Política //// 07.02.2018
Luz verde para el decretazo

El mega decreto firmado por Mauricio Macri fue aprobado por la comisión legislativa y será tratado en el recinto.

Por Lucía Ferreri Ochoa

La comisión bicameral de tratamiento legislativo otorgó dictamen ayer al decreto de necesidad y urgencia 27/2018 de “desburocratización del Estado”.

En una sesión con números ajustadísimos, la totalidad de los integrantes de la comisión estuvo presente. Cambiemos cuenta con la mitad de los asientos y la presidencia del grupo, herramienta clave a la hora de desempatar votaciones como la de ayer. De esta forma, el oficialismo desterró toda posibilidad de frenar el avance presidencial sobre más de un centenar de leyes.

El interbloque Argentina Federal, alineado con los gobernadores justicialistas, firmó un dictamen de rechazo al mega decreto. El kirchnerismo tiene 24 horas para definir si sumará sus firmas o presentará su propio dictamen de minoría.

En un guiño hacia la oposición más amigable, el presidente de la comisión, el senador macrista Luis Naidenoff, anunció el envío a la Cámara de Diputados de tres proyectos de ley con contenido incluido en el decreto 27/2018.

“Daremos el debate sobre el decreto de manera pormenorizada y vamos a avanzar en un dictamen, pero, además, en Diputados presentaremos tres proyectos de ley que abordan distintos aspectos y capítulos de este DNU", adelantó Naidenoff.

Durante la discusión, la oposición fustigó al decretazo oficial al cual tildó de “inconstitucional” y llamó a ampliar el debate incluyendo a sindicatos y especialistas.
El diputado del Frente Para la Victoria, Marcos Cleri, señaló que “la necesidad y urgencia se debe tomar en cada caso particular. ¿Había necesidad y urgencia para tercerizar el Senasa? ¿Había necesidad y urgencia para modificar la ley de sociedades? ¿Había necesidad y urgencia para una ley que había sido votada 30 días como el Fondo fiduciario para el desarrollo de capital emprendedor?”.

Asimismo, el legislador denunció que, mientras el oficialismo no considera necesario convocar a sesiones extraordinarias para tratar las tres leyes presentadas, le otorga carácter de normativa a su contenido a través del mega decreto. A continuación, advirtió que esto podría desencadenar “una catarata de juicios y una brutal quita de derechos como sucedió durante el gobierno de De La Rúa”.

Por su parte el diputado Máximo Kirchner alertó respecto a los intereses que se esconden detrás de la desburocratización: “es muy lindo el título. Los que vivimos en el interior preferimos mucho más ese tipo de situaciones porque sabemos la lejanía de las cuestiones, pero sabemos también que es un mascarón de proa como fue la reparación histórica para el blanqueo”.

Por la mañana, previo al comienzo de la comisión, representantes del kirchnerismo de ambas cámaras encabezaron una conferencia de prensa en la cual adelantaron su rechazo al DNU. En ese sentido, el jefe de la bancada en Diputados, Agustín Rossi, señaló que la medida “es claramente inconstitucional porque no hay una situación de crisis ni está en riesgo la continuidad del Estado”.

Cabe recordar que la norma, compuesta por 192 artículos, contiene algunos puntos que generaron controversia entre opositores y especialistas como la introducción de cambios en la Ley N° 25.246 antilavado de activos. De esta forma, pese a supuestamente tratarse de una reforma administrativa, se estarían realizando reformas de carácter penal, lo cual es inconstitucional. El inciso 3 del artículo 99 de la Carta Magna dice que “el Poder Ejecutivo no podrá en ningún caso bajo pena de nulidad absoluta e insanable, emitir disposiciones de carácter legislativo. Solamente cuando circunstancias excepcionales hicieran imposible seguir los trámites ordinarios previstos por esta Constitución para la sanción de las leyes, y no se trate de normas que regulen materia penal, tributaria, electoral o de régimen de los partidos políticos, podrá dictar decretos por razones de necesidad y urgencia”.

Por el oficialismo, la comisión presidida por Naidenoff está integrada por los senadores Silvia Giacoppo y Pedro Braillard Poccard, y los diputados Pablo Tonelli, Fernando Iglesias, Ezequiel Fernández Langan, Martín Hernández y Luis Petri. El Frente Para la Victoria ocupa la vicepresidencia con Cleri y participan el diputado Máximo Kirchner y la senadora Anabel Fernández Sagasti. Por el bloque justicialista, forman parte los senadores Daniela Lovera, Cristina Fiore y María Teresa González y el diputado Pablo Kosiner.