Patria Grande //// 16.10.2017
Gran triunfo del chavismo en las elecciones regionales (ganó 17 de 22 provincias)

Se quedó con 17 gobernaciones y perdió 5. Importante participación: votaron 10 millones de personas. Como es habitual, parte de la oposición desconoció los resultados. 

Por Enrique de la Calle

El chavismo se impuso claramente en las elecciones regionales, lo que da aire al Gobierno de Nicolás Maduro en medio de la difícil situación económica y política que vive el país. El oficialismo ganó en 17 de las 22 provincias. La oposición se quedó sólo con 5. A pesar de su discurso institucionalista y democrático, sectores opositores volvieron a desconocer la voluntad de 10 millones de personas. 

La participación fue regular, en torno al 61%. De cualquier modo, fue superior a lo ocurrido hace cuatro meses, cuando se votó la constituyente convocada por Maduro y rechazada por la oposición. En ese entonces, participó el 40%. Esta vez se incrementó la asistencia a las urnas por la partipación de los partidos de la oposición que integran la "Mesa de Unidad Democrática" (MUD).

Rápido de reflejos, el presidente Maduro pidió al Consejo Nacional Electoral que audite "el 100% de las papeletas" de votación. De este modo, busca legitimar su triunfo y quitarle argumentos a los opositores. Maduro sabe que no puede empujar a los dirigentes de la MUD hacia los sectores más duros de la oposición (interna y externa) que buscan la abierta desestabilización.

Capítulo aparte se merecen los medios internacionales, siempre preocupados por "la crisis política venezolana". Prácticamente, dejaron de cubrir las elecciones cuando se supo que el oficialismo se imponía en la mayoría de los estados. ¿No era que querían un "calendario electoral" que garantizara la participación popular? Ese calendario solo valía si se imponía la oposición...

En medio de una dura situación económica y social, el gobierno chavista logró sumar un nuevo triunfo para encauzar, al menos, el frente político. Primero fue el llamado a la Constituyente (que movilizó a 8 millones de ciudadanos a su favor) y ahora una doble victoria en las elecciones regionales. En primer lugar, al integrar a las fuerzas opositoras moderadas y aislar a los duros; en segundo, al vencer en la mayoría de los regiones, lo que le permitirá avanzar en las reformas que Venezuela necesita para revertir la adversidad económica.