fbpx Elecciones 2011, el turno de los cordobeses
Política //// 05.08.2011
Elecciones 2011, el turno de los cordobeses

 
Córdoba (Agencia Paco Urondo, por Emi Diani, cordobesa) Córdoba elige su gobernador. Desde la llegada de la democracia, hace veintiocho años, la provincia se mantiene fiel a su estilo, mezcla de dóciles, contradictorios y quejosos, que sobre todo en materia gubernamental han demostrado ser extremadamente resistentes, lo que normalmente diríamos “aguantadores” innatos.
Otra vez este 7 de agosto elegirá por tradición ciudadana a un político de fuertes raíces partidarias, a quien ya conoce, porque no le gustan las sorpresas. Sin importarle como gestionó anteriormente. Bastará la experiencia de haber formado parte de algunos de los ejecutivos que gobernó la provincia, tanto del radicalismo como del peronismo. Los tres posibles gobernadores han ocupados cargos ejecutivos tanto De la Sota (DLS) como Juez y en el caso de Aguad con una labor ministerial.
 
La UNC organizo un debate con la buena intención de dar a conocer a todos los candidatos y sus propuestas, pero parece ser que ni siquiera los cuatrocientos años de la universidad más antigua del país, pudo lograr un debate real y concreto sobre los problemas reales y estructurales, serios y coyunturales, que representan verdaderamente lo que la ciudadanía cordobesa demanda. Aunque las demandas no son un reclamo constante y visible en el devenir diario de las calles cordobesas. Las movilizaciones sociales en Córdoba han perdido constancia, protagonismo y respaldo popular.
La presentación conjunta de candidatos no fue del gusto de ninguno de los posibles elegidos para el cargo de gobernador, tanto por las formas flácidas del debate (que no fue), como por el fondo de las cuestiones públicas que no se pueden abordar en solo 80 segundos de exposición aislada entre sí. Pero en estos tiempos el qué dirán es más importante que todo, y ni el político que se jacta de experimentado, ni el quejoso de lengua filosa, ni el acartonado ex ministro, se atrevieron a dar el faltazo a esta nueva puesta en escena.
Sin espectadores en vivo y con la pantalla de filtro, los cordobeses parecen seguir representando solo un rol circunstancial y un televidente cohibido que indudablemente comulga por convicción o acostumbramiento, con el sesgo del conservadurismo contradictorio que rige y seguirá gobernando a la “docta”, segunda ciudad de la Nación.
Hoy esta ciudad histórica por sus luchas parece estar lejos de presentar claramente sus demandas en una discusión adulta que no se ha vuelto a repetir desde la reforma universitaria (1918) y el Cordobazo (1969).
Sobraron las frases marcadas por los asesores de campaña pero están ausentes la explicación de los medios y caminos elegidos desde la política y la económica para hacer realidad las promesas de campaña.
DLS y Aguad, proponen mejorar el sistema educativo y los déficit de viviendas, a través de estridentes porcentajes de aumentos de sueldos y construcción numerosa de viviendas. El ex intendente capitalino Juez salió al cruce con sus éticas propuestas de fondos para las políticas públicas.
A nivel de políticas económicas Aguad parece ser el único que dice lo que los otros tres omiten, ya que va a solucionar todo con la creación de la Auditoria General de Provincia, para que se conozcan las cuentas del estado vía internet y así poder acceder a un financiamiento internacional. DLS no se achica y con becas universitarias, de empleo y rebaja de impuestos, ofrece un modelo imbatible en la macro y micro economía de la provincia. Juez, creara 100 polos productivos, para darle valor agregado a la producción, no dice que ni como, no sabemos si impulsara fabricas automotrices, de aviones, de ballenitas de camisa. Todas promesas que ya conocemos desde siempre.
Pero ninguno explica cómo van a afrontar una deuda provincial que ronda los 18 mil millones y medio la cual deberá ser saldada luego del la restructuración que a dos año de gobierno provincial le dio aire al gobierno de Schiaretti. Sin olvidad que las finanzas en rojo de la caja de jubilaciones es un interruptor claro a la hora del cumplimiento de promesas que limitará toda buena intención.
Parece que los verdaderos ejes políticos y económicos en los cuales se asentaran las| propuesta políticas son como lo manifestó Aguad, hace cuatro meses atrás, pedir dinero al FMI, o como implícitamente hay que deducir de las omisiones circundantes de Juez y DLS quienes cuentan entre sus técnicos a miembros de la fundación mediterránea que ya se conocieron a nivel nacional cuando aplicaron durante décadas las conocidas recetas políticas económicas que exportaron tanto Domingo Cavallo como Germán Kamerat.
Esta realidad sin cambios de fondo, constituyen un punto fijo de propuestas y de candidatos que mantienen al electorado cordobés en una encrucijada sin alternativa ya que una vez más elegirá entre DLS, Aguad y Juez. Radicales y Peronistas, Peronistas y Radicales. Los mismos que gobernaron la isla de Angeloz, que recortaron sueldos (Mestre), entraron y salieron del default provincial, pagando con bonos traídos de Chile (DLS). Los que solo gobernaron la intendencia peleando y dejando más de cinco mil empelados municipales (Juez).
La docta, la mediterránea, la de la tonada, que se cree capaz de mantenerse impoluta e incólume de toda crisis, progreso, cambios y reclamos, la que en la nación y el mundo, hoy es más reconocida por sus grandes bufones mediáticos con sus términos graciosos que por sus automotrices e industrias ausentes de toda proyección y planificación. Quizás tras esa frase repetida últimamente hasta el cansancio desde la televisión argentina como síntesis del léxico cordobés sea el efecto inconsciente de lo que sienten los ciudadanos cordobeses frente a sus gobernantes.
 
 
(Agencia Paco Urondo)