Relámpagos //// 07.10.2017
Cuaderno Relámpago 1 l Sombras Terribles. Apología de la negrada

En momentos de escarnio a lo popular, con la necesidad de dar y (re)inventar voces, miradas, de densificar y materializar lo dicho, lo visto, lo por decir, presentamos los Cuadernos Relámpagos.

Sombras Terribles. Apología de la negrada

El negro cabeza es lo maldito de un país facho/progre. Grasa o lumpen, mono o disponible. Por derecha, por izquierda, el negro cabeza es la lacra irrecuperable de un país blanco. Negro cabeza vos. El indio devino poblador originario, el gaucho gauchada, el negro afro, el negro cabeza tiro en la sien (de chiquito nomás, se reproducen, viste) El negro cabeza es también y por lo mismo la potencia indómita de una revuelta ingobernable. Es el malón que arrasa el lienzo, el paper. La montonera que echada se queda en la fuente. Es el piquetero, el mejor, el único.

El negro cabeza es también el tumbao, el retobao, el patá chorreá y el sublevado; es el síntoma de la fagocitación de la urbe que digiere todo aquello que la ensucia. Es el sometido a la condena sísifica de la eterna errancia o de la (con)vivencia en la orilla. Allí, en el margen siempre barroso. Negro cabeza, vos y yo. La negrada insiste: ¿qué es lo negro del cabeza? Su testimonio; ¿qué es lo cabeza del negro? Su lengua. El testimonio negro, la lengua cabeza; el testimonio cabeza, la lengua negra.

En tiempos de conchabo neoliberal y de mita globalizada, urge la necesidad de un gesto blasfemo que disloque la prosa pulcra y sedimente una poética sucia. Ese gesto es la apología. Una apología de la negrada como una ética de lo intolerable, una refutación a lo impensado y una celebración de lo plebeyo.

Ante la emergencia Sombras Terribles convoca entonces a tirar el freno de mano y hacer un trompo: trompadas contra el trompa. Porque sabe que el quemar locos (en) el furgón evidencia una comunidad más real que la locomotora de la historia cómoda, y reafirma que un par de altas llantas son preferibles al llanto llano. Y que muchos compas comparen esas llantas con trenes y algunos opten por las llantas y otros por los trenes, demuestra que somos muchos los negros. Negros los que agitan ¡Revolución! pese a que el sueño vago sea rebelde en llegar. Negros los que necesitan más que un hueso y toman. Generaciones de negros que fueron y son blanco de la explotación, y de blancos también con manos explotadas de callos negros, que ya tampoco quieren callar. Sombras emergentes, tirando piedras, arrasando, cargándose a todos y todas. Una cosa de negro

Coordinación
Sebastián Russo/ Lucas Saporosi/ Yamil Wolluschek
Para Relámpagos. Ensayos Crónicos en un Instante de Peligro/ Negra Mala Testa

Textos/ Imágenes
Agustín Blanco/ Guillermo Korn/ Juan Diego Incardona/ Natalia Torrado/ Isabel Gruppo/ Silvina Gruppo/ Eduardo L. Molinari/ Sebastian Linardo/ Mariano Combi/ Daniel Santoro (Pintor)/ Ana Clara Benavente/ Mara Glozman/ Manuel Duarte/ Fernando Aíta/ Maximo Pagano/ Yamil Wolluschek/ Diego Valeriano/ Adrian Dubinsky/ Ricardo Esquivel/ Ariel Adler/ Marcelo Guerrieri/ Violeta Ayzenberg/ Eze Iván Duarte/ Carolina Rodriguero/ Javier Barrio / Juan Manuel Ciucci/ Sebastian Russo/ Lucas Saporosi/ Juan Miceli/ Mariano Pacheco

Presentación
SOMBRAS TERRIBLES. APOLOGÍA DE LA NEGRADA
Textos e imágenes sobre lo maldito
En Caburé Libros. Mexico 620
El próximo viernes 13 a las 20 hs
Leen Mara Glozman, Juan Diego Incardona, Guillermo Korn y todx el que desee

Sábado 15 de octubre
Sombras Terribles en José C Paz
Invita/organiza NMT y Ricardo Esquivel

Cuadernos Relámpagos / Negra Mala Testa
1. Sombras Terribles. Apologia de la negrada l Compiladores: Sebastian Russo, Lucas Saporosi y Yamil Wolluschek

2. Populismo o barbarie. Debates abjuratorios l Compiladores: Santiago Asorey, Adrian Dubinsky y Diego Litvinoff

3. Democracia. Un estado en cuestión l Compiladores: Guillermo Korn y Mariano Molina

4. Revolución. Escuela de un sueño eterno l Compiladores: Antonella Alvarez y Juan Manuel Ciucci

RELAMPAGOS. Ensayos crónicos en un instante de peligro. Selección y producción de textos: Negra Mala Testa