Política //// 16.08.2018
Francisco Durañona: “El Gobierno tiene desconsideración y desprecio por el federalismo, por el interior y los municipios”

El intendente de San Antonio de Areco rechazó el nuevo ajuste presupuestario lanzado por Cambiemos que incluye la eliminación del Fondo Federal Solidario que distribuía recursos a las provincias.

La crisis económica no tiene fin y el Gobierno lanzó un nuevo ajuste presupuestario que sufrirán principalmente las provincias y municipios del interior, al eliminar el Fondo Federal Solidario, más conocido como el fondo sojero, que repartía $25.000 millones en el país.

En Radio 10 opinó sobre esto Francisco “Paco” Durañona, intendente de San Antonio de Areco, y apuntó contra la política económica implementada por el macrismo.

“Anunciar esto así, de la nada, con un decreto que es absolutamente inconstitucional, es terrible, pero ya hablar de legalidad e inconstitucionalidad en la Argentina parece un chiste”, dijo Durañona en Radio 10.

“Este gobierno no solo llevó adelante el ajuste más brutal de nuestra historia porque esto no es comparable siquiera con lo que sucedió en 2001, y a eso se le suma una desconsideración y un desprecio absoluto no solo por el federalismo, por el interior y los municipios, sino más graves es la falta de respeto por las instituciones”, indicó.

Aseguró que esos recursos se volcaban en una gran cantidad de pequeñas obras “de impacto social”, que venían a resolver temas de infraestructura en escuelas y barrios, y ayuda a fomentar políticas de vivienda o culturales.

La eliminación del Fondo Federal Solidario impactará con dureza en las arcas municipales, y solo en la Provincia de Buenos Aires se estima que los 135 municipios dejarán de recibir unos $3200 millones

Los cuadernos, y la corrupción

De cara al tema político del momento como es la causa por los cuadernos del chofer Centeno, Durañona precisó que la corrupción no nació con la gestión anterior, sino “todos los gobiernos han sido rehenes de ese sistema, por más que se hayan beneficiado”.

“Hubo corrupción en el kirchnerismo, por supuesto, porque es un problema estructural en Argentina que venimos arrastrando hace décadas. Es una red en la que están involucrados dirigentes políticos, sistema judicial,y medios de comunicación”, reconoció aunque aclaró que “esto no se va a resolver con persecuciones”.”

“Se debe hacer con una profunda reforma constitucional con mucho respaldo popular y liderazgo político”, deslizó.