Economía
08.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Cristina Fernández encabezó un acto en la sede de YPF, en el que Sebastián Eskenazi informó el descubrimiento de un megayacimiento de gas y petróleo en Neuquén, en el marco del la presentación del balance del programa de Desarrollo Exploratorio y Productivo 2010-2014, que apunta a conocer el potencial de reservas y gas en el país, y a chequear las posibilidades de hallazgo de hidrocarburos en el mar Argentino. Esto incrementará hasta cinco veces el volumen de las reservas de gas del principal yacimiento explotado por Repsol-YPF, que está en Loma de la Lata, también en Neuquén, y en un plazo perentorio permitiría sustituir las importaciones de gas.
 

 

 

(Agencia Paco Urondo)
 

03.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) El ministro de Economía, Amado Boudou, también estuvo en el Cabildo, dando su mensaje al cumplirse un mes de la despedida a Néstor Kirchner. Sus palabras, en 4:40 minutos.
 

 

(Agencia Paco Urondo)
 

23.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Cars Magazine) La automotriz anunció que canceló antes de lo previsto la totalidad del saldo del préstamo que le concedió el Gobierno en junio de 2009 para el desarrollo del Chevrolet Agile en Rosario. Sergio Rocha visitó a Cristina de Kirchner y le comunicó la noticia.

GM Argentina ya había pagado el 50% del crédito de $ 259 millones, que ahora canceló al 100%.
Dos años antes de lo previsto, General Motors Argentina canceló el saldo restante del préstamo que le otorgó el Gobierno nacional, a través de ANSES, para el desarrollo e inicio de la producción del Chevrolet Agile en la planta que la automotriz tiene en Rosario, Santa Fe. El presidente de la compañía, Sergio Rocha, le llevó la noticia en persona a la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.
GM ya había cancelado anticipadamente el 50% del préstamo de 259 millones de pesos, a pesar de que el plazo original vencía en 2013. La inversión total que requirió el Agile fue de 500 millones de pesos, destinados al aumento de la capacidad de producción y al desarrollo de autopartistas, entre otros aspectos. El Gobierno otorgó el crédito por $ 259 millones en junio de 2009, cuando la crisis financiera internacional hizo peligrar la inversión.
“Agradecemos el respaldo del gobierno argentino, ya que nos permitió reforzar un proyecto de inversión para fabricar un vehículo revolucionario en su segmento y que además generó importantes fuentes de empleo, directo e indirecto, en el país”, afirmó Rocha. (Agencia Paco Urondo)

15.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Pablo Urien, publicado en La Nación) Menos desempleo, igual informalidad, expansión del Estado, retroceso de la flexibilización laboral y nuevas formas de buscar ocupación son signos de los 2000

En los años 90, las empresas fueron protagonistas. En esta década, los derechos de los trabajadores. Pero para sacar conclusiones hay un factor disonante: la intervención del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Una medida cuestionada hasta por sectores públicos, como la UBA, por privados y también en ámbitos internacionales. Esta intervención de 2007 llevó a que las cifras oficiales estén bajo sospecha, y sean difíciles de comparar con las anteriores, ya que se medía de manera diferente. Dicho esto, diez cambios en el empleo entre 2000 y 2010.
1 Trabajo en negro
El empleo asalariado no registrado en 2000 era de 37,7% y hoy es de 36,6%. Fue en 2004 cuando la tasa de empleo asalariado no registrado superó el 45% del empleo total. Entre 2004 y 2008 el registro aumentó en casi 10 puntos porcentuales. "La caída de la informalidad se dio por la baja de impuestos en algunos sectores, como las pequeñas empresas, y la mejora de beneficios, como a los monotributistas y el servicio doméstico", dice Juan Luis Bour, economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL). Entre el segundo trimestre de 2008 e igual período de 2010 la tasa de empleo asalariado no registrado dejó de decrecer y se mantuvo oscilante en torno del 36 por ciento.
2 Empleo publico
Según un informe de FIEL, el empleo público creció un 43% desde 2002 hasta la actualidad. Aquel año había 2.220.000 personas trabajando para el Estado. Hoy hay 3.300.000 personas que trabajan en este sector. La reestatización de empresas, el traspaso de los empleados de las AFJP a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la de Seguridad Social (Anses) son algunas causas de esta suba. "Es, sin duda, la porción más dinámica del empleo, y explica el fuerte salto en gasto de las provincias", dice Bour.
3 Legislación laboral
Gustavo Gallo, abogado especializado en Derecho Laboral, dice que en la última década existen muchos más proyectos para diversas reformas laborales (entre ellas, la participación de los empleados en las ganancias) que normas efectivizadas. No obstante, algunas se destacan en la ley de contrato de trabajo: en caso de duda sobre la procedencia de una demanda, tiene razón el trabajador (Art. 9); la edad para trabajar con autorización paterna se elevó de 14 a 16 años (Art. 32); el trabajador puede oponerse a un cambio en su contrato sin necesidad de darse por despedido (Art. 66); el empleado part-time que excede los dos tercios de una jornada la cobra completa (Art. 92).
4 Sindicatos
El 37% de los asalariados está sindicalizado. Según Norberto Ciaravino, jefe de Gabinete del Ministerio de Trabajo, en 2003 había 3438 sindicatos, incluyendo aquellos con simple inscripción. Hoy hay 4144. "Desde 2003 se crearon 4,5 millones de puestos de trabajo; 3,5 millones en blanco. Entonces la cantidad de afiliados creció. Para dar una idea, la construcción pasó de 70.000 afiliados a 300.000. Este es un Gobierno que promueve la actividad sindical y le da mucha importancia a la negociación colectiva. Pasamos de tener 200 negociaciones por año a 1500. Y este año esperamos llegar a las 1700", dice el funcionario.
5 Solapamiento salarial
Se da a partir del auge de las paritarias, provocando que un jefe gane igual o menos que su subalterno. Es una situación derivada de la diferencia entre empleados dentro del convenio y el personal jerárquico, fuera del convenio. Zoltan Rosenfeld, director asociado de la consultora Mercer, aclara: "En la encuesta de solapamiento, de Mercer y la Asociación de Dirigentes de Recursos Humanos de Argentina (Adrha), en octubre el 83% de las empresas admitió que los aumentos de salarios del personal de convenio otorgados en el año han agravado, mantenido o generado el solapamiento con el personal fuera de convenio".
6 Salario Mínimo
En 2000 era de $ 590 y en 2010, 2088. Según Jorge Colina, director del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa), éstos son valores nominales que, corregidos por inflación, dan que el salario real es similar al de hace diez años. "El aumento del salario mínimo no está acompañado por el aumento de ingresos para los trabajadores informales", explica Patricio Millán, director de la Escuela de Economía Francisco Valsecchi de la Universidad Católica Argentina (UCA). Es decir, aumentó la brecha salarial entre empleados en blanco y en negro.
7 Desempleo
Según las últimas cifras oficiales, la tasa de desocupación se ubicó en 7,6% en el tercer trimestre de este año, lo que implica un descenso de 1,5 puntos con respecto al mismo período de 2009. En 2000, la desocupación era de 18,3%. Pero fue en 2002 cuando se dio un récord, ubicándose en 21,5%. Eran tiempos en los que las cifras del Indec no se cuestionaban. "La caída desde 2000 es pronunciada -dice Bour-. En buena medida se da por el aumento de la actividad y por la gran caída de los costos laborales en 2002, que desaparece en 2008."
8 Costos laborales
Para Millán, el trabajo informal disminuyó a partir de 2003, pero creció a partir de 2008, justamente a causa de los costos laborales, que están ahora en el mismo nivel que en 2001."El efecto inflación se comió el efecto devaluación", dice Millán. Bour, de FIEL, explica: "El aumento de los costos laborales que tenemos en 2010 se da por un fuerte crecimiento de la economía, que se estima en un 9,6%, con escasa creación de empleo formal privado (no mucho más del 2,6%). Hay dudas hacia adelante sobre que estos costos sean pagables."
9 Búsqueda de trabajo
Hace diez años los portales de Internet para búsquedas laborales no existían. Hoy representan una manera eficaz de buscar trabajo. Se suman también las páginas que tienen las propias empresas, donde se puede cargar el currículum, y la incidencia de las redes sociales, como LinkedIn, que funcionan como carta de presentación.
10 Puestos con demanda
"La demanda del mercado laboral argentino responde espasmódicamente a los vaivenes económicos y no a un planeamiento estratégico de desarrollo humano, por sector e industria", dice Matías Ghidini, de la consultora Ghidini-Rodil. "A principios de 2000, antes de la crisis, la demanda ya había menguado significativamente. Los perfiles pedidos eran apenas algunos orientados a marketing, trade [comercio] marketing, supply chain [cadena de valor] y finanzas. Hoy los perfiles más solicitados son los especialistas de IT [tecnología], los ingenieros en general y, en particular, aquellos de especialidades vinculadas con la industria petrolera y la minería; y también los contadores." (Agencia Paco Urondo)

08.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Fernando Bertello para La Nación) Las ventas de la industria subirán este año casi un 24 por ciento
Empujadas por el precio de la soja, las ventas de maquinaria agrícola marchan a buen ritmo y la industria del sector apunta a cerrar el año con un crecimiento en la facturación de casi un 24 por ciento (exactamente, 23,8%) respecto del año pasado.
Según proyecciones de Mario Bragachini, referente en maquinaria agrícola del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en 2010 las ventas de este sector, sumando maquinaria nacional e importada, rondarán los US$ 1350 millones. Se trata de 260 millones de dólares más que en 2009.
El año pasado, la industria de este sector facturó 1090 millones de dólares. En 2008, en plena pelea entre el Gobierno y el campo por las retenciones móviles, las ventas se habían ubicado en US$ 1250 millones, mientras que en 2007 se había alcanzado un monto similar a los US$ 1350 millones que ahora volvería a mover el negocio, según Bragachini.
Además de vender más que en 2009 en el mercado interno, las empresas también exportarán más. Según el especialista del INTA, en 2010 colocarán en el exterior equipos por US$ 250 millones, un 15,2% más que en 2009.
"El año tuvo una evolución muy positiva respecto de 2009, fundamentalmente por la excelente producción y el alza en los precios de las commodities . Estos dos factores ayudaron en la decisión de los productores de invertir y renovar el parque de maquinaria agrícola", comentó Christian Lancestremere, presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas de Tractores (Afat).
Entre otros rubros, se observa una importante demanda en cosechadoras y tractores. Lancestremere cuantificó que el mercado de cosechadoras subirá 100 por ciento, "alcanzando un nivel de venta de 1100 cosechadoras". En tanto, en tractores el mercado crecerá 70 por ciento, con un volumen de 5600 unidades.
Pese a estas cifras, en volumen el mercado de cosechadoras, por ejemplo, no será récord, algo que se logró en 2004 con 3080 unidades.
Buenos precios y créditos
Héctor Sendoya, gerente general de Agco Argentina, que coincidió en que en tractores y cosechadoras "hay un crecimiento significativo" de las ventas, explicó que en estos rubros, de todos modos, "aún son menores en un 30 y un 50 por ciento" respectivamente, respecto de 2008. Para Sendoya, "el precio [de los granos] y la visión de que el negocio [del campo] está bastante bien", ayudan a una mejor performance en las ventas.
Otros empresarios consultados expresaron que perciben una recuperación de la demanda.
Desde Agrometal, Rosana Negrini, presidenta de la empresa, sostuvo que allí van a terminar 2010 con un 30% más de sembradoras vendidas que en 2009. De todos modos, aclaró que todavía no estarán en torno a la cantidad de unidades vendidas en 2008.
Negrini destacó que en lo que va del segundo semestre del año, la demanda está influida por la cosecha en , que tuvo una producción récord de soja, el buen tiempo en el inicio del actual ciclo, la mejora en los precios de los granos y la asistencia crediticia que están realizando los bancos.
Sobre este último punto, el Gobierno, a través del Banco Nación, implementó una línea con una tasa subsidiada del 8 por ciento para equipos nacionales. Para varios industriales, este crédito ayudó a impulsar las ventas. "La intención de compra por intermedio del Banco Nación fue muy grande en general", comentó Néstor Cestari, ejecutivo de la firma que lleva su apellido.
En 2009, alrededor del 43 por ciento de la maquinaria nacional se comercializó por la vía de este financiamiento.
En la firma Cestari, que fabrica acoplados tolva para la cosecha, observan, por ejemplo, un incremento en sus ventas del 50%, comparando octubre de 2010 con igual mes de 2009, año que fue de bajas ventas, según dijo el ejecutivo.
"Si los precios se mantienen, acompaña el clima, las herramientas crediticias funcionan en tiempo y forma, y comienza el diálogo tan esperado campo-Gobierno, Gobierno-campo, seguirá subiendo el porcentaje de ventas", señaló Cestari.
Finalmente, en Akron, fábrica que, entre otros equipos, también produce tolvas, Alberto Gaviglio, socio de la firma, afirmó que tanto en el mercado interno como en el exterior las ventas de la compañía subieron este año un 30 por ciento. (Agencia Paco Urondo)

05.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Javier Blanco publicado en La Nación) La Bolsa, la soja y las reservas marcaron nuevos récords; el riesgo país, en torno de los 500 puntos.

El seguro de "dólar barato" que virtualmente entregó anteayer -y a ocho meses vista- la Reserva Federal de Estados Unidos (banco central de ese país), al decidir que inyectará otros US$ 600.000 millones en el mercado de aquí al segundo trimestre de 2011, para asegurar la reactivación de la economía, desató ayer una nueva oleada de apuestas contra esa divisa que revalorizó al resto de las monedas y materias primas e hizo que las bolsas de países emergentes volvieran a sus niveles precrisis.
Localmente, el fenómeno generó las condiciones para que la Bolsa porteña marque su 11° récord nominal de precios consecutivo (con el mayor volumen de negocios del año), la tonelada de soja en pesos alcanzó un nuevo máximo histórico, las reservas del Banco Central (BCRA) están en un nivel inédito cercano a los US$ 52.300 millones y la tasa de riesgo país perforó el nivel de los 500 puntos básicos por primera vez en 32 meses (cerró en 507), luego de haber multiplicado por cuatro ese valor en lo peor de la crisis global.
Y en lo más tangible, le permitió a la empresa Arcor, la mayor productora mundial de caramelos y el principal exportador doméstico de golosinas, tener un debut muy auspicioso en los mercados internacionales, con una baja de al menos medio punto en la deuda que colocó.
Todo este fenómeno tuvo su correlato en el resto de los mercados de la región y el mundo, que mostraron un dólar cada vez más depreciado y una aceleración en la fuga hacia otras monedas (el real brasileño se apreció hasta US$ 1,678) y activos financieros que prometen dar mejores retornos. A la vez, exacerbó las apuestas por coberturas (la onza troy de oro se negoció en Londres a US$ 1381, un nuevo tope histórico), frente a una situación que juzgan cada vez más peligrosamente inflacionaria.
Entre el furor y la preocupación
El nuevo capítulo en la denominada "guerra de monedas" también aumentó la inquietud entre las autoridades de mercados emergentes, que temen los costos de este proceso de rebalanceo mundial que intentan los principales países. "Todos quieren que la economía de EE.UU. se recupere, pero no es para nada bueno sólo tirar dólares desde un helicóptero para hacerlo", dijo el ministro de Finanzas brasileño, Guido Mantega. "En la medida en que el mundo no ejerza restricciones a la emisión de monedas como el dólar, lo que no es fácil, la ocurrencia de otra crisis será inevitable", vaticinó por su parte Xia Bin, asesor del Banco Central chino.
"La búsqueda de mayores rendimientos, sumada a mayores expectativas de crecimiento para estos países, atrae capitales, efecto que se profundiza en el caso de los productores de commodities ", evaluó ayer el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), en un informe en que estimó que los flujos privados netos de inversión hacia los mercados emergentes podrían superar este año "los US$ 800.000 millones, cifra 40% superior a la verificada en 2009".
Sin embargo, tal vez los efectos más demostrativos del impacto que tuvo la decisión de la Reserva Federal se vieron entre las materias primas agrícolas, porque el dólar abaratado multiplica el poder de compra de los principales países demandantes de granos, aceites y harinas vegetales.
Ayer, las pizarras de la Bolsa de Chicago -referente mundial para los granos- mostraron subas superiores a los 13 dólares para la soja, que cerró a US$ 464,72 por tonelada. En el caso del maíz, la mejora resultó de 3,54 dólares y su precio quedó en US$ 232,27. Pero el dato más significativo para la Argentina es que estos dos granos, que son los que concentran las mayores exportaciones del complejo cerealero local, acumulan ganancias de 40,1 y de 55,6% desde el 30 de junio pasado, cuando se intensificó la "guerra de monedas".
A nivel local, la soja subió ayer $ 30 y marcó un nuevo récord, al cotizarse a $ 1290 por tonelada en la Bolsa de Rosario. Allí, un año atrás, se negociaba a $ 970. Pero se sintió que lo resuelto por EE.UU. consolidó un ciclo alcista que se había revitalizado desde la reanudación de las ventas de aceite de soja a China.
Claro que lo que hoy se evalúa como una fiesta prolongada convive además con sus acechanzas. "Mientras EE.UU y Europa no puedan subir sus tasas de referencia, porque sus economías no despegan, seguiremos bien. Pero el día que las empiecen a subir o surjan dudas políticas a nivel local, el impacto del desapalancamiento (la contracara del paso de dólares a pesos que vimos últimamente) puede ser considerable. La bicicleta financiera ese día deja de pedalear", alertó el economista Gabriel Caamaño Gómez.
Con la colaboración de Dante Rofi (Agencia Paco Urondo)

01.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en El Cronista Comercial) La muerte de Néstor Kirchner ofrece una imagen de desamparo a una militancia que creía en su proyecto, cuya máxima expresión es el actual gobierno de Cristina Fernández, sus esposa y compañera en todos los diseños y arquitecturas de poder político. Esta desaparición y los interrogantes que abre pensando en el futuro, obliga a rastrear antecedentes o semejanzas en el pasado argentino. ¿Existen procesos parecidos, momentos de tristeza y de incertidumbre como los que estamos viviendo?

Es en el interior del peronismo donde podemos encontrar algunos rasgos que para algunos podrían igualarse, pero que nada tienen que ver. Quizás habría que rastrear el momento en el que falleció el líder máximo, Juan Domingo Perón, el 1 de julio de 1974. Su viuda, Isabel Martinez, mostró entonces un rostro mezcla de angustia y parálisis, de desconcierto y soledad. La rodeaban seguidores fieles, pero en medio de un sangriento enfrentamiento entre los mismos peronistas, las manipulaciones siniestras de José López Rega, la impunidad asesina de las Tres A que encontraban un techo protector en el Ministerio de Bienestar Social, la ruptura definitiva del Pacto Social, una profunda crisis económica, el ataque enceguecido de las agrupaciones guerrilleras y la mirada inquisidora y vigilante de los jefes de las Fuerzas Armadas.
En 1974 la ‘Inflación Cero’ de José Gelbard estaba agonizando. La corrida de los precios del petróleo importado había consumido dos tercios de las reservas en divisas argentinas disponibles. Ese mismo mes de julio el Mercado Común Europeo impuso la veda a la entrada de carnes argentinas, perdiendo el país un mercado consumidor de primer nivel. Se sobrefacturaban importaciones, se subfacturaban exportaciones, crecía el mercado negro y el desabastecimiento, se multiplicaba la evasión impositiva. Todo impactaba en los precios y crecían las presiones sindicales por mejoras salariales. El Ministerio de Economía detectó en esas semanas una evasión de capitales muy importante en los valores de entonces: 2.000 millones de dólares, que se sumaron a los 10.000 millones de dólares de argentinos depositados en cuentas en el exterior antes de 1973. La realidad económica era calamitosa: la industria denunciaba descapitalización, el agro cuestionaba porque se sentía excluído, los obreros reclamaban incrementos de salarios y el rojo de las cuentas fiscales era significativo. La deuda externa del país bordeaba ya a fines de 1974 los 8.000 millones de dólares (capital e intereses), un 14 por ciento más que en 1973. Economistas y empresarios clamaban por una urgente ayuda del Fondo Monetario Internacional para salir del atolladero.A don Alfredo Gómez Morales, reemplazante de Gelbard, le sucedió Celestino Rodrigo, un candidato de López Rega. La noche del 4 de junio de 1975 Rodrigo anunció un paquete de medidas ( cuyo ideólogo había sido Ricardo Zinn y equipo) que concluyó en un terremoto político. El ‘Rodrigazo’ implicó una devaluación del 100 por ciento, un incremento de los combustibles del 175 por ciento, aumentos de 80 al 120 por ciento en la luz y en los transportes. La tasa de interés se elevó al 50 por ciento en los créditos de corto plazo. Por supuesto: fue el derrrumbe de parte de la clase media y el empobrecimiento vertiginoso de vastos sectores de la población.Hoy por hoy, la presidenta Cristina Fernández está en una situación ideal. El nivel de reservas supera los 50.000 millones de dólares, hay capacidad política para destruir todos los factores de riesgo que puedan existir: inflación, cuentas públicas desequilibradas, entendimiento social. El país creció a ritmo sostenido entre 2003 y 2008 y bien podría recuperar la mecánica que permitió aquel proceso de optimismo. Por eso mismo, de ahora en más se requerirá ecuanimidad, diálogo entre los representantes de la clase dirigente y planes de largo plazo, con el mayor consenso posible. (Agencia Paco Urondo)

25.10.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en La Nación) La facturación de la categoría creció 57% en el año y ya es la tercera fuente de ingresos del sector.

Hace un par de semanas Mariano Sket se decidió finalmente a concretar la compra del televisor LCD que venía postergando, a la espera de una baja de precios post-Mundial. Desde hace meses ya tenía definidos el modelo y la marca, mientras que la elección del lugar de compra -el hipermercado de Coto en el Abasto- la decidió porque el Banco Galicia le ofrecía allí un descuento del 20% y 30 cuotas de plazo.
El caso de Mariano es un ejemplo del peso que fueron ganando en el último año los supermercados en el rubro de los electrodomésticos, compitiendo contra las casas especializadas del sector de la mano de las promociones bancarias y los descuentos con tarjeta de crédito.
En los primeros ocho meses de 2010, la facturación del rubro en las principales cadenas, como Carrefour, Walmart, Jumbo, Disco y Coto, creció un 57% -es decir, triplicó a la inflación real del período-, mientras que la de otros rubros no superó la barrera del 25%, como en los casos de alimentos y bebidas (24%), artículos de perfumería y bazar (22%), textiles (19%) y frutas y verduras (18%), según las estadísticas del Indec. Por su parte, los propios supermercados hablan de un crecimiento del 30% en volumen de las ventas de la categoría electro, al punto de que ya se convirtió en la tercera fuente de ingresos para las cadenas más grandes.
"Hoy los supermercados compiten de igual a igual a la hora de ofrecer cuotas sin interés, reducciones de precios y paquetes de beneficios. La compra en cuotas sin interés o con grandes descuentos, ya sea en electrodomésticos o electrónica, se encuentra tanto en un supermercado como en un canal especializado", sostiene Emiliano Schwartz, gerente de Tomadato, una consultora especializada en el relevamiento de precios y ofertas en la industria del retail.
En los supermercados reconocen que la fiebre de los televisores LCD que trajo aparejada el Mundial de fútbol significó un punto de inflexión para las ventas de electrodomésticos en sus locales, ya que las grandes cadenas se subieron a la ola de las 50 cuotas sin interés que lanzaron las casas especializadas como Garbarino y Frávega.
"Históricamente, el rubro bazar tenía un peso muy importante para un hipermercado, detrás de los productos de almacén y los frescos. En cambio, ahora ese lugar fue ocupado por los electrodomésticos", precisa César Trivilino, director del área Electrodomésticos de Carrefour Argentina, que ya se consolidó como el cuarto jugador del país en la venta de equipos, detrás de Garbarino, Frávega y Megatone.
Cambio en el consumidor
Los supermercadistas explican el crecimiento del canal no sólo por las cuotas y los descuentos con tarjeta, sino también a partir de un cambio en el perfil de los consumidores. "Antes un comprador buscaba asesoramiento a la hora de elegir un televisor, y ahora cada vez más gente prefiere hacer una investigación previa y al llegar al punto de venta agarra directamente el LCD de la góndola", sostienen en Jumbo Retail, la empresa del grupo Cencosud que controla las cadenas Disco y Jumbo.
En Walmart también dan cuenta del cambio en la percepción que tienen los consumidores sobre los supermercados a la hora de definir la compra de un electrodoméstico. "Los consumidores ven en las grandes cadenas respaldo y cada vez mayor variedad", reconoce Horacio Barbeito, director comercial de Walmart.
El ejecutivo además precisa que el crecimiento de la categoría electro está liderado por categorías como televisores y computación: "Las tabletas, como la iPad o marcas similares, se perfilan como la próxima ola de cambio de tecnología y mayor conectividad".
Casi como una consecuencia inevitable, el crecimiento del canal supermercados fue acompañado por una mejora en la relación con los proveedores. "Los fabricantes de electrodomésticos y electrónica son los primeros en tomar en cuenta el peso de los supermercados en las ventas. Antes las marcas trabajaban con un cupo pequeño de producto para dárselo a los supermercados, y ahora las condiciones de operación son prácticamente las mismas", explican en Jumbo.
Por su parte, en Carrefour destacan que está desapareciendo la brecha de tiempo que tradicionalmente existía entre el momento en que se producía un lanzamiento de un nuevo modelo de televisor o heladera en una casa especializada y su llegada a la góndola del supermercado.
"Los especialistas siempre tenían las últimas novedades y nosotros íbamos muy rezagados; en cambio ahora estamos prácticamente en línea o apenas unos días atrás", sostiene Trivilino. (Agencia Paco Urondo)

23.10.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en La Nación) En celulares, banda ancha y tarjetas de crédito, esos hogares ya tienen un peso superior al 50%

Por más que la mayoría de las empresas prefieran, el menos en el discurso, ignorarlos y continúen actuando como si los pobres no existieran, cada vez es mayor el peso de los sectores de menores ingresos en algunos rubros que a priori parecían exclusivos de la clase media.
De acuerdo con un estudio realizado por la agencia de publicidad JWT, la banda ancha, los celulares y las tarjetas de crédito son negocios en los que los hogares de clase media baja y clase baja ya tienen un peso superior al 50%. Además, tres cuartas partes de los compradores frecuentes de indumentaria y calzado también pertenecen a los sectores de menores ingresos.
"Los anunciantes parecen dirigirse a un consumidor promedio, representativo de una «clase media-media». Sin embargo, la realidad socioeconómica de los consumidores argentinos dista mucho de esta representación ideal, especialmente a partir de la crisis de 2002, que dejó una extensa clase media empobrecida que conserva valores del pasado, pero con un ingreso recortado", explica Gonzalo Fonseca, director de Planeamiento de JWT.
La penetración que lograron las tarjetas de crédito en la base de la pirámide es el mejor ejemplo de este nuevo escenario.
Según el estudio privado, hoy el 58% de los argentinos que tienen un plástico pertenece a hogares con ingresos familiares apenas superiores a los $ 4000 mensuales, es decir, que forman parte de los segmentos de clase media empobrecida para abajo.
Otro ejemplo de masividad es el de los abonos de banda ancha. El acceso a Internet dejó de ser un consumo exclusivo de un determinado segmento de la población, a tal punto que los hogares de clase media para arriba -lo que en términos marketineros se conoce como C2 y ABC1- representan el 46% de este mercado, mientras que el otro 54% corresponde a un segmento de la población con menores ingresos.
Esta popularización de la banda ancha va a contramano de lo que muchos piensan asociando a la banda ancha con un consumo casi suntuario. Cabría preguntarse si dentro de los que tienen una percepción equivocada sobre la penetración de la banda ancha no figura el propio gobierno nacional, que busca cerrar Fibertel con la premisa de que se trata de una medida que afecta exclusivamente a la clase media y, por lo tanto, no tiene un impacto tan directo sobre la base de su electorado.
En el caso de la indumentaria y el calzado, el principal atractivo para las empresas del rubro que ofrece la base de la pirámide es que reúne a los consumidores que mejor mantienen sus niveles de gasto aun en tiempos de crisis, con un grado de fidelidad cercano al 75 por ciento.
"Según los propietarios de marcas de indumentaria y calzado que tienen locales en diferentes centros comerciales, la gente con salarios medios bajos y bajos mantiene su nivel de consumo aun en plena crisis. Durante la crisis de 2008-2009, los únicos centros comerciales que lograron mantener sus ventas fueron el Alto Avellaneda y el Abasto", explica Fonseca.
Otro de los mitos que derrumba el estudio es que los distintos segmentos de la población se distinguen básicamente por las marcas que consumen. "Históricamente, la gran diferencia entre el comportamiento de los clientes en el conurbano bonaerense y los barrios de mayor poder adquisitivo de la Capital Federal no pasa necesariamente por las marcas que compran, sino por la forma de pago, aunque cada vez más los clientes de la base de la pirámide apelan a la financiación, ya sea con tarjetas propias o prestadas", explican en JWT.
En la agencia además citan como ejemplo de esta homogeneidad en el consumo a lo que sucede con el mercado de los lácteos. "Marcas como La Serenísima o SanCor muestran un desempeño muy regular en todos los niveles, sin importar su posicionamiento como primeras marcas y mayor precio relativo", explica Fonseca.
"La necesidad de contar con un aval de marca para un producto de alto compromiso en la alimentación de los hijos parece estar pesando más que el precio en la elección", agregó.
TIEMPOS DE CAMBIOS
Escenario. La crisis de 2002 dejó una extensa clase media empobrecida que conserva valores del pasado, pero con un ingreso recortado.
Estudio. Según un estudio de la agencia de publicidad JWT, los hogares de clase media baja y clase baja tienen un peso del 50% en los negocios de banda ancha, celulares y tarjetas de crédito.
Mitos. Otro de las leyendas que derrumba el estudio es que los distintos segmentos de la población se distinguen básicamente por las marcas que consumen.
Marca. En el caso puntual de la indumentaria y calzado, el principal atractivo para las empresas del rubro que ofrece la base de la pirámide es que reúne a los consumidores que mejor mantienen sus niveles de gasto aun en tiempos de crisis, con un grado de fidelidad cercano al 75%.
Internet. El 54% de los hogares conectados a la Red pertenece al segmento de la población con menores ingresos. (Agencia Paco Urondo)

18.10.2010

Formosa (Agencia Paco Urondo, publicado en Prensa Formosa) En muchas oportunidades emití mi opinión respecto a la utilización del riesgo país como indicador de la capacidad de pago de la deuda de un pais por su enfoque excesivamente orientado a este solo objetivo, sin considerar cuestiones sociales, de historia del propio país, (análisis propio del pensamiento neoclásico) ,etc, al punto de que en orden a este indicador, la reducción del gasto del estado aunque el mismo tuviera como destino, inversión social o en infraestructura, era saludable. Entonces hecha esta aclaración analicemos brevemente cómo se comporta últimamente este indicador muy utilizado por el establishment económico y los partidos políticos de oposición. El mismo se calcula como la diferencia entre la tasa efectiva o de retorno de los bonos argentinos, respecto el T-bond, de USA, aunque este cálculo es teórico dado que no siempre coinciden.El último informe de Barclays, sostiene que los bonos cuyo precio ha tenido mayor crecimiento el ultimo año fueron los argentinos con un incremento del 42% , con la consiguiente reducción de su rendimiento y caída del riesgo país. Así si tomamos el valor del riesgo país cuando las esquirlas de la explosión de la convertibilidad se esparcían por toda la geografía nacional, el riesgo país llegaba al 72,24% .La medición de este indicador el día viernes, 15 del mes en curso arrojo un valor del 5,78%, es decir que si comparamos con el máximo riesgo país de nuestra historia, se muestra una caída del 1150%, increíble no. Esto contradice la lógica de las consultoras y de los partidos políticos de oposición, dado que esta nueva coalición (consultoras de la city porteña y partidos políticos de oposición), considera que no existe clima de negocios, no existe seguridad jurídica, las instituciones no se respetan, existe riesgo fiscal, riesgo cambiario, riesgo de expropiaciones, corrupción, fraude, etc, conceptos que forman parte de la medición del riesgo país. (Agencia Paco Urondo)

18.10.2010

Mar del Plata, Buenos Aires (Agencia Paco Urondo, publicado en La Nación, por Oliver Galak) Persiste el rencor entre ciertos sectores; críticas por la pasividad y fragmentación de los empresarios. Palos y más palos. Dieron y recibieron palos y más palos.

 

st1\:*{behavior:url(#ieooui) }

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Tabla normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:"Times New Roman";
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}

La jornada que se vivió ayer en el Coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) sirvió para desnudar la fragmentación de las cámaras corporativas, las diferencias generacionales en el interior del empresariado, los rencores que persisten entre ciertos sectores y, sobre todo, la aún pendiente autocrítica por la falta de unidad para plantarse cuando una política gubernamental afecta sus intereses, o para aportar sus propias propuestas de mediano y largo plazo.
Una postal reflejó este clima en el panel sobre institucionalidad empresaria. La moderadora, Clara Mariño, preguntó por qué los empresarios habían aplaudido sin cuestionamientos todos los planes económicos de los últimos 25 años. Las risas entre el público reflejaban la satisfacción por la pregunta e hicieron más patente la incomodidad de los tres panelistas: Hugo Biolcati (Sociedad Rural), Daniel Funes de Rioja (Copal) y Cristiano Rattazzi (Fiat).
"Bueno, es que muchas veces se han tenido esperanzas e ilusiones", intentó explicar Funes. A su turno, Biolcati reconoció que muchas veces hubo aplausos a los modelos, aunque no generaran expectativas. Y aprovechó para sacarse una espina que todavía lo atraganta: un poco en broma, un poco en serio, recordó cómo Rattazzi aplaudía en el acto por la resolución 125 en la Casa de Gobierno, pero lo hacía por debajo de las rodillas para que así lo viera la Presidenta, pero no las cámaras de televisión, que lo tomaban de la cintura para arriba.
El empresario automotor, que fue en representación de la UIA, se excusó: "Si me invitan a la Casa de Gobierno, voy, pero mantengo mi libertad de declarar lo que pienso, a diferencia de lo que hacen otros". Funes también se sintió tocado por el reproche del campo a la industria y se defendió: "Cuando fuimos a reunirnos con la Presidenta porque querían hacer el acuerdo del Bicentenario, les dijimos: «Sin el campo, no»".
De todos modos, hubo cierto consenso en que en el último tiempo aparecieron incipientes movimientos de articulación (como la Comisión de Enlace o el Grupo de los 6) y hasta de rebeldía frente al poder político, como la coordinada ausencia empresaria en el acto del Gobierno por Papel Prensa. "Hoy no sería imaginable aguantar los retos a Coto por lo que dijo aquí en 2005", especuló el ruralista.
La "pasividad" del empresariado es un tema cada vez más frecuente. Anteanoche, un ejecutivo se quejaba porque nadie quería aplaudir al ex presidente del gobierno español José María Aznar cuando se pronunció a favor de las políticas privatizadoras. "Ves que son todos unos carneros. Si todos pensamos así y nadie aplaude por miedo a que alguien lo esté mirando", masculló.
La fragmentación quedó expuesta en un informe que presentó Guillermo D?Andrea, profesor del IAE, sobre 826 organizaciones de este tipo. El promedio de miembros por cámara es de 103, aunque mientras alguna llega a más de 4000, hay organizaciones que se fundan con sólo dos miembros. "Están muy fragmentados", sintetizó el académico, y señaló que uno de los factores es la falta de marco jurídico para formar una cámara empresaria. "Prácticamente, cada uno puede hacer su propia cámara", dijo. "Los empresarios dicen: «Cuando queremos ser representados, no sabemos por quién. Estamos tironeados y eso diluye la representatividad y la capacidad de negociación»."
Mostró varios ejemplos, como las 11 cámaras que dicen representar a la industria maderera. Exhibió cómo varias organizaciones usaron la herramienta copy & paste para armar sus objetivos institucionales basándose en los de otras cámaras. Y se quejó de la falta de transparencia: sólo el 8% dio datos de su presupuesto.
Ya al inicio de la jornada, el economista Pablo Gerchunoff planteó sus cuestionamientos. "El empresariado nunca llegó a constituirse en una elite dirigencial que pudiera pensar el país a largo plazo", dijo, y criticó que no fuera la propia clase empresarial la que propusiera un proyecto de participación obrera en las ganancias.
Incluso hubo "palos" en el espacio dedicado a IDEA Joven. El más elocuente fue el co-CEO de OLX.com Alec Oxenford para quien los empresarios locales "son una lágrima" porque se la pasan mirando al pasado y no preparándose para competir en el futuro. Juan Manuel Collado, director de Endeavor Argentina pidió recuperar "el orgullo empresarial" perdido.
INVITACIÓN A DOS DEBUTANTES
MAR DEL PLATA (De nuestros enviados especiales).-Son debutantes en el Coloquio de IDEA,aunque tienen una relación frecuente con muchos de los empresarios que lo componen. Osvaldo Acosta y Gerardo Ferreyra, dueños de Electroingeniería, una de las firmas de mejor relación con el Gobierno en los últimos años, se convirtieron en la novedad empresarial del Sheraton. Su llegada, al igual que la del gobernador Daniel Scioli, podría interpretarse como un cambio de vientos políticos. "¿Por qué viene ahora y por qué no vino antes?", le preguntó LA NACION a Acosta. "Porque es la primera vez que me invitan. Tengo buena relación con Carlos Haehnel [presidente del Coloquio] porque trabajamos con Deloitte." (Agencia Paco Urondo)

17.10.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Entrevista al investigador de Conicet Demián Panigo sobre el 82% móvil realizada por Télam.

 
(Agencia Paco Urondo)
 

07.10.2010

Frankfurt, Alemania (Agencia Paco Urondo, gentileza Prensa del Ministerio de Ciencia y Tecnología) Un juego que permite tocar burbujas virtuales sobre una pared, un dispositivo que permite recorrer laboratorios argentinos y videojuegos que combinan destreza con inteligencia e historia son algunas de las atracciones que ofrece el Pabellón Argentino en la Feria del Libro de Frankfurt.
La interacción con diferentes desarrollos tecnológicos es el plato fuerte del espacio de ciencia y tecnología en el Pabellón Argentino de la Feria del Libro de Frankfurt. La realidad virtual, una pantalla que permite empujar objetos proyectados sobre una pared y videojuegos casi adictivos son las tres atracciones principales del área de 200 mts cuadrados delineados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.
Lo primero que atrae la vista de quien visita el espacio de ciencia y tecnología es el juego interactivo “burbujas”, ideado por la empresa argentina de desarrollos digitales SIA Interactive. Utilizando la tecnología “cameraction” las personas que recorren el Pabellón se ven proyectadas en una pared y a través de un sistema de trackeo que reconoce sus movimientos, pueden empujar y jugar con burbujas “virtuales” que contienen el logo del bicentenario, el escudo nacional y estampillas del Correo Argentino con motivo de los festejos del Bicentenario.
La ciencia argentina se hace más cercana al público alemán gracias al Domo NewVr, una plataforma interactiva que permite recorrer fotografías en 360° de seis laboratorios de punta de nuestro país. Este dispositivo, creado por el arquitecto mendocino Alejandro Rodríguez, funciona como una ventana virtual, que cuenta con sensores capaces de medir la posición entre el punto de vista del observador y el monitor, creando un efecto de coincidencia entre los movimientos reales del sujeto y los cambios de posición o rotación en las gráficas en el monitor. Así los usuarios del Domo pueden recorren los laboratorios desde el piso hasta el techo e incluso hacer zoom para ver los detalles de cada pipeta, tubo de ensayo y frasco que encuentren. Los laboratorios que se pueden recorrer son el Laboratorio de Genómica y el Laboratorio de Virus Adventicios del INTA, el Laboratorio de Inmunología de la Reproducción y el Laboratorio de Regulación Hipofisaria del IBYME CONICET y los Laboratorios de Integración Paneles Solares Espaciales y el Área Limpia de la División Micro electromecánicos de la CNEA.  
En el espacio de ciencia y tecnología también hay lugar para la historia y la divulgación científica. En 8 computadoras se puede jugar a tres videojuegos desarrollados íntegramente por empresas argentinas, que recibieron financiamiento de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica. Además se puede acceder a dos presentaciones multimedia sobre tecnología de los alimentos y energía nuclear con fines pacíficos. La empresa La Historia en juego estrena en Frankfurt la primera versión de “Las batallas de la independencia” un juego de estrategia de guerra en el que se recrean distintos momentos históricos de la lucha por la independencia latinoamericana. Jugando a ser San Martín, Manuel Belgrano o Martín Miguel de Güemes, los visitantes del Pabellón pueden pelear contra las tropas realistas en la batalla de Salta, la ocupación de Lima o el Éxodo Jujeño, entre otros. Por su parte, la empresa entrerriana South Winds games presenta dos de los juegos diseñados especialmente para ser jugados online y en múltiples idiomas: el Inner Quest, una especie de tateti colorido que consiste en alinear objetos para ganar puntos; y Dylo´s Adventure, en el que un dinosaurio debe sortear distintos obstáculos y etapas para salvar al mundo prehistórico de una invasión extraterrestre. No sólo los videojuegos generan interés en los visitantes, quienes quieran conocer más acerca de cómo se produce la fisión de un átomo o descubrir cómo tratamientos con altas presiones del agua pueden generar nuevos productos alimenticios gourmet, lo consiguen a través de dos presentaciones multimedia en castellano, inglés y alemán.
El sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) es una de las tres plataformas tecnológicas (junto a la biotecnología y la nanotecnología) que el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva ha decidido impulsar por considerarla promisoria para el desarrollo nacional. Si bien las tres plataformas constituyen áreas en las que existe una masa crítica de recursos humanos y avances significativos, las TICs representan a un sector económico que va creciendo en importancia, por su capacidad para generar altos niveles de valor agregado y ventajas competitivas en el mercado. (Agencia Paco Urondo)

05.10.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Oliver Galak, publicado en La Nación) El crecimiento general de la economía, la ampliación de la oferta de modelos de autos y la necesidad de los compradores de cubrirse frente a una inflación que le licua los ahorros se combinaron para que el mes pasado fuera el septiembre con mayor número de patentamientos de la historia.  
Las 63.727 ventas de vehículos 0 km reportadas ayer por la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) para septiembre hicieron que ?cuando todavía resta un trimestre? en el transcurso del año ya se hayan vendido más autos que en todo 2009. En 2010 ya se patentaron 515.791 vehículos, casi 800 más que durante todo el año pasado.
 
El incremento del 38,5% en las ventas de septiembre fue superior incluso a las propias estimaciones de los empresarios del sector, que ahora revisaron a la alza sus proyecciones sobre el mercado anual. "El mes pasado pensábamos en 620.000 unidades, cantidad que superaría el récord de 2008 de 610.000, pero ahora ya estamos calculando que tendremos un piso de 630.000 para todo el año", afirmó Dante Alvarez, presidente de Acara.
 
El directivo destacó que, si no se consideran las cifras que suelen registrarse en enero (mes en que por cuestiones estacionales se duplican los patentamientos), la marca lograda en septiembre es la más alta para cualquier mes de la historia.
 
Recuperación del campo
 
El segmento de los vehículos comerciales livianos fue el que más creció, por encima del 50%, empujado en gran medida por la venta de camionetas vinculada con la recuperación del sector agropecuario. Otro dato relacionado con el buen momento que pasa el campo es el 42,9% que creció la venta de vehículos comerciales pesados (principalmente camiones) en septiembre respecto de igual mes de 2009.
 
"Este año es el show de los compradores ?opinó Jorge Di Nucci, director de Relaciones Institucionales de Ford Argentina?. Hay una oferta muy importante tanto en cantidad como en variedad y calidad de los modelos de todas las marcas."
 
Según el ejecutivo, el crecimiento del mercado ha permitido que las terminales ataquen nichos de mercado que estaban desatendidos. Y, a su vez, los nuevos lanzamientos han atraído más clientes.
 
En septiembre, Volkswagen volvió a liderar el ranking por marcas, con 18,5% de todas las unidades vendidas ese mes. Le siguieron Chevrolet (15,5%), Renault (13,8%), Ford (11,4%), Fiat (10,2%), Peugeot (8,6%), Toyota (4,4%), Citroën (3,7%) y Honda (3,6%).
 
 
El economista Marcos Ferrario, de la consultora Abeceb.com, indicó que buena parte de las ventas estuvieron concentradas en el segmento de gama baja, que sirve como vehículo de ingreso en el mercado y que creció 55% en septiembre respecto de igual mes del año pasado.
 
El analista destacó que la demanda de autos está íntimamente vinculada con el crecimiento de la economía, cercano al 8% para este año, pero también muestra un rebote producido por ventas postergadas durante la recesión del año pasado. "El precio de los autos está subiendo y hoy comprar un vehículo también es resguardo contra la inflación", añadió.
 
Renovación de la oferta
 
Un factor no menor es que casi todas las terminales radicadas en la Argentina aprovecharon los últimos meses para renovar su cartera de modelos y reponer el stock en los concesionarios.
 
"La disponibilidad de autos de estos últimos meses fue muy superior a la que había hasta hace poco ?dijo Hernán Dietrich, CEO de la cadena de concesionarios que lleva su nombre?. Es una oferta muy agresiva que se transforma en más ventas."
 
Dietrich comentó que la mayor oferta hizo que muchos clientes se decidieran a renovar sus unidades, lo que a su vez está aportando un gran dinamismo al mercado de autos usados.
 
Del total de autos que se vendieron en el mercado argentino, el 61% corresponde a unidades importadas, en su gran mayoría de origen brasileño. No obstante, el fuerte crecimiento de las exportaciones de la industria automotriz argentina está empujando a que la producción se acerque a la marca de 700.000 unidades fabricadas en territorio nacional.
 
El crecimiento de la demanda no ha sido parejo en todo el país. Así, mientras en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires se está vendiendo en promedio un 27% más que en 2009, otros distritos lograron porcentajes mayores, como Corrientes (41,4%) o Tierra del Fuego (46,5%).
 
En el otro extremo, Chaco fue la única provincia que en 2009 vendió más que este año. (Agencia Paco Urondo)

29.09.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) La semana pasada el Grupo de los Siete, compuesto por la Asociación de Bancos Argentinos, la Cámara Argentina de Comercio, la Cámara Argentina de la Construcción, la Sociedad Rural Argentina, La Unión Industrial, la Bolsa de Comercio y la Confederación Rural Argentina, se reunió para tratar el proyecto presentado por el diputado Héctor Recalde que propone distribuir las ganancias de las empresas.


Es natural que los sectores conservadores intenten que no se avance en determinadas cuestiones, incluso que argumenten sobre la propiedad privada, la desinversión y todas esas cuestiones que funcionan como barricadas. Lo que no podemos aceptar es que hablen de la inconstitucionalidad de una ley cuando ésta está estipulada en la constitución nacional.
El artículo 14 Bis de la Constitución Nacional dice claramente: “El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: […] participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección […]”. Hace 53 años que esto está en la constitución y nadie le presta atención, es letra muerta.
El proyecto de Recalde, en cambio es un poco más tibio, no va tan a fondo. Si bien propone repartir hasta un 10% de las ganancias netas, también estipula la creación de un Consejo Nacional de Participación Laboral tripartito entre el Estado, trabajadores y empresarios con la facultad de estipular cuál es la ganancia mínima anual que una empresa debe alcanzar para comenzar a participar sus ganancias con los trabajadores.
La ley entraría en vigencia a partir del primer año fiscal luego de su promulgación y estipula que, en un primer momento, sólo las empresas que ocupen más de 300 empleados serán alcanzadas. A partir del segundo año fiscal posterior a la promulgación de la ley, aquellas empresas que ocupen a más de 100 empleados ingresarán al régimen de participación en las ganancias.
Asimismo, y a pesar de los dichos contrarios del G7, el proyecto estimula la inversión ya que las empresas podrán deducir de sus ganancias netas hasta un 50% para reinversión de utilidades. Esto quiere decir, que si la empresa quiere repartir menos ganancia, lo que debe hacer es reinvertir.
Si bien en el bloque Nuevo Encuentro tenemos algunas diferencias en lo que respecta al período de ingreso de las PYMES en este régimen, creemos que el proyecto en sí establece parámetros de apertura de información, de transparencia, que son muy útiles para la sociedad y que incluso pueden servir para evitar ilusiones impositivas o evasiones. (Agencia Paco Urondo)