Política //// 07.12.2017
Persecución política: el juez macrista Bonadio dictó la prisión preventiva para Cristina

El magistrado solicitó el desafuero de la senadora de Unidad Ciudadana. Además, detuvo en plena madrugada a Carlos Zannini y Luís D´Elía. La resolución fue dictada a causa de la denuncia del ex fiscal Alberto Nisman, desestimada en tres instancias anteriores.

En una nueva embestida contra opositores, el polémico juez Claudio Bonadio dictó el procesamiento con prisión preventiva y el desafuero para Cristina Kirchner. Cabe destacar que la decisión se tomó en el marco de la denuncia del ex fiscal de la UFI AMIA por presunto encubrimiento del atentado ocurrido en 1994. La denuncia fue desestimada por el juez Rafecas en dos oportunidades, por la Cámara Federal en una y por el fiscal ante la Cámara de Casación Penal, Javier De Luca. La causa fue reabierta el año pasado a raíz de una denuncia paralela del fiscal Moldes y el expediente recayó en el juzgado del juez más polémico de Comodoro Py.

Bonadio además ordenó la detención de Carlos Zannini, quién fue arrestado en la madrugrada de este jueves en la ciudad de Río Gallegos. También encarceló al dirigente político Luís D´Elía. En el mismo marco dispuso el procesamiento con preventiva para el ex canciller Héctor Timerman, pero con el beneficio de la prisión domiciliaria como consecuencia de su delicado estado de salud.

En tanto, dispuso del procesamiento sin prisión preventiva para el diputado nacional Andrés Larroque y Oscar Parrilli; les impuso la prohibición de salir del país. 

Los servicios de Bonadio

En la actualidad, Bonadio es el ariete de la persecución del macrismo sobre la oposición. No deja de ser una ironía que sea ese magistrado el que actué en una causa de la que fue desplazado por no investigar. En 2005, fue recusado por imparcialidad debido a su doble rol de sospechoso y magistrado. Ocurre que Bonadio fue asesor del ministro del interior menemista Carlos Corach entre 1990 y 1992. El propio Corach fue imputado por encubrimiento; él había sido quien había impulsado la carrera judicial de Bonadio.

Además, los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA pidieron el juicio político contra el juez por cajonear la causa. "El juez Claudio Bonadio tuvo cajoneada la causa 5 años y no recuerdo que haya dictado una detención para Corach o Galeano", recordó Diana Malamud, de Memoria Activa. 

Sin embargo, las paradojas no terminan ahí. Bonadio retomó ahora una acusación del fallecido fiscal Alberto Nisman contra CFK y otros por supuesta traición a la Patria al encubrir la causa AMIA. En 2010, Nisman también había acusado al propio Bonadio por amenazas. Las mismas estaban vinculadas, según Nisman, con el encubrimiento del atentado en la mutual.