Patria Grande //// 20.02.2019
Más allá de Venezuela: la realidad de la migración sudamericana

Hasta la crisis de 2018, la emigración no era un problema para Venezuela, que en cambio sufría por la llegada masiva de colombianos. ¿Cuál es la realidad en el continente? Un repaso estadístico para calibrar mitos y realidades de un drama regional. 

Por Enrique de la Calle

A partir de lo que ocurre en Venezuela, la situación de millones de migrantes conmovió a las elites políticas y culturales de distintas partes del mundo. Algunas de ellas, se amparon en ese drama para pedir una intervención militar en la nación presidida por Nicolás Maduro. ¿Cuál es la realidad en el país caribeño? ¿Qué ocurre en Colombia, del otro lado de la frontera? ¿Qué pasa con los migrantes en América Latina? Un repaso estadístico puede servir para calibrar un fenómeno que, lamentablemente, no es nuevo ni excluyente de Venezuela.  

Según cifras de ONU (recolectadas por el portal Datos Macro), hasta 2017 la salida de personas no fue un problema venezolano, cuyo número se ubicaba en torno al 2% de la población. Chile, por ejemplo, tiene a casi 4% de su población viviendo fuera del país. Perú, el 5%, y Colombia, el 5,5%. Brasil y Argentina tienen la menor cantidad de emigrantes de toda Sudamérica, con el 0,7% y el 2%, respectivamente. En el caso de Venezuela, la situación se agravó notablemente en 2018, con la salida de 2,4 millones de personas en un año. Sumado a los 650 mil que ya vivían afuera, da por resultado que casi el 10% de la población está radicada, ahora, en el exterior. De ese total, más de un millón se encuentra en Colombia, el destino preferido por los emigrados (en Argentina hay 130 mil venezolanos). 

Sobre la relación migratoria entre Venezuela y Colombia vale consignar un dato interesante, que pasa inadvertido por aquellos que ven una "grave situación humanitaria" (sin dudas, real) en un país y la desconocen en el vecino. Hasta 2017, los migrantes colombianos eran casi tres millones (5,5% de la población), de los cuales un millón vive en Venezuela (hay 20 mil en Argentina). Es el último dato oficial para ese país. Con respecto a Colombia es necesario agregar algo más: por los problemas económicos y los conflictos armados en el interior, se calcula que hay tres millones de migrantes internos, es decir, desplazados dentro del mismo país. 

Mientras tanto, en el resto de Sudamérica los países con mayor cantidad de migrantes son Paraguay (12,56%), Uruguay (10,38%), Bolivia (7,4%), Ecuador (6,8%) y Perú (4,59%). Excepto para el caso de Ecuador, donde las personas se trasladan mayoritariamente a España o Estados Unidos, en el resto de los casos sobresale Argentina como país receptor. En total, nuestra nación cuenta con 2,1 millones de personas nacidas en el extranjero. Junto con Venezuela y Colombia somos los mayores receptores de Sudamérica.

Si nos vamos a América Central, las cifras de desplazados están en torno a los dos digítos: El Salvador (24%), Cuba (13,5%), República Dominicana (13%), Haití (11%), México (10,5%), Nicaragua (10%), Honduras (7%), Guatemala (6%). En su mayoría, se trasladan hacia Estados Unidos, que es el país con más inmigrantes del planeta. Cuenta con casi 50 millones de personas que nacieron en otra nación (dato de 2017). La cifra es imponente y se duplicó desde 1990.