fbpx "La Ciudad tiene una capacidad de invisibilizar problemáticas de una manera brutal" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 20.04.2020
"La Ciudad tiene una capacidad de invisibilizar problemáticas de una manera brutal"

María Bielli es militante, socióloga y legisladora porteña del Frente de Todos. AGENCIA PACO URONDO la entrevistó por Instagram para analizar qué está haciendo el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta durante la cuarentena. Pandemia, educación, internet y dengue.

Por José Cornejo*. En colaboración con Guillermo Mignini y Boris Katunaric.

AGENCIA PACO URONDO: ¿Cómo estás viviendo este momento?

María Bielli: Con la incertidumbre que genera no saber las consecuencias de esta pandemia. Y con la seguridad que nos agarra con un capitán de barco que es Alberto Fernández y nos da mucha tranquilidad. Estamos tratando que la emergencia sanitaria no se convierta en crisis económica. Porque lo que trae aparejada la cuarentena es que hay muchos compañeros y compañeras que están en sus casas sin ingresos, momentos terribles que ya venían de antes pero que se van a agudizar.

APU: ¿Ya estuvo en alguna de las ollas populares o iniciativas solidarias que se han ido dando?

MB: Estuvimos recorriendo bastante, también acercando bolsones de comida y demás necesidades. También vimos los bolsones de comida en las escuelas porteñas. Venimos insistiendo bastante para que el gobierno de la Ciudad refuerce la alimentación de los pibes y pibas. 

APU: ¿Cuáles son las mayores problemáticas? 

MB: Lo económico. Mucha gente que tuvo que volver a los comedores. La mayoría de los comedores está pidiendo el doble de raciones. 

APU: ¿Qué balance general hace de la conducta del jefe de Gobierno Porteño?

MB: Ante esta situación de emergencia se ha puesto a la cabeza. Hay una estrategia nacional en la cual el gobierno porteño no puede quedar por fuera. Lo que sucede es que tenemos visiones del mundo completamente distintas y eso no cambia con una situación de emergencia. 

APU: Con respecto a lo educativo, ¿los y las estudiantes tienen una habitación con una computadora y wi fi para sentarse a trabajar? 

MB: Presentamos una iniciativa desde la Legislatura. La escuela organiza a la familia. Y no existe la continuidad educativa sin un docente al frente. Y eso es difícilmente reemplazable por la virtualidad. Esas herramientas tecnológicas, al Gobierno porteño les suenan marketineramente bien. Pero cuando contrastamos con la realidad hay muchos docentes y muchas escuelas que no cuentan con los dispositivos. Y también falta una etapa de capacitación necesaria. Tuvimos varias reuniones con autoridades del Ministerio de Educación de la Ciudad y ellos mismos decían que la plataforma oficial, Portal Mi Escuela, es de uso libre y no requiere el uso de datos, pero es utilizado sólo por un 20% por los docentes. La gran mayoría utilizan otras herramientas que además son de mejor conexión para con los pibes: el whatsApp, algún blog de la escuela, herramientas que sí requieren el consumo de datos. Acá voy con la pregunta: ¿cómo están los barrios? Mucha gente que está tratando que el mango le alcance para comer, te imaginás que el uso de datos no son la prioridad. 

Hay inmensidad de compañeras preocupadas porque los docentes siguen mandando tarea y no pueden lograr que los chicos la hagan. Además el hecho de tener que pagar (internet) para poder hacer la tarea también va en contra de la concepción que tenemos de la educación pública. Por eso planteamos wi fi gratuito en los barrios de la Ciudad. Sabemos que el Gobierno lo puede hacer. 

APU: ¿Es posible eso? 

MB: Venimos trabajando con muchos compañeros que están en la temática. Proyecto Comunidad es una cooperativa pionera y que ofrecen internet en la Villa 20. En este proyecto, son los propios vecinos del barrio los que instalan las bocas de acceso . Claro que pensar el desarrollo cooperativo requeriría mucho más tiempo. Lo que nos dicen los expertos es que la Ciudad tiene múltiples formas, por ejemplo una red propia. En el centro saben hay una red de wi fi en el subte o en algunas escuelas. La Ciudad debería ampliar la banda ancha. También se puede conveniar con las telefónicas que sabemos que no están perdiendo plata. 

No es sólo la educación, también es el IFE: le estamos pidiendo a la gente que se anote en programas para saldar la emergencia mediante la virtualidad. Entonces lo que planteamos es acceso a conectividad, que haya dispositivos en las casas y que ese conocimiento se pueda masificar.

APU: ¿Hay algún proyecto en la Legislatura específico sobre esto?

MB: Nosotros podemos tener muchas iniciativas legislativas pero lo que tenemos que lograr es que quien gobierne la Ciudad comprenda que la educación de adultos es importante y que las escuelas nocturnas no se pueden cerrar. Que también tiene que ver con la conectividad y al uso de las nuevas tecnologías. Tenemos que lograr que durante la emergencia se genere la infraestructura para que los barrios tengan acceso a internet y que, a la salida de la emergencia, sean las cooperativas de trabajo con vecinos y vecinas lleven adelante las conexiones. Esto vale también para otros ámbitos. Con la comida que llega a la escuela, vemos que el intermediario se lleva un margen muy alto de ganancias. Quizás es momento de pensar un esquema distinto para la distribución de comida, habiendo tantas experiencias de consumo responsable de alimentos. 

APU: Además el dilema ético que implica tener rentabilidad sobre el hambre.

MB: Otro problema ético muy específico es que el control bromatológico sobre los alimentos está a cargo de la misma empresa. Las empresas se controlan a sí mismas.

APU: ¿Puede haber, sino un cambio en la cantidad de votos que obtiene el Pro, al menos un cambio en la agenda del PRO?

MB: Sí. Tenemos concepciones del mundo distintas pero cuando Rodríguez Larreta se sienta en la apertura de sesiones y habla de educación y de la urbanización de las villas, implica que en alguna medida, la agenda, la logramos imponer. Después podemos discutir si la urbanización que se lleva a cabo en las villas deber así o no. El objetivo es no resignarse a lograr una mayoría en la Ciudad. En la última elección, más allá del 55% de ellos, el Frente de Todos consolidó una gran mayoría en en las comunas del sur. Ese es el camino. 

APU: ¿Y con respecto al dengue?

MB: Venimos trabajando fuertemente en el descacharreo. La Ciudad tiene una capacidad de invisibilizar problemáticas de una manera brutal. El dengue es una de ellas. Hay que evitar que queden cuencos con agua o obras en construcción con residuos que puedan ser foco de dengue. El problema del dengue se lo combate con mucho trabajo de la comunidad. Por eso los comuneros y comuneras son sumamente importantes. El tema es que tiene que haber un plan estratégico y tiene que continuar durante el invierno. Si no descacharreamos, al verano siguiente tenemos un mosquito más fortalecido. 
En los barrios estamos acompañando varios de los dispositivos de fumigación. Cuando aparece un caso es importante que haya fumigación en la manzana donde apareció. Bastante tarde pero está comenzando el dispositivo de fumigación y descacharreo a través de la Comisión de Espacios Públicos. Con la compañera Claudia Neira, que preside la comisión, se realizó un listado que se sistematizó desde un montón de organizaciones donde encontraron cuáles son los puntos de descacharreo más urgentes. Queremos que la Ciudad se haga cargo y recorra. 

* Director Agencia Paco Urondo.