fbpx Venezuela: paramilitares atacan una base del Ejército | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 07.08.2017
Venezuela: paramilitares atacan una base del Ejército

Una semana después de las elecciones para la Asamblea Constituyente, un grupo terrorista vinculado a la derecha venezolana atacó una base del Ejército Bolivariano. El rol de actores de la política estadounidense. Maduro se comunicó con Milagro Sala.

Por Geraldina Colotti
Cobertura especial desde Caracas

“La Fuerza Armada Nacional Bolivariana informa al pueblo venezolano y al mundo entero que a la madrugada de hoy, domingo 6 de agosto 2017, se ha producido un ataque terrorista de tipo militar contra la cuadragésimo primera Brigada Blindada del Ejército Bolivariano, ubicada en Valencia, Estado Carabobo...”.

Así inicia el comunicado del general Vladimir Padrino López, ministro de Defensa venezolano, dirigido al país. Luego, la confirmación oficial de los datos ya difundidos en Twitter y otras redes sociales.

Durante el ataque al Fuerte Paramacay han sido descubiertos ocho individuos, de los cuales cinco eran civiles que usaban uniformes militares y que han sido arrestados. Otros dos resultaron abatidos. A la cabeza del grupo, un ex teniente desertor. Algunos otros atacantes, en cambio, lograron robar armas a los soldados de la base, huyeron y resultan activamente buscados. Previamente, el grupo había difundido un video registrado por un suboficial que hace tres años había sido expulsado del Ejército por traición y rebelión y había huido a Miami, y que resultó también capturado. Según el comunicado, el grupo ha confirmado haber sido contratado por militantes de extrema derecha en los Estados de Zulia, Lara y Yaracuy, con vínculos con “gobiernos extranjeros”.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) también ha repelido una manifestación de simpatizantes de los mercenarios. No un golpe de Estado, sino, un “ataque paramilitar”. 
Un ataque “terrorista que ha sido sólo un show propagandístico, un paso desesperado” de quien persigue la vía desestabilizante en lugar de la del diálogo abierto de la Asamblea Nacional Constituyente. La ANC ha sido inaugurada y, como fue aprobado por unanimidad, podrá extender sus labores hasta un máximo de dos años. 

La FANB “queda incólume, unida como un monolito, aferrada a sus convicciones democráticas y con la moral en alto”, aseguró Padrino López al reafirmar su “firme e incondicional apoyo al presidente Nicolás Maduro, a la Constituyente, a la Revolución Bolivariana”, y a sus conquistas, que las “las ambiciones y los intereses perversos de algunos grupitos” pretenden desconocer.

Por ello, formuló “una apelación a cada mujer y a cada hombre de esta tierra, para que como hermanos unidos por la historia y por nuestras raíces libertarias sepamos encontrar las soluciones a los problemas dentro de la legalidad. Un país no se construye con la violencia y con el resentimiento, sino con justicia, cooperación y comprensión”.

Inmediatamente luego del ataque, se expresó desde los Estados Unidos al senador Marco Rubio, candidato a las primarias del Partido Republicano estadounidense, que atacó a Diosdado Cabello, dirigente chavista electo a la ANC, definiéndolo como “narcotraficante”.

Cabello ha respondido en Twitter: “Narco Rubio, alias Marco Rubio, lo peor de la política imperialista aparece como el defensor de los terroristas del ataque. Ya sabemos de dónde llega todo. Perderán una y mil veces”.

Desde la oposición, el líder de Primero Justicia Henrique Capriles se diferenció y condenó el ataque, afirmando que el “cambio” debe llegar “a través de las elecciones libres y democráticas”.

Después de meses de violencia y de invitaciones al boicot, la mayoría de las derechas ha decidido participar a las elecciones regionales de diciembre. Los candidatos se están inscribiendo en el Consejo Nacional Electoral (CNE), nuevamente considerado confiable luego de la campaña de descrédito orquestada hasta ahora...

Mientras tanto, luego del ex alcalde de la Gran Caracas Antonio Ledezma, también el líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, ha regresado al arresto domiciliario, del que había sido retirado por haber violado las obligaciones de esa condición de detención con repetidos llamados al golpe. López ha pedido ser escuchado por la Comisión de la Verdad, Justicia y Reparación a las víctimas de las “guarimbas”. Por aquellos actos de violencia, desencadenadas en el 2014 y retomadas hace tres meses, ha sido condenado a casi catorce años y ha cumplido tres.

No obstante la alarma de golpe difundida esperanzadoramente por los medios hegemónicos, las “guarimbas” casi no se ven. Por las calles de los municipios gobernados por la oposición, quedan escombros, basura y troncos destruidos que la autoridad no recoge. Son dejados en las veredas y cercanos a los semáforos para ser utilizados si fuera necesario. Pero los habitantes respiran luego de haber sido secuestrados y extorsionados por meses. El sábado estuvimos en Los Chorros, en el Municipio de Sucre, zona de clase media-alta, uno de los principales focos de las “guarimbas”.

Allí ha resistido, como una fortaleza asediada, una “comuna” en construcción, de la que daremos cuenta en los próximos días. Gran parte del país mira a la Asamblea Nacional Constituyente como una gran esperanza. Un momento histórico, que contradice la propaganda de guerra de quien quisiera presentar la democracia participativa “y protagónica” de Venezuela como “la dictadura” de una sola persona, Nicolás Maduro. Una esperanza que reposa sobre todo en las manos de los jóvenes que han obtenido un resultado histórico: el 72 por ciento de los 545 constituyentes electos tiene menos de 35 años. Sin importar ello, las franjas extremistas dirigidas desde afuera quisieran jugarse el todo por el todo.

Escuchada la opinión del Tribunal Supremo de Justicia, que había abierto un proceso contra la fiscal general Luisa Ortega, la ANC la ha suspendido del cargo mientras se instruye dicho proceso. Ella se ha hecho fotografiar entre dos motociclistas mientras dejaba precipitadamente su oficina: “Se ha quitado la máscara, se ha convertido en la heroína de los guarimberos”, ha dicho ayer el presidente durante la transmisión Domingos con Maduro (ver completo aquí). En tanto, el chavismo rechaza el ataque internacional, con el apoyo de los gobiernos progresistas de América Latina y de las organizaciones populares, que harán su parte en el ámbito de la “comisión internacional” de la ANC.

El Mercosur ha suspendido por unanimidad y por un tiempo indefinido a Venezuela del organismo internacional. El Vaticano ha excomulgado a la ANC. El ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, recordó la paradoja de Brasil, el primero que habría debido ser sancionado por ser fruto de un golpe institucional y que en cambio ahora suspende ilegalmente a Venezuela violando los mismos procedimientos del Mercosur junto a otros países neoliberales, los post-golpistas como Paraguay y con el aval de Uruguay.

En una entrevista con la emisora argentina Radio Rebelde (para escucharla completa, clic aquí), durante la transmisión del padre Juan Carlos Molina, Maduro ha acusado a su homólogo, Mauricio Macri, de ser “un empleado de Washington” y caracterizó el gobierno que preside como “una miserable oligarquía”. En cuanto al Vaticano, el presidente ha distinguido la posición del Papa, “que es un defensor de los pobres”, de aquella de las jerarquías eclesiásticas “aliadas a los sectores que retienen el poder y los privilegios”.

A través de la radio, Maduro ha podido hablar con Milagro Sala, líder indígena argentina de la Túpac Amaru, de quien se espera su liberación. Milagro ha expresado solidaridad al presidente bolivariano, que ha respondido: “Pronto nos daremos un abrazo de victoria”.

 

(*) Traducción del italiano: Gabriela Pereira