fbpx Economía | Page 110 | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Economía
12.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en La Nación) Son Lynch y Guido Spano, acusados de ofrecer coimas al diputado Recalde; el juez convalidó las filmaciones con cámara oculta.
El juez federal Octavio Aráoz de Lamadrid procesó a los dos empresarios de la cámara de tickets alimentarios acusados de haber ofrecido un soborno de hasta 20 millones de dólares al diputado Héctor Recalde a cambio de que lograra la sanción de una ley favorable para el sector. El magistrado encontró a Santiago Lynch, removido director de la Cámara de Empresas de Servicios de Vales Alimentarios (Cevas), y a Miguel Guido Spano, un intermediario del sector, responsables de cohecho.
El delito tiene una pena de entre uno y seis años de cárcel, pero al menos hasta el juicio oral los imputados no irán a prisión. Eso sí, el juez ordenó trabar un embargo de 100.000 pesos sobre los bienes de cada uno de ellos. El fallo es del 3 de enero, pero se conoció ayer. Al día siguiente, Aráoz de Lamadrid dictó una nueva resolución en la que ordenó informar que está investigando como acusados a los presidentes de las dos más grandes empresas de vales alimentarios, Sodexho Pass y de Accor Argentina Sociedad Anónima, al igual que al director general de esta última, Alejandro Engel.
El caso se conoció el 20 de noviembre, a partir de una denuncia pública del kirchnerista Recalde, presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara baja y autor de un proyecto para la incorporación progresiva de los tickets al sueldo. Menos de diez días después, el Congreso convirtió la iniciativa en ley. La principal prueba de los procesamientos son las grabaciones, obtenidas con cámaras ocultas, de dos reuniones mantenidas entre Guido Spano, Lynch y Mariano Recalde, hijo del diputado kirchnerista, al que los acusados contactaron como intermediario. Las cintas las aportó a la Justicia el propio Recalde.
"Entiendo que el audio y las imágenes captadas representan un fiel reflejo de lo acontecido, gracias a lo cual, los hechos denunciados pueden verse bajo una óptica objetiva, natural y espontánea", argumentó el magistrado. Según el juez, en los videos quedó claro que la oferta de coimas que formularon los empresarios tenía tres variantes, según lo que lograra Recalde en el Congreso. Si conseguía cajonear su proyecto, que contaba con dictamen favorable de comisión, le darían una suma mensual de 20.000 dólares. A esa opción, los acusados la llamaron "bicicleta".
Si era capaz de modificar el proyecto de ley, manteniendo el carácter no remunerativo de los tickets y volviéndolos inembargables, la mensualidad sería superior. A esa posibilidad, la bautizaron como "pickup". A la tercera opción la llamaron "Mercedez-Benz" y consistía en lograr la sanción de una ley para que todos los trabajadores, que cobren menos de 1500 pesos fueran incorporados al sistema y percibieran parte de su sueldo con los tickets que maneja el sector. Eso habría triplicado los ingresos de los empresarios. El soborno en ese caso sería de 20 millones de dólares, se indicaba.
"El gran golpe"
La oferta, en cada una de sus variantes, quedó plasmada en la grabación del primero de los encuentros entre Guido Spano y Mariano Recalde, hecho el 6 de noviembre, en el estudio del hijo del diputado. En esa conversación, el empresario dijo: "¿Vos creés que vamos a poder avanzar en algo o nada...? Le voy a tomar examen... a ver este chico... la bici igual cajón, ¿no? Equis pickup, un ejemplo que pusimos, igual, eh, inembargable, por lo tanto, queda vigente. Y, tres, obligatorio, éste es el golpe para todos... este, menos. Este es el gran golpe".
Del segundo encuentro participó también Lynch, que también era directivo de Accor. Se hizo el 19 de noviembre, en un bar de Paraná y Tucumán. Allí, el entonces director del Cevas volvió a detallar las coimas que estaban dispuestos a pagar e insinuó que podía sumar a otras firmas a la maniobra. "Hay tres empresas, dos grandes y una chiquita. Yo hablo sin tocar una de las grandes. En la medida que sepan que las cosas van bien, que la conversación va bien... y para eso necesito... hacemos una reunión con el gerente general de la otra y que le digas: «Sí, acá Lynch presentó una idea que estamos estudiando y que la vamos a considerar en principio favorablemente»."
El magistrado también analizó unas 70 llamadas telefónicas, entre marzo y noviembre del año pasado, mantenidas entre los acusados y Mariano Recalde, que conocía a Guido Spano por su actividad como abogado. Aráoz de Lamadrid destacó que, en varias oportunidades, luego de llamar y comunicarse con Recalde, Guido Spano se contactaba con Lynch. Y resaltó, además, que varias de las llamadas hechas por el primero de los acusados eran precedidas por comunicaciones entre él y el directivo de Cevas.
"Por otra parte -dice el fallo-, cabe mencionar que la mayoría de los llamados [14] son efectuados desde el teléfono de Guido Spano al de Mariano Recalde y sólo unos cuatro en el sentido inverso." El juez, que subroga el juzgado que dejó vacante Juan José Galeano, también rechazó los descargos de los acusados que habían afirmado que, en realidad, Recalde los había querido coimear a ellos. "Cualquier observador de las filmaciones advierte sin mayor dificultad que quienes llevan adelante la conversación, plantean propuestas y efectúan ofrecimientos dinerarios son los aquí imputados", concluyó. (Agencia Paco Urondo)

11.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Página 12) Para comenzar a hablar de inflación hay que tener en cuenta que en la Argentina ha sido históricamente un mecanismo de licuación de los salarios; al ser más lenta la recomposición salarial, siempre fue detrás de los precios, y en ese proceso se perdió gran parte del poder de compra de los trabajadores, así como también se generaron innumerables océanos de rentabilidad en las grandes empresas.

El diagnóstico de los orígenes de la inflación excede ampliamente el ámbito económico, ya que la adopción de una u otra explicación revela ideologías y políticas bien definidas. Por eso aún hoy es habitual encontrar entre los gurúes de la economía argentina quienes relacionan la inflación con la emisión monetaria, efecto que resulta inaplicable en un país como el nuestro con un muy bajo nivel de monetización y superávit fiscal y comercial.
En realidad, la monetización del último año ha estado acompañando las necesidades de mayores medios de pago que requiere la economía. Si no se hubiera reformulado el programa monetario, esta inflexibilidad habría derivado en una política de enfriamiento. Generalmente esta preocupación por la expansión monetaria viene montada sobre otra mucho más habitual: el origen de la inflación se encuentra en el incremento desmesurado del gasto público.
Esta tesis también puede ser refutada con la simple observación de la realidad. A finales de diciembre de 2008 y principios de 2009, como consecuencia de la crisis, tanto las expectativas de inflación como la inflación se frenaron, a pesar de que venía aumentando el gasto público con las políticas anticíclicas. Cuando la gente retrajo su consumo por el temor a la crisis, los empresarios redujeron su margen de ganancias y aplicaron grandes rebajas, pero al recomponerse el consumo, en gran parte gracias a medidas sociales del Gobierno, rápidamente comenzaron a aumentar algunos rubros, en especial los más sensibles.
Pero si bien los números y la realidad las refutan, tanto la tesis de la expansión monetaria como la del gasto público sirven para presentar un enfriamiento de la economía como saludable. Y en este aspecto hay una cuestión fundamental: las consecuencias sociales sobre las clases populares de los programas de enfriamiento de la economía, o de ajuste como también suelen denominarse, siempre han sido mucho más graves que los efectos de la inflación. La inflación les quita poder de compra, pero el ajuste les quita el trabajo.
El origen de la inflación es estructural, es fruto de la puja distributiva. La capacidad de los formadores de precios de aumentar los valores de sus productos está estrechamente vinculado con una estructura de comercialización concentrada, oligopólica, que generalmente va en desmedro de los productores pequeños y medianos. La suba se produce principalmente en alimentos y bebidas, pues con la universalización de la asignación por hijo y sobreaguinaldo de jubilados, entre otros, se produjo una distribución del ingreso que fue a los sectores que dedican la gran mayoría de su gasto a estos rubros. (Agencia Paco Urondo)

11.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, extracto del discurso en el lanzamiento de acuerdos para el desarrollo de Mercados Concentradores Regionales) Veía escenas ayer por televisión que mostraban como un escándalo dos kilos de tomates a 6 pesos, del año 2009, 18 pesos el kilo de tomates, ¿se acuerdan? No, 2007, para las elecciones fue el combate del tomate, sí, ahí me acordé, una semana después bajó a 2 pesos. Pese a que a algunos les moleste el término que utilizó nuestro ministro de Economía, hay dispersión, hay muchísima distorsión y muchísimo aprovechamiento también de estas situaciones.
Si queremos hablar de precios en serio no hay que hablar de variaciones de precios en frutas y verduras, que en realidad en términos de expectativas inflacionarias cualquier economista sabe que es absurdo, porque las expectativas inflacionarias están siempre determinadas por insumos básicos de la economía y los denominados precios inelásticos, o sea aquellas cosas que la gente no puede permitirse no tenerlas. Y la verdad que los precios que realmente causan expectativas inflacionarias en materia de formación de precios, son tarifas: el gas, la luz o el agua. El tema de la inmensa dispersión y distorsión, según el barrio en el que esté ubicado el supermercado las cosas tienen un precio y si está en zona norte, donde está la gente de mayor poder adquisitivo, la misma cadena le pone otro precio.
Es curioso que los que más agitan expectativas inflacionarias son los formadores de precios, porque en realidad el inmenso esfuerzo que está haciendo el Estado Argentino en sostener la demanda agregada, que eso sí es una política que depende del Estado: la Asignación Universal por Hijo, las políticas salariales, de convenios colectivos de trabajo, que ha determinado un consumo como nunca se vio en la Argentina, debería terminar con la costumbre de algunos sectores de querer apropiarse de rentabilidad vía precios y no vía aumento de la oferta, de la inversión. Es lógico que durante muchísimo tiempo en la Argentina, como no teníamos políticas que sostuvieran demanda agregada, sólo políticas volátiles, había cierto retraimiento a tener un ritmo sostenido de inversión y ampliación de la oferta para mantener o aumentar rentabilidad. Pero lo cierto es que venimos de una política continua creciente desde el año 2003 a la fecha de un Estado que sostiene y aumenta la demanda permanentemente y entonces es necesario que quienes tienen el capital y la oferta aumenten la inversión. Pero hay esa cosa de que algunos sectores tienen esa lógica de apropiación en la puja distributiva, de rentabilidad vía precios, y una inmensa distorsión y dispersión de precios de acuerdo a los lugares.
Hoy son formadores de precios no solamente aquellos que producen, sino también los que compran grandes cantidades y hacen una segunda formación de precios en góndolas, en supermercados, en distribuciones. Por eso la intervención por parte del Estado para resguardar estas cosas. En 2003 había 80 parques industriales, hoy hay 280 parques industriales en Argentina. Estamos subsidiando y apoyando todas las políticas de agregar valor para que aumente la oferta y poder ampliar un mercado que cada vez tiene más consumidores. Queremos desarrollar, un fuerte mercado interno que tenga además para nuestros productores, para nuestros empresarios un fuerte sesgo exportador. También por eso mi decisión de acompañar misiones empresarias a mercados no tradicionales.
Néstor me decía -tenía mucha razón- que en la etapa que le tocó hacerse cargo del país, el país en llamas, era como que todo el mundo se daba cuenta que no podía hacer demasiadas olas porque en definitiva todo podía desmoronarse, pero luego vino la etapa de la consolidación del crecimiento y vienen a acentuarse las pujas distributivas.
Estamos en este punto central de cómo resolvemos la puja distributiva en Argentina, donde realmente se pone en juego qué modelo de sociedad queremos y cómo vamos a seguir creciendo, si lo hacemos en serio vía aumento de la oferta con inversión, con mayor producción, con mayor valor agregado, con innovación tecnológica; si nuestros empresarios aprovechan todos los beneficios fiscales, toda la protección que se da a la industria nacional para incorporarle valor, para mejorar la producción, para abaratar costos, y nuestros comerciantes aprovechan el consumo para poder generar mejores bocas de distribución, llegar a más lados, de modo tal que pueda haber una política más racional, no tan dispersa en materia de precios, o volvemos a la vieja receta de los argentinos donde terminamos matando a la gallina de los huevos de oro.
Han criticado los subsidios, pero los subsidios mantienen las tarifas más bajas de toda América latina, hay que tener mucho cuidado, en algunas experiencias de países vecinos cuando quisieron modificar abruptamente los precios ya vimos lo que pasó. Por otra parte, como estos son bienes, servicios fundamentalmente, de los que no se puede prescindir y que tienen un gran impacto en el consumo, porque la gente si le aumentan demasiado los servicios restringe el consumo y va al pago de servicios que no crean nuevos puestos de trabajo y demás, esta política de subsidios que permite que los trabajadores sean transportados a muy bajo costo, porque imagínense lo que sería la demanda salarial si por ejemplo los transportes tuvieran valores, no digo internacionales, más altos que los que tienen, esto se trasladaría inmediatamente a demanda salarial. Todo este esfuerzo que hace el Estado de sostener demanda agregada, de sostener que los bienes inelásticos se mantengan a precio fijo, el hecho además de tener superávit comercial, no tener endeudamiento, no ser competidores del Estado en la obtención de crédito, como era en la década de los 90. Ya que hablamos del sistema financiero, sería bueno que con la solvencia que tiene el sistema y con el nivel de rentabilidad que tiene, se orientara más a la producción y al aumento de la oferta y no tanto al consumo.
Y también charlar con los compañeros trabajadores en cuanto a lo que es la puja distributiva, porque cuando ésta se desmadra tenemos la historia clarita, los que tienen más siempre siguen teniendo más y los que pagan las consecuencias son los trabajadores. Esto no significa para nada que los trabajadores no tengan derecho a tener un mejor salario, que dicho sea de paso si algo puede acreditar este gobierno es ser el que mayor salario paga en toda América latina, no el gobierno sino el mejor salario mínimo vital y móvil establecido desde el Estado, convenciones colectivas -arriba de 2.000- que habían sido suprimidas. Si realmente no hay tanta rentabilidad en las empresas, tampoco molestarse cuando se quiera discutir la participación de los trabajadores en la rentabilidad. También vamos a tener que discutir salarios en una misma actividad cuando tenés en una punta una empresa multinacional, formadora de precios, con alta rentabilidad, y en la otra punta tenés un taller con 10 ó 20 empleados que nunca podría pagar el salario que se fija para la primera.
Sobrevivimos a una crisis terrible en el 2009 y tuvimos uno de los mejores comportamientos económicos de todas las economías emergentes del mundo, dicho por todos los organismos, Krugman, y Stiglitz. Si realmente la puja distributiva vía demanda salarial es una cuestión que se agrava, discutamos entonces sobre la rentabilidad de ganancias, si no se quiere discutir sobre rentabilidad de ganancias discutamos entonces cómo se forman los precios. Pero no se puede seguir con la ridiculez de leer el diario y ver a los comerciantes y empresarios quejarse porque aumentan los precios y echarle la culpa al gobierno, yo no vendo nada, no produzco tomates, no vendo autos.
Entonces es responsabilidad del gobierno, la regulación de aquellos precios que tiene derecho porque son bienes inelásticos. El gobierno ha actuado muy fuertemente, inclusive se han tomado algunas medidas en materia de combustibles contra alguna empresa que parece un partido opositor. El año pasado más de la mitad del impacto inflacionario fue el sector carne. Porque el sector carne tiene en nuestra canasta familiar, y en los productos que medimos, un gran impacto, no se mide únicamente en el peceto que comprás, se mide también en el rubro restaurante, esparcimiento, con lo cual impacta en todos los rubros que se miden.
Escuché durante años el latiguillo de la mala administración del Estado. Quién imaginaría a ex militantes de los `70 hablar de superávit fiscal, de la balanza comercial. Es que fuimos buenos en serio. Somos también el gobierno que más ha desendeudado a la Argentina, habiendo recibido un país defaulteado y la mayor deuda soberana defaulteada de todo el mundo. Fuimos los que más reservas acumulamos en el Banco Central. Tenemos ahora la oportunidad que nunca hemos tenido, porque tenemos los instrumentos en la mano.
Va a ser muy importante la inversión que hagamos en ciencia y tecnología, y que vamos a seguir profundizando. La situación floreciente de nuestros estados federales, nuestras provincias, merced al incremento de coparticipación, merced a una infraestructura como nunca se vio, y también al impacto de las medidas sociales, cuando uno pone 2 millones y medio de jubilados más, cuando lleva la jubilación de 150 pesos a casi 1.300 la mínima, cuando además establece una Asignación Universal por Hijo donde hay provincias donde ha tenido un impacto importante, que nos hubiese gustado que no hubiera tenido tanto impacto, porque significa que todavía falta mucho que hacer sobre todo en el NEA y en el NOA. Nosotros sabemos cuando le va bien al país porque es cuando le va bien a Mar del Plata, tenemos termómetros.
Lo que es importante saber es que esos precios les dan rentabilidad a esas personas que están en el Mercado Central. Si ellos actúan como mayoristas, ¿cuánto ganan las grandes cadenas cuando compran producciones enteras, y tienen esos mismos precios tres, cuatro, cinco o seis veces?
Todavía tenemos argentinos afuera del esquema del trabajo, inclusive tan es así que por eso vemos escenas de esclavitud. Ya no debería ser cuestión del Ministerio de Trabajo, esas son cuestiones penales. Cuesta llegar a esos huecos todavía profundos de pobreza e indigencia.
Se ha luchado mucho, pero no solamente desde el 2003 a la fecha, hace 200 años que estas luchas se vienen dando en el país. Alguna vez tenemos que dar el salto histórico y de calidad en serio de dar por clausuradas determinadas cuestiones establecidas como políticas de Estado y logros de la sociedad, para pasar a otro estadio de discusiones en donde veamos qué hacemos con ciencia, con tecnología, cómo llegamos más y mejor. (Agencia Paco Urondo)

11.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en diario BAE) El contenido de la política exterior de una nación remite a la combinación de un conjunto de factores que incluyen lo político, lo económico, las pautas estratégicas y la herencia histórica. En su primer discurso ante la Asamblea Legislativa, al asumir su mandato, Néstor Kirchner afirmó que la Argentina debía estar abierta al mundo, pero de una manera realista y sin esperar “alineamientos automáticos sino relaciones serias, maduras y racionales” en una política mundial de multilateralidad. Estados Unidos y Latinoamérica fueron hasta entonces los ejes predominantes de la política exterior. Estados Unidos, porque al ser la primera potencia mundial (y pretender el país tener una relación especial con ella) tenía influencia sobre cualquier decisión económica y política que tomase la Argentina, y Latinoamérica por constituir su ámbito natural de inserción. Sin embargo, las transformaciones sufridas en ésta parte del continente y la relación con los vecinos del norte han sufrido grandes cambios.
Por un lado, por la creación del Mercosur, la Unasur y otras instituciones regionales sudamericanas y por el estrechamiento de los vínculos con Brasil. Por otro, por la crisis económica internacional y una estructura de comercio exterior cada vez más ligada a las economías emergentes, sobre todo a China, pero también al conjunto de los BRIC, que representan un 23,5% de PIB mundial y un 30% del intercambio internacional. En cambio, ha disminuido la tradicional importancia de Europa, que por ahora se centran en las negociaciones del Club de París. Los años 90 pertenecen ya estructuralmente al pasado en la inserción internacional argentina. Y los nuevos tiempos exigen otra visión y conceptualización del tema.
La política exterior de Cristina Fernández de Kirchner ha mostrado una continuidad con la gestión de Néstor Kirchner, pero con una mayor proyección de la participación argentina en instituciones internacionales. Recientemente, la Argentina asumió, por primera vez desde su creación en 1964, la presidencia del Grupo de los 77 en la Organización de Naciones Unidas, un remanente de lo que fueron los no alineados. Según el canciller Héctor Timerman este mandato le permitirá a nuestro país transformarse en interlocutor de los países en desarrollo con el G-20, poniendo de relieve en la escena política mundial las aspiraciones de los miembros del Grupo mediante políticas coherentes y de unión y solidaridad entre ellos.
 
La ventaja es que esto sucede en el marco de un cuestionamiento general a las políticas neoliberales, que quedó plasmado en el discurso de la presidenta de nuestro país en oportunidad del plenario de la Asamblea de Naciones Unidas del pasado septiembre, y en la reciente elocución del embajador Jorge Argüello, representante permanente de Argentina ante esa organización. En estos discursos se dejan entrever los objetivos y pretensiones que asumirá la Argentina al frente del Grupo.
 
Ante todo, se expresa el cuestionamiento sobre las debilidades de la actual arquitectura financiera internacional, que ha facilitado una redistribución regresiva del ingreso a nivel mundial, acentuando las inequidades ya existentes. El embajador afirmaba que “resulta cada vez más evidente que la excesiva riqueza de algunos países es insostenible si en otros el hambre sigue siendo una constante”. Por ello, se reclama la perentoria necesidad de reformar los organismos multilaterales de crédito, desechando las tradicionales recetas y encarando políticas orientadas a atenuar los impactos de las crisis económico-financieras sobre los países más pobres; y evitando que los ajustes recaigan sobre los niveles de empleo y las condiciones de trabajo y salariales así como también sobre los servicios que aseguran el desarrollo humano. Asimismo, la Argentina aboga por una resolución política de las disputas de orden internacional que tienda hacia una coexistencia pacífica entre los diferentes Estados, promulgando el progresivo desarme de las potencias nucleares, lo que permitiría la liberación de recursos para el desarrollo de los países y la elevación de sus niveles de vida.
 
A diferencia de lo sucedido durante la década de los noventa, el gobierno argentino ha recuperado también una política de alto perfil en la reafirmación del reclamo argentino por la soberanía de las Islas Malvinas, donde el objetivo actual es sentarse alrededor de una mesa de negociación con el Reino Unido para discutir la soberanía del archipiélago austral sobre la base de las resoluciones de las Naciones Unidas y, en lo inmediato, las acciones unilaterales británicas en materia de actividad pesquera y de hidrocarburos en la zona en disputa. Se ha señalado también el peligro de depredación y desastres ecológicos en el Atlántico sur y lo anacrónico de las situaciones coloniales en pleno siglo XXI.
 
Hoy el mundo se estructura políticamente en un eje norte-sur que se trasluce en problemáticas como el terrorismo, el narcotráfico, guerras civiles o étnicas con apoyos externos, e invasiones militares sin justificación alguna como las de Afganistán e Irak. En el plano socioeconómico el proceso de globalización ha trazado líneas de fisura irregulares entre riqueza y pobreza, que se caracteriza por una acumulación del poder económico y financiero de un lado del globo y por una abrumadora pobreza y una despiadada explotación de los recursos naturales y humanos del otro lado.
 
La orientación de la política exterior argentina revela una nueva concepción sobre la forma en que nuestro país debe ejercer su soberanía y defender sus intereses frente al resto del mundo. La afirmación de la autonomía se concreta a partir de la cooperación Sur-Sur y la búsqueda común de senderos de desarrollo y justicia social. Ésta pretende institucionalizarse en bloques regionales, aún con insuficiencias de distinto tipo, como el Mercosur; en alianzas ocasionales, como el G77; o en expresiones más ambiciosas políticamente como la Unión Sudamericana de Naciones.
 
América Latina es hoy la única región del planeta donde existe una oposición creciente a los proyectos políticos y económicos de la Casa Blanca, tal como se expuso en la Cumbre de las Américas de Trinidad y Tobago y la posterior reunión de la OEA. La primera tuvo dos ejes que la monopolizaron: por un lado, el pedido casi unánime de levantar el bloqueo a Cuba y su reincorporación a todos los ámbitos continentales;  por el otro,  un cuestionamiento a la política imperial de Estados Unidos. En consonancia, la misma OEA aprobó por consenso dejar sin efecto aquella resolución de 1962 por la cual se excluyó a Cuba del organismo, abriendo las puertas para su reincorporación.
 
La Argentina, además, actuó firmemente en defensa de los procesos democráticos, como en los casos de desestabilización institucional provocados por sectores de interés políticos o corporativos en Bolivia, Honduras y Ecuador, y en la ayuda brindada a Haití por el devastador terremoto que padeció. Ocurre que los principios que guían la política exterior de la Argentina no son abstractos. Su fin último no radica sólo en arbitrar sus intereses dentro de un mundo escindido por cuestiones políticas y económicas sino en mejorar el destino de su propia sociedad mediante la lucha mancomunada por los intereses de los países más desprotegidos.
 
El autor es Economista e historiador. (Agencia Paco Urondo)

09.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Asteriscos TV) A menos de dos meses de que concluya la presidencia de Héctor Méndez al frente de la UIA, el titular renunció a su cargo, según dijeron voceros de la entidad, aunque, clararon que no se trata de una dimisión indeclinable.Asimismo señalaron, según pudo saber La Nación, que se espera para esta tarde una reunión en la sede de la central fabril para tratar el tema.La decisión fue trasmitida por Méndez a través de una carta en la cual estableció que los motivos de su renuncia fue el descontento frente a las diferencias internas respecto a su sucesión que se hicieron pública y que consideró que no debían trascender.Además, ayer se realizó una reunión entre los directivos de la entidad de la cual salió angustiado y disconforme, quizá el motivo disparador de su repentina renuncia.En las últimas semanas, comenzó un fuerte debate en la entidad fabril por la sucesión de Méndez. Un grupo conformado por unos cinco empresarios abrió el debate en cuanto a la posibilidad de llamar a elecciones internas abiertas en la entidad, algo que no ocurre desde 2003. Ese año, las dos corrientes principales, la Celeste y Blanca e Industriales, se pusieron de acuerdo para alternarse en el poder cada dos años. Por eso no se habla de elecciones sino que se trata de una renovación de autoridades.Méndez pertenece a la corriente Celeste y Blanca, que cederá el poder. En el Grupo industriales, la otra parte del acuerdo actualmente cuestionado, se encuentra, por ejemplo, Luis Betnaza, Director de Techint.El debate en torno de la apertura a elecciones o la continuidad del acuerdo tiene un punto adicional: hay quienes sospechan que un llamado a elecciones alentaría la entrada de operadores oficialistas, para dividir a un sector que, desde hace al menos un año, le es hostil.En los años de vigencia del acuerdo, el sucesor solía ser designado en diciembre, con cuatro meses de antelación. Pero esta vez, no había sido electo. (Agencia Paco Urondo)

08.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, en Télam.com) Fuentes cercanas a la Secretaría de Comercio señalaron hoy a Télam que los tres nuevos expedientes se suman a los cuatro que se concretaron durante la víspera y que las sanciones contemplan multas.La semana pasada, un relevamiento efectuado en Capital Federal y el Gran Buenos Aires permitió detectar que el 60 por ciento de las estaciones de servicio Shell incrementó los valores de los combustibles por encima a los vigentes hasta el 28 de enero pasado.Esta situación fue detectada luego que la Secretaría de Comercio Interior decidiera aplicar la Ley de Abastecimiento para obligar a la petrolera Shell a dar marcha atrás con los aumentos de 2 a 3,6% aplicado a sus productos y retrotraer los valores de sus combustibles.  (Agencia Paco Urondo)

05.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Diario BAE) El año que acaba de comenzar es una nueva bisagra para la historia económica argentina. Es un año donde se contemplará la decisión popular sobre que país considera mejor para el futuro. Los modelos que llegan en la actualidad a dicha disputa son totalmente antagónicos.
Uno de ellos busca recuperar ciertos privilegios perdidos durante los últimos 7 años y recobrar la impunidad que otorga el poder económico, por sobre los intereses nacionales; volviendo a ser el eje en la adquisición de derechos en la actuación parlamentaria, retomando las vías del status quo noventista en su vertiente mas conservadora, donde mantener la situación inamovible de privilegio genera la doble acumulación de dinero y poder. Modelo económico donde los grupos económicos recuperen el poder real en los destinos del país y los políticos elegidos vuelvan a ser meros administradores de sus intereses. Donde los conglomerados empresarios tengan la impunidad de endeudarse fuertemente en el extranjero, al tiempo que reparten y fugan furibundamente sus ganancias al exterior y puedan imponer a los gobiernos de turno presiones para que el Estado socialice las deudas que ellos contrajeron.
Ese es el país que propone la mayor parte de la oposición. Es el que deviene a modo de conclusión de ciertos discursos de las entidades agrarias y de distintos grupos económicos nacionales o transnacionales. Donde los sectores populares vuelvan a ser el hilo mas fino por donde se generen los cortes y recortes a sus esperanzas de progreso, donde estos sectores humildes vuelvan a subsidiar el nivel de vida de las clases acomodadas, donde el endeudamiento genere el hipotecamiento de las generaciones venideras como ocurrió desde el año 1976 hasta el 2003. Donde el mayor problema de “la gente” no sea el “caos de transito”, sino el desempleo, la pobreza, el hambre, la indigencia y la miseria.
El otro modelo de país lo aporta el oficialismo que con administración, gestión y decisión política, anteponiendo el debate de ideas y la discusión económica por sobre todas las cosas, ha logrado lo que muchas otras anteriores gestiones gubernamentales no lograron. Reducir el desempleo a niveles históricos, recuperando millones de puestos de trabajo, devolviendo la dignidad al pueblo trabajador. Al mismo tiempo desendeudar al país, provocando que día a día cada niño que en el año 2002 nacía con una deuda heredada en términos de los $24.266, hoy se encuentra en algo más que la mitad de deuda cercano a los $12.730.
Pero no se quedo sólo allí la gestión del actual gobierno, sino que tomó la iniciativa y propicio el contexto necesario para incrementar la participación de los trabajadores en el Producto Bruto Interno. Impulso como ningún otro de sus antecesores la universalización de derechos, desde las jubilaciones hasta la asignación universal, desde el reconocimiento de los derechos del personal hogareño hasta los programas de microcréditos, las cooperativas de trabajo y los micro-emprendimientos.
Por otro lado, viendo las cifras uno puede determinar que la indigencia en Argentina se vio aplastada con la asignación universal, que los niveles de pobreza se redujeron significativamente y que además provocó el efecto buscado y deseado en su diseño: el incremento de la matricula escolar en términos de un 25%. Con esto también queremos explicitar que el gobierno de Cristina Fernández salió del practicismo tan costoso de las políticas neoliberales focalizadas y se embandero en la universalización de derechos y la integralidad de las políticas adoptadas.
Ahora bien, expuesto este panorama electoral en el que por cuestión de calendario la Argentina atravesará durante el ultimo trimestre del presente año, cabe destacar la necesidad de marcar una plataforma política integral que permita profundizar el modelo económico actual. Para poder realizarlo, se deberá reforzar la presencia del Estado en la economía argentina
En particular es necesario aumentar los controles, inter e intraorganismos. Por ejemplo, realizar controles cruzados e integrales entre Afip, Anses, Banco Central y la Unidad de Información Financiera para detectar las irregularidades impositivas, financieras y del mercado de trabajo aun existentes a pesar de los enorme y profundos cambios realizados desde mayo de 2003.
Tanto Anses como el Banco Central han tenido desempeños administrativos muy notorios. Por un lado, desde Anses se continúan mejorando semestre a semestre los ingresos de los jubilados argentinos, se continúan financiando a través de recursos genuinos emprendimientos productivos de distintos sectores de la industria generando mayores puestos de trabajo y mayores niveles de recaudación en la seguridad social, incrementando el padrón de la Asignación Universal por hijo y ampliando el acceso a pensiones y contribuciones que por derecho le correspondían, llegando a personas que no podían acceder por desinformación o por inaccesibilidad territorial a través de la enorme cantidad de operativos realizados durante 2010.
En tanto que la gestión de Mercedes Marcó del Pont en el BCRA habilitó el pago de deuda externa con reservas de libre disponibilidad para 2010 generando que el gobierno nacional no tuviera que ajustar las cuentas públicas, mantuvo un impecable flotación del dólar e incremento nuevamente el nivel de reservas en cifras que vuelven a marcar récords por encima de los US$ 52.000 millones (debemos volver a resaltar que es la primera vez en la historia que el país se desendeuda en el exterior al mismo tiempo que incrementa sus niveles de reservas).
Es también menester analizar algunos datos puntuales otorgados por Afip en los últimos días: a partir de una ampliación superior al 200% interanual en los operativos de fiscalización durante el 2010 junto con la expansión económica que se produjo durante el año pasado, la recaudación fiscal registró un nuevo record histórico creciendo al 34,5 % respecto al acumulado anual del año 2009. Esto significó un mayor compromiso de la Agencia en los operativos fiscalizadores para hacer un poco más justo un sistema tributario bastante desigual de acuerdo a la legislación vigente. Pero el dato sobresaliente es el acumulado de la evolución en materia recaudatoria, donde la recaudación en dólares en la Republica Argentina en el año 2010 fue un 241% mayor que la recaudación fiscal de 1996 y casi un 650 % a la del año 2002.
En este contexto, se están realizando investigaciones conjuntas sobre evasión y elusión entre los organismos anteriormente mencionados, con graves casos de grupos empresarios nacionales y transnacionales. Casos como el de Cargill, Bunge, Dreyfus, Molinos Río de la Plata, el Grupo Clarín, sectores de la salud privada con respecto cirugías estéticas. Pero a partir de estas, comienzan a asomarse algunas otras cuestiones relevantes y de una importancia aun mayor, como el trabajo en condiciones de servidumbre descubiertos durante los últimos días en la Transnacional Nidera, en Southern Seeds Production SA. y en Status Ager. Estas cuestiones, refuerzan aun más la necesidad de reforzar los controles interinstitucionales e interministeriales del trabajo conjunto.
A raíz de esto, es aún más preponderante poner sobre el taburete del congreso la reforma del estatuto del peón rural que impulsara Néstor Kirchner durante el año pasado. Dignificar a los trabajadores rurales, incluirlos en el sistema laboral, reconocerlos como trabajadores con derechos, con una jornada de trabajo determinada, con aportes jubilatorios y seguridad social, para reducir estas situaciones a la minima expresión y que nunca puedan volver a ocurrir.
Por lo tanto, para profundizar el modelo económico actual se deberán incrementar las políticas de redistribución del ingreso que permitan llegar al Estado a sectores que han sido pauperizados durante el modelo neoliberal (1976-2003) y que, a pesar de los importantísimos avances realizados en estos 7 años, todavía no se han podido alcanzar avances estructurales con este sector.
En este sentido, también es fundamental impulsar la reforma de la ley de entidades financieras para la democratización del crédito bancaria y ampliar el control de la industria especulativa, contemplar la imperiosa necesidad de una reforma impositiva que progresivamente genere la equidad tributaria en base a las capacidades reales de pago. Incluir la reforma de la ley de quiebras, que permita a los trabajadores preponderancia ante la posibilidad de recompra de empresas, en casos de vaciamiento empresario. Mantener los controles de precios y profundizar el fomento de la competencia, incrementando aun más la participación pyme en el PBI.
Para esto no hay forma mas efectiva de hacerlo que tomar las riendas del asunto desde el ámbito gubernamental en todos sus niveles, desde la militancia y desde los sectores intelectuales para generar la suficiente masa critica que acompañe estas decisiones y que no serán una victoria electoral del oficialismo, sino una victoria del pueblo argentino todo; permitiendo incrementar la independencia económica, fortalecer la soberanía política y aumentar la justicia social.
El autor es integrante del Grupo de Estudio de Economía Nacional y Popular (GEENaP), www.geenap.com.ar (Agencia Paco Urondo)

04.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, en elentrerios.com) La firma presta servicios de desmonte en el departamento Colón a una exportadora forestal de capitales españoles. Le encontraron 16 empleados "en condiciones infrahumanas".
Durante un operativo destinado al control de empleo registrado, agentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectaron un asentamiento precario en Entre Ríos, donde 16 trabajadores rurales realizaban tareas de desmonte para la empresa Movifor SRL.

Las personas eran empleados por Movifor SRL, empresa que fue contratada por una firma de capitales españoles dedicada a la explotación forestal, y que exporta casi en su totalidad a través de su controlada, según indicó un comunicado de la AFIP.
Las instalaciones no tenían luz eléctrica y los trabajadores estaban alojados en condiciones iguales o peores que los peones rurales hallados en Córdoba.
La AFIP presentó la denuncia por trabajo ilegal y reducción a la servidumbre ante el Juzgado número 1 de Concepción del Uruguay, a cargo del juez Gustavo Pimentel, y ante el Ministerio de Trabajo de Entre Ríos.
"La mecánica utilizada por el grupo empresario tiene similares características que el caso recientemente denunciado por la AFIP en el Paraje Monte del Rosario", aseguró el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.
"Encontramos otra vez a una empresa multinacional involucrada en tipo de operatoria en la cual 16 trabajadores se encontraban en extremas condiciones de insalubridad y precariedad", aseguró el funcionario.
Y agregó que los peones cumplían tareas de desmonte y "vivían en condiciones infrahumanas".
Los empleados manifestaron que trabajaban para Movifor SRL, empresa contratada para la provisión de mano de obra por una firma de capitales españoles, que desarrolla como actividad principal explotación forestal y que su producción es destinada al mercado externo a través de su controlada.
"Al igual que hicimos con los casos de explotación en Córdoba, la AFIP puso en conocimiento a la Justicia las irregularidades detectadas", adelantó Echegaray ante el nuevo caso de trabajo ilegal.
"Días atrás pusimos en conocimiento de la Justicia los hechos detectados en una explotación agropecuaria y ahora lo hacemos con estas empresas dedicadas a la explotación forestal y exportación de maderas" aseguró Echegaray, y agregó que en ambos casos "utilizaron la tercerización de los trabajadores en manos de una empresa de servicios eventuales".
En el procedimiento participó también personal de la Dirección Provincial del Trabajo, dependiente de la Secretaría de Trabajo de la provincia de Entre Ríos y agentes de la Policía Provincial. (Agencia Paco Urondo)

02.02.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, en Telam) La medida, adoptada por la Secretaría de Comercio Interior mediante una resolución a la que obtuvo acceso Télam y que será publicada mañana en el Boletín Oficial, obliga a retrotraer los precios de los combustibles al 28 de enero pasado.El lunes pasado la petrolera anglo-holandesa había aplicado un aumento de 2 a 3,6 por ciento en sus productos argumentando un supuesto "incremento en sus costos".
Por la mañana, el ministro de Planificación, Julio de Vido, había atribuido al presidente de Shell Argentina, Juan José Aranguren, "una clara intencionalidad política" en el aumento de los combustibles. Y consideró que más que un gerente de una compañía extranjera parecía "un referente de la oposición política". "Recién estuve hablando con el ministro (de Economía, Amado)Boudou, del tema; este es un manejo político que hace la compañía del costo del combustible", sostuvo De Vido en declaraciones radiales.
En ese sentido, había asegurado el titular de Planificación, "también le decía a Boudou que tanto cacareo que hubo por el comentario que hizo él en relación a la dispersión de precios, y en los combustibles se va a dar eso". Al respecto explicó que el usuario que "vaya a cargar en YPF, por ejemplo, no va a tener el problema de este aumento, producto de una clara intencionalidad política de Aranguren que ya sabemos de qué manera opina, juega y cuál es su posición política".
En agosto pasado, la Secretaría de Comercio Interior había establecido las condiciones de comercialización de combustibles líquidos con el objeto de "lograr la estabilidad en los precios", recuerda la norma en sus considerandos. El 20 de diciembre, la dependencia a cargo de Guillermo Moreno había derogado la misma al advertir que habían dejado de regir las razones que la motivaron. No obstante, aclara la norma, "durante el último mes los combustibles han experimentado sostenidos aumentos en sus precios, causando perjuicios que son necesarios remediar".
La presente resolución dispone que "el precio de comercialización de los combustibles líquidos deberá ser igual al vigente al día 28 de enero de 2011". Y, agrega, "a efectos de provocar un factor de corrección que reordene el mercado, las medidas deben aplicarse a la totalidad de los integrantes de la cadena de comercialización". De esta forma, la empresa deberá retrotraer sus precios a los vigentes antes de la suba, que llevó la nafta Súper de 4,149 pesos a 4,299 pesos; la V-Power de 4,899 pesos a 4,999 pesos; la Fórmula Diesel de 3,789 pesos a 3,899 pesos; y la V-Power Diesel aumentó de 4,499 pesos a 4,609 pesos. Shell es la segunda empresa de combustibles de la Argentina con un 15 por ciento del mercado, después de YPF que posee un 57 por ciento, y por delante de Esso con un 14 y Petrobras con un 10 por ciento. (Agencia Paco Urondo)

31.01.2011

Resistencia, Chaco (Agencia Paco Urondo, en Diario El Comercial, Formosa)
José Luis Estecher, productor de la zona de La Montenegrina, no dudó en calificar a la actual campaña productiva como "excepcional", no sólo por los rindes, sino además por los precios con que se cuentan. "Hoy los precios que manejamos en el girasol son históricos" aseguró.
El productor mencionó que la campaña se vio favorecida por el clima ya que no se sufrieron altas temperaturas, aunque faltó un poco más de lluvia.Estecher detalló que en uno de sus lotes cosechado con anterioridad, obtuvo un promedio de 2 mil kilos por hectárea, por lo que especula que en el actual lote, que está en proceso de recolección, obtendrá rindes similares, "lo que realmente es un cosechón". Anticipó además que una vez terminada la cosecha cultivará maíz de segunda, para hacer cobertura de la tierra.
"Jamás tuvimos políticas como las que el gobernador (Jorge Capitanich) ha impulsado para el hombre de campo", aseguró Estecher quien recordó que, más allá del financiamiento para la exportación, el seguro multiriesgo y otros beneficios, "desde hace mucho tiempo que no tenemos remates de campos por deudas de los productores. Esto es un panorama de que el hombre de campo está trabajando bien"."Hermosa postal"El gobernador Jorge Capitanich sobrevoló el campo y constató el estado de los sembradíos. En materia de girasol habla de una proyección de 250 mil hectáreas de cultivo, con un rendimiento de aproximadamente 20 quintales por hectárea. Mencionó además que en la provincia no hubo problemas de comercialización y que la provincia va camino a romper records.El gobernador Jorge Capitanich sobrevoló el domo central de la provincia a fin de constatar el estado de los cultivos. Ante el panorama que desde el cielo se puede observar aseguró: "Los campos sembrados son una hermosa postal para todos los chaqueños".Capitanich detalló que durante su sobrevuelo en el helicóptero provincial pudo corroborar lo que los números de rindes vienen arrojando desde hace meses. "Cuando uno observa los campos y ve algodón sembrado, girasol en proceso de recolección, soja, maíz, sorgo, todos con muy buen rendimiento y con suelos con una muy buena humedad lo que brinda una perspectiva muy importante para el progreso de la región", aseguró Capitanich. En lo que respecta al girasol, el primer mandatario provincial mencionó que habla de una proyección de 250 mil hectáreas de cultivo, con un rendimiento de aproximadamente 20 quintales por hectárea."Esto es muy bueno ya que el precio neto, tranqueras adentro, con costos de fletes y los descuentos pertinentes, implica un rinde de 1330 o 1360 pesos para el productor", precisó Capitanich. Ante este panorama, aseveró que esto implica una fuerte rentabilidad y, por consecuencia, ingresos encadenados con distintos niveles de producción.Muy buena temporadaEl Chaco comenzó en noviembre con un flujo de cosecha de trigo con buenos rendimientos y precios para los productores. Este panorama además contó con una rápida intervención del gobierno provincial y nacional ya que se liberó la exportación y la comercialización en el mercado interno. "No tuvimos problemas de comercialización porque tuvimos la autorización por parte del secretario de Comercio Guillermo Moreno y el ministro de Agricultura Julián Domínguez", mencionó Capitanich. El jefe del Ejecutivo provincial comentó que lo que otros productores reclamaban en distintas provincias, en el Chaco no se han producido, "precisamente porque actuamos rápido y pudimos brindarle a los productores una operatoria de excelencia".Cabe destacar que la producción de trigo se estima llegará a cerca de las 400 mil toneladas, según estimaciones de Capitanich, "lo que significa un rendimiento extraordinario".
En materia de girasol, se puede observar un crecimiento sustantivo en el promedio de rendimientos. "Entre noviembre y febrero se han movilizado cerca de un millón de toneladas en la provincia, lo cual es algo inusual", detalló el gobernador. (Agencia Paco Urondo)

29.01.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en I-profesional) Se trata de los juicios ante el tribunal arbitral del Banco Mundial. Qué empresas desistieron de continuar con los respectivos litigios
La Argentina logró bajar de de u$s50.000 M a u$s16.000 M los reclamos ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferendos e Inversiones (CIADI), tribunal arbitral del Banco Mundial, tras la emergencia económica declarada por la Argentina en 2002, por juicios ganados por el país y por desistidos o discontinuados por las empresas.
En la semana que pasó hubo dos noticias relacionadas con el CIADI: una negativa, que fue la sentencia favorable lograda por los accionistas de Metrogas, y otra positiva dada por Pampa Energía, que cerró la compra de la participación de Ashmore en TGS, y obtuvo una opción de compra para los derechos del reclamo de esta ante el Organismo internacional, informó Télam.
Los accionistas de la distribuidora Metrogas obtuvieron una sentencia favorable al reclamo de British Gas, y ahora el Estado argentino deberá pagar 185 millones de dólares.
Pero por el contrario, con la adquisición de las distribuidoras eléctricas y la deuda de la Transportadora Gas del Sur- TGS, el titular de Pampa Energía, Marcelo Mindlin, acordó una opción para la adquisición de los derechos a retirar del CIADI el juicio que dos de los accionistas de esa empresa habían iniciado contra el Estado argentino.
Este miércoles, el Ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, recibió a Mindlin, quien le informó los detalles de la operación de compra de esos activos.
Durante la reunión, el empresario comentó al ministro las perspectivas e inversiones que llevará adelante Pampa Energía, así como la decisión de retirar la demanda por TGS ante el CIADI.
Según datos de la Procuración del Tesoro, que no incluye estas últimas novedades, de 50 juicios planteados desde 2003, se bajó a 30 juicios, indicó Télam.
Algunos de éstos se encuentran suspendidos por los propios demandantes debido a negociaciones que están en marcha con las autoridades respectivas, mientras que otros están en vías de resolverse, como también quedan casos en los que la Argentina ha sido condenada y se pidió un proceso de anulación.
Algunas de las demandas fueron rechazadas por el alto tribunal, siendo la más reciente contra Sempra Internacional, accionista de las distribuidoras Gas Camuzzi Pampeana y Gas Camuzzi del Sur. Otro caso en el que el CIADI falló a favor de la Argentina es el de Thales Spectrum, empresa que estaba encargada de la administración del espectro radioeléctrico.
Entre las empresas que suspendieron su reclamo ante el CIADI se encuentran, entre otras, AES Corporation, Camuzzi International, Gas Natural, y Pampa Energía, que al adquirir la mayoría accionaria de Edenor desistió de la demanda que había entablado el anterior accionista controlante, Electricité de France. (Agencia Paco Urondo)

27.01.2011

Gran Buenos Aires (Agencia Paco Urondo, publicado en el blog Conurbanos) Aprovechando que durante el verano estamos todos un poco más relajados y que por suerte no hablamos tanto de política, este blog vuelve a los temas que realmente le interesan a la gente (?). En esta ocasión, vamos a desplegar una serie de estrategias para todos nuestros amigos/as conurbanos y conurbanas, que en la temporada estival andan medios cortos de guita, ya sea porque se gastaron todo en las vacaciones, o porque están ahorrando para rajarse pronto.
Instrucciones para sacar boleto de $1,10 y no morir (?) en el intento, ni tener que escuchar la inquisidora y desagradable pregunta "¿Hasta dónde vas, pibe?"
1) El saludo al chofer. No cuesta nada: "Buen día", "Buenas Tardes", o simplemente "buenassss....". Se trata de un gesto que hasta hace un par de décadas era de lo más común, pero que se fue perdiendo en el tiempo con el avance de la hostilidad en las relaciones sociales. El saludo predispone al chofer de otra manera.2) "De uno diez, por favor". Junto con el saludo, es aconsejable pedir el precio del boleto de manera amigable. También predispone de otra forma, y puede evitar preguntas insidiosas. Ojo, no confundir "cortesía" con "temor". La solicitud del boleto debe ser firme, no timorata. Como estando bien seguro de lo que decimos.3) Subir último, y ensayar un conteo de monedas. Si en el lugar de ascenso hay otras personas, el chofer amigo premiará el gesto caballeroso de dejar subir a mujeres y/o ancianos primeros. Al mismo tiempo, mientras esperamos nuestro turno para la máquina, podemos ensayar un conteo desinteresado de nuestras monedas. No con gesto de preocupación, sino como haciendo notar que vamos a pagar nuestro pasaje con el cambio exacto.4) "Hasta... eh... uno diez". OK, puede ser un arma de doble filo, pero yo la tengo probada empíricamente, y no falla nunca. Se trata de una variante un tanto más displiscente y atrevida que la de la pose anterior. Tono firme y nada de titubeos, aunque parezca que estamos dudando.5) La frase "uno diez, amigo", está muy mal vista, sabelo (?). Los colectiveros hacen viajar gratis a sus amigos y/o conocidos, por ende, si vas a sacar boleto, es porque el chofer no te consideran su "amigo" ni mucho menos. Evitá un papelón innecesario.6) Al mismo destino, es preferible la línea provincial o municipal que la nacional. En el conurbano, las empresas de colectivos se dividen en tres jurisdicciones: nacional, provincial y municipal. Los sueldos que cobran los choferes, y las condiciones de trabajo en las que se desempeñan, difieren bastante respecto de si trabajan para líneas naciolaes (del 1 al 199), que si lo hacen para provinciales (del 200 al 499) o municipales (del 500 para arriba). Por lo general, a los choferes de las provinciales y municipales no les importa si los pasajeros sacan un boleto inferior al que deberian. En las líneas nacionales, en cambio, existen sistemas de premios y castigos por la recaudación que cada chofer lleva a las cabeceras. Por eso el alto índice de ortibez (?), entre los choferes de las líneas que van del 1 al 199.7) Evitar la ostentación. Si subís al bondi con tu blackberry o iphone en mano, prácticamente no tenén chance, así que ni siquiera lo intentes.8) Tetas (?). Si sos mujer, trans o travesti, y las musculosas o remeras con escotes te quedan bien, no hace falta que hagas nada de lo anterior. Dale para adelante con tu escote y pedí el boleto de $1,10 sin demasiados prolegómenos.9) La mentira tiene viajes cortos (?). Nunca falta el vivo que se cree que, habiendo fracasado en los intentos anteriores, ante la pregunta inquisidora acerca del destino de su viaje, miente. Los colectiveros no son boludos. Que a veces se hagan los boludos, es otra cosa. Pero por lo general, se acuerdan de "los vivos" que dicen ir hasta un lugar en donde el recorrido todavía no cambio de sección. Por eso, cuando llegan al cambio de sección, suelen mirar por el espejito que tienen arriba de sus cabezas y preguntan "¿Flaco, vos no ibas hasta acá?". Es mejor evitar el papelón, y ante el fracaso de nuestras estrategias, decir la verdad.10) La súplica final. Sí, ya sé: esto bordea el límite de la humillación, pero recordemos que son 40 centavos los que están en juego, y que es muy probable que ni siquiera los tengamos encima.
Por eso, si fracasamos en nuestra estrategia, es mejor decir la verdad, no poner excusas del tipo "no conseguí monedas" (ese es nuestro problema, no el del colectivero), y ensayar algún gesto de piedad por parte del conductor. Consejos: "maestro, llego tarde al laburo y no tengo más monedas", o "Uy! te juro que pensé que hasta ahí era uno diez y no tengo más cambio". O directamente, agachar la cabeza, sacar de uno cincuenta, y esperar a la revancha para el próximo viaje. (Agencia Paco Urondo)

 

17.01.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Parece ser que en estas cuestiones de “no querer ver”; los dirigentes de la Mesa de Enlace han hecho de este refrán su  lema de campaña; con un sector agrícola que desborda crecimiento, rindes  productivos y económicos altísimos, y  el apoyo contundente de las herramientas de promoción y comercialización diseñadas por el Gobierno Nacional; este grupo de dirigentes ruralistas comprometidos con el sindrome de negación a la realidad que padece la oposición –coincidiendo en un todo con la raíz oligárquica de estos terratenientes- ,  decide arbitrariamente y contra los intereses de sus propios asociados un cese de comercialización que, más que una medida de fuerza  se evidencia como un acto de desesperación ante una realidad política que los anula, los deja sin discursos; los sepulta bajo el peso de la verdad.
Desde el Movimiento Agrario Nacional y Popular (MANyP) consideramos que es tan peligroso el que hace el mal como quien se sienta a mirarlo, por eso manifestamos nuestro repudio a esta parodia de dirigencia y a las medidas que en detrimento de todos los productores rurales de nuestro país utilizan como métodos de campaña. Porque es evidente la conducta politiquera de la Mesa de Enlace, no ven el crecimiento pero cuentan los millones que ganan en sus campos. No ven la explotación inhumana de los peones rurales porque  es un viejo método que la oligarquía y el sindicalismo traidor llevan en la sangre; no ven ni escuchan al país que se despierta  porque el Proyecto Nacional y Popular es para ellos la peor pesadilla.
Victor Turquet, Regional Sur
Sandra De Petris, Regional Norte
(Agencia Paco Urondo)

17.01.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) “Huelga” se denomina al acto de resistencia de los trabajadores, que consiste en negar la puesta a disposición de su fuerza de trabajo al empresario. “Huelga” es un término indisoluble del concepto de “fuerza de trabajo”. No hace huelga quien impide la utilización de los medios de producción que son de su propiedad. Los trabajadores solo tienen su fuerza de trabajo, los empresarios son propietarios de medios de producción.
El derecho de huelga está garantizado por la Constitución. Es un derecho reconocido por la Ley, acá y en todos los países del mundo.
El acto de los empresarios que impide la utilización de los medios de producción se llama “Lock Out”. No existe el “derecho al lock out”. Ni acá, ni en ningún lugar del mundo. No es algo que se me haya ocurrido a mí: en el recordado intento destituyente protagonizado por estos mismos señores allá por 2008, el Dr. Julio Maier, digno juez del Superior Tribunal de Justicia de la Ciudad de Bs. As., y reconocido doctrinario, publicó un recordado artículo donde explicaba fundadamente esta cuestión.
Los medios de producción tienen una función social y el derecho de propiedad no alcanza para justificar el abuso de ese derecho. Así lo dice nuestra Ley, Art. 1071 del Codigo Civil (“La Ley no ampara el uso abusivo de los derechos. Se considerará tal al que contraríe los fines que aquella tuvo en mira al reconocerlos…”)
El derecho de propiedad está reconocido en la Constitución para “promover el bienestar general”. En ningún caso puede ser usado para promover malestar, que es lo que ostensiblemente los empresarios están haciendo.
La semana pasada, “La Nación”, publicó (en un artículo que no compartiré) “Con un paro por una semana, vuelve el campo a la protesta”. Miente y confunde, como siempre. El acto de los empresarios no es “paro” por lo que mas arriba expliqué. Y no es “el campo” porque la naturaleza no para la germinación ni la vida de las especies cuyos frutos alimentan a la población. Son los dueños de la tierra, que no es lo mismo que “el campo”.
“La Nacion” acostumbra a mentir hasta cuando quiere decir la verdad. Y lo hace también en este caso. Hay algo en ese titular que es verdad, pero lo es de manera putativa. Porque es verdad que el acto de los empresarios es una “protesta”. Dice el Diccionario de la Real Academia Española (22º edición) que “protestar” es expresar oposición a algo. Cuando trabajadores ejercen la protesta, lo que hacen es expresar su oposición a que se los fuerce a poner su fuerza de trabajo a disposición en unas condiciones o por un salario que ellos rechazan.
En el caso de los empresarios del campo, no pueden estar disconformes con lo que ganan (véase “Espigas” publicado por Pagina 12, nota que sí, comparto) ellos expresan con esto su oposición al poder constituído. Y allí está la ilicitud: no se puede utilizar el derecho de propiedad, que tiene un objeto específico y un fin social, para intentar una extorsión a las autoridades constituídas, las autoridades de la Constitución.
Este acto ilícito de los empresarios del campo implica un apartamiento de la ley. El estado, a través de sus instituciones tendrá que hacer cesar el incumplimiento de la ley. Utilizando para ello la justicia, si solo se trata de actos ilícitos. Salvo que las ilicitudes, además, constituyan delito. (Agencia Paco Urondo)

14.01.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) En 2010, la economía nacional tuvo un rebote y logró recuperarse plenamente de la merma evidenciada en 2009, esta última debido a la crisis internacional que sacudió al mundo. En efecto, se espera que el crecimiento económico cierre para todo el año (2010) cerca del 8% interanual (i.a.), fuertemente traccionado por el consumo (tanto público como privado), así como también por un buen impulso de las exportaciones y la inversión, que lograron rebotar y volver a niveles pre-crisis. De esta manera, el arrastre estadístico permitiría a la economía crecer en 2011 a una tasa del 6% i.a. aproximadamente, fogoneada aún más por el hecho de ser un año electoral.
En 2010, ayudó la mejora del contexto internacional, especialmente el fortalecimiento del principal socio comercial, Brasil; el incremento en la segunda parte del año de los precios de commodities; y las políticas fiscales, de ingresos y monetarias, que fueron más expansivas, algo que se mantendría durante el próximo año. Consecuencia de ello, la inflación subió unos escalones hasta superar el 17%, este dato corresponde a un análisis de los distintos porcentajes obtenidos por consultoras privadas y datos oficiales.
 
En 2010, la Argentina avanzó un paso hacia la normalización en la relación con la comunidad financiera internacional, al cerrar exitosamente el canje con holdout, anunciar el avance en la regularización de la deuda con el Club de París y permitir una misión del FMI para la actualización de un nuevo índice de precios al consumidor (a nivel nacional). El tipo de cambio se mantuvo como ancla nominal, se deslizó levemente (menos de un 5%), aunque fue mas que compensado por la evolución de precios local, produciéndose de esta forma una apreciación real importante, que solo fue parcialmente compensado en términos multilaterales por la apreciación de las monedas de los principales socios comerciales.
 
En materia social, el desempleo descendió, gracias al efecto del crecimiento económico y la consecuente generación de empleo, a pesar de haber sido menor la elasticidad de estas dos variables.
 
En el ámbito político, cabe resaltar que durante 2010, debido a la pérdida de mayoría en ambas Cámaras, el oficialismo no logró imponer su agenda. La prueba más elocuente de ello fue la no aprobación del presupuesto (por primera vez en la historia democrática reciente de Argentina), es por ello que, tras prorrogarse el Presupuesto 2010, se espera un manejo de partidas presupuestarias por decreto presidencial durante 2011.
 
En el plano sindical, 2010 fue un año ruidoso, donde se cerraron paritarias con aumentos del 21% (estatales) al 40% (Alimentos). Hacia adelante, debido al año electoral y a la importante puja del poder sindical, se espera que con un verdadero acuerdo social entre el empresariado, el gobierno y los sindicatos, se pueda llegar a buen puerto.
 
En este contexto, el crecimiento económico acumulado en los primeros 9 meses del año (2010) asciende a 7,9%, aunque la performance del PIB fue variando a lo largo del año. En efecto, tras un muy buen inicio, con tasas de hasta dos dígitos, durante el tercer trimestre la actividad económica mostró un avance importante, aunque por debajo de la performance de la primera mitad del 2010. Esta menor velocidad de expansión se debió a la suma de bases de comparación más altas, dado que la economía ya comenzaba a recuperarse en el segundo semestre de 2009 y por el menor impulso proveniente de la producción agropecuaria, que impacta mayormente en el segundo trimestre del año al recogerse la cosecha gruesa. Asimismo, en el mes de julio se registraron problemas de faltante energético que afectó la industria. En este sentido, el PBI creció un 7,6% i.a.. Este avance se debió al continuo impulso proveniente del consumo de las familias (+7,5% i.a.) y del consumo público (+7% i.a.), los cuáles sin embargo, ralentizaron su tasa de expansión en relación al primer semestre. Paralelamente, la inversión muestra una importante recuperación (16% i.a.) impulsada por las compras de equipo durable del exterior, mientras la construcción exhibe un menor ritmo de alza, aunque también en terreno positivo. En el caso del sector externo, el aporte al crecimiento continúa siendo negativo, en tanto las importaciones (40% i.a.) aumentaron a tasas mayores a las evidenciadas por las exportaciones (25% i.a.) en términos reales.
 
Por el lado de la oferta, la producción de bienes mostró un ritmo de recuperación parejo al del sector de servicios (8,1% i.a. y 7,8% i.a., respectivamente), mientras que en el trimestre anterior había sido muy superior debido a la performance del sector agropecuario. Por el lado de los bienes, se destacó la actividad sostenida del sector de la industria manufacturera, que creció un 10,6% (la mayor tasa interanual del año), mientras que en el caso de los servicios, los drivers (sectores más dinámicos) continúan siendo el comercio mayorista y minorista (15,3%) y el transporte (11%), aunque también se destaca el alza de hoteles y restaurantes (8,8% i.a.).
 
Para el 2011 se mantienen las buenas perspectivas. Esto se debe a que, en primera instancia, las condiciones internacionales continuarán favoreciendo a la Argentina debido a que la economía global continuará recuperándose lentamente de la crisis internacional (4,2%); y, en particular, las economías emergentes continuarán expandiéndose (6,4%) y liderando el crecimiento mundial (especialmente China en Asia y Brasil en América Latina). Seguramente, el ritmo de crecimiento tenderá a normalizarse (tasas que no sobrepasan los 5 puntos) a medida que los gobiernos apliquen medidas para evitar el sobrecalentamiento de las economías. Es por ello que, en el caso del nivel de actividad local, se espera un crecimiento económico del 6% i.a., que fácilmente se alcanzaría con el arrastre heredado del 2010 (de más del 2%) y un crecimiento promedio de la mitad del presente año (1,2% vs. 2,2% respectivamente). Esto, bajo un contexto electoral que sin duda estará signado por un aumento de la inversión pública, con un fuerte impacto en el consumo privado, que no sólo estará traccionado por el push del lado público sino también por el leve incremento de la masa salarial real (similar al de este año) y la inflación que, aún estando en los mismos niveles (y con tasas de interés real negativo), desincentivará el ahorro en favor del consumo. De esta forma, se espera que estos agregados crezcan un 6% en el caso privado y un 7% el consumo público.
 
La inversión, por su parte, es probable se modere, debido al “wait and see” (esperar y ver, o en buen criollo, desensillar hasta que aclare) propio de los años electorales, creciendo a un ritmo del 10% i.a.. Finalmente, mientras que las exportaciones mantendrían un ritmo de dos dígitos (12% i.a.), las importaciones acotarían un poco su expansión (20% i.a.). (Agencia Paco Urondo)