fbpx Economía | Page 106 | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Economía
16.08.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo,  El economista Ricardo Aronskind. Docente e investigador (UNGS y UBA), es integrante del Plan Fénix. En esta entrevista reflexiona acerca de la crisis internacional, el impacto en la economía mundial de los acontecimientos políticos y sociales del Mundo Árabe, el proceso de integración regional y los desafíos de la Argentina de cara a los próximos años.

11.08.2011

Dos hechos importantes ocurrieron en los últimos días. Por un lado, en Estados Unidos, demócratas y republicanos llegaron finalmente a un acuerdo para subir el techo de la deuda (la posibilidad de seguir emitiendo dinero y bonos para financiarse) que pesa sobre el país y que lo amenaza con el default. Por otro, los ministros de economía de la UNASUR se reunieron en Lima, Perú, para acordar la mejor manera de proteger a la región ante las consecuencias que pudiesen surgir de dicha crisis.

10.08.2011

Con la crisis mundial, los escenarios artificiales creados por la especulación y la codicia se derrumban y el mundo, si alguna vez lloraba por la Argentina al estilo Hollywood, en una canción que se hizo muy popular en su época -quizás por eso de que no nos tocaba más que a nosotros, los demás escuchaban el llanto desde las tribunas- ahora tiene a muchos países para cantarla, pero cambiando el nombre y llorando por ellos mismos. El problema es que la salida que se busca a la crisis mundial actual vuelve a ser equivocada, como lo fue la que nos llevó a la nuestra y habría que preguntarse por qué.

09.08.2011

Juan Manuel Vázquez Blanco es economista y candidato a primer consejero de lalista que el kirchnerismo lleva en Económicas de la UBA. Lo acompañan Marcelo Freire, Pablo Lalanne, Ruben Seijo, Guillermo Wierzba, Marcela Caparra, Valeria Campolongo y Jorge Romagnoli.

08.08.2011

"Es la performance más importante que hemos tenido en estos últimos ocho años" en materia de desempleo, dijo Cristina al participar de un acto en la localidad bonaerense de Las Flores.

06.08.2011

New York, Estados Unidos. Los recintos bursátiles retoman las fuertes bajas. La mejora del empleo estadounidense logró sólo un fugaz alivio. Inversores ya desconfían de toda señal positiva. La desaceleración de la actividad económica en EEUU y la Eurozona sigue generando pánico. El Dow Jones cae 1%, el S&P500 1,8% y Nasdaq 2,7%. Fráncfort pierde 2,7%, Londres 2,5%, Atenas 2,2%, Madrid 0,1%, París 1,1% y Milán 0,6%. En tanto, Asia: la que más perdió fue la de Hong Kong que retrocedió 4,3%. Tokio se hundió 3,7%.

04.08.2011

 
 
 

- El nuestro es un municipio del interior. El agro tiene un peso histórico.
- Claro
- Pero en los 80 se puso una fábrica grande. Muy grande. Eran miles de puestos de trabajo.
- Claro, me acuerdo.

03.08.2011

 Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Oliver Galak, publicado en La Nación) El crecimiento de las exportaciones durante los últimos años fue, en realidad, un fenómeno que no se esparció por toda la economía. Sólo 15 empresas fueron responsables de las ventas que generaron el 40% de las divisas que ingresaron por exportaciones. Otras 15 empresas aportaron un 20% adicional al conjunto de envíos argentinos al exterior.

27.07.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, en infobae.com) La lista incluye grandes potencias. La crisis fiscal de Europa desencadenó la preocupación sobre el tema en todos los mercados. América Latina está mejor posicionada que las economías más tradicionales

21.07.2011

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Ámbito Financiero, por María Iglesia, gentileza Pablo Cotado) Entre el Banco Central, la ANSES, el Banco Nación y el Provincia poseen el 53% de los títulos públicos. Del resto, cerca del 30% está en manos de no residentes mientras que los inversores locales sólo tienen el 16%. Sin embargo, la mayor parte de la deuda que poseen los organismos públicos son de más largo plazo. Así, del vencimiento del Boden 2012 en dos semanas por u$s 2.200 millones poco se podrá «ahorrar» dado que en su gran mayoría está en poder de inversores locales y del exterior. Similar es la situación con el Cupón PBI: de los u$s 2.300 millones que se debe pagar a los acreedores en diciembre, el BCRA posee menos del 20% (y sólo el 6% es en dólares), según un análisis de la consultora Delphos Investment.

Otro punto a tener en cuenta es el porcentaje de deuda sobre PBI de la Argentina. Este indicador está de moda en las últimas semanas de Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y hasta Estados Unidos para medir la capacidad de pago. Mientras que España es de estos donde más bajo peso tienen las obligaciones (52%), el país helénico se ubica en el otro extremo, con un 150% de deuda sobre el PBI. En la Argentina, con datos a marzo de este año difundidos por el Ministerio de Economía, este porcentaje alcanza el 45% del PBI.
En total la deuda pública argentina es de u$s 173.147 millones. La mitad se encuentra en manos de organismos públicos, un 14% la poseen los organismos bilaterales y multilaterales (se incluye al Club de Paris en este segmento), y un 36% la tiene el sector privado (un 22%, los no residentes mientras que los inversores locales tienen un 14% de los bonos emitidos).
Otros puntos a tener en cuenta sobre la composición de la deuda argentina son:

  • Del total de la deuda, el 71% se explica por títulos públicos, cuyo stock suma U$S 122.537 millones. Dentro de ese rubro, las tenencias del BCRA representan el 26% o u$s 31.404 millones. En este monto se incluyen u$s 25.725 millones por Letras Intransferibles que emitió el Tesoro a la entidad monetaria por las reservas transferidas durante los últimos dos años.
  • El BCRA posee el 62% del Discount 2033 en pesos y un 15% de estos títulos emitidos en dólares; un 17% del Bonar 2017 en dólares y un 14,6% del Cupón PBI en moneda norteamericana.
  • La ANSES, vía el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), posee el 23% del total de títulos, es decir u$s 27.845 millones. Casi la mitad de esta cifra se explica por la posición en bono Cuasipar.
  • Luego de las emisiones tras la reapertura del canje, el 64% de los títulos públicos en circulación son en moneda extranjera, en su mayoría en dólares. Todavía queda algo más de un 25% que se compone de bonos ajustados por el IPC-INDEC, en tanto el 10% restante son títulos en pesos, a tasa fija o variable. 
  • Entre los títulos en moneda extranjera, que suman en stock u$s 78.462 millones, el sector público posee el 45%: el 35% de BCRA, el 9% ANSES y el 1% del conjunto Banco Nación y Banco Provincia. Se destacan principalmente las posiciones de Discount Ley Argentina, Bonar X y Boden 2015 de ANSES y la posición de Bonar X del Banco Central.
  • Los títulos en pesos que ajustan por CER sumaban a marzo de u$s 32.343 millones, y el 69% estaba en manos de organismos públicos. ANSES posee el 44% del total en circulación, fundamentalmente por las posiciones en Cuasipar mencionadas, que explican casi u$s 13.000 millones de los poco más de u$s 14.000 millones en cartera. (Agencia Paco Urondo)
  • 09.07.2011

    Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en diario BAE) En un artículo de 1997 el economista estadounidense Dani Rodrik señalaba que la globalización había llegado muy lejos y que el mundo se hallaba al borde de un abismo. Rodrik fue tan poco escuchado como Keynes en los años 20 y en los dos casos la crisis económica y financiera, tanto en 1929 como en el 2008, estalló en el mundo sin que la teoría económica dominante pudiera preverlo. ¿Estamos ahora, como en la década del 30, frente a un nuevo proceso de desglobalización que dio lugar entonces a la Segunda Guerra Mundial? ¿Es simplemente un período pasajero y no tan dramático como en esos años?

    En todo caso, es preciso, antes de dar una respuesta, hacer un balance de los resultados de la globalización, tal como comienzan a hacerlo en el mundo los mismos organismos internacionales y los economistas del establishment económico y financiero mundial, reconociendo tardíamente las advertencias de Rodrik como en su época ocurrió con las de Keynes. Varios son los aspectos que se cuestionan y que expondremos a continuación:
    1. La globalización financiera -entendida como una apertura irrestricta de los mercados financieros, una absoluta libertad en el movimiento de capitales, la aparición de nuevos intermediarios y productos y la capacidad de protegerse y especular sobre los riesgos de la finanzas mundiales- ha fracasado. La conclusión de un informe del Banco Mundial, todavía en plena euforia, en 2005, era que “los riesgos de la globalización financiera fueron subestimados y las ganancias sobreestimadas”.
    2. Ya en plena crisis del 2008, la revista neoliberal The Economist, que un década antes había publicado una serie de números señalando los beneficios de la globalización, hablaba ahora de “desastres financieros periódicos, crisis de la deuda, fugas de capitales, crisis de los tipos de cambio, quiebras de bancos, cracs bursátiles…bastante para forzar a un buen liberal a detenerse en esos hechos y reflexionar”.
    3. Los períodos de liberalización financiera nacionales o internacionales son los que más crisis han producido local o mundialmente. El auge de los mercados financieros en el mundo desde los años 70 ha originado, tanto en el centro como en la periferia, más de una treintena de crisis, desde el Japón y el sudeste asiático, pasando por varios países latinoamericanos, hasta el mismo corazón del sistema: Estados Unidos y la Unión Europea.
    4. Según Kenneth Rogoff, que fue economista en jefe del FMI “no se ha podido demostrar teóricamente que la globalización financiera en si permita obtener tasas de crecimiento más elevadas”.
    5. Para el caso de los países en desarrollo, recurrir a los capitales extranjeros no ha dado como resultado un crecimiento más rápido de los mismos. Por el contrario, han crecido más lentamente o no han crecido e, incluso han caído, a raíz del endeudamiento externo, en profundas crisis financieras. El caso de la Argentina es bastante significativo como para aclarar el tema.
    6. Por el lado de la libertad comercial la globalización produjo efectos aún peores. En vez de poner en evidencia, según la teoría corriente, los presuntos beneficios en empleo e ingresos de la división internacional del trabajo ha ocurrido lo contrario. Los países más competitivos son los que pagan menos salarios, como el caso de China o la India, y la delocalización de empresas para aprovechar la oportunidad de obtener menores costos y mayores rentabilidades se ha traducido en un desempleo creciente, incluso en los países ricos, y en una disminución de la demanda mundial.
    7. Las bajas de las tarifas aduaneras por la liberalización comercial produjeron en numerosos países enormes pérdidas fiscales, lo que trajo aparejado para la mayoría de ellos déficits fiscales y comerciales paralelos considerables.
    8. La globalización ha vuelto más vulnerable a la economía mundial en su conjunto. La rapidez con la cual se ha difundido en todo el mundo la crisis que se desencadena en el 2008, ha derrumbado como un castillo de naipes los principales indicadores de esa globalización: las exportaciones mundiales y el flujo de inversiones extranjeras cayeron a casi la mitad en los últimos años, mostrando como en los años 30 la posibilidad de una reversión del proceso.
    9. Según Rodrik, en un artículo reciente, la globalización atenta contra la democracia porque los Estados Nacionales en vez de la preferencia democrática en proteger los empleos y los ingresos de sus ciudadanos obedecen a los deseos de los organismos internacionales de atraer capitales externos y condicionar sus economías.
    10. Los planes de ajuste que, en este sentido, se pretenden implementar en los países europeos que están en plena crisis, demuestran las resistencia de los pueblos y el ocaso de los aparatos políticos que pretenden implementarlos. Ni los gobiernos de esos países ni sus opositores, representan la voluntad mayoritaria de la gente. Los sistemas resisten porque las instituciones son difíciles de cambiar aunque se erosionan cada vez más.
    11. Entre los muchos negocios a los que la globalización ha dado lugar bajo el barniz de instituciones que se han prestado a ese juego está el de las entidades calificadoras de riesgos. El diario Público de España viene de presentar una profunda investigación sobre esas entidades, que rebajaron sistemáticamente la calificación de Cajas de Crédito públicas españolas para hundirlas en la quiebra y aprovechar el proceso de privatizaciones consiguiente en beneficio de grandes bancos ligados a ellas quienes las compran a un precio vil. Para muestra basta un botón. El auge de los paraísos fiscales, la extensión de la criminalidad internacional, el lavado de dinero, las inmensas ganancias de las multinacionales, esos fueron los verdaderos resultados de la globalización.
    12. El ejemplo de los países emergentes y, en particular, de los del sur del continente latinoamericano, muestran que se puede salir de las crisis con modelos de desarrollo productivos y más igualitarios, alejados también del juego de las finanzas globales. Paul Krugman, respondiendo a los caballos de troya nacionales que solemos tener en contra de nuestros propios intereses, ha señalado muy bien el ejemplo argentino como modelo para salir de la crisis griega.
    Volviendo al principio, después de esta crisis, el mundo no puede ser reconstituido sobre las mismas bases. El capitalismo siempre fue mundial para unos pocos y nacional para los demás. La pretendida globalización no es más que una piedra con la que se pretende encadenar las economías de los estados-nacionales. Lo que hace falta ahora es tirar esa piedra y liberar las fuerzas económicas de todos los países a través de reglas de juego que permitan a cada uno de ellos proteger sus intereses nacionales en una economía internacional no colonizada por los más poderosos. No lloramos ahora por la Argentina sino por el desmoronamiento del mundo globalizado. (Agencia Paco Urondo)

    05.07.2011

     
    Villa María, Córdoba (Agencia Paco Urondo, publicado en Prensa Argentina, gentileza Sergio Pindo) El director del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), Jorge Neme, anunció que el objetivo perseguido por el gobierno nacional es el de llegar a los 6 millones de hectáreas. El plan, financiado por el BID y el Estado, es para integrar las cadenas productivas y agregar valor.
    El objetivo del gobierno nacional es el de llegar a los 6 millones de hectáreas bajo riego y de este modo triplicar el monto que se da en la actualidad, informó el director del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), Jorge Neme.
     

     
    La idea, según declaró, es “avanzar en las integración de las cadenas productivas y la agregación de valor”. En una entrevista periodística, el funcionario dijo: “Tenemos recursos hídricos para irrigar 16 millones de hectáreas, y hoy sólo son 2 millones, que representan 7% de la superficie agrícola sembrada, pero explican el 22% del producto total agropecuario”.
    El Prosap es un plan que ofrece financiamiento y asistencia técnica para las inversiones en infraestructura y está asociada a la actividad agrícola en todo el país. Es una iniciativa que cuenta con un presupuesto de 250 millones de dólares, en un 80% financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el resto por el Estado nacional. “Nosotros somos un banco de inversión que prestamos y luego las provincias devuelven con los mecanismos de coparticipación federal”, precisó Neme.
    El funcionario precisó que el 50% de la cartera de proyectos del Prosap apunta a reconstruir los sistemas de riego, y destacó la “fuerte intervención” en provincias como Chubut, Neuquén, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta y Córdoba. "Tenemos la oportunidad de regenerar el tejido social y productivo y, sobre todo, ocupar el conjunto de nuestro territorio", tal como propone el Plan Estratégico Agroalimentario, concluyó Neme. (Agencia Paco Urondo)
     

    04.07.2011

    Mar del Plata, Buenos Aires (Agencia Paco Urondo) El gobierno bonaerense vetó la ley de expropiación del Frigorífico Sadowa, aprobada por el poder legislativo de la provincia en abril, luego de dos años de lucha por parte de los trabajadores de la Cooperativa Recuperar.

    El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, vetó esta semana la ley de expropiación del Frigorífico Sadowa de Mar del Plata, sancionada por Diputados y Senadores provinciales en abril de este año. La sanción permitía que la planta no fuera vendida por los mismos empresarios que la llevaron a la quiebra a una empresa constructora de Barrios privados. Ahora se deberá esperar a que la Cámara de Diputados rechace el veto el próximo 13 de julio y que posteriormente el Senado lo convierta en Ley definitiva. Mientras tanto, los trabajadores de la Cooperativa de Trabajo Frigorífico Recuperar, siguen esperando que el poder político les permita reabrir su fuente de trabajo, que ya se encuentra paralizada desde hace más de dos años.
    “El caso es que los ex-trabajadores de  Sadowa no pueden esperar más tiempo”, declaró Marcela Macellari, abogada de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT). “A los trabajadores se les negó todo tipo de oportunidades en el trámite de la quiebra y el juez procedió a rematar 50 hectáreas de campo, incluido el frigorífico, por la módica suma de 6 millones de pesos. Y a pesar de conocer la media sanción de la ley de expropiación, no quiso oír ni esperar a los trabajadores. Es difícil comprender por qué, justo ahora que se acaba de reformar la Ley de Quiebras, favoreciendo la recuperación de empresas, tengamos un juez que niegue todas las posibilidades y un gobernador que sigue en la misma línea”.
    Por otra parte, Carlos Vega, presidente de Recuperar, defendió el proceso de recuperación y autogestión que vienen llevando a cabo los trabajadores en una ciudad con altos índices de desocupación: “Ya tuvimos experiencias que nos llevaron a la quiebra en varias oportunidades, como sucedió con San Telmo, Sadowa y con el grupo Santa Bárbara, y siempre llegamos a lo mismo. Nosotros queremos una fuente de trabajo para la totalidad de los trabajadores. Mar del Plata no puede darse el lujo de perder más fuentes de trabajo. Muchas empresas quebraron y el trabajador nunca cobra”. (Agencia Paco Urondo)

    27.06.2011

    Nueva York, EE.UU. (Agencia Paco Urondo, traducción por José Cornejo, publicado en el blog de Krugman, en el New York Times) Argentina sufrió terriblemente desde 1998 hasta 2001, cuando trató de ser (económicamente) ortodoxa y hacer las cosas correctamente. Luego de declarar el cese de pagos (“default”) a fines de 2001, fue hacia una recesión muy severa, pero pronto comenzó una recuperación veloz y eso continuó por un tiempo prolongado. Seguramente el ejemplo argentino sugiere que el default es una gran idea, los argumentos contra el default griego apuntan a que es un país diferente (lo que en verdad es discutible).
    Me impactó profundamente una persona que dijo que, desde entonces, Argentina no es considerada un país serio; ¿no debería ser eso un país Serio? En Argentina, como en cualquier lugar, ser “Serio” resultó un desastre.

    En inglés:
    Argentina suffered terribly from 1998 through 2001, as it tried to be orthodox and do the right thing. After it defaulted at the end of 2001, it went through a brief severe downturn, but soon began a rapid recovery that continued for a long time. Surely the Argentine example suggests that default is a great idea; the case against Greek default must be that this country is different (which, to be fair, is arguable).
    I was really struck by the person who said that Argentina is no longer considered a serious country; shouldn’t that be a Serious country? And in Argentina, as elsewhere, being Serious was a disaster. (Agencia Paco Urondo)

    25.06.2011

    Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Télam) El economista, quien presidió el Fondo Monetario Internacional entre los años 1987 y 2000, reconoció que el organismo cometió "muchos errores" durante la década del 90. "Hicimos seguramente muchas tonterías”, sostuvo. Hicimos seguramente muchas tonterías y errores, pero recuerdo que aquel problema de la deuda se resolvió. Costó mucho tiempo ayudar a los dirigentes a abrir los ojos sobre cuál era la situación", afirmó el dirigente galo al participar ayer en Buenos Aires de un encuentro organizado por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE).

    "En los 90 el lidership, la iniciativa no era del FMI, sino del Gobierno", recordó y consideró que la actual participación como miembro de la Argentina dentro del Grupo de los 20 (G-20) es un signo de que el país "recuperó" su standard internacional y que fue visto como un "país ejemplar". En su extensa disertación, en la que habló en castellano, hizo alusiones a las encíclicas papales, a la importancia de la ética en las relaciones económicas, a la distinción de la dignidad del hombre como centro de las políticas públicas.
    A pesar de que el organismo multilateral fue uno de sus principales exponentes, Camdessus criticó el neoliberalismo de los años 90 y deslizó que a su criterio el G-20 no es legítimo porque no incluye a los 192 países del orbe. También consideró que el sistema monetario y financiero del futuro se tendrá que modificar para que se reconozca el peso de las naciones emergentes y ejemplificó que deberá pasar del dominio del dólar hacia un sistema multipolar de multimonedas.
    Bregó por la construcción de un mundo "más feliz" en el que se den pasos adelante hacia la globalización "en defensa de la persona". "A todos nos toca y a los argentinos también porque son miembros del G20", recordó. Dijo que la "deuda" actual es con "los más desafortunados", citó a encíclicas de Juan Pablo II que hablan de procurar la "virtud de la dignidad humana" y sostuvo que "no puede haber progreso real sostenible si no se cumple con esta deuda. Ese debe ser nuestro compromiso", afirmó.
    Consideró que la crisis económica mundial que se inició en el año 2007 fue "la primera crisis de la globalización" que nos dejó como consecuencia "un mundo estropeado, en un nuevo equilibrio geopolítico, con carencias mortíferas por enfrentar". "En este mundo la distribución del poder está siendo modificada de manera positiva", consideró al señalar el peso que están teniendo las naciones emergentes. Recordó que mientras que en los próximos años el mundo avanzado crecerá entre 2,5 y 2,7 por ciento, los países emergentes y las naciones en desarrollo lo harán en un 7 por ciento.
    "El 80 por ciento del crecimiento del mundo resultará del desarrollo de los países emergentes", señaló al anticipar las décadas venideras. Ahí fue cuando sostuvo que el sistema monetario y financiero del futuro se tendrá que modificar para reconocer a las naciones emergentes y "pasar del dominio del dólar a sistemas multipolares y multimonedas". Reconoció que ahora, los países emergentes, con su pertenencia al G20 "comparten la responsabilidad del progreso global". Al referirse a las carencias que generó durante la década del 90 el neoliberalismo, hizo foco en "errores técnicos" y a "faltas morales" a la ética.
    Se preguntó cómo los dirigentes de aquellas época se adormecieron en ese desliz y se contestó que eso se basó en la "seducción del dinero, en la ceguera de todos". Dijo que ese modelo neoliberal se desmoronó en el año 2008, porque era un modelo de autosuficiencia. Bregó porque la solución de las crisis se concentren en las personas y no en el logro de ganancias inmediatas e instó a la creación de generaciones de dirigentes con responsabilidades sociales. Resaltó el papel del Estado en su responsabilidad de buscar una nueva gobernanza mundial y consideró que la agenda del G20 es lograr la reforma del sistema monetario internacional y procurar resolver las carencias globales.
    Camdessus fue presentado por el presidente del encuentro, Luis Bameule, luego del cual habló brevemente el jefe de Gobierno de la ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mauricio Macri. Asistieron al encuentro representantes del mundo empresarial, de la banca, la industria, las finanzas y la Iglesia. Estaban entre otros Jaime Campos, titular de la Asociación de Empresarios Argentinos (AEA); Hugo Biolcatti, presidente de la Sociedad Rural y monseñor Jorge Casaretto, titular de Cáritas Argentina. (Agencia Paco Urondo)