fbpx Bullrich: “Nosotros no tenemos que probar lo que hacen las fuerzas de seguridad” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 27.11.2017
Bullrich: “Nosotros no tenemos que probar lo que hacen las fuerzas de seguridad”

La Ministra de Seguridad y su par de Justicia, Germán Garavano, brindaron una conferencia de prensa tras el asesinato de Rafael Nahuel. Justificaron el accionar de la PNA, señalaron no tener pruebas de que los efectivos fueron atacados y dejaron claro que no respetarán la ley, aunque un juez se los ordene.

Por Santiago Gómez

La Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y su par de Justicia, Germán Garavano, brindaron una temeraria conferencia de prensa tras el asesinato de Rafael Nahuel, el joven de 22 años que fue asesinado por la espalda por un tiro de la Prefectura Naval Argentina.

Al ser consultada la ministra, por un periodista de Clarín, respecto a si tenían pruebas de que las fuerzas de seguridad fueron atacadas con armas de fuego, Bullrich respondió:  "El juez necesitará elementos probatorios, nosotros no. El Gobierno Nacional y el Ministerio de Seguridad ya ha definido que esto se realizó en el marco de una demanda judicial, dada por el juez Gustavo Villanueva a la Prefectura Naval Argentina y nosotros no tenemos que probar lo que hacen las fuerzas de seguridad”.

El Ministro de Justicia, Germán Garavano, se ocupó de remarcar una y otra vez que el objetivo del gobierno es reconstruir la paz social, y aclaró "que quien viole la ley tendrá consecuencias". Conforme la caracterización de las autoridades del gobierno, el Estado actuó contra un grupo que “no acepta el Estado, la Constitución, los símbolos, no reconocen la bandera, consideran que un poder fáctico puede resolver con una ley distinta a la de todos los argentinos”. Para la Ministra de Seguridad, el poder fáctico se trataría de “quince o veinte personas, que estaban con formación de tipo militar, con lanzas, con cuchillos en las puntas, con máscaras antigas, con armas de puño y armas blancas” contra el poder del operativo represivo que incluyó efectivos de la Prefectura Nava y el grupo de élite Albátros.

“Consideramos que hay que enmarcar lo que sucede en Mascardi, con lo que sucedió hoy en Chile, donde quemaron camiones, en el marco de la misma situación que se vive en Mascardi, y decir que para el gobierno nacional como los gobiernos provinciales, es necesario enmarcar esto en el marco del Estado, del juez, el ministerio de justicia, que llevaremos una acción legal enmarcada en la ley, frente a una situación ilegal y violenta”, señaló Bullrich.

No fue la única referencia que hizo la ministra buscando vincular los hechos de ayer con lo sucedido en el país trasandino. Al final de la conferencia de prensa Bullrich justificó la necesidad del uso de la fuerza y la represión del Estado nacional ante el riesgo que representarían estos “minúsculos grupos”, como los definió Garavano, que en teoría perpetran asesinatos, atentados, quemas de iglesias y estancias con gente adentro, hechos que sucedieron en Chile o cometidos por ciudadanos chilenos. Bullrich hizo referencia al asesinato del sargento de la policía de Neuquén, José Aigo, quien fue asesinado por dos ciudadanos chilenos, los cuales se encuentran prófugos.

La ministra de Seguridad se ocupó de señalar, en alusión a la ley 26.160 que prohíbe el desalojo de pueblos originarios de sus tierras, que “las Fuerzas de Seguridad Federales no van a aceptar ninguna orden ilegal ni antijurídica que invierta el rol que significa que un lugar no pueda ser custodiado por un poder fáctico, que se palpe a las fuerzas de seguridad, que se invierta el rol de lo que el Estado debe hacer frente a un grupo que está fuera de la ley, que intenta convertirse en un poder fáctico y tomar un territorio e imponer una ley distinta a la de todos los ciudadanos”.

Por su parte, el ministro Garavano, lamentó que “el Congreso de la Nación volvió a prorrogar la ley que tiene que ver con los reclamos de tierra de los pueblos originarios. El Estado no puede permitir la extorsión y poner en crisis el Estado de derecho”. Garavano envió las condolencias a la familia, pero lanzó un recordatorio en tono de advertencia. “Las condolencias a las familias de la persona fallecida y de las personas heridas, pero los argentinos tenemos que aprender de una vez por todas que no es la violencia el camino para solucionar los conflictos y el Estado debe ejercer su rol en una sociedad”, describió.

Al abrirse el espacio de preguntas, el periodista Gonzalo Aziz, de TN, le preguntó a la ministra si había elementos probatorios, balas, imágenes, que acreditaran que hubo un enfrentamiento y ataque a los efectivos de la Prefectura, como los medios se ocuparon de difundir. “En primer lugar quiero decirles que el juez necesitará elementos probatorios, nosotros no. El Gobierno Nacional y el Ministerio de Seguridad ya ha definido que esto se realizó en el marco de una demanda judicial, dada por el juez Gustavo Villanueva a la Prefectura Naval Argentina y nosotros no tenemos que probar lo que hacen las fuerzas de seguridad en el marco de una tarea emanada de una orden judicial. Nosotros le damos a la versión que nos da la Prefectura el carácter de verdad. Creemos que el Estado, que es el juez, el Ministerio de Seguridad, el Gobierno Nacional y la Prefectura, que fue a enfrentarse con un grupo violento”.

Bullrich agregó que “en este sentido, el juez podrá buscar las pruebas que quiera, está perdiendo bastantes días, porque desde ese momento no se permitió entrar más y se va a hacer una investigación sobre este tema cuando en realidad hubo una decisión clara de ir a ese lugar. Si se va a hacer esa investigación cada vez van a quedar menos pruebas porque en el lugar están todavía los grupos violentos además le mintieron al juez porque ayer le dijeron al juez que ayer se entregaban y no se entregan. Entonces, eso como principio”, señaló, para luego agregar “el ministerio de seguridad tiene todas las condiciones para entrar a cualquier lugar que le ordene un juez, ya lo hemos demostrado, en infinitas oportunidades”.

A través de la Ministra de Seguridad el gobierno de Mauricio Macri se ocupó de destacar que dentro de la terminología RAM, colocarán cualquier grupo que les plazca, que entre dentro de lo que el gobierno considere que sean grupos violentos. Al ser consultada la ministra si había alguna vinculación entre los hechos de ayer con el grupo RAM, Bullrich respondió “RAM es un nombre genérico de grupos que actúan violentamente, podrán tener otro nombre, pero los queremos separar de los grupos mapuches. RAM es como un nombre aunque se puedan llamar de otra manera”.

El peligro de las lanzas

La Ministra fue consultada sobre las versiones de que el grupo al que ayer la Prefectura reprimió estaría armado, pero no pudo señalar más que lanzas y armas blancas, aunque intentó colocar la versión de que habría armas de grueso calibre, que habrían cortado de cuajo “un árbol de 20 centímetro” y se ocupó de mostrar con los dedos la altura, por si a algunos de los presentes no les había quedado claro, pero por las dudas agregó “así que imagínese el calibre que debe ser"

“En este momento las armas están ahí o ya las sacaron, porque no se pudo entrar más, ni bien la patrulla de prefectura bajó fue desarmada. En consecuencia todas las armas que se utilizaron en contra de la prefectura naval están ahí o se las llevaron o seguramente se la llevaron”, señaló Bullrich, queriendo instalar la versión de que un grupo, con armas de grueso calibre, al ser tiroteados por la Prefectura Naval, prefirieron enfrentarla con lanzas con cuchillos en la punta.

Para finalizar la conferencia de prensa, y haciendo de cuenta de que estuviera tratándose de las FARC, el Ministro Garavano señaló que “el gobierno construye y apoya todo lo que tenga que ver con la paz, de construir sociedades pacíficas, inclusive invitando a esos grupos a que dejen el camino de la violencia.  La violación de la ley en Argentina tiene y va a tener consecuencias”.