenario y esta fue la noticia del día en que se derogó esta ley:
Diario La Nación 31 de mayo de 2002
Fue derogada la ley de subversión económica, en una dramática sesión
El Gobierno consiguió ayer en el Senado derogar la ley de subversión económica y cumplir con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras una votación agónica que, en primera instancia, terminó empatada.
Para ganar, el peronismo apeló a la facultad reglamentaria que contabiliza como doble el voto del presidente del cuerpo en caso de empate.
Previamente había contado con la colaboración de la senadora radical Amanda Isidori, de Río Negro, que solicitó retirarse del recinto por pedido del gobernador de su provincia, Pablo Verani, para no entorpecer la sanción de la ley derogatoria.
Después de seis horas de un debate lleno de suspenso, el presidente provisional de la Cámara, Juan Carlos Maqueda, puso en consideración el proyecto: la votación terminó 34 a 34.
Ocho senadores del PJ, 22 radicales, uno del Frepaso y tres provinciales votaron en contra y por poco no alcanzaron a frustrar los planes del Gobierno.
El presidente Eduardo Duhalde reconoció anoche a LA NACION que si no se hubiera derogado la ley habría renunciado. "Si no se derogaba la ley hoy (por ayer), la verdad es que yo no podía quedarme un minuto más en el Gobierno", señaló.
Durante buena parte de la tarde existió la posibilidad cierta de que se concretara la derrota del oficialismo. El sector disidente del PJ trabajó duramente contra la derogación.
Por caso, el gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, envió el pequeño jet de su provincia a Corrientes para traer a Buenos Aires al senador del Partido Liberal, Lázaro Chiappe, que pretendía votar en contra, pero había perdido la opción de tomar un vuelo de línea antes de que terminara la sesión.
La senadora Cristina Fernández de Kirchner argumentó que esa acción se justifica en la necesidad de impedir la sanción de una ley que "instalará la impunidad".
La derogación de la ley de subversión económica permitirá al Gobierno cumplir con otro de los 14 puntos que se había comprometido a impulsar para avanzar en la negociación de una asistencia financiera para enfrentar la crisis.
 
(Agencia Paco Urondo)
 

03.08.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, gentileza de Agrupación Peronista 25 de Marzo)
El Frente Kirchnerista Comuna 3 volvió a tener actividad este sábado, esta vez en la esquina de Belgrano y Entre Ríos. Volanteamos, charlamos con los vecinos, argumentamos con algunos de ellos (quisimos estrangular a otros pero nos mantuvimos democráticamente contenidos), cantamos (dando la nota, vió?), tomamos mate...y sobre todo compartimos ideas, utopía, miradas y presencia.
Les contamos de esto no solamente para hacernos los simpáticos sino para que se prendan. Hacer ejercicio militante cuando estamos bien es muy saludable, genera lazos de confianza entre nosotros y nos carga las pilas para tiempos en que las papas queman. Los que están en el territorio nos pueden acompañar y los que no intentarlo en sus terruños para lo que estamos solícitamente dispuestos a dar una mano.
El jueves a las 18.30 nos reunimos en la U.B. Cristina Kirchner de Urquiza 779.

 
(Agencia Paco Urondo)
 

03.08.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Los militantes comprometidos sabemos que existen muchos personajes que trabajan para que no podamos modificar la realidad, para que no podamos discutir nuestro futuro, para que no podamos discutir el futuro de los argentinos, para que tengamos que esperar las migajas de una copa que nunca derrama…
Hace unos días, el presidente de la SRA, Hugo Biolcatti nos decía a los argentinos, pero particularmente a los trabajadores, cual es su visión de nuestro país: “en el Centenario éramos el granero del mundo y una de las naciones más prósperas del planeta. En el Bicentenario somos un país vapuleado por la corrupción, la imprevisión, la exclusión y la pobreza”. En este marco cabe recordar que en el primer centenario no existían libertades políticas, y mucho menos derechos a manifestar reclamos por mejoras en las condiciones de trabajo. El fraude electoral sistemático y la imposibilidad de participación política tenían un correlato legal en la sanción de la Ley de Residencia (1902) y la Ley de Defensa Social (1910) donde básicamente el Estado se atribuía el derecho de encarcelar o expulsar del país a todo aquel que pensara distinto o a lo sumo reivindicara un aumento en su salario, CON ASESINATOS DE TRABAJADORES Y REPRESIONES A MANIFESTACIONES.
Ese país es el que quieren algunos. Y yo me pregunto: esto puede pasarnos desapercibido? Podemos mirar para otro lado? La causa de los trabajadores es la causa del pueblo y nuestra pelea es contra los que quieren disciplinar a la clase trabajadora con migajas. Por eso, para defender y profundizar el rumbo y la fortaleza de la clase trabajadora, la agrupación Segundo Centenario ha decidido participar en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), fortaleciendo la AUTONOMIA de la Central, pero NUNCA, NUNCA, NUNCA, siendo NEUTRALES. Convocamos al acto que realizará la agrupación Segundo Centenario junto con la Corriente Germán Abdala, el día martes 03 de agosto a las 18 hs, en el Club Tristán Suarez, del distrito de Ezeiza.
Hernán Letcher, Secretario Adjunto Central de Movimientos Populares (CMP). Secretario General de Segundo Centenario. Más info: 155 259 7580. (Agencia Paco Urondo)

01.08.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Revista Oveja Negra) La estrategia destituyente de la reacción ha fracasado. Se habían envalentonado. Primero con la traición de Cobos (y la defección no menos importante de muchos de los diputados y senadores que habían entrado en las listas del peronismo). Después con la victoria electoral del 28 de junio, en la que si bien todos los partidos opositores no lograron consolidar una mayoría, lograron infringirle a Kirchner un traspié electoral. A partir de ese momento los sectores económicos concentrados tomaron la estrategia de agotar al proceso político abierto en 2003. “Nadie aguanta tres tapas de Clarín seguidas”, se escuchaba decir. Pensaron que se comían a los Kirchner de un sólo bocado.

Se equivocaron. Todos los presidentes desde el '83 hasta acá, una vez que aparecía la posibilidad del ocaso de su estrella, lo que trataron de hacer fue la mayor cantidad de concesiones al establishment. La lectura que todos hicieron fue que la pérdida de legitimidad estaba relacionada con no haber respondido satisfactoriamente a las exigencias de los poderes vigentes. Néstor y Cristina, en cambio, hicieron la lectura contraria. Consideraron que la derrota se debía mucho más a no haber profundizado el modelo avanzando sobre los privilegios, que por no haber hecho suficientes concesiones. Y actuaron consecuentemente con este pensamiento. Nacionalización de las AFJP, un duro golpe a la patria financiera; ley de medios, un cachetazo a los gorilopolios mediáticos; asignación universal, un tiro claro para el lado de la justicia, etc. Recuperando la iniciativa política y apelando a la movilización de la conciencia de la sociedad, lograron vencer la estrategia destituyente. La impresionante convocatoria del bicentenario fue la partida de defunción de la estrategia de aquellos que querían construir un clima tal que se hiciera irrespirable e insostenible y que se plasmara en una entrega anticipada del poder. Como frutilla del postre vino el matrimonio igualitario, donde se demostró una vez más que las mayorías relativas en el congreso están condicionadas por la temática específica.
Pero tampoco hay que caer en lecturas apresuradas ni exitismo. Las derrotas en las batallas del 2009 no fueron definitivas. Tampoco lo fueron las batallas ganadas a partir de aquel entonces. En una guerra, las victorias estratégicas se construyen en el tiempo. Las fuerzas reaccionarias también lo saben por eso han sustituido la estrategia destituyente por una de estrategia de desgaste. Para eso, no solamente van a continuar fuertemente con los golpes constantes que descargan sobre el gobierno desde los oligopolios mediáticos sino que también están dispuestos a otras tácticas. Desgastar por izquierda y por derecha. Reproducir la cuestión de la seguridad hasta el hartazgo, subrayar hechos de corrupción o inventar cancillerías paralelas, todo está permitido. Aunque, quizás, la estratagema más novedosa sea la planteada respecto del 82% móvil de los haberes jubilatorios.
La cuestión es clara; aprovechar que la oposición tiene una pata centroizquierdista (pinosolanismo) que le es funcional y tomar algunas de sus banderas para correr al gobierno por izquierda. Por eso se produce la contradicción que los mismos sujetos que mantuvieron a los jubilados con ingresos de hambre (durante el menemismo) o que recortaron el 13% de los haberes jubilatorios (durante el gobierno del radicalismo) hoy se han transformado en adalides de la recuperación. La maniobra es enfrentar al kirchnerismo a sus propios límites. Un reclamo justo mezclado con medidas de desfinanciamiento, para hacer entrar en crisis a una economía que sólidamente superó los vientos internacionales y que en su muestra de vitalidad encuentra una de las fortalezas del repunte de Kirchner en la consideración general. Las respuestas a estos nuevos desafíos planteados por la oposición no son tan simples como cuando embaten por derecha pidiendo represión o restricción de libertades.
Desde los sectores más conservadores del gobierno empiezan a hacer cuentas y marcar la imposibilidad de cumplir con el reclamo del 82%. Empezarán hablando de todos los aumentos que se fueron dando, -sobre todo en la jubilación mínima que casi se quintuplicó en estos años - durante los últimos años. Todos avances, por cierto. También echando mano de los argumentos parecidos a los liberales y desarrollistas de otros tiempos nos mostrarán que el Estado no está en condiciones de hacerse cargo de una deuda de carácter permanente que implica miles de millones de pesos, lo cual generaría un déficit impresionante. Son argumentos atendibles sobretodo si tenemos en consideración que junto con el paquete de leyes propulsada por la oposición, no sólo está el aumento a los jubilados sino también la supresión de las retenciones y otras reducciones de impuestos desfinanciando al Estado. Todas estas cuentas son fáciles de hacer. Desnudan la maniobra de una oposición política oportunista, pero no alcanzan.
Es cierto que cuando se estableció el 82% (medida que sólo se cumple en Luxemburgo en todo el mundo) la cantidad de personas activas por cada pasivo era mucho más grande, contando además con una tasa de sobrevida mucho mayor en aquel entonces que hoy. Es cierto que los recursos que recauda el Anses no alcanza hoy a pagar ese 82% sea donde fuere que se lo considere. Sin embargo, que la jubilación alcance niveles de dignidad, que esos ingresos sean volcados en el mercado interno activando incluso la economía doméstica, no deja de ser una cuestión de estricta justicia. Esa sí que este reclamo nos enfrenta a un desafío. Particularmente a nosotros –a todos los que conformamos la tendencia revolucionaria de este proceso- y también al gobierno. Su rechazo lizo y llano sin duda no haría más que mellar la legitimidad de nuestro gobierno. Jamás las cuentas que no cierran fueron nuestras excusas. Por eso es tan interesante la maniobra de aquellos que jamás cumplieron siendo gobierno ninguna de estas medidas. Pero eso no puede ser una justificación para nosotros. Tenemos que ser capaces de poner sobre la mesa una respuesta correcta a un reclamo justo. Nosotros creemos que es cierto que no pueden ser financiados estos aumentos sobre la espalda de los trabajadores activos, pero que la sociedad en su conjunto debe determinar de dónde pueden salir los fondos para cumplimentarla.
¿Un aumento de las cargas patronales? ¿Un aumento al porcentaje de la renta extraordinaria de la exportación de comoditys, en especial de la soja? Las posibilidades son diversas, pero debemos estar dispuestos a discutirlos privilegios, la distribución de la riqueza, en definitiva, cómo se reparte la torta en este país. La llave para la respuesta de estas cuestiones, tanto como todas aquellas que se tiren para desbordar por izquierda al gobierno están en manos del propio kirchnerismo. Estamos convencidos que sin afectar la estructura de la propiedad y la riqueza será no solamente casi imposible atender a las pretensiones de los jubilados sino en su conjunto a las reivindicaciones de las mayorías populares. ¿Se animará la oposición conservadora a discutir estos temas? ¿Se animarán a avanzar por estos caminos aquellos que se aferran a sus sillones sin alterar el status quo? ¿Se animará la tecnocracia enquistada en el Estado a plantear que esto es sólo una cuestión de correcta aplicación de saberes académicos?
Para lograr éste y otros cambios se hace imprescindible construir correlaciones de fuerza favorables al Pueblo. Es tan iluso pensar que esta correlación se construye juntando los votos reaccionarios por conveniencia en el Congreso como hacen Solanas y Lozano, como pensar que se trata de una cuestión imposible. Evita nos enseñó a erradicar de nuestro diccionario la esa palabra. Sabemos que lo imposible sólo tarda un poco más. Queremos y necesitamos ir construyendo la fuerza popular organizada para derrotar a los sectores del privilegio. Una Patria más justa asoma en el horizonte para volver a desplegarse. Sin prisa pero sin pausa. ¿Tendrá la militancia nacional, popular y revolucionaria la altura suficiente para contribuir a consolidar un proyecto de mayorías? ¿podrá sin ser funcional a la estrategia de desgaste producirla mirada crítica necesaria para la profundización?
El desafío está planteado. Nuestra fortaleza es clara, nuestro Pueblo ha dado sobradas muestras de que cuando se lo convoca para las grandes epopeyas siempre está dispuesto. Hay muchos opinadores profesionales y politiqueros de café que creen que el Estado es una botonera en la cual si el funcionario es compañero y tiene el conocimiento técnico necesario entonces toca los botones correctos, y si en cambio es un gorila o un hijo de puta aprieta los botones equivocados. Nada más lejos de la realidad. En el Estado se condensan relaciones de poder social. Para hacer una transformación social, imprescindible para conquistar la justicia, es preciso empoderar al Pueblo. Pintar de cabecita negra el Estado. Hacer de las necesidades, derechos. Hacer de los derechos políticas públicas que los implementen. Incluir a los sectores popular esa no sólo ser parte del problema sino también a ser parte de la solución. En definitiva, estamos convencidos de que sólo en la medida en que seamos capaces de organizar una porción importante de nuestro Pueblo tras el proyecto nacional, por convicción y por interés material concreto, podremos seguir construyendo la Patria que soñamos. (Agencia Paco Urondo)

27.07.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, documento de la Central de Movimientos Populares, gentileza Marcelo Cena) "Sentados en el umbral de la historia latinoamericana y mundial, mirando hacia atrás, como quien ve de lejos nuestro pasado reciente, podemos comprobar que es muy larga la permanente construcción de demonios, fundada en operaciones, falsedades y mentiras de todo tipo que han pergeñado desde siempre el Imperio y sus lacayos. La Nicaragua de Sandino, la Guatemala de Jacobo Arbenz, la Argentina de Perón, la Cuba de Fidel, el Salvador de Romero y el Faranbundo, hasta la Venezuela de Chávez, el Vietnam de Ho Chi Min o el Irán de Jomenini… son ejemplos de esta larga lista negra. Siempre la demonización fue el paso previo de golpes e invasiones militares que culminan casi naturalmente en saqueo y matanzas de todo tipo; lo saben bien los pueblos del Tercer Mundo que luchan en todos los escenarios posibles de la Tierra por un mundo más igualitario, más fraterno, más libre, más democrático, más contenedor de todos los mundos.
Como la inmensa mayoría del pueblo argentino, rechazamos toda forma de terror. Y por encima de todo, el terror de Estado, como las masacres cometidas por las tropas de ocupación en Afganistán, Irak, Líbano y Palestina, que siguen dejando países devastados y centenares de miles de heridos y muertos. Fidel Castro, Noam Chomsky, Heinz Dietrich, Atilio Borón, James Petras son algunas de las voces que se alzaron en el mundo para advertir que una flota de bandera norteamericana, integrada por submarinos atómicos y encabezada por el acorazado Harry Truman, viaja al encuentro de una flota similar israelí en el golfo Pérsico a los efectos de construir una gran provocación, que signifique inspecciones y el corte del paso de buques mercantes, proveedores de elementos necesarios para la vida de la República Islámica de Irán.
Quien dispare primero es lo de menos. Lo que más angustia es que ya hayan tomado la decisión de quebrantar la infraestructura iraní, y que ronde por la cabeza de Obama, de Hillary, de Netanyahu y de Liberman la posibilidad de llevar adelante un ataque nuclear. El acceso al desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos es un derecho que tienen todos los pueblos del mundo.
Rechazamos enfáticamente que los países que utilizan la energía nuclear con fines bélicos se auto adjudiquen el rol de países gendarmes, intentando subordinar al resto de las naciones de la tierra por la vía militar, a los efectos de imponer sus designios políticos y sus intereses económicos.
El DE golpe de Estado en Honduras contra el Presidente Manuel Zelaya, los acuerdos con el Gobierno Colombiano para aumentar de cuatro a once las bases militares estadounidenses, el convenio con el Gobierno de Panamá para reinstalar cuatro bases militares, la ocupación de Haití con más de 10.000 soldados de tropas, el despliegue en la frontera con México de tropas norteamericanas constituyen pruebas contundentes de que América Latina no está al margen de la voluntad guerrerista del imperio.
La amenaza actual del imperio a Irán constituye una advertencia a América Latina que se atrevió a estrechar relaciones con Rusia, China e Irán. Lo dijo
LA Señora Clinton sobre las relaciones de Evo, Chávez Lula, Correa y de Ortega con Irán “ES UNA MALA IDEA” añadió “DEBERÍAN CONSIDERAR LAS CONSECUENCIAS QUE PUEDEN TENER PARA ELLOS” y “ESPEREMOS QUE LO PIENSEN DOS VECES”. América Latina se ha convertido como dijo Fidel Castro en un escenario de disputa entre las FUERZAS EMANCIPADORAS y el IMPERIO como nunca se había visto antes.
Una vez más convocamos a todas las fuerzas libertarias y democráticas del mundo a organizar una gran resistencia global al terrorismo imperial y a la guerra, que coloque a la paz planetaria como producto de justas relaciones entre los pueblos, y que consagre de manera monolítica la más absoluta autodeterminación política de los mismos.
Día a día  humanidad toma conciencia de los gravísimos riesgos que se corren, a sabiendas de que lamentablemente en las últimas centurias las salidas a las crisis financieras mundiales han sido las guerras, factor fundamental de la activación económica en las economías imperiales.
Sepamos los pueblos del mundo defender la paz y la vida en el planeta. Vivimos tiempos de emancipación, Evita y el Che marcaron el camino.
CENTRAL DE MOVIMIENTOS POPULARES (CMP)
PARTIDO COMUNISTA
PARTIDO INTRANSIGENTE.
Movimiento Segundo Centenario, Movimiento Nacional Octubres, Movimiento Lautaro, Fesderación de Tierra y Vivienda (FTV), Movimiento Soberanía y Liberación, movimiento 26 de Julio, Movimiento Norte, Encuientro Nacional Aborígen, Partido Obrero Revolucionario (POR), Frente Grande, Corriente Intransigencia Social, Movimiento Torritorial Liberación (MTL), Agrupación Rodolfo Walsh, entre otras presentes.
PRENSA 154 415 8283, D´ELÍA 155- 409 7073 (Agencia Paco Urondo)

27.07.2010

 
Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Página 12, por Nicolás Lantos) En “apoyo al gobierno de Cristina y para profundizar el modelo transformador”, la central de trabajadores y movimientos sociales marcharán hasta el acto de cierre en la CGT con Néstor Kirchner, Hugo Moyano y Emilio Pérsico.

“Queremos que el Estado se pinte de cabecita negra.” La imagen, pero también el objetivo, corresponden a Marcelo Koenig, secretario general del Movimiento Peronista Revolucionario, una de las tantas agrupaciones que se unieron para organizar la marcha que se celebrará este lunes, en ocasión de un nuevo aniversario de la muerte de Eva Perón. La movilización, a la que también convocan, entre otras, la CGT y el Movimiento Evita, llevará como consigna principal “Con Evita construyamos la Patria que soñamos” y buscará reflejar “la defensa del gobierno de Cristina Fernández, la reafirmación de todo lo hecho desde el 2003 en adelante y la necesidad de profundizar el proceso transformador”. Según está previsto, el acto de cierre contará con la presencia de Néstor Kirchner, Hugo Moyano y Emilio Pérsico. La marcha se extenderá, a partir de las 18, entre 9 de Julio y Belgrano y la sede de la CGT en Azopardo e Independencia.

La manifestación del lunes aparece como un paso más en una alianza que comenzó a forjarse luego de la derrota electoral en las elecciones de junio de 2009, que tuvo su bautismo de fuego en el Congreso de la Militancia que reunió a varios miles de personas en el microestadio de Ferro un año atrás y que busca darle organicidad a la multiplicidad de corrientes y organizaciones que apoyan el proyecto kirchnerista. El último paso, hasta ahora, se dio el 9 de Julio, en Tucumán, durante los festejos por el Bicentenario. En esa ocasión, todos los sectores firmaron en conjunto una declaración en base a dos ejes: el programático, en el que plantean cuál es la Argentina que se puede construir de cara al 2016, y el estratégico, que propone el cómo. “En eso la militancia tiene un rol importante –explicó Koenig–. Así como Néstor y Cristina tienen sus zapatos, nosotros, como militantes, tenemos los nuestros, un lugar que debemos ocupar. El rol de la militancia en este proceso es ver cómo teñir el Estado, lograr que se pinte de cabecita negra, un Estado en el que el pueblo no sea parte del problema sino la solución.”
Consultado por Página/12 acerca de la relación entre los movimientos sociales y políticos con el sindicalismo, Eduardo “Cholo” Ancona, secretario de Organización del Movimiento Evita, se apuró a aclarar que tienen “mucho en común”, ya que se trata de “expresiones de la clase trabajadora” que, en muchos casos, crecieron juntas en la resistencia al neoliberalismo de los ’90. “Hay un eje articulador que es el eje del trabajo digno para todos, trabajo en blanco, con salario digno, como derecho garantizado desde el Estado para toda la población”, agregó Koenig. También hay otra coincidencia: todos los participantes de este espacio coinciden con el diagnóstico que hizo Néstor Kirchner de los cimbronazos que sufrió con la disputa contra el campo y los comicios legislativos, que “se perdió porque no se profundizó lo suficiente”.
–¿Qué sería profundizar, en este contexto?
Cholo Ancona: –Seguir avanzando en proyectos como la reforma tributaria, la reforma financiera, la recuperación de los recursos naturales, de un proyecto de país industrial...
Marcelo Koenig: –Profundizar es afectar los privilegios y afectar los intereses de la oligarquía. Cuando se avanza sobre determinados intereses, lo que se hace es concitar más movilización del pueblo.
El cambio de estrategia, sostienen, le permitió al kirchnerismo recuperar durante el último año parte del espacio perdido. “El tema de la Asignación Universal por Hijo, de las cooperativas, ayuda a recuperar sectores a los que no se había llegado. La ley de medios, si bien no va directamente al bolsillo de los trabajadores, también sumó en el imaginario general”, enumeró Ancona. “El Bicentenario fue una fotografía de ese avance –completó Koenig–. El peronismo, históricamente, logró interpelar al pueblo en la medida en que incluyó entre sus reivindicaciones cuestiones de los excluidos. Néstor y Cristina están reconociendo nuevos derechos, y el pueblo se siente interpelado por esto. Ahora, los procesos históricos son películas y no fotos. No hay que sentarse a esperar la victoria inexorable, hay que construirla. Hay que organizar a los que quieren profundizar el proceso. Es como una bicicleta, que se mantiene en equilibrio a medida que avanza.” Y su compañero retomó la posta: “El tema hoy es cómo construir la fuerza necesaria para que esos seis millones que salieron a la calle no sean opinión pública sino fuerza transformadora. No podemos depender del humor social”.
–¿El acto es también una muestra de fuerza con la mente puesta en el armado de las listas para 2011?
M. K.: –El eje no es ése: si no-sotros nos planteamos como objetivo solamente la cuestión electoral, estamos en el horno. Ese será el reflejo de la construcción que queremos hacer.
C. A.: –Creemos que en el Estado, en general, tiene que haber más expresiones de la militancia. Más allá del Congreso, esto debe verse en los lugares ejecutivos, donde se desarrollan las políticas públicas, Las políticas de Estado las tienen que desarrollar compañeros.
M. K.: –El Estado refleja las correlaciones de fuerza de la sociedad. Nosotros queremos cambiar esa correlación. Fundamentalmente tener lugares de decisión, hoy tenemos lugares de construcción. No creemos que haya un saber técnico que permita resolver todos los quilombos. Sin participación popular no hay resolución posible de nada. No es una negación del saber técnico pero sí de la valoración de lo técnico sobre lo político.
–¿Los sorprendió que Cristina hablara de reelección cuando todos dan por sentado que el candidato sería Néstor?
M. K.: –Néstor y Cristina son los dos, y los únicos dos, que garantizan el proceso.
–¿Y no creen que esta falta de alternativas sea una deficiencia del armado kirchnerista?
M. K.:–No. En Latinoamérica los procesos se encarnan en personas concretas. Nosotros somos peronistas, o sea, reivindicamos nuestra identidad en el nombre de un tipo. Eso no significa que no haya que construir fuerza, pero siempre va a terminar encarnándose en quienes lo dirigen. (Agencia Paco Urondo)